Los amigos de Peter

3 comentarios

Hace nada he vuelto a ver una película que me gustó mucho en su momento y que a pesar del paso del tiempo sigue arrancándome una sonrisa y también alguna lagrimilla. Se trata de Los amigos de Peter de Kenneth Branagh (1992).

La película cuenta como Peter (Stephen Fry), tras heredar la enorme mansión de su padre, decide reunir un fin de semana, el de fin de año a sus mejores amigos: Maggie (Emma Thompson), Andrew (Branagh) y su esposa, Sarah y su nuevo rollo y Roger (Hugh Laurie) y su mujer Mary (Imelda Staunton). Les acompañan en la casa Vera, el ama de llaves, y un mozo. La película recuerda ligeramente a Reencuentro de Lawrence Kasdan del año 1983.



Se trata de una comedia con toques dramáticos que tuvo muy buena acogida y supuso un fuerte impulso a la carrera de Branagh. La película nos muestra ese reencuentro entre viejos amigos, amigos que compartieron sueños, relaciones, ideales y vemos como el tiempo les ha cambiado, como la vida les ha llevado por unos caminos que tal vez no eran los que hubiesen querido recorrer. Como han sufrido y como la amistad que les une es la tabla de salvación a la que se pueden aferrar para superar los malos momentos y disfrutar de los buenos. Lo que se suponía que era una fiesta, una celebración de su amistad se va tornando lentamente en un mar de miserias humanas y reproches. Aún así los personajes intentan continuar adelante. Por momentos divertida, irónica y sarcástica, pero también incómoda y con muy mala leche.


El cast al completo

Esta era la tercera película de Branagh, debo admitir que siempre he sentido especial debilidad por este hombre así que tal vez no sea muy imparcial al hablar sobre la película. Aunque también parece una pequeña reunión de amigos que decidieron filmar algo para pasar el rato. Muchos de ellos se conocían desde la universidad Laurie, Fry, Thompson y Slattery tenían un grupo teatral. Brannagh estaba casado con Thompson, ésta había sido pareja de Laurie en la universidad. Phyllida Law interpreta a Vera, es en la realidad la madre de Thompson. Laurie y Fry habían conocido el éxito con A Bit of Fry and Laurie.

Branagh interpreta a Andrew, un escritor que está casado con la estrella de una mala sit-com norteamericana, se considera a si mismo un fracasado y durante mucho tiempo parece ser que fue alcohólico. Se refugia en el sentido del humor, tan inglés, para no flaquear ante una vida que no es lo que él esperaba, ante un matrimonio que hace aguas, ante el hecho de que le falló a su mejor amigo. Su mujer no tiene desperdicio, la típica estrella televisiva excesiva, llena de inseguridades, cutre y banal.

Emma Thompson interpreta a Maggie, editora de libros de autoayuda, obsesionada con su gato, cuya última pareja se suicidó. Enamorada de Peter, tímida, excéntrica e infantil pero con un corazón tan grande como la enorme mansión donde se encuentra.

Thompson y Branagh cuando aún eran felices

Hugh Laurie e Imelda Staunton son un matrimonio que ha perdido a uno de sus hijos. Un matrimonio en el que ella vive obsesionada con la seguridad, el control y dominada por el miedo, y en el que él intenta seguir adelante con sus vidas por su propio bien y por el del hijo que tienen en común. Su historia es muy conmovedora, sobretodo el momento en el que discuten en la habitación. Como curiosidad decir que años más tarde en Sentido y sensibilidad estos dos volverían a interpretar a un matrimonio.

Sarah es una hermosa mujer que durante toda su vida se ha dedicado a hacer lo que le apetecía sin pensar nunca en las consecuencias. No es capaz de madurar y de establecer una relación estable y sana con otra persona. Descubrimos que la mujer alegre y despreocupada en el fondo no es tan feliz como parece.

Peter, el gran anfitrión, el amigo que hereda la mansión y decide dar la fiesta para reunirse con sus mejores amigos. Peter es un ser tranquilo, educado, afectuoso. Que sin embargo ha dejado la vida pasar sin hacer nada que realmente valga la pena, cosa que su ama de llaves le recrimina. Lo mejor de su vida han sido sus amigos y cuando por fin se reunen se da cuenta de cuanto han cambiado todos, de cómo la vida les ha vuelto más cínicos, más duros... Peter añora los tiempos en los que organizaban actuaciones, en la que vivían despreocupados, en los que aún eran felices.

En el fondo la película es una reflexión sobre lo que esperábamos llegar a ser y lo que realmente somos. Nos enseña que no siempre se consigue lo que se quiere, que cambiaremos aunque no queramos hacerlo, que viviremos cosas buenas y malas pero que lo más importante es mantener a los verdaderos amigos cerca. Suena ñoño pero es cierto. Los amigos son la familia que tú eliges, los que te aceptan tal como eres, los que te quieren en la distancia y en la cercanía, por eso me gusta esta película. Porque todos ellos se quieren y mantener una amistad es una de las cosas más difíciles que se pueden hacer.



Share/Bookmark

C´era una volta L´america

0 comentarios
Hagamos un pequeño ejercicio de historia contemporánea. ¿Qué es un italoamericano? Viene a ser un ciudadano estadounidense con ascendencia italiana, ya sean sus padres o abuelos italianos o que ha nacido en la bota y luego se ha trasladado a EEUU. A principios del siglo XX hubo una gran oleada migratoria desde Italia hacia la tierra prometida, se calcula que unos dos millones de italianos se trasladaron entre 1900 y el inicio de la Primera Guerra Mundial. En un estudio del año 2000 se hizo saber que había alrededor de 17 millones de italoamericanos en EEUU. La mayor concentración de ellos se encuentra en la costa este, sobretodo en New York y en los estados de Nueva Jersey, Pennsylvania y Massachusetts.

Los estereotipos sobre los italianos han prevalecido hasta nuestros días y la asociación por defecto es que todos los italianos pertenecen a la mafia y que son personas violentas. Otros estereotipos son los que hablan de la emotividad exagerada de los italianos, su tendencia al melodrama, lo supersticiosos que pueden llegar a ser, su ignorancia, su obsesión con la comida y su devoción por la familia y la figura materna. También se asocia con la imagen del Latin Lover, el hombre como una máquina sexual, un semental sin remedio, un conquistador, un romántico. Mientras que la mujer italiana es una mujer exuberante, dominante, celosa guardiana de su familia, pasional e irracional.

El hecho indiscutible es que esta gran oleada de emigrantes fue esencial para el desarrollo de la economía y la cultura estadounidense pero eso no disminuyó la discriminación que sufrió el pueblo italiano durante mucho tiempo y propició la aparición de ghettos. Su aportación al crecimiento americano es notable, muchos políticos, científicos, soldados, músicos y cineastas eran de origen italiano.

Por eso quiero hacer un pequeño homenaje a los personajes italoamericanos que aparecen en las series. La influencia del pueblo italiano se ha dejado sentir con fuerza en la pequeña pantalla, y rara es la serie que no cuenta con un personaje con ascendencia italiana en su elenco. Algunos más que otros siguen a rajatabla el esquema estereotipado del italiano. Veamos algunos ejemplos.

Annie Spadaro de Caroline en la ciudad. La mejor amiga de la protagonista de la serie. Annie era bailarina en Cats. Es una mujer con mucho carácter, gritona, bastante promiscua y muy sexy.

Jimmy Berluti en El Abogado. Uno de los abogados del bufete de Bobby y más tarde socio. Jimmy es una persona honesta, sincera, bueno hasta la médula, católico convencido y leal. Su modo de ser y de pensar le plantean muchos dilemas morales a lo largo de la serie. Un personaje entrañable que se hace querer con el paso del tiempo. Mantuvo una relación con una jueza mayor que él que dio lugar a capítulos muy memorables.

Donna Pinciotti de Aquellos maravillosos 70. Donna es una chica guapa, decidida, realista y muy emprendedora. Vecina de Eric, es la típica chica de al lado y el gran amor de Eric. Todos sabemos que la gran relación de la serie será entre ellos dos pero el carácter de ella, fuerte e independiente, y el de él, débil y dependiente, hace que muchas veces sus ideas y sueños choquen.

Sophia Angelo Spirelli Petrillo Weinstock vamos, Sophia Petrillo de Las chicas de oro. Su lengua mordaz, su carácter fuerte, sus consejos, sus indirectas siempre tan directas y sobretodo sus grandes historias sobre Sicilia. Un personaje para recordar. Recientemente ha fallecido la actriz que lo interpretaba.


Detective Danny Messer de CSI NY. Un chico criado en el Bronx que de joven estuvo relacionado con una banda de matones. Es impulsivo, le cuesta acatar las normas pero es profundamente leal a Mac Taylor e intenta convertirse en un criminalista tan bueno como él. Es muy buen amigo. De su época de pandillero le queda un tatuaje, el verse involucrado en un asesinato y el que su hermano Loui esté en la cárcel.



John Abruzzi de Prison Break. Jefe de la mafia de Chicago, más te vale no meterte con él sino quieres terminar muerto. Una celebridad y uno de los más poderosos dentro de los muros de Fox River. Es un hombre peligroso, la secuencia donde le corta los dedos del pie a Scofield es brutal o el momento en el que le corta la mano a T-Bag.


Michael "Mike" Delfino de Mujeres Desesperadas. El fontanero que vuelve loca a Susan también es italoamericano. Hace tiempo que he dejado de seguir la serie pero al bueno de Mike espero no perderle la pista.

Maurice 'Bosco' Boscorelli de Third Watch, policía de la ciudad de Nueva York. Suele ser despistado, provocador y poco amigo de seguir las normas lo que le provoca problemas con sus superiores.

George Constanza de Seinfeld. El gordo bajito con gafas. El mejor amigo de Seinfeld, un hombre mentiroso, hipocondriaco, inseguro, absurdo y neurótico. Vive con sus padres, es incapaz de mantener un trabajo o una relación estable. Su existencia es una continua paranoia sobre el que dirán de él. Es un ser patético con una capacidad para el ridículo asombrosa.

Y ahora el mayor exponente de los estereotipos italoamericanos: Joey Tribbiani de Friends. A Joey le encanta comer, tiene siete hermanas, es un conquistador y siempre alardea de ello. Es muy leal a sus amigos, tonto hasta decir basta, pasional e irreflexivo. Es el compendio de casi todos los estereotipos de los italianos, Joey es de ascendencia napolitana.


Share/Bookmark
Related Posts with Thumbnails
Copyright © Como un fénix