miércoles, 16 de abril de 2008

El post 200

Caray!Para algo tan especial había reservado esto.

Odio, odio con todas mis fuerzas a Julia Roberts, aún así sus películas suelen gustarme. Si, lo admito me encanta Pretty Woman, Notting Hill, Novia a la fuga, Magnolias de acero, Línea Mortal, Erin Brokovich ... y qué? A pesar de tener a Julia Roberts como protagonista puedo verlas más de una vez y no me entran arcadas.

Aunque de todas ellas, una de las que más me ha gustado fue La boda de mi mejor amigo. Tal vez porque la Roberts se veía eclipsada tanto por Cameron Diaz como por Rupert Everett, hay que decir que los dos hacían unos papeles maravillosos. Si, fue una buena película y lo que más me gusta de ella, es este momento.




El summun de la ñoñería y tontería. Sin embargo que bonito. Todos cantando en la mesa, todos con cara de estúpida felicidad. Por Dios yo llego a estar ahí y les meto las langostas por ... ejem!. Precioso. Vamos en serio, seguro que alguna vez os ha pasado algo semejante. y cuando te sientes ahí, con la gente a la que quieres, en buena compañía y con mucho alcohol en vena pues te arrancas a cantar, y que mejor que una canción de la gran (en todos los sentidos) Aretha Franklin.

Por cierto, el chavalín de ricitos rubios que está sentado a la mesa es Christopher Masterson, más conocido por ser Francis en Malcolm in the Middle. Es hermano del también actor Danny Masterson, más conocido como Hyde de Aquellos maravillosos 70.

1 comentario:

Crítico en Serie dijo...

Ni excusas ni tonterías. Esta escena es genial. Gracias a esta película, esta canción resucitó de repente. ¿Quién no la ha cantado alguna vez desde entonces? Ay, cómo me gustaría que mi vida fuera como una película y nos pusieramos todos a mover la langosta. ;)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails