domingo, 26 de septiembre de 2010

El Schadenfreude

Ayer descubrí una palabra nueva y la descubrí viendo Boston Legal, una serie de televisión que en estos momentos me tiene totalmente atrapada. La palabra en cuestión es Schadenfreude. Se trata de una palabra alemana que viene designar la alegría por el mal ajeno, también podríamos usar regodearse. Se trata de un sentimiento muy humano y sería el opuesto a la vergüenza ajena. En Estados Unidos se usa muy a menudo en el entorno político, aunque es una palabra que puede usarse en casi todos los ámbitos; personal, social, laboral, económico.

Schopenhauer dijo: Sentir envidia es humano, gozar de la Schadenfreude es perverso.

Y tiene razón, es perverso alegrase de las desgracias ajenas pero... lo hacemos. Forma parte de la esencia humana, nos guste o no. La telebasura se basa, en parte, en la explotación de ese sentimiento. Personalmente opino que en España es algo que se practica mucho y de manera gratuita. Es algo que hacemos a las personas que tenemos cerca, amigos, compañeros de trabajo... también lo hacemos con las personas que no conocemos y si es un famoso ya ni te cuento. Parece ser que un poco de schadenfreude puede ayudar a aliviar el estrés. De cuando en cuando se dice que es saludable disfrutar de la desgracia de otro porque así creemos que se ha hecho justicia. Es normal arrepentirse al disfrutar con el mal ajeno, es una forma de atenuar nuestra mala conciencia por alegrarnos de las miserias de los demás. Vamos, que el schadenfreude es una emoción compleja. Incluso se puede localizar con una resonancia magnética.

nullEn el capítulo de Boston Legal titulado Schadenfreude, el abogado Alan Shore tiene que librar de la cárcel a una rica y fría mujer acusada de asesinar a su marido. Todas las pruebas son circunstanciales pero la predisposición de la gente a crucificarla para verla caer hace que sea complicado ganar. En el alegato final Alan habla sobre el fenómeno de disfrutar de la desgracia de otros. 

En Los Simpson hay un capítulo donde Lisa le explica a su padre el concepto de Schadenfreude. A Flander (vecinito) le van mal los negocios y Homer se alegra tremendamente de ello. 

Curiosa palabra y compleja emoción. Incluso he encontrado una lista de momentos schadenfreude. Seguro que si me molestara un poco encontraría más pero me ha llegado con esta.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Efectivamente hay personas que disfrutan haciendo enojar a los demás. POr ejemplo en un chat español, y escudados en el anonimato del chat y de los foros, hay personas que disfrutan publicando malas noticias de otros paises, insultando, menospreciando, etc. y si ven que se les responde , se regodean del daño que han causado. Son enfermos mentales sin remedio

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails