viernes, 30 de mayo de 2008

Indy, perdónales porque no saben lo que hacen

Instrucciones: abre el grifo del agua caliente, deja que corra un rato, pon el tapón y medio llena la pileta. Coge una cuchilla de afeitar, una botella de buen ron nicaragüense, bebe un poco y disponte a cortarte las venas porque tras ir al cine a ver Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal es la única cosa sensata que puedes hacer.

El considerable enfado con el que salí del cine no es nada comparado con la cara de incredulidad que tenía durante toda la película. Si han tardado 20 años en encontrar el guión perfecto para llevarla a cabo me atrevería a decirles que esperasen otros 20 años más antes de decidirse a hacer una película de ese montón de mierda al que llamaron guión de cine.

Agradezco los guiños que se hacen durante la película a las tres anteriores, agradezco ver al personaje de Marion, y también los detalles de juego con el sombrero, mítico sombrero de Indiana Jones. Pero eso no hace llevadero ni agradable ni divertido pasar en el cine dos horas viendo como a uno de los mejores héroes del celuloide pierde su aureola mítica en aras de una gran recaudación. ¿No tienen suficiente dinero ya Spielberg, Lucas y compañía? ¿Tenían miedo de que si la película tenía un buen guión no fuera a recaudar más de cien millones de dólares su primer fin de semana?


Harrison, estás desnortado, desde hace años, por eso has hecho muchas pelis infumables desde hace una década, por eso te has casado con ese esqueleto viviente llamado Calista; pero creí que aún tenías dignidad suficiente como para decir no, como para darte cuenta de que eso que habéis hecho es una auténtica bazofia, de que habéis traicionado la esencia de un personaje, habéis defraudado a cientos de miles de fans. Seguramente te importa una mierda, tú ya tienes una estrella en el Paseo de la Fama, tú que estás forrado, que eres una leyenda, que serás recordado por muchos muchos años. Te da igual. Por eso te mereces que te den de hostias con el mismo látigo que usas para castigar a tus enemigos. Mereces que las hormigas gigantes del Amazonas te devoren. Mereces perecer bajo la dichosa bomba atómica. Harrison pero ¿qué has hecho?

En cuanto a Lucas y Spielberg, matadlos, lapidadlos. Que sufran por perpetrar semejante película. Indiana Jones y.... aúna lo peor del cine de ambos. Y cuando digo lo peor es lo PEOR.

¿Por dónde empezar? Por el sinsentido de la propuesta, por el poco sentido del decoro en muchísimas escenas, por unos efectos de mierda, por muchísimos momentos que producen vergüenza ajena, por ser tediosa, repetitiva, estúpida, azucarada, previsible. Por carecer de cualquier ápice de romanticismo, aventura, diversión, cinismo que era lo que destilaban las otras tres películas.

David Koepp. Se me ocurren torturas, miles de torturas. La mejor ver esa película una y otra vez por toda la eternidad. Si este “gran guionista” fue el mejor, no me quiero imaginar como serían las demás historias. Aunque me gustaría poder echar un vistazo a la propuesta de Frank Darabont, tal vez aquel guión que Lucas rechazó, vete tú a saber por qué, era bueno. Mmmmmmmmmmmm, tal vez por eso lo rechazaron. No querían nada de calidad y eso es lo que les daban.

Indy ahora más que nunca te echo de menos. Tú sonrisa, tus chistes, tus recursos, tu sabiduría, tus aventuras y desventuras, tus amores, tus enemigos y amigos, tu padre, Tapón. Añoro tu aire socarrón, tus camisas rasgadas, tu valor, tus intrigas, tus momentos dolorosos. Esos geniales inicios de película.



Deberían haber hecho la película de la aventura gráfica en la que buscabas la Atlántida. Joder, esa historia era cojonuda.

Siento mucho lo que te han hecho Indy, la culpa no es tuya, es de esos desalmados de Hollywood. Tardaré en olvidar lo que he visto, pero lo intentaré con todas mis fuerzas. No mereces ese final, no mereces ser recordado así. Un héroe como tú no debería tener una película tan detestable. Ojalá no nos hubiésemos ilusionado todos con tu regreso. Era mejor dejarte dormir en el recuerdo y disfrutar con tus tres increíbles aventuras. Dejarte reposar envuelto en esa aura mítica.

Lo mejor de la película. Creo que nada.

Lo peor. Haberla visto.

Ahora me sentaré a beberme mi ron, con calma. Las cosas buenas hay que disfrutarlas poco a poco. Te invitaría pero creo que me daría vergüenza que me vieran contigo. Esperemos unos años a que todo se calme.

Un brindis por Indy.

2 comentarios:

Crítico en Serie dijo...

Ay, Rebeca, casi me preocupa tu estado. Tanta indignación y tanto ron deben ser malos para el hígado. No he visto la película y pienso ir igualmente. Se tiene que ver. No hay otra expresión para hablar de este film.

Aunque me da miedo terminar como tú... Esperemos que yo diga "Oh, qué bonita película de aventuras". ¡Por favor!

Rebeca Sánchez dijo...

Ya estoy casi recuperada pero creo que me quedarán secuelas para el resto de mi vida. Espero, por tú bien, que al verla puedas disfrutarla y no te sientas tan estafado y burlado como yo.

Ánimo y suerte.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails