jueves, 23 de julio de 2009

Lost, una quinta temporada bastante decepcionante

Recién terminada la ver la quinta temporada de Lost me ha dejado un regusto amargo. Ha estado bien pero... siempre hay un pero. No ha sido lo que me esperaba y no ha llegado a emocionarme tanto como lo hicieron las cuatro anteriores temporadas, ni siquiera durante el final.

No puedo asimilar que regresen a la isla tras las disputas, las alianzas, las intrigas, el miedo y la alegría compartidos en ese lugar, tras las muertes y el sufrimiento para salir de la maldita isla van y vuelven. No todos pudieron escapar y se dice que regresan para poder ayudar a aquellos que dejaron atrás, aunque en el fondo parece que vuelven para poder ayudarse a si mismos pues la vida fuera de la isla se ha convertido en un sinvivir para todos ellos.

Regresar para ayudar a los que quedaron. Bueno si tenemos en cuanta que quedan un puñado de aquellos supervivientes del vuelo Oceanic 815, tocan casi a uno por cabeza ¿no?. Mientras los que se quedaron han rehecho buenamente sus vidas, los que se fueron no supieron lidiar con la vida real, así que vuelven para joderles el plan a los demás. ¿Realmente era necesario volver? En ningún momento se me ha dado ninguna razón plausible para hacerlo. Además se creen a pies juntillas lo que les dice Ben ¡MADRE MIA!. ¿No habéis aprendido nada? No se puede confiar en Ben.

Bueno y regresan, alá nos despertamos en la isla. No entiendo por qué unos lo hacen en 1977 y otros en el presenta. ¿Quién se supone que hace esa elección? ¿La isla? ¿Jacob? ¿es fruto del azar?.



La quinta temporada nos la pasamos saltando de delante hacia atrás en el tiempo y viceversa. Hay que estar muy atento y conocer la serie para saber cuando están. La luz en la noche que proyecta la escotilla, la avioneta con la heroína estrellándose, los restos del avión de Ajira.

Y luego están los personajes. Locke ya no es Locke y da un miedito que flipas pues eso de que los muertos se levantesn de sus tumbas nunca trae nada bueno. Además siempre sonríe, analiza, mira... no mola. A Sun estoy deseando que alguien le pegue un tiro, que se la coma el humo negro, que la empalen o algo porque es una pelma. Kate está insufrible llorando y mirando a Sawyer todo el rato ¡Supéralo tía y deja de jugar con ellos!.

Jack es el peor de todos se ha puesto en plan fantoche quejica. Ya no es un líder capaz, ya no hará cualquier cosa por salir de la isla. Ahora parece que todo le da igual, que está por estar. Ojalá Sawyer le hubiese dejado en coma tras la paliza porque se lo merecía. Además ¿por qué narices su padre, el muerto, está en todas partes?. Sayid ha perdido el norte totalmente, tanta sangre, tanta muerte le ha hecho enloquecer.



Hurley y Miles se salvan porque me resultan simpáticos con sus rollos del tiempo y el guión de El imperio contraataca. Faraday también me gusta pero me da muchísima pena su historia y como termina muerto a manos de su propia madre que precisamente le envía a morir sabiéndolo ¿?¿?¿? A cuadros me he quedado. Es increíble lo bien que lo hace el actor Jeremy Davis porque me creo que realmente el pobrecillo está loco. A Desmond casi no se le ve el pelo pero parece feliz y que por fin ha tomado las riendas de su destino.

Los mejores Sawyer y Juliet, una estupenda pareja que se compenetraban perfectamente. Por fin él encuentra a una mujer de carácter capaz de domarlo y hacerle sentar la cabeza pero las cosas no son para siempre. Y luego tenemos a Ben, Ben el manipulador, el mentiroso, el titiritero que por primera vez no tiene un plan, que no sabe donde va ni lo que va a hacer, está totalmente a la deriva. Su mirada estupefacta ante todo lo que le sucede tras regresar a la isla es impresionante, este hombre lo transmite todo sin ni siquiera moverse.

Hubo un par de episodios y momentos que me hicieron gritar y pegar saltos en el sofá pero en general fue una temporada que no me llegó a gustar. Puede que estén respondiendo a cuestiones que siempre he tenido pero queda mucho por desvelar y todo parece complicarse perezosamente según avanza la historia.

Luego han cobrado importancia dos figuras que siempre han estado ahí, Richard Alpert el eternamente joven y Jacob, al que por fin conocemos. Y ha aparecido un grupo nuevo, así que yo me pregunto si realmente a estas alturas saben lo que están haciendo porque a mi me da que no.



Siento que en esta temporada el cambio de actitud de los personajes me ha afectado negativamente. No me gusta en lo que se han convertido la mayoría de ellos. Es lógico que un personaje cambie según los acontecimientos que le toquen vivir pero lo que les ha pasado a la mayoría de los losties lo veo un despropósito. Tampoco me gusta que me hagan tragarme las cosas por que sí como que Bernard y Rose viven tres años en la isla sin que nadie se entere, ni Dharma ni los otros. ¡Venga ya!

Queda una temporada para resolverlo todo. Lost ha pasado de ser una serie a ser un fenómeno, casi un culto. Quedarán muchas personas descontentas, otras no tanto y a otros les parecerá lo mejor que han visto jamás... nunca se sabe, las opiniones son muy subjetivas.

A mi esta temporada me ha decepcionado así que ya voy con los ojos cerrados hacia la recta final para no llevarme un chasco. Quiero conocer el final, aunque dudo mucho que sea un final que me guste.

1 comentario:

MFAL dijo...

A mi también me ha decepcionado un poco... sobre todo los primeros capítulos y los dos últimos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails