jueves, 22 de julio de 2010

Remo: desarmado y peligroso

Los ochenta molaban y mucho. Y el cine de acción que se hizo en los ochenta molaba más. Quien diga lo contrario es que no tuvo infancia.  Una de las películas que recuerdo con más cariño y devoción es Remo: desarma y peligroso. Con ese título ya me tenía conquistada. La he visto tropecientas mil veces y si la pillo por banda en algún canal una tarde o noche pues me quedo viéndola. Mi pareja no la ha visto por lo tanto siempre que puedo le hablo sobre lo estupenda y divertida que es esta película de acción. Espero convencerle algún día. 

La historia empieza con un policía que tras estar a punto de morir despierta en un hospital para descubrir que le han cambiado el rostro y que tiene una nueva identidad. A partir de ese momento trabajará para una organización encubierta del gobierno que tiene pocos fondos pero mucha iniciativa. Tan secreta es la organización que solo consta de tres personas que trabajan directamente para el Presidente eliminando políticos corruptos. Evidentemente lo han reclutado contra su voluntad pero ya nada puede hacer el pobre. Trailer aquí.
 
Entonces comienza su instrucción. Lo envían a vivir con un asiático, creo que coreano, que le enseña un arte marcial de esos que son el recopón bendito, el sinanju. El maestro era capaz de esquivar balas mejor que en Matrix e incluso podía flotar. El entrenamiento es muy duro y Remo, que así se llama nuestro héroe, las pasa canutas intentando complacer al maestro Chiun. Yo me pasé casi toda mi vida pensando que el asiático era realmente oriental. Pues no señoras y señores. El tipo es americano. Se trata de Joel Grey, ganador de un Oscar por Cabaret.

El protagonista, Remo Williams, está interpretado por Fred Ward, un actor que siempre me ha gustado. Es uno de esos secundarios míticos y seguramente os suene mucho su cara. Últimamente lo he visto en United States of Tara, interpretando al padre de Tara. 
 
La relación entre Chiun y Remo es muy divertida. El maestro es bastante machista y racista y se permite el lujo de soltar perlas como esta: "Las mujeres deberían quedarse en casa cuidando de sus hijos. Preferiblemente varones." Además apenas come, le encantan los culebrones y considera que los coreanos son los seres más perfectos que existen. Someterá a Remo a un estricto y duro entrenamiento. A medida que avanza la historia ambos aprenderán a respetarse y apreciarse, a pesar de sus muchas diferencias. Típico de los ochenta ¿Qué más se puede pedir?
 
En la película ha escenas muy buenas como la pelea en la estatua de la Libertad, la huida de los dobermans, cualquier parte del entrenamiento de Remo o el momento final en el lago. Recalco la escena de la Estatua de la Libertad porque la considero una de las mejores peleas del cine de acción, porque realmente fue rodada en la Estatua durante la época en la que hicieron una limpieza y mantenimiento de este monumento y porque la música que acompaña a esta escena es genial. 

La película está basada en las novelas de Warren Murphy y Richard Sapir a cerca del personaje The destroyer. Fue un fracasó en la taquilla pero con el tiempo se ha convertido en un título de culto de los ochenta. La idea era crear un franquicia  si la primera película iba bien. En fin una pena. Está dirigida por Guy Hamilton. Algo que también debo destacar es la impresionante banda sonora de la película. Es realmente buena y creo que incluso estuvo nominada al Oscar. En 1988 se estrenó un telefilm titulado "Remo Williams" (1988), que contó con Jeffrey Meek como Remo y con Roddy McDowall en el papel de Chiun. 

En definitiva una película hija de su tiempo pero no por ello debemos infravalorarla. Divertida, directa y simple. Como deberían ser todas las películas de acción. Dadle una oportunidad, tal vez os sorprenda.

4 comentarios:

Antcabar dijo...

Hola, la carátula con la Estatua de la Libertad me suena un montón pero no conocía la película, queda apuntada, he visto el trailer y parece del estilo de El Castigador de Dolph Lundgren, eso significa que al menos la diversión, sabiendo lo que vas a ver, está garantizada, jejeje.

Saludos

PD: Suerte con la renovación del DNI.

WATANABE dijo...

Precisamente el otro día estuvimos varios amigos rememorando todas esas pelis de los ochenta y nadie se acordó de esta que comentas. Casi todas han envejecido estupendamente.

Renaissance dijo...

¿¡Joel Grey haciendo de coreano!? Demonios, después de su papelazo como Demiurgo/maestro de ceremonias en Cabaret (y de oficinista repunantillo en K, La verdad oculta) era el último personaje en el que me lo imaginaría.

Rebeca Sánchez dijo...

Antcabar, es bastante entretenida la verdad evidentemente no es una obra de arte pero cumple con su función de entretener.

Watanabe, tienes razón, los goonies, regreso al futuro, Die Hard... los ochenta nos ofrecieron grandes películas.

Renaissance, pues si era joel grey, al que luego recuerdo de ver salir en dos capítulos de buffy, cosa que también me cogió por sorpresa.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails