viernes, 29 de mayo de 2009

Veronica Mars, tercera temporada

Ya he completado la trilogía, por fin he visto la tercera temporada de Veronica Mars. Vamos al ajo pues. Esta tercera temporada mejora sustancialmente con respecto a la segunda que fue un horror pero aún así no logra acercarse a la que sin duda es la mejor temporada de la serie, la primera, que sin ser ninguna maravilla como muchos se empeñan en decir era más que correcta.

En esta tercera temporada las aventurad de Veronica y sus amigos se trasladan desde el instituto de Neptune hasta la Universidad de Hearst. Si recordáis en la segunda iban un día a la universidad para conocer lo que dicha institución podía ofrecerles y allí nuestra pequeña detective tenía que demostrar que un ex-novio suyo era inocente de una violación.

Una cosa que siempre me ha fascinado de las series americanas es el momento en el que los chavales tienen que escoger a que universidad irán. Casi siempre tienen la opción de entrar en muy buenas facultades pero que sin embargo están muy lejos de su hogar y de sus amigos así que al final optan por quedarse cerca de los suyos. Otra cosa que me carcome es que en esta serie es que tanto Veronica con Logan a pesar de ir a la universidad siguen viviendo en sus respectivas casas pero sin embargo Mac y Wallace, que también son de Neptune lo hacen en la residencia de estudiantes ¿Por qué?

En fin, en estos nuevos inicios Veronica y Logan siguen juntos aunque todos sabemos que eso no durará mucho porque la rubia es una manipuladora-controladora que no hace más que fastidiar al pobre chaval. Si hasta le pone un rastreador para saber donde está. ¿qué clase de relación puede funcionar si lo más básico que es la confianza está manipulado? Romperán cuando él se percate que no está a la altura de las expectativas de ella y aunque regresarán brevemente todo se irá a la mierda porque ella descubre que se lo montó con su archienemiga del instituto.

Nuevo decorado nuevas caras. Se añaden al reparto Parker, la compañera de cuarto de Mac que será una de las víctimas del violador-peluquero (no llegan a explicar por qué les corta el pelo ¿no?) y Pitz, compañero de cuarto de Wallace y la cosa más sosa que ha pasado por Neptune desde Duncan Kane. Evidentemente Pitz se queda prendado de la pequeña detective, en serio patético hasta la nausea con sus miraditas de cachorrillo.

La universidad es la jungla y entre hermandades, fiestas, investigaciones, sexo, drogas, agresiones y clases Verónica traslada su hobby a un elemento mucho más grande y variado. En seguida se corre la voz de las habilidades de la joven Mars y los casos se acumulan a su puerta.

Así que el primer gran misterio de esta temporada será averiguar la identidad de dicho violador. Este arco argumental se desarrolla a lo largo de varios episodios intercalándose con otros casos menores de los Mars.El caso del violador es bastante enrevesado, tendremos falsas víctimas, muchos culpables, Parker destrozada por lo que le ha pasado y Vero sospechando de todo bicho viviente. La resolución del misterio está bastante lograda. Y ver a Logan haciéndose arrestar par poder apalizar al culpable me encanta.


El segundo misterio será el asesinato del decano O´Dell. Veronica se llevaba bastante bien con el decano, y Piojo, que por visicitudes de la vida trabaja en mantenimiento en la universidad también lo apreciaba. Muchos serán los sospechosos en este caso, además la investigación la llevarán tanto papa Mars con Veronica. Aunque en principio se creía que el decano se había suicidado al descubrir la infidelidad de su esposa con un profesor de la universidad lo cierto es que fue un asesinato. Había muchos candidatos a ser culpable benefactores de Hearst descontentos con la gestión, las hermandades, la mujer, el amante de la mujer, el ex marido de la mujer... el caso es resuelto evidentemente aunque se había enrevesado bastante y el culpable era bastante evidente desde el principio.

Tras esto unos cuantos episodios de relleno y el último misterio de la temporada tiene que ver con un vídeo que les hacen a Pitz y a Vero en la intimidad. Esto despierta la fiera que la niña lleva dentro. Podían haberle sacado más partido a esta trama pero el hecho de que redujeran los episodios de 22 a 20 precipitó mucho su desarrollo.

Durante esta temporada los secundarios aparecen muy poco. Piojo apenas sale y siempre que lo hace es porque Veronica sospecha de él, pobrecillo. Dejaron la duda de si volvería a las malas artes para una posible cuarta temporada pero... Pitz y Parker, a cada cual más patético salen más bien poco, gracias a Monesvol. ParkerLogan un tiempo y ahí ya la veremos más pero aún así sus
aportaciones son escasas. De Pitz prefiero no hablar siquiera porque me pone mala este tío. Wallace y Mac pululan por Hearst haciendo sus vidas, aunque de vez en cuando Vero aparece para pedirles un favor y ellos nunca se lo niegan ¿qué extraño poder posee esta cría que no saben decirle que no?

Y luego tenemos a Logan que en esta temporada es una caricatura de si mismo, o bien está con Vero y mal porque ella lo trata como a un delincuente o bien no está con ella y se queda hecho polvo durante varios episodios. Cabeza gacha, apoyado en las paredes, mirando el infinito, cara absorta en la nada... lamentable. Lo mejor de este chico es cuando se pone en plan gallo a repartir leches. Me encanta cuando a deja Pitz hecho un guiñapo porque creía que él había grabado a Vero.

Papá Mars, otro personaje para olvidar. Pasa de ser investigador privado a sheriff pues el anterior ocupante del puesto muere. Don muere de una forma estúpida sin nada de gloria ni dramatismo. Golpe en la cabeza, al hospital y luego se menciona que muere y ya está. Así papá Mars vuelve a lucir el traje de sheriff que tanto añora. También le da tiempo a enamorarse de una mujer casada, interpretada por Laura San Giacomo. Estos dos actores ya interpretaron a una pareja en Dame un respiro, aquella serie de los noventa sobre una revista de moda.

En general una temporada decente sin ser buena, con algún episodio logrado pero que sin ser redonda entretiene. La mayor virtud de Veronica Mars es que los episodios pasan volando y que te la puedes despachar en un fin de semana, no es una serie complicada ni memorable, pero cumple.
Lo que me cogió desprevenida de esta temporada fue la gran cantidad de muertos. En serio casi todo el mundo se muere.

Evidentemente el final de esta temporada es abierto porque esperaban una cuarta que no llegó, se plantean tramas que se desarrollarían más adelante: Veronica en el FBI, Logan y Vero, las elecciones para sheriff, Piojo y las tarjetas.... nos quedaremos con ganas de más, aunque apuntan rumores de película.

1 comentario:

Peri. dijo...

Es verdad que para tener sólo tres temporadas eran muy distintas entre si y que el final deja con ganas de mas, pero es una de esas serie que hay que ver.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails