miércoles, 14 de mayo de 2008

Gente de ciencia = rarito

Recuerdo cuando los hombres y mujeres de ciencia que la televisión nos ofrecía eran personas serias, responsables, con un nivel cultural y moral por encima de la media que miraban al resto de la humanidad como quien mira a una cucaracha. Ser un científico o un experto en algo, hace tiempo, requería ser un ser estirado, refinado, un poco snob y bastante hortera a la hora de elegir tanto la ropa como el peinado.

Pero de un tiempo a esta parte eso ha cambiado, cierto que en el pasado había algún que otro científico extravagante, pero eran los menos. Hoy por hoy lo raro es encontrar un científico "normal". Parece ser que los científicos de hoy en día son todos una panda de freakies de tomo y lomo, a cada cual más rarito y pasado de rosca. Para ser científico es fundamental hablar algún idioma extraño (ewok, klingon, élfico), ser fan de alguna serie de culto (Lost, El prisionero, Doctor Who), vestir de forma llamativa o creer firmemente en las teorías de la conspiración. Cuanto más freakie sea el sujeto en cuestión más bueno será en su trabajo. Es algo exponencial.

Veamos algunos ejemplos:

Abigail "Abby" Sciuto de la serie NAVY: Investigación Criminal. Abby es la analista del laboratorio forense. Es un hacha en su trabajo, no hay cosa que se le resista. Siempre encuentra la clave del asunto a través de su microscopio. Abby es particularmente insólita, es gótica. Su ropa, maquillaje y tatuajes dan buena fe de ello. Se divierte jugando con muñecas de vudú y su coche es uno para entierros. Me pregunto en que universidad habrá estudiado. Me pregunto si la cantidad de maquillaje gótico no contaminará alguna de las pruebas que pasan por sus manos, me pregunto como puede concentrarse en su laboratorio con la música a todo volumen.


Gilbert "Gil" Grissom. ¿Se puede ser más rarito? Licenciado en biología en UCLA, un reputado entomólogo (la gente que flipa con los bichos muy normal no puede ser). Grisson es un intelectual de alto nivel, siempre tiene alguna reflexión profunda que hacer o alguna frase para ilustrar el caso a tratar. Es un ser extremadamente paciente y tranquilo (cosa que me da mal rollo) es como una balsa de aceite. Sus hobbys, aparte de los bichos, son leer, hacer crucigramas e ir a las montañas rusas (!!!!). Claro que la serie daba para tener a otro freakie en nómina: Greg Sanders. Su freakismo quedaba más patente cuando trabajaba en el laboratorio con la música puesta o leía revistas porno. Desde que ha salido del laboratorio es más el padawan de Gil que otra cosa, aunque debo decir que la evolución de su personaje a lo largo de la serie ha sido muy interesante.



El Profesor Hubert Farnsworth, tatara-sobrino de Fry y dueño de Planet Express. De edad muy avanzada (160) el Profesor usa gafas gruesas, suele caminar torcido y olvida con frecuencia a quién o de qué estaba hablando. Farnsworth es el típico científico loco cuyas invenciones resultan de dudosa utilidad. Lleva muchos años enfrentado con su antiguo alumno el profesor Wernstrom. Aprendió a leer por sí mismo cuando aún llevaba pañales en el barrio más nerd de Nueva Nueva York, Hell's Laboratory.


Jack Stanley Hodgins, experto en esporas y minerales. Rico, riquísimo. Obsesionado con las teorías de la conspiración. En teoría se supone que es uno de los más normales del grupito de Bones, cierto. Pero aún así es un freakie, sociable pero freakie. ¿Y qué decir de Zach? El jovencísimo becario que ínfulas de genialidad y un corte de pelo espantoso.


Este se lleva la palma. Es un experto, uno de los mejores en su campo. Defecto: mata gente. Dexter Morgan es un especialista de reconocida valía en el campo de la sangre. Un hombre de ciencia que se dedica a matar y despedazar gente en su tiempo libre. Inteligente, reservado y maniaco homicida. Su compañero de laboratorio, Vincent Masuka, no despedaza seres humanos pero es un freakie de manual. Aunque está demasiado obsesionado con el sexo.


Penélope García. Mírala bien. Con esa pinta una no puede estar muy bien de la cabeza.



Marshall J. Flinkman, este es un flipado de las nuevas tecnologías. Por algo era técnico informático del SD6 y posteriormente de la CIA, era capaz de inventar todo tipo de artilugios para el espionaje, como Q en James Bond. Particularidad: habla ewok.


2 comentarios:

Crítico en Serie dijo...

Debes mirar un episodio de la serie Chuck donde aparece el actor que encarnaba a Marshal en Alias.

Lo debes mirar porque ¿adivinas de qué hace en esa especie de versión de humor de alias? De gimnasta del este y terrorista, algo que nunca hubiera podido hacer en la serie de Jennifer Garner.

Me encantó ese episodio puesto que me pareció un guiño a los seguidores de alias. Bonita parodia. ;)

Rebeca Sánchez dijo...

Tendré que echarle un ojo a Chuck en cuanto pueda. Yo a este actor solo lo conocía por Alias, pero luego lo vi en Clerks 2. Tiene una discusión con el dependiente de la hamburguesería para dilucidas que trilogía es mejor, si el señor de los anillos o star wars. Un momento buenísimo de una película más bien flojilla.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails