miércoles, 9 de septiembre de 2009

Torchwood, todo cambia

Este verano he aprovechado el tiempo para ver Torchwood, spin-off del Doctor Who. Supongo que a estas alturas no tiene mucho sentido explicar de que va la serie aunque seguro que hay algún despistado que aún no la ha visto o que no tiene ni idea de lo que estoy hablando.

SPOILERS

Torchwood consta, por el momento, de tres temporadas. Las dos primeras de 13 episodios cada una mientras que la tercera es una miniserie de cinco episodios centrados en una misma amenaza para el planeta.

Empecé a ver Torchwood por el Doctor Who. Las apariciones del capitán Jack Harkness en la serie de Tennant me convencieron de que estábamos ante un personaje con un carisma arrollador y con una potencial carga dramática, muy comparable a la del Señor del Tiempo.

Jack Harkness es inmortal, muere pero resucita. Durante estas tres temporadas lo veremos morir de maneras muy diversas pero Jack siempre regresa, gracias a ese maldito regalo que Rose Tyler le dio durante la primera temporada del Doctor Who. Jack Harkness es un héroe, pero no siempre ha sido así. Tiene un pasado del que no se siente especialmente orgulloso y ha tenido que hacer cosas que prefiere olvidar. Ha visto envejecer y morir a todos los que ha querido sin poder hacer nada para evitarlo.

Es el jefe de Torchwood, esa unidad más allá del gobierno que se encarga de luchar por la raza humana contra los alienígenas y que tienen su base en la ciudad de Cardiff. Lugar donde hay una brecha espacio-temporal que propicia toda clase de situaciones curiosas. Jack mola, mola mucho, con su abrigo militar, su pulsera del tiempo, su clásica pistola, esos ojos azules y una sonrisa capaz de desarmar a cualquiera. Sin embargo es mucho más de lo que aparenta porque un hombre que no puede morir no tiene nada que perder, salvo seres queridos, y lo convierte en un ser extremadamente peligroso.

Bajo su mando en Torchwood están: Ianto Jones, Owen Harper y Toshiko Sato. A ellos se unirá en el primer capítulo de la temporada, convirtiéndose en el hilo conductor de la serie, Gwen Cooper, mujer que en un principió aborrecí con toda mi alma pero que durante la mitad de la segunda temporada empecé a adorar sin remedio para caer rendida ante ella en la tercera.

Durante la primera temporada de la serie conoceremos a los personajes, entenderemos que les motiva, por qué sufren, como les afecta el trabajar para Torchwood y veremos como se relacionan entre ellos. Lo cierto es que el ambiente laboral durante la primera temporada era bastante rancio con un jefe, Jack, que parecía pasar de todos menos de su nueva criatura Gwen, como ejemplo el dolor de Ianto en Ciberwoman, totalmente ignorado por todos. Luego teníamos al compañero hijo puta, Owen, tío despreciable hasta la médula que para mi se redimió cuando murió en la segunda temporada. Nunca entenderé que le veía Gwen.

A parte de esto la presión laboral era extrema y todos los casos les acababan pasando factura a nuestros amigos. Especialmente a la sensible Toshiko y a Gwen. La temporada uno no es nada memorable, lo cierto es que incluso hay episodios de vergënza ajena pero como se veía la luz al final del túnel decidí continuar.

Los episodios que más me gustaron fueron el de los campesinos que asesinaban gente, homenaje a las películas de terror tipo La matanza de Texas. También me gustó mucho el episodio de Zapatos de Desconocidos donde la acción recae sobre un personaje ajeno a Torchwood pero que vive su vida obsesionado con los aliens. Y por supuesto los dos episodios de final de temporada con viaje en el tiempo incluido para Tosh y Jack y lucha a muerte por la tierra contra un gigantesco demonio.

La segunda temporada es muy superior a la primera. Ahora que ya sabemos y conocemos bien a los personajes, que hemos aprendido a quererlos y odiarlos y que conocemos más del Capitán los guionistas se dedican a mostrar más la parte emocional de su trabajo, como se erosionan poco a poco estos humanos enfrentados a lo increíble.

El inicio no pudo ser mejor pues trajeron a un antiguo agente del tiempo compañero de Jack en sus años mozos, el capitán John Hart (James Marsters), personaje que jugará un importante papel en el final de temporada y que personalmente me encantó pero es que este actor es adorado en este blog desde el primer día o más bien noche que pisó Sunnydale.

Veremos a Toshiko enamorada de un soldado del 1918, por fin le pasa algo bueno a esta mujer p ero debe renunciar a ello por un bien mayor. Este personaje es uno de los que más me gusta. Toshiko Sato, una mujer fragil, sentimental y soñadora que debe ser fuerte para sobrevivir y sobrellevar su trabajo, un trabajo que le permite creer que allá fuera hay cosas maravillosas, que el ser humano no está sólo en el universo y que por eso merece la pena luchar. Toshi que está perdidamente enamorada de Owen e intenta llevarlo lo mejor que puede. Toshi que tiene una fortaleza de espíritu admirable y una sonrisa afable y tímida que encandila.

Veremos como Ianto supera su pérdida y establece una relación con Jack. Cosa que le hace ser más abierto y comunicativo con el grupo; empieza a participar como agente de campo, saliendo más y más de la base. Esto hace que entre él y Owen se establezca una pequeña lucha. A Owen no le gusta que nadie le robe el protagonismo ni sentirse menos especial. Ver a Ianto como el nuevo niño bonito de la base le saca de quicio.

Gwen irá creciendo como personaje. Es una tía dura y directa, asumió el mando de Torchwood cuando Jack desapareció corriendo detrás del Doctor y todos la obedecían sin poner en duda su capacidad de mando. Es muy capaz de llevar las situaciones límite y también sabe tratar a la gente. Es eficiente, ordenada e implacable. En la segunda temporada se demuestra cada vez más lo buen personaje que es y el juego que puede dar, ya sea sola o con Rhys.

Rhys, el novio de Gwen, un tipo la mar de simpático y campechano al que la tía esta no ha hecho más que putear pero a pesar de todo sigue con ella. Brutal el momento en el que Gwen lo droga para lavar su conciencia contándole lo suyo con Owen pero haciendo que Rhys olvide que se lo ha contado. Por fin, en esta temporada, el novio bueno y simpático averigua a que se dedica ella realmente y a pesar de la sorpresa inicial se muestra comprensivo e incluso les ayuda en un caso. El hecho de que Rhys conozca la verdad sobre Torchwood cambiará la dinámica de la pareja para bien porque por fin Gwen puede contarle lo que sucede como en Adrift cuando ella regresa a su hogar destrozada por la verdad que ha descubierto y necesita hablar con alguien, sólo hablar y dejar que todo el dolor salga. Al final se casan, con sorpresa y todo, aunque ese episodio era bastante olvidable.

Capitulazos Adam, donde la manipulación de la memoria hace que el equipo de Torchwood se tambalee y conoceremos aspectos del pasado de Jack.

Martha Jones paseará su palmito y peinado impecable por la sede de Torchwood cuando la llamen en Reset para infiltrarse en un centro médico. El arco argumental con ella durará tres capitulos ya que tras el primero Owen muere. En el segundo Owen vuelve a la vida gracias a Jack y el guante de la resurrección; y en el tercero y genial episodio veremos como es la vida de Owen Harper ahora que está muerto. No necesita nada, ni comer, ni beber, ni afeitarse, tiene que tener cuidado con hacerse heridas pues no curarán. Aquí fue cuando este tío petardo y egocéntrico empezó a caerme bien, aunque si ha hecho falta morir para descubrir al bueno de Owen apaga y vámonos porque el tipo era un cabrón sin remedio.

Y el final de temporada, de una segunda temporada que me hizo darme cuenta de lo grande que era esta serie y de lo maravilloso que era el equipo de Torchwood. En Fragments, nuestros amigos caen en una trampa explosiva y quedan bastante maltrechos. En un enorme flashback veremos como Jack Harkness fue reclutado por Torchwood en 1899. Como Toshiko pasó de una cárcel tipo Guantánamo a trabajar para Jack. Conoceremos los motivos de Owen para unirse al grupo y sabremos también porque es tan insoportable. Veremos a Ianto perseguir a Jack por todas partes hasta que consigue que lo admitan en el grupo. Un muy interesante y muy necesario episodio.

Tras el cual viene el final con Jack destrozado por su hermano pequeño, el regreso del capitán John Hart, la ciudad al límite amenazada por una serie de bombas y el equipo de Torchwood totalmente entragado para salvar la situación y a su adorado líder.

Momentazo: la muerte de Toshi en brazos de Jack, nunca una mirada ha dicho tanto. Que hartada de llorar.

En general mi relación con la serie ha sido muy satisfactoria, me ha gustado lo que he visto y viendo (Children of the Earth) y espero que el equipo siga adelante por muchos años. Adoro a jack Harkness sobretodas las cosas y quiero un abrigo militar a la de ya. Echaré de menos a Toshi, a Owen un poquito. Fue maravilloso ver a los tres supervivientes luego en Doctor Who y me reí mucho cuando Rose y el Doctor reconocen a Gwen !Que buenos son estos tíos! Seguiremos adelante porque como ya todos sabemos en el siglo XXI es cuando todo cambia.

1 comentario:

ALX dijo...

Si es que con Torchwood hay que tener un poco de paciencia, pero cuando te das cuenta has conectado con los personajes, que son el pilar de la serie. A mi me encanta el regusto pesimista y las conclusiones un tanto oscuras que suelen tener los casos. Algo de lo que te empiezas a dar cuenta en la primera temporada con dos episodios que me encantaron, el de las hadas y el de los viajeros en el tiempo. Me gusta que no sean muy partidarios del final feliz.

La segunda temporada es mucho mejor que la primera. Y la tercera es impresionante.

Lo de Gwen es curioso, porque creo que nos pasa a todos, empezamos odiándola y en la tercera temporada terminamos amándola. Curioso.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails