Bautizo sangriento, la cuarta temporada de Dexter

2 comentarios
SPOILERS

Al igual que el Conejo Blanco de Alicia llego tarde,
muy tarde. No creo que pueda añadir nada a lo que ya se ha dicho sobre la última temporada de Dexter. Casi todos los blogs que leo han expresado su opinión sobre la que es, y en esto estamos todos de acuerdo, la mejor temporada de esta serie hasta la fecha.

Podría hablar largo y tendido de la magnífica historia que nos han regalado los guionistas. Una historia simple a la par que efectiva. Dexter es ahora un hombre casado, padre, cabeza de familia responsable, vecino amable, profesional respetado y asesino. Son muchas cosas para compatibilizar y es muy complicado equilibrar todas esas facetas de su vida sin mentiras, sobresaltos, sustos, recelos y dudas.

En el primer capítulo veíamos como nuestro serial killer hacía malabarismos para poder atender a su familia y a su oscuro pasajero, con resultados funestos. Aquel accidente de coche le puso en el punto de mira de Rita, una mujer omnipresente en la vida de Dexter y que cada vez demandaba más y más cosas a nuestro amigo, más atención, más dinero, más detalles, más sentimientos, más y más... no entiendo como era capaz de soportar esa presión constante por parte de Rita. Personaje que durante esta temporada me llegó a caerme realmente mal.

Pero Dexter podía con todo, o al menos, eso creía él. El regreso del agente especial Lundy le hizo temblar, ese hombre podía descubrirle, pero Lundy traía en mente otra cosa, un viejo caso que llevaba persiguiendo años, el asesino de la Trinidad o Trinity.

Con Lundy de nuevo en escena, siempre me cayó bien este tipo, las cosas empezaron a cambiar. La búsqueda de ese asesino en serie, el efecto sobre Debra de Lundy, sin duda alguna, el gran amor de su vida y el posterior asesinato de Lundy. Aquí todo se puso en movimiento, todas las piezas empezaron a correr de un lado para otro:
  • Rita, amante esposa y desconfiada asfixiando a Dexter.
  • Dexter intentando encontrar a Trinity al cual culpaba de disparar a Debra y Lundy.
  • Debra destrozada tras perder a Lundy, romper con Anton y sufrir una herida de bala.
  • Quinn, empezando a tontear con una reportera cachonda que lo utilizaba.
  • Masuka, en su línea.
  • LaGuerta y Batista, manteniendo una relación que puede poner en peligro sus carreras.
La serie seguía adelante, el gran caso era Trinity, aunque averiguar quien disparó a Lundy tras descartar a Trinity también era de vital importancia para Debra.

Me gustó mucho Debra en esta temporada. La vemos al principio con Anton parece feliz pero en cuanto Lundy regresa, su mundo se tambalea y no es capaz de luchar contra lo que siente por él. Verle morir fue un trago demasiado amargo para ella. La escena en el parking con Dexter es demoledora. Pero Debra no se rinde, sigue adelante, es una buena policía, una gran detective, nada podrá impedir que encuentre a Trinity, que encuentre al asesino de Lundy.

Por otro lado, el descubrimiento de las aventuras de su padre con sus confidentes la trastoca, así que empieza a investigar eso también, hasta que descubre a Laura Moser, madre del Ice Truk Killer y de Dexter y ata cabos. En serio digo que Debra nunca había sido santo de mi devoción pero aquí se lucieron con ella, le dieron grandes escenas, diálogos tremendos. Se ha vuelto más cerrada, más fuerte, más decidida pero ha sufrido mucho y se le nota.

La historia de Quinn y la periodista aunque en principio no me interesaba mucho era evidente que tenía más que ofrecer que escenas de cama. Aquella pequeña zorra era mucho más de lo que aparentaba mientras que Quinn empieza a perfilarse como un nuevo Doakes para Dexter. No le gusta Morgan, no se fía de él y han tenido más de un encontronazo. En cuanto a la periodista me parece un gran acierto la historia y el giro inesperado que adopta cuando abre la puerta y saluda a su padre. Impactante y efectivo.

Y sin embargo aún no he hablado de lo mejor, porque amigos/as, lo mejor de toda la temporada fue TRINITY (John Lighgow) o Arthur Mitchell como más os guste. Lo conocimos asesinando a una mujer en la bañera, desangrándola hasta morir. Después mató a una madre obligándola a suicidarse saltando de un edificio. Por último, golpeó con un martillo hasta arrancarle la vida a un pobre hombre.

Trinity era un sádico, un asesino metódico con un ritual perverso que llevaba más de 30 años en activo. Una bestia. Dexter estaba decidido a matarlo, sobretodo creyendo que él había sido el responsable del disparo a su hermana, pero...algo lo retuvo, algo le inquietó. Se vio reflejado en Arthur pues al igual que él tenía una familia, un estatus social, era considerado un buen miembro de la sociedad. Así que Dexter decidió esperar, esperar y aprender. Aquel hombre se convirtió en un gurú para él pues creía que tenía todas las respuestas. Aunque no podía estar más equivocado.

Trinity era un monstruo y Arthur también, un ser cruel que mantenía a su familia cautiva y atemorizada. Un maltratador, un ser controlador e impredecible que siempre parecía a punto de estallar. Dexter poco a poco fue descubriendo esta faceta de Arthur y decidió que no podía aprender nada de aquel hombre y que lo mejor era terminar con él de una vez. Demasiado tarde, Dexter ya no tenía el control de la situación y Arthur era mucho más peligroso de lo que él creía. Aquel "Hello, Dexter Morgan" en la comisaria me heló la sangre.

Esta fue la temporada en la que Dexter perdió el norte, dejó de lado el código e intento ser algo que no era, una persona normal. Dexter intentaba vivir feliz, ansiaba una vida maravillosa... todo salió mal. Tan mal que lo que más quería en el mundo, su punto de equilibrio, fue el precio que pagó por su falta de decisión, por su dejadez, por su soberbia.

El pequeño Harrison coge el testigo y es bautizado con sangre, con la sangre de su madre. El final de esta temporada es desolador, triste y rabiosamente doloroso. Dexter pierde a Rita, la mujer que lo amaba, la mujer que lo estaba rescatando de su oscuro pasajero. Allí estaba, tumbada en una bañera de sangre, con los ojos abiertos, esperando a su marido, viendo a su pequeño.

Matar a un personaje importante en una serie siempre es una decisión arriesgada, además aquí temía mucho más por la vida de Debra que por la de Rita. A pesar de lo plomiza que se había puesto esta temporada no creía que fueran a matarla. Además su muerte fue silenciosa, no vimos el momento, no sabemos como fue, si luchó, si suplicó, si Trinity la amenazó con matar al bebé, si él le contó que Dexter tenía la culpa, si Rita murió pensando que su esposo podía evitarlo. Y eso es lo que más me gusta, esa muerte fuera de escena, ese sinsaber que te carcome.

Trinity se cobró su venganza, bastardo retorcido. Aún viendo que iba a morir tubo la desfachatez de sonreír, de saber más que Dexter y de saberse vencedor después de todo.

Grandísima temporada. No sé que le deparará el futuro a Dexter Morgan ahora, como será su vida sin Rita y al cargo de tres hijos, como afectará lo que sabe Debra a su relación con Dex.... muchas incógnitas para la quinta temporada, pero con muchas ganas de verla.

Share/Bookmark

London Baby

9 comentarios
Me voy a Londres y no puedo dejar de pensar en Joey dicendo aquello de "London Baby" hasta estoy tentada de situarme en el mapa.

Londres. Es la primera vez que voy, conozco muy bien sus aeropuertos pero nunca había pasado tiempo en la ciudad, la verdad es que me apetece un montón. Es una ciudad con mucha mucha historia, fue fundada en el 50 d. C por los romanos, en 1666 ardió casi por completo, durante la Segunda Guerra Mundial fue bombardeada con insistencia por los alemanes y en 2012 volverá a albergar los Juegos Olímpicos. Se calcula que viven más de ocho millones de personas. A mi me agobian las multitudes pero haré un esfuerzo.

Lo que quiero ver fijo: El Museo Británico, la Tate Modern, el Museo de Historia Natural, la Torre de Londres, la abadía de Westminster.

Después todo lo que venga a mayores será bienvenido :)

Aunque si me encontrase con esto: sería la hostia


Share/Bookmark

El bajón de Navidades

6 comentarios
Es inevitable, entre la compra frenética de regalos, las caminatas para conseguirlos, las horribles colas, los compromisos con familiares y amigos, las resacas asociadas a esos compromisos, el trabajo y un montón de pequeñas cosas más; apenas he podido ver nada, y ya no digamos escribir algo.

Así que diciembre para mi es un mes de sequía en el que a pesar de intentarlo no logro ver más de cinco capítulos a la semana, en el que escribir algo se me hace muy cuesta arriba y en el que tengo tantas cosas en la cabeza que ya no sé ni quien soy ni donde estoy.

Personalmente me gustan las Navidades, no una cosa exagerada pero si, me gustan. Tras ellas volveré a mi rutina de siempre y creo que podré escribir más a menudo que durante estas semanas donde las entradas de mi blog han sido testimoniales y con poca sustancia.

A parte aprovecho este lugar de la blogosfera para desearos a todos Feliz Navidad, mucha felicidad y daros un "virtual" abrazo.

Seguramente no vuelva a actualizar hasta enero. Así que también os deseo FELIZ AÑO NUEVO!!! Estoy deseando que llegue el 31 para ir a Londres y beber champagne en la ciudad de Doctor Who :)

A cuidarse todo.

PD: Esta es mi situación actual



Share/Bookmark

¿Por qué?

6 comentarios
¿Por qué ha sido tan devastador el final de Dexter?

¿Por qué me importa una mierda que se vayan de parón V y FlashForward?

¿Por qué se ha muerto tan joven Brittany Murphy?

¿Por qué me sentí tan identificada con los chicos de CCAVM en el episodio de los cigarrillos?

¿Por qué me pone tanto el científico Christian King de Paradox?

¿Por qué no dejo de pensar en el final de la era Tennant en Doctor Who?

¿Por qué Psych tarda tanto en volver?

¿Por qué los capítulos de Monk me hacen reír tanto pero también me producen cierta tristeza?

¿Por qué me he comprado la edición en DVD de La Sombra del Poder si es una puta mierda? En serio no la compréis

¿Por qué cada vez que enciendo la televisión veo a Scarlett Johansson intentando venderme algo?

¿Por qué Fergie en Nine parece una bruja?
Share/Bookmark

La intro rapera de Monk

1 comentarios
En el capítulo que he visto ayer de Monk, el segundo de la sexta temporada, aparecía el rapero Snoop Dog. El caso giraba entorno al asesinato de un conocido rapero y Monk era contratado por el personaje de Snoop Dog para que demostrase su inocencia.

Lo más sobresaliente del capítulo es, por un lado, la intro del mismo donde la famosa canción de It´s jungle out there de Randy Newman es versionada por Snoop Dog.



Y por otro lado el final, cuando Monk hace la exposición de los hechos en una discoteca, Snoop Dog se sube al escenario y rapea la resolución del asesinato. De ese momento no he encontrado un vídeo, pecato!!!

Poco a poco me acerco a la octava temporada de esta grandísima serie que tan buenos momentos me está proporcionando.

Share/Bookmark

El fondo de la botella

2 comentarios
Los personajes de las series de televisión que han mostrado tendencia a dejar las botellas de ginebra vacías son muchos y muy variados. Es difícil encontrar un drama donde alguno de los personajes no sea un ex-alcohólico o esté a un paso de convertirse en uno. Mientras que en las comedias no son tan habituales pero saben sacarle mucho partido.

En dramas siempre recordaremos a Sue Ellen de Dallas, la primera mujer con un problema con la bebida que vi en la televisión. También podemos hablar de Bree, una de nuestras Mujeres Desesperadas, que durante la segunda temporada empezó a beber lingotazos para sobrellevar la depresión en la que había caído tras la muerte de su marido y las acusaciones de su hijo.

Kristen Cohen (The O.C) estuvo bebiendo bastante hasta que un accidente de coche le hizo darse cuenta de que necesitaba ayuda y acaba en un centro de rehabilitación. En esta misma serie Marissa era una habitual consumidora y cada vez que tenía un problema se machacaba el hígado. Más recientemente, en esa cosa llamada FlashForward, sabemos que el soso de Mark a punto estuvo de perder a la mujer que ama por culpa de su amor por la botella. Incluso el Absolut Cachas que se ligaba Samantha Jones en Sex and the city había tenido sus más y sus menos con la bebida.

En cuanto al mundo de la comedia los alcohólicos, declarados o no, que más recuerdo son:

Kitty Forman, la madraza de Aquellos maravillosos 70. Me partía con esta mujer, y con su marido también todo hay que decirlo.



Karen Walker de Will & Grace. A esta mujer siempre se la veía con una copa en la mano o sobrellevando como bien podía una resaca. Además de beber como una camionero, Karen era adicta a cualquier tipo de pastillas.

El hermano mayor de Blossom, Anthony Russo, era alcoholico y drogadicto, pero lo superó, se hizo conductor de ambulancias y se casó una noche de borrachera en Las Vegas. Generalmente los ex-alcoholicos de las series suelen reincidir.

Bernard Black, flamante dueño de la librería Black Books y al que siempre encontraremos con una botella de vino y un cigarro o sobreviviendo a la más horrible de las resacas. Su mejor amiga tampoco se queda atrás.

Norm de Cheers. Aquel hombretón gordo que vivía anclado a la barra del bar y que siempre tenía una cerveza en la mano.

Lucille Bluth. Otra Karen de la vida. Casi siempre con la copa en la mano. Capaz de tumbar a cualquiera bebiendo e incapaz de pasar más de un día sin alcohol en su estómago.



En España teníamos a Aída que también era ex-alcohólica, aunque tuvo una recaída bastante sonada.

Y ahora la santísima trinidad de los borrachos y uno más. Todos ellos dibujos animados.

Bender, el robot cervecero y fumador de puros.

Homer J. Simpson, habitual del bar de Moe, bebedor de cerveza Duff al por mayor.

Peter Griffin, gordo con serios problemas de autocontrol cada vez que bebe cerveza o cualquier otro tipo de bebida.

Y el mas grande de todos los borrachos, Barney Gumble. Parroquiano del bar de Moe, siempre le verás tras la barra agarrado a su jarra de cerveza. Un personaje grotesco a causa de su adicción. Algunas veces Barney ha intentado superar su problema pero siempre termina recayendo.




Se me quedan un montón en el tintero pero ahora mismo no se me ocurren más. ¿Recordáis alguno?

Share/Bookmark

Mis personajes favoritos

2 comentarios
En una serie tan grande como es Arrested Development, muy recordada estas semanas por aparecer en casi todas las listas de las mejores series de la década, es difícil escoger un personaje predilecto pues todos ellos son increíbles. Desde GOB, que hombre por Dios, hasta Maeby, pasando por ese extraño ser llamado Tobías. Incluso, con el paso de las temporadas, le he cogido un aprecio especial a Michael Bluth, a priori, el más sosito del grupo pero que cuando se desata demuestra ser tan egocéntrico, maniático y especialito como el resto de su familia. Pero aquí dejo por escrito, para que lo lean los hijos de mis hijos, que mi personaje favorito de Arrested Development es: Buster Bluth.

Es increíble como este personaje, que en principio era el más tonto del grupo, y al que menos caso le hacía, poco a poco, con sus extravagancias, sus miradas sus "Hey Brother" consiguió ganarme completamente para su causa. Sus manías, sus reacciones, su forma de ver y entender el mundo son divertidísimas. Buster, que deambula por el piso de Lucille Bluth, siempre pegado a las faldas de su señora madre, con la que mantiene una relación de dependencia-odio brutal, es de lo mejorcito de la serie.

Buster, es el pequeño de los hermanos Bluth, y por lo que sabemos Lucille no dio a luz hasta los once meses. Además, su madre, estableció con él una malsana relación que no ha dejado crecer a Buster ni le ha permitido desligarse de su malévolo influjo. Añadimos a esto el hecho de que no es hijo de George Bluth sino de su gemelo Oscar, con el que Lucille mantiene una relación bastante especial.

Debido a la sobreprotección de su madre, Buster, es un inadaptado social, incapaz de relacionarse de forma normal con las personas o de mantener una relación estable. A pesar de eso ha estado saliendo con Lucille 2 (Liza Minelli) en un intento por demostrarle a su madre que es capaz de vivir sin ella.

Buster no es el más listo de la casa, eso está claro, pero a veces brilla con luz propia por encima de sus familiares porque no es tan mezquino y artero como ellos. En el fondo, Buster es el que más se preocupa por la familia y el que más sacrificios hace, aunque nunca se le será reconocido. También se nota que quiere muchísimo a sus hermanos mayores pues siempre les abraza e intenta pasar tiempo a su lado.

Este personaje en su vida a dado un palo al agua, y se ha dedicado a estudiar de todo, desde cartografía hasta ceremonias tribales de los indios americanos pasando por el comercio en el siglo XVIII.

Los mejores momentos de Buster son aquellos en los que se enfrenta verbalmente con su madre, o la época en la que descubre que su tío es su padre o toda la tercera temporada donde estaba simplemente genial. Aún recuerdo cuando le daba de comer panchitos a la aspiradora (estuve tirada en el sofá riéndome hasta reventar). Pero sin duda lo mejor es toda la trama de la mano amputada por la foca y el garfio. Conozco a otros seguidores de la serie que prefieren a Tobían o Gob, tampoco me extraña, ambos son unos todoterrenos del humor, pero Buster, con su inocencia y su cara de freakie me tiene de su lado.

Share/Bookmark

Tormenta de Espadas

5 comentarios
Tormenta de espadas es el tercer libro de la saga Canción de Hielo y Fuego y creo que también es el más extenso. Cuando leí que este pedazo de libro, porque es realmente increíble, había perdido el premio Hugo en el 2001 frente a Harry Potter y el cáliz de fuego me entraron ganas de matar a J.K. Rowling. He leído ambos libros y me parece muy injusto para George R.R Martin perder ante una novela que no le hace ni sombra, pero claro con tanto libro vendido y tanta película de niño mago es difícil competir.

El libro retoma la historia justo donde terminaba Choque de Reyes. La guerra en el reino continúa y las alianzas y traiciones están a la orden del día. Mientras en el Muro, Jon sigue infiltrado entre los salvajes y al este, la joven Daennerys Targaryen empieza a formar un ejército con la idea de reconquistar el Trono de Hierro que por derecho le corresponde.

De nuevo la historia está plagada de violencia, sexo, traiciones, caballeros, luchas, muerte, alianzas y esa oscuridad que lentamente va envolviendo el mundo mientras el invierno se acerca y Los Otros caminan.

Aquí las tramas que se venían tejiendo desde el principio de la saga empiezan a aclararse y suceden cosas tan impactantes como determinantes para el devenir de la historia y los personajes. Aparecen nuevos personajes y otros desaparecen, por primera vez Jaime Lannister aparece como personaje principal, así que seguimos sus aventuras desde la celda de donde lo libera Catelyn hasta Desembarco del Rey pasando por ese horripilante lugar llamado Harrenthal. Eso si, siempre acompañado por Brienne de Tarth. La relación que se establece entre estos dos está más que lograda porque de el desprecio mútuo pasan al respeto y la admiración. Y debo admitir que aunque odiaba a Jaime por lo que le hizo a Bran, es muy revelador poder ponerte en su piel y descubrir que el Matarreyes en el fondo tiene honor, sentimientos y una absoluta devoción por su hermana Cersei.

En este libro es torturador ver como los personajes intentan salir adelante pero el destino parece querer truncar sus intentos una y otra vez. Es desolador ver como Tyrion, a pesar de todos sus esfuerzos, no logra hacerse merecedor de la aprobación de su padre ni la del pueblo que no es capaz de comprender que fue ese enano deforme quien los salvó de la furia de Stannis. Es angustiante ver como Arya no consigue su objetivo de llegar hasta su madre y su hermano Robb, y que cuando está a punto de conseguirlo todo se tuerce en uno de los momentos más impactantes de toda la obra. Jamás pensé que eso pudiera sucederles a los Stark. Ya fue bastante duro soportar la muerte de Ned como para ahora perder también al joven lobo y a su madre. Aunque lo de Catelyn Stark también traerá cola.

Nuevos personajes se suman a la historia, menos mal que tienes la guía de las casas al final de libro para no perderte, y casas que hasta entonces sólo habían sido nombradas empiezan a cobrar protagonismo, como los Tyrell, sobretodo desde que Margaery se convierte en la esposa del futuro rey.

Lo mejor sin duda de esta historia son los personajes, muy trabajados, creíbles y complejos. Mi preferido, sin duda, Tyrion y al que menos soporto de todos a Sansa. En este tercer volumen también me interesó mucho la aportación del Davos, un personaje con un alto sentido del honor y del deber que a pesar de la gran pérdida que supuso para él la batalla del río Aguasnegras siguió al lado de Stannis para convertirse en su mano.

El juego de tronos se ha puesto la mar de interesante.

A parte de la terrible guerra que desgarra los Siete Reinos, volveremos a visitar el norte de la mano de Jon Nieve y de Sam. Jon aprenderá mucho de los salvajes, amará y será amado pero fiel a su compromiso con los hermanos defenderá el Muro hasta su último aliento. Y cuando todo parecía perdido para el Muro reciben la inesperada ayuda de un rey, Stannis. Más tarde los tejemanejes de Sam convertirán para sorpresa mía a Jon en Lord Comandante. Y ahí me pilló desprevenida, siempre pensé que Jon dejaría la Guardia de Noche. Puede que aún lo haga pero lo veo más complicado al ser ahora máximo responsable de la defensa del Muro.

Y Daenerys de la Tormenta, ya no es la chiquilla que fue obligada a casarse sino la madre de los dragones que está dispuesta a recuperar lo que le pertenece a la vez que se da cuenta de que debe convertirse en una buena reina. Sufrirá una traición que la dejará desolada pero es muy interesante ver crecer a este personaje poco a poco, madurando mientras descubre las injusticias del mundo e intenta averiguar quien es ella realmente y cual es su destino.

El libro me ha encantado y me ha dejado con la boca abierta en más de una ocasión, sucedieron muchas cosas que no esperaba. La Boda Roja, la muerte de Joffrey (personaje odioso), el casamiento de Sansa con el enano, la muerte de Twyn Lannister a manos de Tyrion, la aparición de Petyr como salvador de Sansa, la confesión de Lysa Arrin como causante de la muerte de su marido... así el círculo se completa, la mano de esa mujer fue la que inició todo este caos, todo este sufrimiento y dolor, la guerra, la muerte... me parece genial que muere a manos del hombre que ama.

Ahora, a por el siguiente, porque no puedo esperar a ver que pasa. ¿Arya estará bien en Braavos? ¿Qué ha sido de Tyrion y de Varys? ¿Dónde ha ido Bran? ¿Quién es la madre de Jon? ¿Cómo se tomarán en Dorne la muerte de la Víbora Roja? ¿Qué hará Melissandre? ¿Que pasa con Cersei?


Share/Bookmark

En esta década

8 comentarios
Me voy a animar yo también. Esta es mi lista con las mejores series de la década:

10. Californication
9. Family Guy
8. House
7. Dexter
6. Doctor Who (2005)
5. Firefly
4. The Office (UK)
3. Arrested Development
2. Lost
1. Six Feet Under



Cosas que nunca debieron pasar:
La huelga de guionistas del 2008.
La existencia de Dos hombres y medio.
Todos los premios de Dos hombres y medio.

Que Grissom dejase CSI
La decadencia de Héroes
El final de Los Soprano (ojiplática sigo)

La segunda película de X-Files
La sistemática negación de premios a Battlestar Galactica
CSI: Miami
La película sobre Dragon Ball
El final de Friends

Los remakes de 90210, Melrose Place y Cupid
El innecesario alargamiento de Prison Break

Y las cancelaciones de:
Veronica Mars
Firefly

Arrested Development
Pushing Daisies

Wonderfalls
Dead Like Me
The Middleman
My name is Earl
Family Guy
Futurama
Surface
Studio 60


Lo que más me gustó:
El regreso de Family Guy

Las películas de Futurama
El Emmy para Kristin Chenoweth a pesar de la cancelación de Pushing Daisies
La reunión de Seinfeld después de tantos años
La revalorización de Ted Danson tanto en Damages como en Bored to Death
La sutileza y los silencios de Mad Men
El final de Six Feet Under

Glenn Close en la pequeña pantalla

Joss Whedon y su Doctor Horrible

El final de Frasier

Las apuestas de canales como Showtime por series diferentes
El remake americano de The Office
Tina Fey

Doctor Who (2005) y sus spin-offs
Los 20 años de The Simpsons


Share/Bookmark

Recuerdos del pasado

2 comentarios
Este puente me obsesioné con dos cosas: un grupo de musical de mi infancia y una serie de dibujos que recordaba difusamente.

En cuanto al grupo sabía que eran niños los que cantaban, que tuvieron mucho éxito cuando yo rondaba los doce y creía que eran de Méjico. Con estos datos en la cabeza y la ayuda del todopoderoso Google encontré al grupo en cuestión. El grupo si era mejicano y había sido formado en el año 1989, aunque el éxito aquí en España le llegó en 1991. Lo que yo no sabía es que el grupo, evidentemente con varios cambios en sus filas, pervivió hasta el 2003. Eran La Onda Vaselina.

Una de las canciones que más recuerdo es esta: Que triste es el primer adiós



Tras saciar mi curiosidad me volví a obcecar, esta vez con una serie de dibujos animados. Tampoco recordaba el nombre pero no me costó mucho encontrarla gracias, de nuevo, a Google. La serie se titulaba Las mil y una Américas.

En esta serie del año 1989 conocíamos a Cris y su perro Lon. El abuelo de Cris guardaba en el ático un diario sobre las culturas precolombinas que es encontrado por Cris. Así que en cada capítulo el chico se imaginaba como era la vida antes del descubrimiento de América y vivía aventuras junto a su perro en dicha época. La serie fue creada para conmemorar el 500 aniversario del descubrimiento de Colón. Tan sólo cuenta con 26 capítulos.

Aquí la intro.


Share/Bookmark

Los líos de Caroline

4 comentarios
Lea Thompson ha hecho tres grandes cosas en su vida.

Primera: ser la madre de Marty McFly en la saga Regreso al futuro. Aunque no hubiese vuelto a trabajar nunca más esta humilde fan la recordaría.

Segunda: tuvo el dudoso honor de trabajar en una de esas películas que casi hunden un estudio, varias carreras y que aparece siempre en los listados de las peores adaptaciones de cómics al cine. Estoy hablando de Howard, un nuevo héroe. Película que a pesar de todo lo anteriormente mencionado a mi me gusta. No sólo porque está Lea en el ajo sino porque también aparece un jovencísimo Tim Robbins. Si amigos/as antes de hacer cosas como Dead Man Walking el amigo Robbins compartió cartel con un pato.

Tercero: ser la protagonista de la serie Los líos de Caroline o Caroline in the city, como más os guste. Esta serie fue emitida entre los años 1995 y 1999 por la NBC, un total de cuatro temporadas.

Los líos de Caroline la vi gracias a Canal +, que durante algunos años la tenía en su programación de sobremesa. En la serie, Lea Thompson era la Caroline del título, una dibujante de tiras cómicas que vivía en Nueva York. A su alrededor pululaba el resto del reparto. Annie Spadaro (Amy Pietz) era la mejor amiga de Caroline, vivía justo enfrente de ella (muy Friends) y era bastante zorrupia. Bailarina del musical Cats, muy activa y directa. Del Cassidy (Eric Lutes) era Del, exnovio de Caroline y también su agente. Charlie (Andy Lauer) era el tonto del grupo, subordinado de Del, y creo recordar que casi siempre iba en patines. Por último, pero no menos importante, estaba Richard Karinsky (Malcolm Gets) artista en el paro que sobrevive gracias a Caroline pues lo contrata para dar color a sus tiras. Richard considera ese trabajo indigno de su genio pero no le queda más remedio que aceptarlo. Era un personaje muy sarcástico, cínico, bastante misántropo. House me recuerda a él.

La serie comienza cuando Caroline rompe con Del y contrata a Richard. La relación laboral y personal que se establece entre Caroline,mujer optimista, alegre y neurótica; y su subordinado Richard, un tipo gris, snob y borde; es el motor de la serie. Poco a poco conoceremos más en profundidad a Richard, a mi terminó cayéndome genial, veremos las batallas verbales entre él y Annie, la indecisión de Caroline y todos los problemas y situaciones del inevitable enamoramiento.

Caroline en la ciudad era una serie amable, no era para echar cohetes pero tenía a Richard y con eso a mi me bastaba. Sus frases contra la sociedad y el mundo son dignas de recordar, y su forma de tomarse la vida, con ese aura depresiva que le rodeaba, me encantaba. También me gustaba el constante toma y daca con Annie, incluso hubo algún episodio en el que llegarón a un armisticio dado que era evidente que la destrucción mutua estaba asegurada si ninguno de los dos paraba.

Durante varios episodios veremos como Richard se va enamorando de la prota, evidentemente ella no se da cuenta de nada. Como siempre, así que Richard sufre en silencio. Con el tiempo Caroline se da cuenta de que también ama a Richard pero ya es demasiado tarde porque él se ha casado con un perra guapísima... típica y tópica pero no me cansaré de decirlo: ¡A mi me gustaba!

Recuerdo que en un episodio de Friends Lea tuvo un cameo, como Caroline, era aquel capítulo en el que Chandler y Joey llevan al bebé de Ross, de la primera o segunda temporada creo. Y para los fans de Lorelai Gilmore decirles que Heather Graham salió en varios capítulos. Matthew Perry también se pasó por la serie y tuvo un encontronazo con Annie.

No sé como terminaba la serie, ni siquiera sé si había un final cerrado. Espero que Richard y Caroline al final se quedasen juntos, que Annie dejara Cats para hacer otro musical de éxito y que Del y Charlie siguieran tan unidos y locos como siempre.


Share/Bookmark

¿Quién soy?

5 comentarios
Un nuevo reto. Como siempre actor, personaje y serie.
Share/Bookmark
Related Posts with Thumbnails
Copyright © Como un fénix