miércoles, 4 de febrero de 2009

Angel, la primera temporada

Según la Wikipedia un spin off televisivo es una serie de ficción cuyo protagonista proviene de una serie de ficción anterior.

Angel es un spin-off de la serie Buffy la Cazavampiros. Pongámonos en antecedentes: tras tres temporadas interpretando al vampiro con alma enamorado hasta la médula de la cazadora los creadores de Buffy, es decir San Joss Whedon, decidió que había llegado el momento de dejar volar al personaje de Angel. Y cómo no podían matarlo (ya lo habían hecho una vez) y el personaje tenía tirón, le regalaron su propia serie en 1999. Así pues al finalizar la tercera temporada de Buffy tras enfrentarse al Alcalde (malo genial de aquella temporada) Angel deja Sunnydale para trasladarse a Los Ángeles e intentar buscar su lugar en el mundo.

El primer episodio de la serie se titula Ciudad de... aquí, para aquellos que desconocen la serie madre, se nos informa de los antecedentes de Angel: es un vampiro, está maldito dado que tiene alma, fueron los gitanos los que le otorgaron ese alma, se enamoró de la cazadora, luchó contra el mal, se vuelve malo malísimo cuando es feliz, fue feliz con la cazadora, se volvió malo malísimo, ella lo mató, regresó del infierno y ... ahora está en la ciudad intentando luchar contra las fuerzas del mal a su manera, es decir, sin orden ni concierto. Por eso Los Grandes Poderes envían a Doyle, será su enlace con los ellos y ayudará a Angel a focalizar su ayuda. También se topa con Cordelia Chase la cual se une al grupo que conformará Angel Investigaciones para ayudar a los desamparados y luchar contra el Mal, que en Los Angeles parece estar más organizado que en Sunnydale ya que tienen su propia firma de abogados Wolfram & Hart, este bufete será una constante a lo largo de la serie y es una de las cosas que vuelven a Angel una serie bastante interesante.

La primera temporada de Angel es un tanto irregular y abusa ciertamente de los personajes de su serie madre, Buffy. Durante los 22 episodios que conforman la temporada veremos como pasan por Los Angeles personajes como Oz, Spike, Faith o la propia Buffy en varias ocasiones, incluso hay referencias a Willow y a Sunnydale en varios momentos. A la serie le cuesta un poco buscar su identidad para desligarse de la sombra de Buffy que en ese momento estaba emitiendo su cuarta temporada.

Sin embargo cabe decir que los episodios en los que aparecieron esos personajes Buffy, Faith, Spike y Oz fueron algunos de los mejores de la primera temporada. Sobre todo los de Faith y Buffy.


En el episodio No te olvidaré Angel y Buffy pueden por fin ver su sueño convertido en realidad estar juntos dado que él vuelve a ser mortal. Claro que poco a poco Angel se da cuenta que la mortalidad no es tan buena como él creía dado que ha perdido su poder y ya no podrá proteger a Buffy. Así que decide renunciar a una vida mortal. Es un episodio con un final triste y desolador, donde una vez más se nos muestra el calvario por el que tiene que pasar Angel.

Más adelante hay dos episodios donde aparece Faith, la cazadora renegada y Buffy son La asesina y Santuario. Me encanta lo que hacen con el personaje de Faith, esa joven solitaria, carcomida por el miedo y la rabia que espera terminar de una vez con todo para poder escapar de si misma. Una niña autodestructiva con un gigantesco poder a la que solo Angel puede ayudar. En este episodio podemos ver como por fin Angel se deshace de las cadenas que lo mantienen unido a Buffy para caminar sólo. Es un momento en el cual Angel y la cazadora discuten acaloradamente y ella le golpea así que él le devuelve el golpe diciéndole que ella no tiene ningún derecho a criticar como lleva su nueva vida ni a echarle nada en cara. Ahí es cuando Angel decide de una vez por todas coger las riendas de su propia existencia y dejar de ser el perro faldero de la cazadora.

Hay momentos en las que esa unión con su serie madre permite que las tramas se entrecrucen lo cual aporta dinamismo a la acción pero eso sólo lo aprecias si sigues ambas series, sino te puedes perder un poco.

Los personajes que acompañan al vampiro con alma en esta nueva aventura son Cordelia fiel a su estilo yo soy el centro del mundo, Doyle el medio demonio y más adelante cuando Doyle desaparece de escena nos encontramos rellenando su lugar con otro conocido de Buffy, el exvigilante Wesley Wyndam-Pryce, que será un pequeño Giles para el grupo. Y ya hacia final de la temporada aparecerá Gunn un personaje que en la segunda se convertirá en fijo. La pérdida de un personaje tan carismático como Doyle fue una auténtica lástima y aunque Wesley intenta llenar su lugar lo cierto es que le cuesta un poco aportar ese toque a la serie. Supongo que por eso integraron a Gunn en el grupo.




Junto a episodios bastante cutres como Combate a muerte aparecen otros memorables como pueden ser Hecho pedazos, No te olvidaré, La asesina, Santuario. Una primera temporada un tanto irregular pero con las ideas muy claras de lo que quieren mostrar, al ya tener personajes tan conocidos y definidos podían trabajar con ellos en profundidad y poco a poco hacerlos evolucionar. Angel pasa de estar aislado a volver a confiar en los amigos, Cordelia deja de ser tan narcisista para preocuparse por los demás, Wesley al principio un poco bufón adquiere madurez y valentía.

La firma de abogados también da para mucho ya que no sólo se dedican a ser malos sino que lo hacen con clase. Wolfram & Hart aportan el cliffhander del final de la temporada, una misteriosa caja en cuyo interior se encuentra algo de gran valor; de nuevo para los conocedores del buffy verso nos topamos con una conocida, Darla, la mujer que transformó a Angel en Angelus el temible vampiro.

Espero ponerme en breve con la segunda temporada, hace años la vi pero sé que me salté algunos episodios.

4 comentarios:

Brian Edward Hyde dijo...

MUy bueno!!! Yo aún no me he acabado la primera temporada. Es que es taaaaan irregular y sigo tan enganchado a Buffy... XDDD

Sunne dijo...

yo empecé con Angel y ahora estoy viendo Buffy, aunque np he acabado las temporadas de Angel.Uno que es así de raro.

Rebeca Sánchez dijo...

la secuencia lógica es ver buffy y luego angel, o mejor aún ver buffy hasta la tercera y a partir de ahi ir compaginando las dos

ALX dijo...

En su momento la primera temporada de ANGEL me decepcionó bastante. Por su carácter autoconclusivo y porque muchos episodios no tenían nada de especial. La segunda temporada me gustó un poco más, pero no fue hasta la tercera cuando la serie da un salto cualitativo y se pone al nivel de Buffy.

Una pena que la cuarta temporada, que empieza muy bien, se va perdiendo hasta llegar a un final sin sentido, que no he sido capaz de terminar, de lo malo que me parecía.

Algún día me pondré con la quinta temporada.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails