Coches en la pantalla

6 comentarios
En muchas series el coche aparece como un elemento muy importante. En Estados Unidos tenemos que tener en cuenta que el hecho de tener un coche te convierte practicamente en un adulto, que suelen regalarse cuando los chavalines se graduan en el instituto y que con 16 años ya pueden empezar a circular por las calles.

Hagamos un repaso por los coches más recordados de la pequeña pantalla.

Pontiac TransAm (El Coche Fantastico). Kitt para los amigos, no ha habido ni habrá un coche más mítico que este. Una auténtica maravilla. Lo mejor de Kitt es que tenía un hermano gemelo perverso, no recuerdo el nombre. La nueva versión del coche no me gusta. Prefiero el clásico.


MK IV British Leyland Mini 1000 (Mr. Bean). Pequeño, manejable, de un color espantoso y el complemento perfecto para Bean. Un coche muy acorde con su personalidad. Bean junto a este Mini nos ha regalado momentos maravillosos, como aquel en el que intenta conducirlo mientras se viste o en el que monta un sillón en el techo y conduce desde allí.


Chevy Impala (Sobrenatural). Este coche tiene personalidad y carácter. No podría imaginarme a los hermanos Winchester recorriendo América en otro coche. Este Chevy es un clásico, al igual que las cintas de casette que tiene en la guantera. Uno de los últimos ejemplos televisivos de cómo un coche puede aportar muchísimo a una serie y unos personajes.


Ford Gran Torino (Starsky y Hutch). Coche mítico, una belleza con ruedas. Apenas recuerdo ver la serie pero si al coche, las persecuciones a gran velocidad, los derrapes. En la película que se hizo de la serie, Ben Stiller estaba enamorado de su coche. No es de extrañar.


Dodge Charger R/T alias General Lee (Los duques de Hazzard). Vi la película "Dos chalados y muchas curvas" que viene inspirada en la serie de finales de los setenta The Dukes of Hazzard. Narra la historia de Bo y Luke Duke, dos primos que luchan contra la injusticia en el condado de Hazzard contra el corrupto comisionado Boss Hogg. Muy mítico, sobretodo en América aquí no creo que tanto, el coche era muy característico porque llevaba el número 01 pintado en los costados, el letrero "General Lee" y la bandera confederada en el techo.

Ferrari 308 GTS (Magnum P.I.). Thomas Magnum (Tom Selleck) vivía en Hawaii, vestía camisas de flores, pantalones cortos, tenía bigote, generalmente llevaba una gorra de los Tigres de Detroit, vivía en una mansión y conducía un maravilloso Ferrari que llegó a convertirse en uno más. !Qué vida la del señor Magnum!


GMC G-Series Van (El equipo A). La fregoneta negra con una raya roja. Un recuerdo imborrable de mi niñez. ¿Cuántas veces salvaron a los débiles de los malos a lomos de ese cacharro? Es un elemento muy querido por los fans de las series de los ochenta y aparece varias veces como referencia en series o películas.


Y por último un coche que no necesita presentación.


Share/Bookmark

La camiseta

3 comentarios
Como conocí a vuestra madre es una serie llena de virtudes, de guiños, de juegos de palabras, de juegos visuales y de memoria, sorprendente y fresca. Podría estar así durante horas. Pero voy a pararme a puntualizar una de las cosas que más me gustan de esta serie, los objetos.

En CCVM hay multitud de objetos que aparecen y desaparecen, que nos dicen cosas, que nos evocan otros episodios donde tenían especial protagonismo, que permanecen en la serie. Como por ejemplo la trompeta azul que Ted le da a Robin. Ya cumplió su cometido, ya tuvo su momento de gloria pero permanece allí, la vemos de vez en cuando.

Del mismo modo sucede con la piña. El incidente de la piña, nunca jamás volveré a mirar a esa fruta sin recordar el episodio. O la cafetera Chuky o las espadas con las que Marshall y Ted se batieron en duelo.

Hay muchos objetos que centran la atención y permiten el desarrollo de la acción o de acciones paralelas. Uno de los que más me han gustado ha sido la camiseta que se compra Robin en Atlantic City. Dios!!!!! Legendario. Si algún día me planto en Atlantic City no pararé hasta encontrar semejante esperpento.


Share/Bookmark

Forever Knight

0 comentarios

Los vampiros nunca pasan de moda, será porque son atemporales, porque están malditos y ese lado oscuro siempre nos atrae, porque son sensuales, diferentes; por la violencia implícita en su naturaleza. Por lo que sea los vampiros siguen estando vigentes. Hoy por hoy tenemos a Moonlight, True Blood en breve (que grande es Alan Ball) y siempre presentes a Buffy y Angel. Esta semana LaSexta estrenará Moonlight. Esta serie me ha hecho recordar una que veía hace muchos muchos años en Telecinco: Forever Knight.

La serie en cuestión contaba como un vampiro de más de ochocientos años, son muchos la verdad, servía como policía en Toronto para intentar redimirse de su condición vampírica y con la ayuda de una doctora buscar una cura a su afición por la sangre. Nicholas, que así se llamaba el protagonista era un vampiro al uso; el sol le provoca quemaduras y puede matarlo, el ajo y los crucifijos le molestan, bebe sangre, aunque en este caso de animales y la guarda en su nevera. Vive en una casa prácticamente hermética y bastante siniestra.

Esta serie es del 1989, duró tres temporadas. Y no recuerdo mucho más la verdad. Sé que la serie en si me gustaba, aunque a mi dame un vampiro y soy más feliz que un niño con un chupa.

Tenía un personaje muy interesante, el sire de Nick. Lucien LaCroix, un vampiro que había sido creado durante la erupción de Vesubio (puffffffffff una porrada de años) que en un principio se daba por muerto y sólo aparecía en los flashbacks, sin embargo el carisma del personaje era tan grande que lo trajeron del supuesto más allá para hacer la trama más interesante.

A ver si algún día me la bajo de internet para recordarla un poquito, espero que el paso de los años sea benévolo con ella.



Share/Bookmark

Unha noche en el teatro

5 comentarios
La semana pasada, el miércoles fuimos al teatro. Vimos una obra titulada "Noite de Reis, ou o que queirades" de Shakespeare, dirixida por Quico Cadaval.

Quico Cadaval es un actor, director y cuentacuentos gallego. Aprendió a contar cuentos donde unas ancianas y/o amas de casas se encargaron de transmitirle historias, y también historias a personas, de más variada índole, que pasaban por la taberna de su nacimiento. Comezó la interpretación teatral a finales de los años setenta en el Centro Dramático Gallego, y ya en los años ochenta fundó su propia compañía: "O Moucho Clerc". Es uno de los mejores cuentacuentos que existen en este momento. Fue profesor de interpretación de la "Operación Triunfo" portuguesa en el año 2003.

Pongámonos en situación. La obra en cuestión pertenece es del Centro Dramático Gallego, y bueno, en general no se le tiene mucha estima al centro dramático porque no suelen hacer nada que merezca la pena ver. Hasta la llegada de esta obra del año 2007. Es la primera vez que una obra del CDG se repone. Yo la vi el año pasado y disfruté mucho con ella, y de nuevo me hicieron reir y disfrutar. No suelo ir al teatro porque en Galicia no suelen estrenarse obras dignas de ser vistas. Además es bastante caro y suele decepcionarte pero es la primera vez que repito una obra de teatro y estoy convencida que volvería a verla si pudiese.

La trama es la siguiente: Dos hermanos gemelos, Sebastián y Violeta naufragan cerca de la costa de Ilíria. La chica se salva y cree que su hermano ha muerto. Disfrazada de hombre entra a trabajar al servicio del duque de Orsino, haciéndose llamar Cesáreo. El duque está enamorado de Olivia, que siempre le rechaza. Cesáreo se convierte en el confidente del duque y el mensajero de su amor. Sin embargo Olivia se enamora de Cesáreo. Los servidores y familiares de Olivia también aparecen en la obra y dan pie a diversas situaciones cómicas. Mientras Sebastián es salvado del mar por Antonio y va hacia Ilíria. Básicamente esta es la historia que se cuenta.

Aquí os dejo el inicio de la obra.



Entre los muchos actores del reparto, algunos míticos de la escena gallega cabe destacar a Víctor Mosqueira. Su trabajo en la obra es impresionante. En Galicia es muy conocido por su aparición en muchas series y por su dúo cómico con Evaristo Calvo: Mofa e Befa. A nivel nacional es conocido por su participación en Un paso adelante.

Share/Bookmark

Muertes en TV (especial Buffy Cazavampiros)

6 comentarios
En una serie como Buffy, tan larga (7 temporadas + 1 temporada en cómic) y con una temática dada a la violencia y las peleas, es inevitable que varios de los personajes mueran a lo largo de la emisión. Así que hagamos un pequeño repaso por algunas de las muertes de la cazavampiros.

En primer lugar hablemos de Buffy Summers, la Elegida, la
Cazadora. Buffy ostenta el récord de muertes con tres.

En la primera temporada en el episodio "La Chica de la Profecía" ,
el malo de turno, llamado El Maestro logra hipnotizar a Buffy y beberse su sangre. Tras esto la empuja a un pequeño estanque y Buffy se ahoga. Al rato aparecen Angel y Xander, este último consigue salvarla haciéndole el boca a boca. Buffy tenía 16 años.

En la tercera temporada en el episodio"El Deseo". En una realidad alternativa Buffy lucha de nuevo con el Maestro pero la mata partiéndole el cuello. Se supone que Buffy tiene 17 años.

En la quinta temporada en el episodio "El Regalo", Buffy salta desde lo alto de una grúa o algo así para pasar por un portal místico y lograr cerrarlo. Es un momento sublime. Buffy tenía 19 años.


Sin embargo Buffy no muere de forma definitiva nunca, en la muerte de la quinta temporada, es enterrada y todo eso pero a principios de la sexta es resucitada por sus amigos. Esto no le resta espectacularidad ni emoción a su muerte. Lo cierto es que es uno de esos grandes momentos de la serie y da lugar a una de las mejores temporadas, el tema de la resurrección, el abandono, la soledad, el miedo, el deseo y la vergüenza se exploran de forma minuciosa en la sexta temporada y todo esto gracias a la muerte de nuestra querida Buffy.

Otro que tiene afición por lo de resucitar es Ángel. Durante la segunda temporada el dulce y atormentado vampiro se convirtió, de nuevo, en Angelus. El artista de la muerte. El enfrentamiento entre él y Buffy dio para mucho. Buffy debe matar a su amado para salvar al mundo, tras una lucha a espada contra Angelus la Cazadora consigue desarmarlo pero en ese momento vuelve a ser Ángel. Buffy se despide de él y le clava la espada, enviándolo así a las dimensiones infernales. Sin embargo Angel reaparece en la tercera temporada, es devuelto a la vida por el Primero.

Ángel junto al vórtice infernal

A Spike le sucede lo mismo, no le gusta eso de estar muerto. Al final de la séptima temporada el vampiro de rubio platino se sacrifica para salvar a la humanidad. Es un momento sublime cuando Buffy le dice: "Te quiero" y él la mira : "No, no me quieres. Pero gracias por decirlo". Muere incinerado. Tras esto se convierte en un Campeón por sacrificarse por el bien común y resucita en la quinta temporada de Ángel. Para aquellas personas que no sigan de cerca la evolución del Buffyverso esto puede resultar un poco lioso lo sé.

Spike sacrificándose para salvar al mundo

Luego están los que se mueren bien muertos. Empecemos.

Jennifer "Jenny" Calendar es la profesora de informática del instituto. Aparece en la primera temporada pero es en la segunda donde cobra más protagonismo. Es la evolución de Giles, en el sentido de que ella usa Internet para recavar información y forma parte de un grupo considerados como tecno-paganos. Tuvo un pequeño romance con Giles interrumpido por el hecho de que ella en secreto era la encargada de vigilar que Ángel no volviera a convertirse en Angelus. Pero cuando Angelus regresa tras romper la maldición gitana mata a la profesora en el instituto dado que ella era capaz de llevar a cabo el ritual para devolverle su alma. Tras esto deja el cuerpo en la casa de Giles.

Kendra. Era una Cazadora que se activó cuando Buffy murió por primera vez. Kendra es el sueño de cualquier vigilante. Es aplicada, conoce el manual de la cazadora de memoria, es muy buena en la pelea, obediente, respetuosa, dedicada por completo a ser la Cazadora. Muere en la segunda temporada de Buffy a manos de Drusilla. Kendra es asesinada en la biblioteca del instituto tras ser hipnotizada por la terrible vampiresa. Al morir ella Faith es activada como la nueva cazadora.

Kendra momentos antes de morir a manos de Drusilla

Uno de los episodios más memorables de toda la serie es sin duda The Body, de la quinta temporada. En este episodio la madre de Buffy, Joyce, muere. Fue tremendo. Joyce había estado ahí desde el principio de la serie, era la madre abnegada que intenta comprender la misión de su hija y la apoya en todo lo que necesita. En la quinta temporada la introducción de Dawn fue un impacto muy grande para los seguidores de la saga pero sobrellevar la muerte de Joyce se hizo difícil porque no murió a manos de un vampiro ni un demonio ni por fuerzas oscuras, no. Joyce tenía un tumor cerebral, y aunque la operaron y parecía recuperarse murió de repente, sola, en su casa.

Dawn no termina de creérselo

Tara. Matarla fue un golpe muy bajo pero dio lugar al nacimiento de Dark Willow, y sólo por ello mereció la pena. Tara llevaba desde la cuarta temporada en la serie. Había coincidido con Willow en la universidad y como ella provenía de una familia de brujas le enseñará a Willow algunos trucos. Con el tiempo su amistad evolucionará a una relación estable. Aunque permaneció en la serie hasta el final de la sexta temporada parecía que nunca lograba ubicarse del todo dentro del grupo. Aún así su relación con Willow dio para mucho. Amor, recelo, duda, abandono, pasión. Me encantaba esa pareja. Pero Joss decidió que Tara debía morir para desarrollar al máximo el potencial del lado oscuro de la bruja pelirroja y fue así como Tara recibió un tiro y nos dejó. Fue bastante impactante ver a Willow salpicada por la sangre de su amada y como esta se desploma en el medio de la luminosa habitación.



Anya. Bufff. No entiendo que la mataran. Esto si que me pareció fatal y aún por encima de aquella forma tan estúpida. Joer, Anya había sido un demonio vengador durante mil años merecía una muerte más épica. El personaje llevaba desde la tercera temporada rondando por Sunnydale, llegó siendo el demonio vengador Anyanka pero pierde su amuleto y su poder, con lo cual se queda atrapada en el pueblo y siendo mortal. Inicia una relación con Xander y cuando esta relación culmina con un plantón en el altar retoma su carrera como demonio. En la séptima temporada cuando por fin arregla las cosas con Xander muere en la batalla final contra el primero acuchillada por un esbirro de éste tratando de proteger a Andrew (el rubio del trío calavera).

Otras muertes que me dolieron

Jonathan Levinson. El episodio "Superstar" donde mediante un hechizo consigue ser el hombre más famoso, rico y popular del mundo es de visionado obligatorio para los fans de Buffy. Cuando durante la sexta forma parte del trío calavera consigue escapar a la ira de Dark Willow. En la séptima temporada regresa a Sunnydale con Andrew y esa asesinado por este último coaccionado por El Primero.

Jonathan fue asesinado para que su sangre abriese el sello

Halfrek, demonio vengadora como Anya y amiga. Muere a manos de D'Hoffryn en la séptima temporada para que Anya pueda recuperar su humanidad. Es el sacrificio que debe hacer Anya para dejar de ser demonio y lo acepta. Hay que ser hija de puta, vamos dejar que maten a tu mejor amiga para realizarte como persona me dejó tiesa. Me caía bien Halfrek.


Share/Bookmark

Buenas noches, Seattle

0 comentarios

Una día te plantas delante de tu televisor, es un día normal. Todo bien en el trabajo, todo bien con tu pareja, has hecho la compra, limpiado un poco el caos de tu cuarto, tomado algo con unos amigos y regresado a tu casa para ver una de tus series de televisión favoritas. Sin embargo, en cuanto empieza el episodio te das cuenta de algo horrible que no deja de rondarte la cabeza: es el último episodio.

Tras once temporadas (son muchas), 264 episodios cargados de humor, ironía, saber hacer, romanticismo, pedantería, patetismo y amor. Frasier se despidió de nosotros dejándonos una sonrisa en los labios y un amargo poso de tristeza. Frasier llegó a la televisión en 1993 para dejarnos en el 2004 con ganas de más. Ha sido el spin-off más longevo y famoso de la TV. Desde que el personaje de Frasier Crane apareciera por primera vez en Cheers han pasado más de veinte años.

La serie se inicia cuando el Dr. Frasier Crane, tras divorciarse de la "diabólica" Lilith (Bebe Neuwirth) decide regresar a Seattle para empezar a trabajar como psiquiatra radiofónico. En esta nueva etapa de su vida Frasier se reencontrará con su padre Martin Crane un policía retirado aquejado de cojera con el que terminará compartiendo piso; también se reencuentra con su estirado y pomposo hermano, Niles Crane, otro psiquiatra. A ellos se les unirá la fisioterapeuta de Martin, una inglesa que vivirá en la casa de Frasier llamada Daphne Moon. Y para completar el grupo Roz Doyle, la productora del programa radiofónico de Frasier. No debemos olvidar a Eddie el perro de Martin que establece una curiosa relación de amor-odio con Frasier.

Frasier es una sitcom al uso pero con la capacidad de superar a todas las demás, ya sea por los ingeniosos diálogos, por el insuperable plantel de actores y secundarios, por tener a Marys. Era un reloj de altísima precisión que siempre te sorprendía gratamente. En ningún momento de sus once temporadas decayó el ritmo, la gracia ni el humor. Siempre se mantuvo en lo más alto primando siempre la calidad de un grandísimo producto sobre las modas o tendencias televisivas del momento. Hay muchos momentos de la serie que pasan por derecho propio a la historia de la televisión.

Gran parte del éxito de Frasier se debe a la perfecta elección de los actores y a su gran aportación y magnífico trabajo. Ninguno de ellos desmerece al conjunto y tras tanto tiempo juntos se adivina una relación profesional muy estrecha y un gran conocimiento de la persona junto a la que trabajan, eso facilita la fluidez del grupo, de los gags, de las tensiones dramáticas.

Hablemos del alma de la serie, del Dr. Frasier Crane. Nacido en Seattle en 1952, hijo de Hester y Martin Crane. Debe su nombre a uno de los ratones de laboratorio de su madre. Fue un niño inteligente, debido a ello sufrió el abuso de muchos de los matones del colegio. Su mejor amigo y compañero era Niles.

Frasier es aficionado a la ópera, el teatro y el arte. Detesta los espectaculos deportivos. Estudió psiquiatría en Harvard y Oxford. No se sabe cuando Frasier se estableció en Boston, ahí es donde empieza su participación en Cheers, año 1984. Tras muchas charlas de taberna y un plantón en el altar Frasier se casa con Lilith, que también es psiquiatra. Tuvieron un hijo, Fredrick. Y se divorciaron porque Lilith le engaña. Esto fue en 1993. A partir de aquí Frasier deja Boston para regresar a Seattle. Émpieza a trabajar para la emisora KACL. En un principio no le hace mucha gracia ocuparse de su padre, el perro y tener que contratar a Daphne pero cede. Martin y Frasier discuten frecuentemente y no se parecen en nada, pero a medida que los años pasan la relación entre ambos se va haciendo más y más estrecha. Casi lloro en el episodio final cuando el padre le da las gracias al hijo por todo lo que ha hecho por él.


Frasier es un hombre culto, exquisito y refinado. Elegante y con unas ideas sobre los valores y la moralidad muy elevadas. Adora la ópera e ir al sastre. Le gusta disfrutar de una buena comida en los mejores restaurantes de Seattle, incluso monta un restaurante con Niles. Conduce un BMW que adora. Es egocéntrico y pomposo y bastante cotilla. Suele meterse donde no le llaman siempre creyéndose en posesión de la verdad porque como estudió en Harvard y Oxford... bueno. Su padre tiende a pasar de él cuando se obceca. Cree firmemente que el subconsciente nos domina por eso nada es fortuito, los accidentes no existen y todo sucede por algún motivo. Aunque muchas veces no es así. Se obsesiona con detalles pequeños y absurdos y le da mucha importancia a los sueños. Esa manía por analizar todo conlleva que arruine muchas relaciones y momentos.

No todo son defectos, Frasier es un hombre amable, educado y agradable. En el fondo es una persona insegura que se escuda tras su esnobismo y elegancia para no mostrar la crisis de un hombre de mediana edad que se siente solo y fracasado. Está siempre dispuesto a ayudar a los demás, aunque éstos no lo quieran. Y haría cualquier cosa por su familia y amigos.

Niles Crane es el hermano menor de Frasier, aunque nunca se sabe cual es su diferencia de edad. También sufrió el abuso de los matones del colegio por ser un niño extremadamente sensible y quejica. Desde pequeño desarrolló una fiebre competidora para con Frasier. Sus aficiones son casi idénticas a las de su hermano mayor: la ópera, los buenos restaurantes, la música clásica, los buenos vinos, el arte. Está casado con la nunca vista Maris, un personaje que jamas aparece pero que siempre está en las conversaciones proporcionando mucha información sobre su carácter y dando lugar a muchos de los gags de la serie. Niles y Maris estuvieron casados 15 años pero terminaron divorciándose.


Niles está secretamente enamorado de Daphne y siempre que puede aprovecha para olerle el pelo. Esta pasión por la cuidadora inglesa es una de las fuentes de humor más frecuentes de la serie, hasta que finalmente Niles le declara su amor a Daphne.

Niles tienen muchas fobias, es débil, manático y sangra por la nariz cuando miente. Niles también es psiquiatra y siempre que puede menosprecia el trabajo de Frasier en la radio, en el fondo lo hace porque envidia la popularidad de su hermano. La rivalidad entre ambos da pie a muchos enfrentamientos dialécticos realmente hilarantes.

Martin Crane es el padre de estos dos hombrecillos. Un ex policía de Seattle que recibió un tiro en la cadera, de ahí la cojera. El gran amor de su vida fue la madre de sus hijos, Hester. Aunque no fue un matrimonio perfecto y tuvieron problemas que consiguieron solucionar. Hester muere unos seis años antes del inicio de Frasier. A Martin le gusta la cerveza, los deportes, jugar al póker con sus amigos, es mucho más mundano que sus hijos. Pero también es mucho más sensato que los dos juntos. Suele ayudar a sus hijos en los proyectos sin sentido en los que se embarcan aunque ellos nunca admitirán que la solución se la dio su padre. Quiere a Frasier y Niles con locura, aunque le cuesta expresar sus sentimientos. Es más fácil verle decirle a Eddie te quiero que a sus propios hijos. Suele estar de mal humor y dar voces. Al final de la serie encuentra el amor y vuelve a casarse abandonando así la casa de Frasier y llevándose con él su horrible sofá verde.

Daphne Moon es la fisioterapeuta de Martin, vive en el piso de Frasier. También se ocupa de las labores del hogar. Es inglesa, tiene muchos hermanos. Es bastante rarita, cree en lo paranormal y dice que algunas de las cosas que sueña se cumplen. Suele contar historias familiares bastante perturbadoras. Aunque ella no lo sabe Niles está loco por ella desde que la conoce, es obvio para todos menos para Daphne. Así que para ella el doctor Crane (Niles) sólo es un buen amigo. Aunque cuando descubre que él la ama planta a su novio en el altar (que obsesión tienen los americanos con los plantones en el altar) y se va con Niles, se casan y tienen un hijo.


Una de las anécdotas que más me gustan de este personaje es que durante una temporada la actriz se quedó embarazada así que para justificar su aumento de peso los guionistas decidieron que la ansiedad que le provocó dejar a su novio en el altar le pesa en la conciencia y no para de comer. Delicadamente un día los Crane deciden decirle que esta un poco pasada de peso así que le regalan unas vacaciones en una clínica de adelgazamiento.

Roz Doyle es la productora de Frasier en la KACL. Roz es una mujer atractiva y promiscua. Cada día sale con un hombre distinto. Suele preocuparse mucho por su aspecto. Es una mujer muy profesional y solvente en su trabajo. Aunque en principio ella y Frasier creyeron que no llegarían a simpatizar con el paso del tiempo entre ambos nace una fuerte amistad. Una vez se acostaron pero se dieron cuenta de que era mejor ser sólo amigos. También mantuvo un breve rollo con Bulldog, uno de los compañeros de la radio. Ella y Niles siempre se están lanzando insultos y burlándose el uno del otro. Se queda embaraza de un chico mucho más joven que ella pero decide seguir adelante con el embarazo y tiene una niña. En la última temporada Roz se convierte en la directora de la emisora.


Al final del episodio Frasier se despide de su familia, sus amigos y de sus oyentes con este poema:

Tal vez la corriente nos arrastre
tal vez acariciemos las islas de la felicidad
y si bien, ya no tenemos la fuerza que teníamos para mover cielo y tierra
lo que somos lo somos
debilitados por el tiempo y el destino,
pero fuertes de voluntad
luchar, buscar, encontrar y disfrutar



Buenas noches, Seattle


* más adelante hablaré de los secundarios y de Eddie.

Share/Bookmark

Martin Freeman, oficinista

3 comentarios
Una de las relaciones más bonitas de la película Love Actually, es la que se desarrolla entre los dos personajes, John y Judy, que se dedican a hacer de dobles de luz de películas porno. Dos personas que se pasan el día juntas, totalmente desnudas, que hablan sobre sus aficiones y lo que les gusta, que se atraen mutuamente y que en el fondo son tímidas, tiernas y sensibles, tanto que su primer beso es tan inocente como el de dos niños.


Fue a partir de esa película del año 2003 cuando empecé a fijarme en Martin Freeman. Tras verle enamorarse en la película antes mencionada pasó poco tiempo antes de que volviera a cruzarme con su cara de buena persona en la pantalla, esta vez hacía un breve cameo en Zombies Party o Shaun of the Dead (2004) como prefirais llamarla.

Poco después interpretó a uno de los grandes personajes del mundo fantástico: Arthur Dent, el protagonista de La Guía del Autoestopista Galáctico, una película basada en el primer libro de la obra de Douglas Adams. Se pasaba la película en pijama y albornoz. Obligatorio leerse los libros.


Me encanta esta película: por el delirio surrealista en el que te envuelve, por el androide paranoide que es Marvin, por que está Sam Rockwell y por Martin Freeman, el último hombre en todo el universo. Hace poco he leido que Douglas Adams quería para el papel de Arthur Dent a Hugh Laurie pero la prematura muerte del autor iniglés truncó este sueño. Seguramente que Laurie, gran actor cómico, hubiera hecho una gran aportación a la película pero hoy por hoy me cuesta imaginarme a otra persona que no sea Freeman en el papel.

Tras esto a aparecido en varias películas como la última de Minghella Breaking and Entering, en The Good Night junto a nuesta Pe. Un pequeño cameo de nuevo junto a Simon Pegg en Hot Fuzz (sigo negándome a decir el título en español) y la última peli donde lo he visto aparecer es en La Ronda de Noche interpretando a Rembrandt.



Se han oido rumores que afirman que podría interpretar a Bilbo Baggins en El Hobbit de Guillermo del Toro. Rumores solo por ahora, esperemos que se confirmen.

Bueno todo este preambulo sirva para resumir que hace tiempo que seguía la carrera de Freeman, que me gustaba mucho su trabajo y que me encanta todo lo que hace, además con esa cara de buenazo hasta me apetece invitarle a un par de cañas. Lo que no había visto era The Office. Sabía que había participado en la serie, interpretando a Tim Canterbury pero no había visto la serie y las pocas referencias que tenía de ella era gracias a los comentarios en la red de los fans.

Este finde he visto, por fin, The Office. Mi novio me regaló la edición completa así que la devoramos inmediatamente. Y si Martin Freeman se merecía un par de cañas antes de verla ahora ... bueno no tengo palabras.

No creo que pueda añadir nada a todo lo que se ha dicho previamente sobre The Office.

Retrata lo que sucede en una oficina de una empresa de papel.

Está filmada con estilo documental.

Pocos personajes que orbitan en torno al jefe.

Provoca la verguenza ajena explotando al máximo los chistes racistas, machistas, etc; la arrogancia, el patetismo humano, la negación de lo evidente, la envidia, el sinsentido.

Rick Gervais interpreta al jefe, David Brent. El personaje más patético que he visto en mi vida. Es el gerente de esa sucursal. Se cree el hombre más gracioso y carismático del mundo. Se comporta como si todo el mundo le adorase cuando no es así. Su capacidad de meter la pata es proporcional al número de veces que abre la boca. Es mentiroso, envidioso, hipócrita, patético, rastrero, le gusta humillar a los demás, le gusta que le adulen, es intransigente... bueno no creo que se pueda decir nada bueno de David Brent. Gracias a este rosario de virtudes lo que produce en el espectador no es asco, por lo menos en mi caso, sino una lástima infinita por un hombre atrapado en sueños irrealizables, un quiero y no puedo, un lo voy a intentar pero no tengo ni idea de cómo que te arrastra hasta lo más profundo de la tristeza. David Brent es la pesadilla de cualquier empleado y de cualquier jefe. Ver lo que ha sido de su vida al final provoca tanto desasosiego que tuve que darle varias veces al pause para asimilar lo que estaba viendo y sintiendo, era tal la desazón por las meteduras de pata de David que casi no consigo ver el final. Gran momento de David, cuando al final le dice a Finch que se calle, en ese momento me llenó de orgullo.

Gareth Keenan. Obsesionado por el mundo militar, por el sexo, por el orden y la obediencia. Se considera la mano derecha de David y le es fiel sin reservas. Aunque cuando David es despedido y él asume su puesto vemos como su concepción de David como lider cambia al percatarse de sus errores como jefe y ser humano. Gareth no evoluciona mucho a lo largo de la serie pero ni falta que le hace, él en si mismo, en su mundo militar, milimitrado y perfecto es totalmente feliz. Gran momento de Gareth, cuando afirma que su fantasía es dos lesbianas, gemelas.

Dawn Tinsley, la recepcionista, aguanta las embestidas de sus compañeros y los comentarios satíricos y machistas de David. Está prometida con un imbécil llamado Lee sacado de algún lejano lugar en el tiempo llamado prehistoria. No la valora, la trata como a un trapo, la manipula, la insulta en público. Una joya vamos. Y Dawn lo soporta porque es pasiva, porque se deja llevar, porque se aferra con tanta fuerza a la realidad que no se permite soñar. No intenta ser la gran dibujante que siempre quiso ser, no intenta dejar a Lee por un hombre mejor, no intenta dejar la recepción para salir al mundo. Cada vez que la veía me daban ganas de darle una patada para que espabilase. Gran momento de Dawn, cuando David le dice que la despide por robar post-it (una broma según David) y ella rompe a llorar para terminar llamándole imbécil con toda la dignidad del mundo.

Tim Canterbury (Martin Freeman). Es representante de ventas. Es perfectamente consciente de que David es un imbécil pero le da pena, le toma el pelo a Gareth constantemente porque simplemente no tiene nada mejor que hacer y está enamorado de Dawn. Tim está atascado, tiene 30 años, lleva varios años en la empresa cuando iba a ser "algo temporal", vive con sus padres, no tiene novia y no ve ningún futuro. Fue un año a la universidad para estudiar psicología pero lo dejó. Es consciente de sus limitaciones y tiene un gran sentido del humor y de la amistad. Las miradas de Tim a Dawn destilan amor, los gestos ante los comentarios de David o Gareth te hacen entender la tortura psicológica por la que debe estar pasando el pobre, aunque es algo que tiene asumido y los tolera mejor que la mayoría de la oficina. En algunos aspectos podemos ver a Tim como la antítesis de David y cómo él podría ser el jefe ideal para la oficina. Es respetuoso, eficiente, trabajador, comprensivo y empático.


Su relación con Dawn es perfecta, conectan. Ambos tienen sueños, ambiciones, gustos similares y un sentido del humor muy a la par. Se divierten interrogando a Gareth y gastándole bromas todo el tiempo.

El momento en el que Tim va hacia Dawn, la lleva a parte a una habitación y corta el micro para que no podamos oir lo que todos deseamos que le diga es sublime. Tengo que admitir que al final cuando ella descubre el regalo de Tim que simboliza perfectamente todo lo que ella siente casi lloro, cosa que sucedió dos segundos más tarde cuando la veo regresar a la fiesta y besar a Tim delante de todos. La historia de amor entre estos dos personajes es tan simple, tan clásica que por eso me la creo. No es uno de esos grandes dramas en plan Anatomía de Grey. No, son dos personas que se quieren que por las circusntancias y las malas elecciones no acaban de estar juntos. Aunque es precioso que al final lo consigan.


Lo cierto es que The Office me sorprendió muchísimo. He disfrutado y sufrido mucho viéndola. Tardaré un poco en atraverme a enfrentarme a Extras o a The Office (USA). Ya he tenido sobredosis de patetismo y vergüenza para una buena temporada.

Al menos he sacado algo en claro, una preciosa historia de amor y la confirmación de que Martin Freeman es uno de los buenos.


Share/Bookmark

B de Boda II

3 comentarios

Aquí vemos a Charlotte con un maravilloso vestido de novia. Era la segunda boda de Charlotte, aunque la primera estaba bastante bien su matrimonio con Trey no funcionó, una lástima pero estar libre le permitió conocer a Harry, el abogado que contrató para poder quedarse con su increible piso de Park Avenue. Aunque al principio Charlotte se resistía a estar con Harry, le parecía feo, soez, sin clase... descubrió a un hombre generoso, lleno de virtudes que la amaba y la amaría para siempre a pesar de todo y se casaron.

No he encontrado imágenes de la boda propiamente dicha pero si el momento en el que Harry le pide a Charlotte que se case con ella. Me parece uno de los momentos más tiernos y hermosos de esta pareja, destinada a estar juntos para siempre. Su relación ha sido sin duda el mejor cuento de hadas de toda la serie (de la película también).




Share/Bookmark

El monstruo espagueti volador

1 comentarios
... o lo que es lo mismo: MONESVOL. Ya he hablado de esta pseudoreligión en el blog pero ahora quiero que veais a un par de sus seguidores. Tienen una imagen de su Dios en su lugar de trabajo.

En esta la imagen divina está situada a la izquierda de Moss. Sobre los libros.


En esta sin embargo, vemos la imagen a la derecha de Moss, se aprecia mejor que en la anterior.


Monesvol existe, arrenpentíos impíos descreidos!!!!!!!!!!!!!!


Share/Bookmark

Wallace Langham

0 comentarios

Aunque mucha gente solo lo conoce por ser David Hodges, el de rastros, en CSI. Lo cierto es que este tejano nacido en 1965 lleva metido en esto de la televisión desde 1985. !Más de 20 años!. Pero antes de verle en CSI pasó por multitud de series haciendo papelitos y secundarios, por eso su cara me sonaba tanto.

Hace nada salió en un pequeño papelito, muy agradecido porque era buena persona, en Pequeña Miss Sunshine, una de esas películas que te venden como la sorpresa independiente del año y que cuando vas a verla a lo mejor hasta te lo crees. Ese espejismo se esfuma cuando la vuelves a ver pasado un tiempo y te das cuenta de que realmente no es tan buena y hasta sientes un poco de vergüenza recordar como la defendiste contra viento y marea. En fin, que Wallace Langham salía allí.

Recordando cuando lo vi por primera vez creo que fue en aquella serie engendro titulada "El secreto de Verónica" para aquellos más afortunados que no lo han visto diré que la serie estaba diseñada para mayor gloria de Kirstey Alley, aquí ya apuntaba maneras de Fat Actress. Verónica (Alley) es dueña de una empresa de lencería, escribe libros de autoayuda para encontrar el amor, etc. Pero su matrimonio quiebra al inicio de la serie, así que se apoya en sus empleados para sacar adelante su empresa, que se ha visto afectada por su divorcio, y su vida personal. Langham interpretaba a Josh, el secretario personal de Verónica. Josh es gay pero jamás lo ha reconocido.


Luego acompañó a Joan Cusack, en What about Joan?, serie hecha a medida para la actriz que no duró ni un asalto. Como curiosidad decir que en esta serie también aparecía Kyle Chandler interpretando al novio de Joan.


Tras ese fracaso apareció en todas las series que se emitían por TV en ese momento, el chico no paraba: Murphy Brown, ER, Se ha escrito un crimen, Sexo en NY, La zona muerta, Curb your Enthusiasm, Medium... por eso su cara me era tan conocida. También ha trabajado poniendo voces a dibujos animados.

Ahora lo tenemos como fijo en CSI, lleva desde el 2003 interpretando a Hodges. Un personaje que poco a poco ha ido cogiendo a medida que avanzaba la serie. Hodges es bastante especialito: egocéntrico, friki, soberbio, cínico y deseoso de reconocimiento. Y pesar de todos esos defectillos se le tiene aprecio, yo por lo menos. Me gusta verlo cotillear lo que hacen sus compañeros, dárselas de gran genio, intentar humillar a Greg. Ha sido un acierto su introducción y desarrollo en la serie. No sé cuanto le quedará a CSI, pero al menos espero que David Hodges se quede con nosotros el resto del viaje.



Share/Bookmark

La conjura de los locos

5 comentarios
Sufro de gilmoritis. Si, gilmoritis severa. Tengo que decírselo al mundo pero me da miedo, tal vez no me entiendan, me rechacen por ello, me convierta en una paria social, me aparten de manera brusca y me retiren la palabra. ¿Exagero? Tal vez pero si no lo digo reviento ODIO A LAS CHICAS GILMORE. Bien, vale, primer paso realizado. Lo he dicho y el cielo no ha caido sobre mi cabeza. Aunque bueno he sentido un leve escalofrío.

Cierto, no soporto a las chicas Gilmore ni al puñetero Stars Hollow. No, no las trago ni las digiero y lo único que puedo hacer es cagarme en ellas. Es la serie con más personajes repelente por metro cuadrado.

Desde el dúo protagonista hasta el alcalde zumbado del pueblo. Lorelai es una chiflada cuya voz y capacidad para generar ruido son constantes. Esa mujer nunca se calla, y lo que es peor se cree muy guay. No, no puedo. Cada vez que abre la boca me dan ganas de pegarle. Es algo totalmente irracional. En cuanto a la hija, la pedante, ñoña, mal criada y repelente Rory... bueno creo que es obvio. A parte de eso es una resabidilla, un fastidio de chavala que siempre cree tener razón porque se supone que es muy lista. Además sosa como pocas. Nunca entenderé que le veía Jess a esa mojigata. Lo peor es cuando estaban las dos juntas, casi todo el tiempo. Es la peor de las torturas imaginables.

En cuanto al pueblo. En fin, ¿seguro que no era un sanatorio mental camuflado? Allí no había nadie normal. Desde la cocinera histérica (Sookie) pasando por el francés antipático (Michel), Paris (que se merece un profundo análisis mental), la madre de la coreana (la señora Kim) y Lane, el alcalde del pueblo (Taylor) y el supuesto rarito de Stars Hollow (Kirk). A ver el lugar era bonito, idílico, de postal. Solo tenía un problema, la gente. Mátalos a todos y será un paraiso en la tierra.


Pero había alguien que me daba mucha pena. Luke. Es el único ser humano normal, lógico que esté de mal humor todo el tiempo. Vivir rodeado de zumbados puede provocar strees. Estar acosado todo el día por la pesada de Lorelai puede poner al más frío al borde del abismo. Por no hablar de tener que lidiar con el alcalde y con el rarito del pueblo, que parecía tenerle mucho aprecio. Si, Luke era un hombre atrapado en un infierno de locura del que no podía salir aunque lo intentara. Por eso estaba de mala leche y se sentía frustrado porque sabía que tendría que seguir allí, en esa cafetería alimentando a los dementes que terminarían matándolo de un ataque al corazón. Yo soy él y tomaría medidas drásticas como por ejemplo envenenar la comida. Aunque lo intentó el pobre al final pudieron con él y se quedó en el pueblo con Lorelai. Cuanta pena me dio.

Cada vez que lo veía me recordaba a aquella secuencia de una peli de Carpenter con Sam Neill como prota, en la que Sam intentaba escapar en coche de un pueblo maldito pero cada vez que creía que estaba fuera del lugar se encontraba de nuevo en el medio de la plaza rodeado de gente. La peli en cuestión se titula "En la boca del miedo". Pues esa sensación de desasosiego era la que me transmitía ver a Luke pululando por Stars Hollow.

En fin puede que esté firmando mi sentencia de muerte. Aquí no hay nada crítico en el sentido de que debo admitir que la factura de la serie era impecable, los actores no lo hacían nada mal, los guiones eran ágiles y llenos de referencias. Pero a veces sucede que una serie o una película o un libro a pesar de ser buenos te molestan, te fastidian, te corroen por dentro. A mi me sucede con las Chicas Gilmore. No soy nada objetiva con ella, solo hablarme de las Gilmore me pone como una moto. Yo que sé a lo mejor pulsaron dentro de mi la tecla equivocada.

Share/Bookmark

Mi mundo Zombie

1 comentarios

Dios!!!! Que mesecitos llevo!!! No paro de currar como una burra, casi no tengo tiempo para escribir en el blog ni para ir al cine ni para ver nada en la tele ni para leer. Aún así debo decir que lo poco que estoy leyendo últimamente, a parte del libro de Auster que cayó en mis manos el otro día, versa sobre los zombies. Todo. Y lo peor; me encanta. Mi novio me inició en el mundo zombie. Al principio entré escéptica pero tras ver dos de las mejores películas sobre zombies (aún me faltan muchas por ver lo sé lo sé) me convertí en una fan. Las películas eran "El amanecer de los muertos" la del año 2005 y la otra era la irreverente y tremendamente divertida "Zombies Party".

Tras ver estas pelis y algunas más mi novio siguió pacientemente instruyéndome en el mundo zombie no vaya a ser que suceda una catástrofe mundial zombie y me pillé desprevenida y sin saber que hacer. Así pues se cargó de libros sobre el tema y me puso a estudiar. Primera parada: Marvel Zombies.


Si, bueno un poco exagerado ya que en este mundo no hay superhéroes pero... ¿y si se abre una puerta dimensional y llegan de un universo paralelo? AHHHHHH! Tenemos que estar preparados para lo que sea, si una cosa he aprendido de los zombies es que debes esperarte cualquier cosa son unos bichos particularmente sorprendentes. Marvel Zombies es una miniserie publicada en el 2005 donde casi todos los superhéroes y los malos se han convertido en zombies o han sido zampados. Está escrita por Robert Kirkman, un experto en zombies que durante años ha estudiado en las más prestigiosas universidades del mundo acerca de este tema. Si ocurriese lo peor una buena idea sería irse cagando leches al lado de este hombre.

Tras la lectura de Marvel Zombies me pasé a cosas más realistas.
"Los muertos vivientes" también escrita por el gurú del zombismo Robert Kirkman (dato, nacido en el 1980). La historia que cuenta más o menos es la siguiente: un policía, bastante buen tipo, sale del coma semanas después y se encuentra el hospital hecho una mierda y vacío. En un momento dado se cruza con un grupete de zombies. Consigue llegar a su casa que está vacía. Al fin encuentra a un superviviente que le pone al día de la situación, los muertos se han levantado de sus tumbas y tienen un hambre atroz, hambre de carne humana viva. Tras esta revelación decide viajar a Atlanta en busca de su familia, se reencuentran y junto a otros supervivientes buscan la manera de sobrevivir en un mundo dominado por los zombies y donde los seres humanos muestran lo peor y lo mejor de si mismos. Útil porque te previene no sólo de las amenazas zombies sino de la peor amenaza de todas, el ser humano.

Tras esto necesitaba datos para sobrevivir a la invasión zombie si sucedía en Galicia, así que me pasaron un manual de campo escrito por un gallego, específico para Galicia aunque concretado en la zona sur titulado "Apocalipsis Z". Un poco aburrido y reiterativo pero muy revelador. Ya sé todas las cosas que debo hacer cuando la invasión zombie llegue hasta aquí, nada de hablar con vecinos, nada de tener gatos, nada de navegar hasta barcos rusos. Además Apocalipsis Z te muestra paso por paso como sobrevivir en un ambiente hostil rodeado de no muertos. Del mismo modo te plantea que la supervivencia pasa por irte a Canarias así que ya me estoy planteando comprarme un apartamentito allí. Pásate por el blog.


Y por último "Guerra Mundial Zombie" este ya es un poco tostón pero de lectura obligatoria si quieres aprobar el examen de supervivencia. Escrito por Max Brooks, para más señas hijo de Mel Brooks. Max se ha pasado varios años recorriendo el mundo en busca de los testimonios que agrupa en su libro sobre la guerra mundial zombie. Por increible que os parezca este libro forma parte de un informe que le encargó Naciones Unidas para recordar la Guerra Mundial Z. Se lo censuraron porque no era muy objetivo. Este libro nos muestra como se descubrieron los primeros brotes y destapa pruebas que el gobierno chino ocultó sobre el gran brote. Recoge los testimonios de gente de la posguerra: contrabandistas de Tíbet, oficiales de servicios secretos, militares, científicos, políticos, ecologistas, supermodelos y otros que lucharon para frenar el avance de los zombies. Guerra Mundial Z es narra los detalles técnicos, militares, sociales, económicos y políticos de cómo la civilización estuvo al borde de la extinción. Demoledor.
Amigos debemos estar preparados, en cualquier momento en cualquier lugar la amenaza puede transformarse en algo muy muy real y nuestras pesadillas caminarán sobre la tierra. Hay que estar atentos, hay que ponerse a salvo. Debemos sobrevivir.

Share/Bookmark
Related Posts with Thumbnails
Copyright © Como un fénix