viernes, 9 de enero de 2009

El mentalista

Tras más de un mes anunciando a bombo y platillo que El Mentalista iba a ser estrenada en LaSexta, llegó un momento que creí que iba a pasar como con lo de las Series de Culto, que estuvieron anunciando un porrón de tiempo y luego nada de nada. En fin, que El Mentalista apareció ayer noche con un ligero retraso, unos 10 minutos, en la cadena de Emilio Aragón.

A partir de aquí mi opinión, totalmente mía, nadie tiene la obligación de compartirla de lo que me parecieron los dos primeros episodios de la que hoy por hoy es la serie más vista en EEUU (en la publicidad lo recalcaban mucho).

El prota, Patrick Jane, un tipo con habilidades especiales al igual que House o Grissom, en este caso el hombre es muy observador, tanto que usaba esa habilidad en el pasado para hacerse pasar por vidente. Era tan bueno que hasta colaboraba con la policía. Y un día el orgullo, la vanidad le costaron muy caro. Insultó en un programa de televisión a un peligroso asesino en serie en cuyo caso estaba colaborando. El asesino en serie, es lo que tiene esta gente, se lo tomó muy mal y como castigo mató a su mujer e hija. Así que desde entonces sigue colaborando con los buenos para atrapar a los malos y en especial al malo que mató a su queridísima familia.


Siempre se presenta diciendo que en otro tiempo se hizo pasar por vidente, dejando a la gente con la boca abierta diciéndole cosas que solo ellos saben, observa, sonríe, manipula, hipnotiza... no habla mucho con sus compañeros y cuando lo hace es para dejarlos en evidencia (un poco hijoputilla). Se salta las reglas, resuelve los casos, busca sin descanso al asesino que le arruinó la vida, su casa está vacía, es un hombre atormentado, solitario... en fin, nada nuevo bajo el sol. Es un conglomerado de House con toques de Psych, CSI, Sin rastro y cualquier serie del género.

El prota a pesar de no ser nada original me resulta simpático ¿serán sus rizos? ¿será su sonrisa? ¿será porque entra en todos los sitios como si fuera el amo y señor? A saber pero me cayó bien. Ojo que estoy hablando de los dos primeros episodios pero eso es bueno, si un personaje te engancha enseguida hay posibilidades. Eso mismo me pasó con House y Life, los personajes principales me engancharon.

Su jefa es Teresa Lisbon, interpretada por Robin Tunney. Con lo guapa que era esta chica, aún recuerdo Jóvenes y brujas... y ahora está fatal. Es la jefa, una mujer directa, dura pero justa, bastante marimacho pero con buen corazón. Mantienen una relación similar a la de Cuddy y House. Ella odia sus métodos, su puesta en escena, su manera de encandilar a la gente, que se salte las reglas una y otra vez, que pase por encima de ella pero no puede contenerle y termina admitiendo, una vez el caso resuelto, que lo ha hecho bien pero que debería ser más precavido, contar más con sus compañeros, bla bla bla. La química entre ellos es cero absoluto. Aunque con un actor como Simon Baker, y eso que aquí está bastante guapete, es muy difícil tener química. Es como un palo emocional, no expresa nada.

Los otros tres componentes del equipo meros perros falderos, la pelirroja cañón Grace Van Pelt (Amanda Righetti) que si cree en los videntes y mantiene una conversación estúpida con Patrick en el piloto. Penosa. Kimball Cho (Tim Kang) y Wayne Rigsby (Owain Yeoman), los dos chicos que admiran las habilidades de Patrick aunque saben que no está bien que las use. Intercambiables por un chupachups y no creo que nadie se diese cuenta.



La serie evidentemente se basa en el carisma de su protagonista absoluto, oigo los cantos de sirena de House. Y evidentemente el personaje mejor construido de la serie es él. Que conste que sólo es mi opinión de los dos primeros episodios pero no creo que la fórmula cambie mucho. Tal vez me sorprenda y la agente Lisbon escape de la sombra de su compañero Patrick para convertirse en un personaje interesante, del mismo modo que Reese en Life. Aunque lo dudo.

Serie previsible, refrito artificioso de todo lo que está triunfando en este momento, fácil de ver como CSI, nada complicado, nada del otro mundo, al final todo se reduce a saber escuchar, a observar los detalles. A ver como evoluciona, como sigue la trama del asesino de la familia de Patrick, a ver si los secundarios dan la campanada y se convierten en un equipo capaz y lleno de vida como el de Bones. A ver, crucemos los dedos.

5 comentarios:

Jack Crow dijo...

Para mí que no va a dar más de si. No olvidemos que es la serie Nº1 en EE.UU. Para estas cosas, prefiero Psych, que tiene gracia y al menos tres personajes construídos. Pero para gustos...

Un telespectador más dijo...

Es que yo por mas que leo y releo sobre esta serie solo veo una copia descarada de Psych, vale que le meten la trama del asesino, peor nada más, no veo nada mas allá...

No me llama lo mas mínimo (¿ha quedado claro ya? xDD)

Saludos!

Srodry dijo...

Por fin alguien que comparte mi opinion sobre el Mentalista.... Yo vi el capitulo piloto en V.O y me cebe criticandolo. Ahora lo vi en version doblada y volvia a postear para criticarlo (aunque esta vez un poco mas light ya que nadie me apoyaba).

Crítico en Serie dijo...

No me ha quedado claro: ¿por más que critiques algunos aspectos, te gustó, verdad?

A mí Simon Baker no me cayó tan bien. ¿Y te diste cuenta que en el segundo episodio ni tan siquiera se acababa explicando el por qué de los asesinatos ni prácticamente nada?

Rebeca Sánchez dijo...

Me gustáron los dos primeros episodios pero no es una buena serie, es un refrito que coge o intenta coger lo mejor de las series que triunfan hoy por hoy y se queda a las puertas. Aunque el personaje de él me resultó simpático e interesante pero no lo suficiente como para hacerme una fiel seguidora.

He visto ya el tercer episodio, titulado Marea Roja y es infumable. En esta serie el respeto por el espectador pasa por se inexistente y las tramas si siguen así son infantiles y estúpidas, lo peor es que van con aires de grandeza porque son la serie más vista ... anda ya por favor.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails