miércoles, 27 de enero de 2010

Querido señor De Niro:

¿Puedo llamarte Bobby? Así la comunicación será más fluida, más sencilla. Te escribo estas letras porque me tienes bastante preocupada. No es cuestión de salud, sé que estás bien. Estoy más bien preocupada por tu trabajo. Sé que no te falta, casi cada año apareces por las carteleras. Pero la verdad es que veo que te has abandonado bastante, acomodado más bien.

Recuerdo perfectamente la primera película en la que te vi. Estabas gordo y genial. Los intocables de Elliot Ness (1987), por aquella época ya eras una leyenda viva. Tenías dos Oscar en casa y una sólida carrera avalada por brillantes papeles y grandiosas interpretaciones.

En mi casa se veía mucho cine así que en los siguientes años pude acceder a tus grandes películas, las que forjaron el mito: El Padrino II, Toro Salvaje, Malas Calles, Taxi Driver, Érase una vez en América... también me atreví a ver El corazón del ángel, aunque no he vuelto a verla, me causó una gran impresión.

A principios de los noventa yo te tenía en un pedestal. Buscaba tus películas con ansia, las vi casi todas; Enamorarse, El cazador (ambas con Meryl Streep), Nunca fuimos ángeles, Huida a medianoche... estas últimas no eran muy buenas pero yo te lo perdonaba. Entonces llegaron los grandes gánsters de Scorsese. Dios, aún tiemblo recordando Uno de los nuestros o Casino. Hay cinco años entre estas dos películas, entremedias participaste en algún proyecto interesante, incluso a veces como secundario.

Creo que en el 95 tocaste techo, no podías hacerlo mejor. A partir del 95 noté que empezabas a elegir algún que otro papel bastante... malo. ¿Fanático? Entiendo que tuvieses que ganar dinero y trabajar pero mira que la película era mala, además estabas pasadísimo en el papel. Te especializaste en apariciones pequeñas. Tú eras un grande y tenerte en una película le daba más prestigio, aunque tus aportaciones fuesen nimias, en ocasiones anecdóticas.

Entrando en el nuevo milenio quisiste probar la comedia. Vale, Una terapia peligrosa y Los padres de ella pueden pasar, me reí pero sus secuelas sobraban. Además te especializaste en el papel del cascarrabias de buen fondo. Creías que con estar en el set ya todo vendría rodado. Un par de gestos marca de la casa y ya. Te me encasillaste en ti mismo. Ya no eras Robert de Niro, el gran actor. Eras Robert de Niro a secas. Una tras otra las películas de la última década resultaban penosas y tú muchas veces lamentable. ¿dónde estaba el gran Corleone? ¿dónde el actor clave de los ochenta y principios de los noventa? En teoría un buen actor debería seguir siéndolo para toda la vida y conforme va envejeciendo volviéndose mejor, más astuto, con más recursos... tú no. Decidiste tomar el camino fácil y vivir de tus años de gloria. Ser más una marca que una persona.

Hay quien me dice que claro como dirigiste en 2006 El Buen Pastor andabas ocupada. Venga ya. Bobby dirigió dos películas. Dos. Mirad Eastwood o Allen que cada año sorprenden con una nueva joya.El Buen Pastor es una película buena. Ni más ni menos. Pero no es razón ni motivo para que su carrera actoral vaya por caminos como Showtime.

Bobby ¿por qué no reaccionas? Despide a tu manager. Busca proyectos de verdad, no chorradas como El escondite. Regálanos una buena actuación cuanto antes porque sino creo que tendré que darte por perdido. Cierto que no eres el único de tu generación al que esto le ha pasado. Al otro grande, Al Pacino, le ha sucedido exactamente lo mismo. En cambio a Meryl Streep esto no le ha pasado. Está continuamente reinventándose como actriz, arriesgando y recibiendo premios y críticas buenísimas por sus interpretaciones. Toma ejemplo vago.

En fin Bobby, te lo digo en serio, o haces algo bueno en breve o nuestra relación terminará. No quiero verte en cosas como Todos están bien he dicho.

7 comentarios:

John Connor dijo...

te has dejado la misión,despertares o haet y después deñ 95 también hizo Jackie Brown de Tarantino,pero vamos muy de acuerdo en todo.1 pena

Rebeca Sánchez dijo...

John Connor, no iba a nombrarlas todas... despertares es una película que me encanta y emociona y heat de lo último decente que hizo, jackie brown no me gusta mucho pero ahí está, más por ser quien es que por otra cosa la verdad sea dicha

obiwan1977 dijo...

Yo esa carta también la firmo. Es totalmente cierto. Da la impresión de que se ha creado un personaje propio y no sale de él.

Buenísima la carta. Un saludo.

Nico dijo...

Yo discrepo con lo de Allen. Una película cada año, sí. Pero de ahí a que sean joyas...

Rebeca Sánchez dijo...

ya es una pasada hacer una película al año y en general, salvo algún pequeño desliz, suelen ser muy buenas películas... luego ya está el problema de que te guste o no el cine de allen pero en general sus películas son más inteligentes, interesantes y divertidas que la media

Nico dijo...

Creo que estás pensando en el Allen de los 90

Morlaa dijo...

Ehorabuena por este post, me ha encantado.
Te he puesto un link desde mi blog, espero que no te importe, asi quizás tengas mas visitantes!

puedes verlo en http://vestustamorlaa.blogspot.com/

Un Beso!!!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails