viernes, 17 de julio de 2009

Doctor Who, una tercera temporada impactante

Tras la brutal despedida de Rose al final de la segunda temporada vimos al Doctor en la Tardis, consternado ante la pérdida pero apenas tuvo tiempo para lamentarse pues una mujer vestida de novia hace aparición en la nave, airada y furiosa recrimina al Doctor que la libere si es que es un secuestrador. Así comienza el especial The Runaway Bride, donde la novia es interpretada por Catherine Tate, que formará equipo con nuestro buen Doctor durante la cuarta temporada.

La historia está bien, como todas las del Doctor, lo importante de este especial es que sirve de perfecta transición de para el personaje principal. La tristeza inunda de nuevo su mundo y su tiempo así que necesita distracciones y no hay nada mejor que una novia gritona y mandona en apuros.

Tras solucionar el entuerto, debo admitir que la nave de los Racnoss me pareció preciosa, una lástima que se la cargaran; el Doctor le dice a la novia en cuestión si quiere viajar con él pero ella rechaza la oferta. De nuevo el Doctor vaga solo por el espacio y el tiempo, aunque eso no durará. Sabemos perfectamente que este personaje necesita un contrapunto con una visión más limitada, más humana para poder sobrevivir porque sino se perdería en su amargura y soledad, aunque a veces sea preferible la misma pues las separaciones del Doctor tienden a ser bastante traumáticas.

Con Smith and Jones empieza la temporada propiamente dicha. Aquí conoceremos a la nueva compañera de nuestro héroe. Se trata de Martha Jones (Freema Agyeman), una hermosa joven estudiante de medicina con una familia complicada y desunida que depende de ella para mantener el equilibrio.

El episodio se desarrolla en un hospital que ha sido trasladado a la luna con todos sus pacientes y médicos por una especie de mercenarios espaciales que están buscando a un fugitivo. Buscan a un alienígena entre humanos y claro , el Doctor, que está por allí pues la curiosidad le hizo acercarse al hospital, no es precisamente humano así que corre un grave peligro.

Y aquí nace el problema que le he visto a la temporada. El amor de Marta por el Doctor. En un momento él la besa, ella queda encandilada del misterioso hombre y se enamora. Durante toda la temporada tendremos que aguantar las miraditas de ella, sus comentarios, sus declaraciones de amor... y cansa. Una lástima pues es algo que hace que el personaje patine mucho. Martha demostrará ser una compañera más válida que Rose Tyler. Es competente, osada, valiente, decidida e inteligente... pero todo eso queda ensombrecido por la ñoñez de su amor por el Doctor y lo pesados que se ponen con esa tema.

En el segundo episodio, Martha se ha ganado un viaje con el Doctor, solo uno le dice él todo el tiempo. Así que la lleva al año 1599, a Londres, donde conocerán a William Shakespeare y evitaran que una brujas, que en realidad son alienígenas del pasado remoto del universo, usen al bardo inglés para regresar y dominar la tierra. Las brujas usando el poder de las palabras, guiaron la mano de Shakespeare para crear una obra llamada Trabajo de amor ganados, que es capaz de abrir un portal entre mundos para liberar a esta especie en nuestro mundo.

Todo el episodio está plagado de referencias a Shakespeare con doble sentido sobre su vida, obra y milagros. Me gustó porque Tennant ha estado interpretando a Hamlet en la temporada teatral inglesa, y saberlo me hacía disfrutar mucho más del episodio. También tendremos referencias a Harry Potter, pues al grito de Expeliamus consiguen vencer a las malvadas brujas en la batalla final.

Martha se descubre como una robacorazones. Una mujer joven y hermosa a la par que inteligente que deja totalmente prendado a Shakespeare. No será la última vez que la aspirante a médico encandile al personal implicado en la trama. Aunque el Doctor pasa bastante de ella. No supera la pérdida de Rose.

En Gridlock, tercer episodio de la temporada. Viajan de nuevo al futuro. A una época que el Doctor conoce muy bien, pues ya estuvo la pasada temporada aquí con Rose. Están en Nueva Nueva York. Aunque como sabemos sería Nueva unas cuantas veces más.

Martha es secuestrada por una pareja, el Doctor monta en cólera y angustiado va a rescatarla. Veremos de nuevo a una de las enfermeras gato, a una droga sintética que se adhiere a la piel y proporciona emociones y una autopista subterránea donde hay gente haciendo cola desde hace más de 20 años. Toda una subcultura desarrollada a la espera de llegar a la salida hacia una vida mejor.

Martha estará en un coche con la pareja embarazada, el Doctor irá de coche en coche buscando a su nueva amiga desesperado, la enfermera gato también anda a la búsqueda del Doctor pues debe cumplir una promesa y veremos de nuevo al Rostro de Boe.

Lo mejor de este episodio es la revelación que hace el Rostro de Boe antes de morir a nuestro Doctor: "No estás solo". Aunque parece que al Doctor esas palabras no le dicen nada. Por otro lado Martha consigue raspar un poco la coraza del Señor del Tiempo y este le confiesa que es el último. Precioso el momento en el que le habla de Gallifrey.

Tras esto uno de esos curradísimos episodios dobles, el primero Daleks in Manhattan seguido de Evolution of the Daleks. Visitaremos Nueva York en los años 30 , la depresión, la pobreza, las coristas y los Daleks construyendo el Empire State Building. ¿alguien da más?. Los cuatro Daleks del culto de Scaro que se salvaron la temporada anterior reaparecen. Parece ser que han estado realizando experimentos para poder evolucionar, pues el líder considera que la razón de su derrota es que no han sabido avanzar y adaptarse.

Así pues el líder de los Daleks consigue fusionarse con un humano, lo cual da lugar a una nueva especie. El Doctor al principio se muestra bastante desconcertado pero decide ayudar a esta nueva especie a labrarse un futuro. Sin embargo los Daleks nunca aprenderán nada nuevo y a la voz de EXTERMINAR destruyen la única esperanza de supervivencia que tenían y desoyen los consejos del buen Doctor que pese a todo pensaba en ayudar a sus grandes enemigos.

David Tennant, nunca me cansaré de decirlo, es un intérprete magnífico para este papel. Aquí lo da todo, y siempre lo mejor. Es muy grande el momento en el que decide sacrificarse por los mendigos o cuando le tiende la mano al Dalek en son de paz... aunque el mejor viene al final cuando salva la vida al prometido de la corista. Absolutamente delirante este hombre.

En el sexto episodio The lazarus Experiment, regresamos a la tierra y a nuestra época. El Doctor ha venido a dejar a Martha en su casa tal y como le había dicho desde el principio, pero un anuncio en la televisión le hace cambiar de parecer y ambos van a la presentación de un invento revolucionario que cambiará el curso de la historia. El episodio no es ninguna maravilla pero nos permite ver de nuevo a la familia de Martha en acción. Las madres no son el fuerte del Doctor, eso está claro.

Y por primera vez oiremos hablar del señor Saxon. Un nombre a tener en cuenta en el futuro.

Y ahora la respuesta a la vida, el universo y todo lo demás... 42. Episodio que se desarrolla en el futuro, en una nave espacial que está a punto de chocar contra un sol, a la vez es invadida por un alienígena hostil y la única forma de evitar la colisión es intentar llegar a la sala de mandos que está tras muchas puertas selladas. Pan comido.

Buen episodio. Martha de nuevo dándolo todo. Las conversaciones telefónicas con su madre nos dicen que algo está pasando, algo que es importante. El Doctor sufriendo cuando es invadido por el alienígena. La muerte, el amor y la pérdida. Me gustó mucho por lo frenético del ritmo y el lirismo de un sol con vida.

Human nature y The family of blood. De nuevo un episodio doble y de los mejores que he visto hasta ahora. Todo comienza en 1913, en un colegio inglés o eso nos hacen pensar. El Doctor, ya no es él, es un humano, con todo lo que ello conlleva (un corazón), profesor de la escuela. Es algo extraño verlo allí leyendo el periódico, dando la clase, tranquilo.

Entonces vemos a Martha, ella es una criada del colegio. Pero en su mirada adivinamos que ella sabe quien es él, quien es ella y de donde vienen. El Doctor no, es otra persona que escribe historias en una libreta, historias fantásticas de un ser que va por el espacio y el tiempo en una caja azul... recuerdos que él considera fantasías.

Este Sr. Smith se enamora de la enfermera de la escuela. Un amor auténtico y correspondido. Martha mientras mira con envidia esa relación que ya le gustaría para sí.

Al margen de eso veremos como La familia, una raza de alienígenas, aterriza cerca del colegio y poco a poco van ocupando cuerpos humanos para desenvolverse en la tierra. Buscan al Doctor y utilizan el olfato para rastrearlo. El chico que interpreta al alienígena es de lo más inquietante que he visto en mucho tiempo.

En el segundo episodio el Sr. Smith deberá decidir si dejar de existir y volver a traer al Doctor de vuelta. El único que puede salvarlos de la situación crítica que se ha creado. Terrible decisión para un ser humano enamorado, asustado y luchando ante lo incomprensible. ¿por qué no puede tener esa vida feliz al lado de la mujer que ama?, ¿por qué debe vagar por el espacio y el tiempo solo?, ¿por qué sufrir pudiendo elegir? Porque es el único que puede salvarlos y esa es la mayor tortura del Doctor. Sólo puede hacerlo él y es el único de su especie que queda. Pobre Doctor. Pobre Martha. Pobre enfermera.

El castigo que el Doctor impone a la familia de alienígenas por sus pecados es terrible. La ansiada vida eterna pero atrapados en el tormento. Hasta lloré viendo el episodio, bueno yo soy de lágrima fácil, pero me emocionó muchísimo la historia, las interpretaciones y esa sensación de fatalidad y desesperación que transmite Tennant.

Es importante que nos fijemos en el reloj, el reloj que en un futuro será importante. En cuanto al niño que le roba el reloj al Doctor me dan ganas de matarlo, que criajo más pesado por favor. Además no me interesa para nada lo que le pueda pasar y me jode mucho que por su culpa todos estén a punto de morir.

Blink. Había oído y leído muchas cosas sobre este episodio. Que si era magnífico, que si era una obra de arte, vamos que todo el mundo lo ponía por las nubes. Moffat nos regala otro increíble episodio llamado a ser recordado durante años, eso no me cabe duda pero no es mi preferido de la temporada. Yo me quedo con The family of blood. Me gustó mucho más.

Blink es una joya y no lo niego, me gustó mucho pero prefiero el otro episodio. En este décimo episodio antes de la traca final de la temporada se habla del tiempo, que no es algo lineal sino algo como bli bli y wogui wogui según el Doctor. Explicar Blink es un pelín complicado.

En resumidas cuentas una chica del presente se va encontrando con pistas del pasado dejadas para ella por gente que ha conocido y un desconocido en los extras de los DVD, el desconocido es el Doctor. Tenemos a unos seres que son estatuas de piedra que se mueven cuando parpadeamos y que roban los futuros de sus víctimas y que enviaron a Martha y el Doctor al pasado mientras que la TARDIS está en nuestro tiempo.

Poco a poco la protagonista del episodio va encajando la información que le hacen llegar para poder ayudar al Doctor. Un grandísimo episodio sin duda alguna. Nunca jamás volveré a fiarme de las estatuas ni a pestañear en su presencia.

Y llega el final, el impresionante final de temporada que Russell T. Davis nos regala, un episodio triple que comienza con Utopia continúa con The Sound of Drums y termina con Last of Time Lords. Un guión ágil, lleno de guiños al pasado y al futuro, lleno de recuerdos (Rose, Gallifrey, Torchwood, los daleks, la guerra del tiempo), emocionante, vibrante y magnífico que tienes que ver de un tirón porque es imposible verlo de otra forma. No creo que nadie sea capaz de terminar Utopia y no desear ver que pasa a continuación.

Tendremos grandes participaciones como Derek Jacobi como Yana, que resultará ser ni más ni menos que You Are Not Alone, aquellas misteriosas palabras que el Rostro de Boe le dice al Doctor antes de morir. Si, amigos y amigas, el Doctor no es el último de su especie, aún queda otro Señor del Tiempo, el Maestro.

También aparecerá de nuevo el Capitán Jack Harkness para acompañar al Doctor y a Martha al final del universo e intentar salvar a un puñado de humanos en el fin de los tiempos. Así por fin sabremos que pasa con Jack, el por qué de su inmortalidad, cual será su futuro, veremos como ha cambiado. Grande este personaje y grande también Torchwood, visionado obligatorio.

Será revelador la presencia del reloj, el reloj que ya conocemos como artilugio de los Señores dl Tiempo, Yana tiene uno, Yana es un Señor del Tiempo en letargo y Yana despierta revelando al Maestro. Así que cuando despierte y se regenere tendremos a John Simm interpretándolo. En un post anterior creo que ya he hablado suficiente de este personaje. Increíble.

De vuelta en la tierra nuestros amigos tendrán que enfrentarse al dominio que Harold Saxon ha establecido sobre Inglaterra, y en breve sobre el mundo. Harold Saxon en realidad es El Maestro, que ha concebido un plan genial y perfectamente cuidado para dominar el universo, el mundo y derrotar al Doctor.

El Maestro vencerá, aparentemente, y durante un año gobernará cual tirano la tierra arropado por unas bolas metálicas poderosas que le obedecen. Martha huye y pasa todo ese tiempo vagando por el mundo, sembrando esperanza. Muy bien por ella.

El final es apoteósico, evidentemente ganan los buenos pero la derrota es amarga y sólo ellos lo sabrán. Genial como enlazan toda la historia y como hilan lo que sucede en este episodio con los refugiados de Utopía, la TARDIS y el año de Martha vagando por el mundo. El Master se despide de una manera que nos deja a todos de piedra, sobretodo al Doctor. Cuando las aguas vuelven a su cauce llega el momento del adiós.

Jack vuelve a Torchwood, genial revelación de lo que le espera dentro de un millón de años.

Martha habla con su desgarrada familia que ha sufrido lo indecible durante ese año atrapada en la demencia de El Maestro. Así que hace lo más coherente, deja por propia voluntad al Doctor. Se despide de él porque debe quedarse y cuidar de los suyos, y también porque tiene que cuidar de si misma. El Doctor es su utopía y por fin ha comprendido que no podrá alcanzarlo nunca. Ella no es Rose, nunca lo será. Ella es Martha Jones, la mujer que dio esperanza al mundo, puede que nadie la recuerde pero eso la ha hecho fuerte, más de lo que ya era. Martha se desliga del Doctor porque no puede seguir a su lado vagando por el universo y por el tiempo esperando algo que no va a suceder. Y me alegra que se de cuenta, y me alegra que sea lo bastante fuerte como para dejar esa droga que es seguir al Señor del Tiempo.

En definitiva una muy buena tercera temporada donde vemos a David Tennant totalmente cómodo con su papel. Nos acostumbraremos a Martha pero nunca será como Rose, ni falta que hace. Lástima que le hagan el flaco favor de enamorarla de él de manera tan evidente, así se pierde toda la fuerza y el carácter de este personaje que saca lo mejor de ella misma a partir de la mitar de la temporada.

Estoy deseando embarcarme en la cuarta temporada pero antes una paradita en el especial de Navidad con Kylie Minoge y el Titanic.

7 comentarios:

Mauro dijo...

Gran gran temporada, muy de acuerdo en casi todo lo que dices. De momento es la que más me gusto, la que menos capitulos "flojos" (el clasico relleno de la serie) tuvo y tambien la que mejores episodios nos dio. "Smith and Jones", el de Shakespeare, "Gridlock", el doble de "Family of Blood", casi todos fueron divertidisimos (exceptuando el doble de los Daleks que me aburrio un poco). "Blink" si me pareció el mejor capitulo de la temporada (y de lo que va de serie) y con "Utopia" despegó un final de temporada espectacular. John Simms está genial como The Master y el desenlace me parecio genial y muy emocionante.

Como bien dices, Tennant perfecciona su Doctor y lo lleva al limite de la locura, divertidisimo, enorme actuación. Freema Agyeman me encanta y ya en "Smith and Jones" me había hecho olvidar a Rose. Me encanta su relación con el Doctor y como se despide de él, un personaje muy inteligente.

Y por ultimo, el mejor detalle de la temporada fue la aparición de Jack Harness y la revelación final. Me quedé tan sorprendido y maravillado como el Doctor y Martha. Bravo.

Nico dijo...

YO SIGO CREYENDO EN HAROLD SAXON!!!!
Y David Tennant ha conseguido que nos olvidásemos de Tom Baker. Y ESO ES LA HOSTIA!!!

Cómo echaré de menos a David Tennat...

ánade dijo...

La tercera temporada es mi favorita. Martha Jones es muy grande y pese a que en un principio lo tenía todo en contra, como dices, pronto demostró ser una compañera más válida que Rose Tyler.

Ahora mismo estoy con la cuarta temporada y lo cierto es que me está decepcionando bastante. Adoro esta serie, pero no soporto que sea tan irregular. Los cinco o seis primeros capítulos de la temporada (dejando a un lado el primero, en el que conoce a su nueva compañera) son muy mediocres. Pero a partir del capítulo doble de la biblioteca, la serie recupera el nivel.

Rebeca Sánchez dijo...

Mmmmmmmmmm yo tengo la cuarta aparcada, a ver si me pongo con ella, solo vi el primero y me encantan los adipositos jejejej que te voy a contar ánade :)

En cuanto a que Martha es una compañera más válida que Rose, si y no. TEnía mucho potencial y en algunos momentos se lució pero agghhh eso de colgarla cual niñata del Doctor la hacía parecer tonta a veces. Rose al menos lidiaba con él como una igual, MArtha siempre iba detrás dejando un charco de baba. Aún así tuvo grandes momentos y demostró que podía ser tan buena o más que Rose.

En cuanto a nivel interpretativo Freema supera a Billie Piper así que ser mejor que Rose lo tenía fácil incluso con un personaje lastrado desde el principio

Anónimo dijo...

A mi la tercera temporada es la que menos me ha gustado, no sé los finales de las demás temporadas me parecieron más épicos y me hicieron sufrir menos, este final es demasiado angustioso, no me apetece volver a verlo porque no me gusta nada ver al doctor tan indefenso.

En cuanto a lo que decís de Rose, lo siento, no estoy de acuerdo. La relación entre el doctor y Rose era muy especial y me parece muy injusto considerar mejor a Martha, es diferente, pero no mejor. Cada companion aporta algo, unas gustaran más y otras menos pero la química entre el doctor y Rose era lo que más me gustaba de la serie en un principio y reconozco que la hecho de menos.

Dro López dijo...

Acabo de ver hace muy poco el season finale y WOOOOO lo has clavado con lo de impactante, ha sido bestial, aunque muy descoranozador.

A mí Martha me ha gustado, pero no más que Rose. Ha sido un personaje inteligente, pero demasiado sosilla para mi gusto. Rose era más pava, pero siempre reía sin parar y transmitía una alegría y una pasión que no ha sabido transmitir Martha. Uno de mis favoritos ha sido Blink, como bien dice Mauro los de Nueva York me aburrieron un poco. Los de La familia me gustaron, pero no me emocionaron mucho.

Y eso del final es un timo!! sabía que Martha acabaría bien, es que LO SABÍA. Su destino era ser una doctora brillante, estaba claro. Y ella puede volver a ver al Doctor cuando quiera, y Rose perdida en un universo paralelo. Mu mal. Su química con Tennnant era más natural que la de Martha. Con ella lo hicieron todo forzado, besándolos en el primer capi ¬¬

Pero sí, me ha gustado en general la temporada. Estoy deseando que vuelva Donna, el Doctor necesita a alguien con carácter!!

Rocio dijo...

Hola, me han gustado mucho tus comentarios, sobre todo porque no encontraba ninguna otra información de la tercera temporada y como recién la estoy viendo me estan comiendo las ganas de saber XD

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails