lunes, 26 de mayo de 2008

Menudo morro

Recordemos a Nikki Cox en su momento de esplendor. Era guapa, pelirroja, con una maravillosa sonrisa, un cuerpo de escándalo y una carrera claramente definida y marcada por sus increibles curvas. Me encantaba en Infelices para siempre, últimamente podímos disfrutar de su presencia en Las Vegas, aunque algo fallaba en el conjunto. No estaba tan hermosa como antes, y no es que sea una gran actriz.


Pero no sé que le ha pasado. Cierto que los años no pasan en vano, que el ser humano teme a la vejez, y sobretodo en Hollywood donde parece que tener arrugas es como tener la lepra. Pero la salvajada que se ha dejado hacer esta chica no tiene nombre. Cada día, durante mucho tiempo, cada vez que se mire al espejo tendrá que lidiar con ese par de morros que algún descerebrado, aún mayor que ella, le ha (im)plantado en la cara. !Que triste! Yo me imagino a su marido (Jay Mohr) intentando besarla. Tiene que ser difícil, tal vez algo grimosillo.

4 comentarios:

Un telespectador más dijo...

Tienes toda la razón, a mi también me encantaba esta chica, pero poco a poco ha ido a peor...a ver si le sale algún proyecto uevo , porque yo le tengo mucho cariño.
Saludos

Rebeca Sánchez dijo...

Si, pero con esos morros... a mi me daría miedo estar con ella en el mismo espacio, y si le revientan? o peor si le da por darte un beso y te deja toda la cara marcada de carmín? por cierto, cuanto gastará en barras de labios porque.... buf buf no quiero seguir pensando en ello :)

Crítico en Serie dijo...

jajajaj

Esto es un shock.

Jamás me pareció guapa, pero esto de abajo roza lo monstruoso.

¿pero qué edad tiene?

Cuando se darán cuenta que ponerse morros no queda bien?

A Calista Flockhart no le quedó bien, y aun menos a Helgenberger (Catherine Willows en CSI), que quedó con los labios torcidos. A ver cuando aprenden.

Rebeca Sánchez dijo...

Lo de la CSI fue una pasada. Su metamorfosis a lo largo de la serie increible, aunque los morros que se puso le quedaron fatal.

La pionera de esto, morros exageradamente feos, Melanie Griffith.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails