miércoles, 29 de julio de 2009

Doctor Horrible Sing-Along Blog, el precio de los sueños

Por fin he visto Doctor Horrible Sing-Along Blog y me ha gustado mucho. Una miniserie en tres actos de poco más de 13 minutos cada uno que se distribuyó a través de internet.

Durante la tristemente recordada huelga de guionistas del 2008, Joss Whedon desarrolló este proyecto rodeado de amigos y familiares. Lo mejor de este proyecto es darle en las narices a las productoras demostrando que una buena idea no necesita un presupuesto enorme para salir a flote y que se pueden hacer productos de calidad e interesantes con cuatro perras. ¡Ole Whedon!

La historia es muy simple, un aspirante a supervillano se enamora de una chica normal pero su némesis, el Capitán Martillo se la roba. Mientras Billy, alias Doctor Horrible intenta entrar en la Malvada liga del Mal presidida por Caballo Loco (menudo puntazo el final cuando lo vi) y para ello debe cometer un asesinato. Todo esto aderezado con canciones y los soliloquios del Doctor a cámara.

En esta historia el malo te cae bien y esperas que triunfe y el bueno es un ser presumido y egocéntrico que disfruta humillando a su enemigo. Precisamente por eso deseas que nuestro anti-héroe triunfe.

El supervillano está interpretado por un Neil Patrick Harris en estado de gracia y compone a un Billy/Doctor Horrible, sensible, inteligente, torpón y entrañable que ansía cumplir sus sueños, dominar el mundo, entrar en la Malvada Liga del Mal y conquistar el corazón de la chica que ve en la lavandería, Penny. El Capitán Martillo es Nathan Fillion, un tío cachas, idiota y sin cerebro que frustra una y otra vez los planes de dominación mundial de Billy y que además consigue robarle a su amor. Penny está interpretada por Felicia Day, es una joven que trabaja con los sin techo y que cae rendida ante los encanto del Capitán Martillo aunque se da cuenta de que no es oro todo lo que reluce y entabla amistad con Billy.

Los momentos musicales son brillantes y los tres implicados lo hacen maravillosamente, mención especial para NPH que está muy metido en su papel de científico malvado. También me encantan los momentos en los que el Doctor cuenta a la cámara sus planes y anhelos.

En teoría parece una comedia pero este experimento de Whedon es mucho más que un agradable descubrimiento. En realidad trata del sacrificio, de las elecciones que hacemos y de como esas elecciones nos afectan en lo más profundo de nuestra alma. Trata del amor, la culpa y la pérdida. El Doctor consigue lo que desea pero a un precio que ni el mismo esperaba, entonces lo único que le queda es la nada.

2 comentarios:

satrian dijo...

A mi me encantó, y se pegan las canciones que es una maravilla.

Rebeca Sánchez dijo...

si, son estupendas, me encanta la de la lavandería y la del final... tengo que bajarme esta banda sonora pero ya

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails