lunes, 25 de enero de 2010

El último héroe de Terry Pratchett

El Mundodisco me fascina, me hace reír, me hace pensar... y ahora viene con ilustraciones, enormes ilustraciones a todo color, sin perder detalle, que hacen de este libro uno de los más maravillosos de los de Pratchett.

Esta es la novela número 27, una de las más cortas, pero eso no importa porque los dibujos ayudan a la historia que ya de por si es vibrante, divertida, original y cien por cien Mundodisco.

El ilustrador en este caso es Paul Kidby que ha recogido el testigo del fallecido Josh Kirby. El formato del libro no llega a las doscientas páginas, ilustraciones a doble cara llenas de vida, de color, de magia. A veces las ilustraciones mantienen parte de la información de la historia, la complementan perfectamente y sorprenden en algunos casos (la de la muerte y el gato me encanta).

En esta nueva historia aparecen personajes cruzados de diversas sagas del Mundodisco. Tendremos ración de Rincewind y magos de la Universidad Invisible, veremos al Capitán Zanahoria en acción, aparecerá Vetinari, LA MUERTE POR SUPUESTO, y sobretodos ellos destacarán los causantes de esta nueva aventura, La Horda de Plata conducida por Cohen el Bárbaro, una auténtica leyenda viva. Sólo faltaba meter a las brujas y tendríamos pleno pero bueno no se puede tener todo.

La última vez que habíamos visto a la horda estaban dándose la gran vida en el Imperio Ágata, el cual habían conquistado en Tiempos Interesantes. Cohen y su grupo son de lo más simpático y desastrado que he conocido. Una pandilla de viejos héroes de los de siempre, de los que saqueaban templos, raptaban doncellas, mataban enemigos y vestían taparrabos... vamos unos Conan. Este grupo de héroes no es para nada inútil. Que va. A pesar de la edad, los achaques, la enfermedad y el paso del tiempo siguen enfrentándose a la vida siguiendo el Código de los héroes, las cosas son simples para ellos aunque ahora vivan en una época más complicada y que ha olvidado por completo a los héroes.

Así pues estos cinco "muchachitos" capitaneados por Cohen, el más grande de todos los héroes, han decidido devolver a los Dioses lo que les robó el primer héroe, es decir, el fuego. Aunque claro, el fuego multiplicado por diez mil y convertido en un barril de pólvora con la sana intención de cargarse la ciudad celestial. Esta ciudad está situada en lo alto de Cori Celesti, la más alta montaña del Mundodisco. Los héroes desean tener una muerte gloriosa, una muerte épica, una muerte digna; para asegurarse de que todos conocerán su última proeza han raptado a un bardo para que escriba una saga. Por el camino se les unirá Harry el Malvado Señor Oscuro, uno de los muchos hombres que se enfrentaron a los héroes hace años. Es tronchante ver como hablan de los viejos tiempos, del Código a seguir, de las costumbres entre héroes y malvados... también se unirá al grupo Vena, Cabellera de Cuervo una antigua heroína que ha vivido tiempos mejores y quiere recordarlos aunque ahora ya sea abuela.

Lo malo es que destruir Dunmanifestin, la ciudad de los dioses, repercutirá negativamente en el Disco. Vamos, que se cargarán todo porque romperán el equilibrio mágico que permite que un mundo a lomos de cuatro elefantes que se elevan sobre el gigantesco caparazón de una tortuga exista. Los magos de la Universidad Invisible lo saben y avisan a Vetinari, lord Vetinari, el patricio de Ankh-Morpork. Tras pensarlo mucho se decide que un grupo vaya hacia Cori Celesti usando una máquina invento del más grande inventor del MundoDisco, Leonardo da Quirm.

Leonardo crea una máquina voladora que será lanzada por el borde del Disco. Le acompañarán en esta hazaña el capitán Zanahoria, Rincewind, un montón de dragones del pantano y un invitado inesperado. Los cuatro se embarcarán en un viaje alucinante por el espacio en el que Rincewind demostrará su capacidad innata para la cobardía, Zanahoria será como siempre un héroe llamado a hacer lo correcto y Leonardo inventará mil y una cosas en el transcurso de un minuto.

Un libro muy divertido, de los que más me han gustado de Pratchett, por la historia, por unir a varios personajes que hasta ahora habían circulado por el MundoDisco sin cruzarse, por la sátira al género fantástico, por los inventos de Leonardo da Quirm y el humor, el siempre agudo e irreverente humor que el autor es capaz de imprimir a todas sus obras.

Una auténtica gozada que deberíais comprar. Aquí os dejo un fragmento de la historia.

4 comentarios:

Acuaryus_me dijo...

Me ha encantado tu post sobre este libro. Aun me faltan unos cuantos por leer de Mundodisco y gracias a tu post este va a caer dentro de poquito. Con tanto loco suelto por ese universo Pratchett es imposible no soltar una carcajada.

Rebeca Sánchez dijo...

personalmente es uno de los que más me ha gustado, además la edición es preciosa con esos dibujos tan estupendos... échale un ojo seguro que te gusta

Renaissance dijo...

Pratchett debe ser de los pocos autores que me gusta del que todavía tengo bastante material por leer. Mi preferido es Rincewind, el héroe a su pesar, el pobre.
Hay un par de miniseries de Mundodisco por ahí, concretamente Hogfather y The colour of magic, que están muy bien.

Rebeca Sánchez dijo...

the colour of magic la vi, hice una reseña en el blog, me gustó bastante... la de hogfather la tengo pendiente y creo que se han hecho o van a hacer alguna más... tendré que mirarlo

mis preferidas son las brujas pero debo admitir que en los últimos tiempos la guarda de Ankh-morpork me está encantando

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails