domingo, 2 de mayo de 2010

The Victory of the Daleks - Doctor Who


El tercer capítulo de la quinta temporada de Doctor Who no me ha gustado. Nada. Evidentemente era un capítulo necesario para traer de nuevo y rejuvenecer al enemigo por antonomasia del Doctor, los Daleks pero la forma en la que se ha hecho no me ha parecido buena y el capítulo se me ha hecho aburrido. 

En este capítulo Amy y Once viajan al pasado. Al Londres de la Segunda Guerra Mundial, los bombardeos constantes y Winston Churchill. Ese personaje histórico aparece en el capítulo. Churchill llamó al Doctor para consultarle sobre una nueva máquina de guerra, pero el Doctor llega con un mes de retraso. Esta TARDIS está fallando mucho ¿no os parece? 

Winston les presenta a la maquinaria de guerra que hará morder el polvo a los nazis. Un científico de la época, el profesor Bracewell,  ha construido el arma definitiva, un dalek. El Doctor no da crédito a lo que ve. Los Daleks no le reconocen y él intenta, pegándoles (momentazo) hacerles recordar quien es él y quienes son ellos. 

"You are my enemy! And I am yours! You are everything I despise! The worst thing in all creation. I've defeated you time and time again, I've defeated you. I sent you back into the void! I saved the whole of reality from you! I am the Doctor! And you are the Daleks!"
 
La frase de los daleks de «I am your sol-diiiier» es brutal. Además con esa voz metálica cercana al chirriar me hizo mucha gracia. Aunque lo mejor es ver a los daleks servir té, es lo único que salvo de todo el capítulo. Churchill y el Doctor en el búnker de guerra mientras los daleks serviles les ofrecen té. Impagable. Los daleks al igual que el Doctor son unos supervivientes natos, siempre queda alguno que consigue recuperar la gloria del imperio. Parece increíble. Con la de veces que el buen Doctor ha terminado con ellos siguen apareciendo una y otra vez. 

 La historia del profesor Bracewell es bastante triste, tiene un final feliz pero creo que podrían aprovechar más esta parte de la historia. El componente humano se pierde en este capítulo a favor de la espectacularidad y creo que eso le resta credibilidad a la historia y le hace perder fuelle a medida que avanza la trama. 

El Doctor descubre que todo ha sido un engaño de los Daleks para hacer resurgir su raza. Que lo único que necesitaban era que el Doctor los reconociese como daleks. Cosa que logran y aquí viene lo que más me ha molestado del capítulo, esa nueva evolución de los malos malísimos, cinco nuevos Daleks todopoderosos y de colorines. Parecían los Power Rangers. Entiendo que lo hayan hecho, todo es nuevo en esta etapa y los daleks necesitaban con urgencia una revisión y ponerse a la altura de este nuevo Doctor pero ¿tenía que ser de forma tan  chapucera? ¿Tan carente de emoción? Esa es una de las cosas de las que peca Moffat, no tiene sentido de lo mítico. Aquí falta emoción, la idea de crear una leyenda, de dejar un legado. 

Creo sinceramente que el personaje de Churchill está poco aprovechado, la idea de robar la TARDIS para vencer a los nazis daría mucho juego, ojalá eso pase algún día y el Doctor se vea obligado a reescribir la historia. Amy en este capítulo no me parece que haga mucho, simplemente pasearse alucinada al lado de Churchill. El punto de interés viene dado por su “olvido”. No recuerda a los daleks y debería hacerlo. Eso es muy interesante pero seguro que no sabremos la razón hasta el final de la temporada. Tampoco entiendo porque enfocan tanto a la señorita Breen si al final su historia pasa como un fantasma. Para eso que no me contasen nada. Parece que quieren darle importancia pero ¿por qué? Luego su historia desaparece totalmente.

En cuanto a la actuación de Matt Smith creo que el punto cómico lo tiene muy bien trabajado, pero el aspecto dramático no. No es tan intenso ni profundo como lo fueron Tennant o Eccleston y eso le resta fuerza. Veremos como se va amoldando el chaval en los siguientes capítulos. 

Seguimos la pista de la misteriosa grieta. Al final del capítulo de nuevo. ¿La visteis? 

Espero mucho del siguiente capítulo. River Song, los ángeles llorones. Promete.

8 comentarios:

Mina Harker dijo...

El capítulo de los daleks fue malo malísimo. Estoy de acuerdo con que, salvo el verlos sirviendo el té y tal, del capítulo no me quedo con nada más. Todo muy soso, muy desaprovechado. Especialmente... coñe, es que son los daleks. Que yo no soy su mayor ultra (me encantan, vale, pero espero que no acaben saturándonos con ellos y por eso prefiero que sus apariciones vayan haciéndose con cuentagotas), pero... coñe, que son daleks! Precisamente lo de los power rangers es lo primero que se me pasó por la cabeza en cuanto hicieron esa digievolución.

Lo de Amy y que no recuerde a los daleks, parece que tiene que ver con la trama general de la temporada, lo que supongo que desarrollarán hacia el final. Por mí, si van dando detallitos poco a poco, no me importa. Eso sí, espero que la resolución final esté a la altura, porque de momento me tiene bastante intrigada.

En cuanto a Matt Smith, yo también lo veo raro en las escenas más dramáticas. Da la sensación de que en vez de cualquier otra cosa, está enfadado...

Renaissance dijo...

Me esperaba otra cosa, debe ser que andaba deslumbrada con el tema de "Los daleks en la II Guera Mundial". Parece el típico episodio un poco pensado para dejar pistas, como la grieta o que Amy no recuerde nada de los daleks en los últimos años.
Eso sí, vergüenza debería darles a estos alienígenas su idea de "superdalek": ¿un poco más grandes, en varios colores, y con el culo echado para atrás? Vamos, hombre, eso ni el que diseñó el Renault Megane.

Rebeca Sánchez dijo...

Mina Harker, a mi tb me gustan los daleks pero es qeu siempre salen, siempre son la gran amenaza deberías dejarlos descansar una temporadita.

Y coincido contigo en lo de matt smith parece siempre cabreado en las escenas dramáticas. No se le dan bien, al menos por ahora.

Renaissance, son feos, ya el diseño del dalek no es la cosa más bonita del mundo pero estos nuevos son feos, prefiero el dalek clásico.

La segunda guerra mundial es un tema bastante tocado en el mundo del doctor, será porque a los ingleses le toca la fibra patriótica.

Brian Edward Hyde dijo...

Estoy MUYYYYYYYY de acuerdo contigo, el capítulo fue un bluffff por mucho Churchill, por mucho Dalek, y eso al Docta no se lo permitimos. Estamos que saltamos a la mínima, eh?
Pero te aseguro que el epi de los ángeles me ha molao mucho más porque tenemos también una "vieja amiga" a la que yo al menos le tengo mucho cariño. Doctor Who está en un momento envidiable de salud, tranquilidad...
Saludos!! ;)

MacGuffin dijo...

Los daleks son un peaje inevitable, y muy pocas veces los aprovechan bien, sólo para que Davies se marcara esos megafinales de temporada por todo lo alto :).

A mí nunca me han convencido mucho, la verdad.

Rebeca Sánchez dijo...

Brian Edward Hyde, el epi de los angeles ha estado muy bien pero capítulos como este tercero no deberían permitirse, crean un contraste demasiado grande

MacGuffin, pues a mi los daleks me resultal de lo más simpático además desde Dalek, aquel pedazo de capítulo de la primera temporada, me encantan.

y esos megafinales era impresionantes aunque el de la tercera con The Master fue increíble, adoro a John Simm :)

Nico dijo...

Ayer me comentaron una idea sobre las grietas, y si Amy es el prisionero cero?

A lo mejor por eso salen las grietas en cada capítulo...

Rebeca Sánchez dijo...

ella el prisionero cero?, no sé no sé no lo habían pillado en el primer capítulo?

Que ella esté relacionada con la brecha si porque siempre aparece pero no sé como.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails