Querido señor De Niro:

7 comentarios
¿Puedo llamarte Bobby? Así la comunicación será más fluida, más sencilla. Te escribo estas letras porque me tienes bastante preocupada. No es cuestión de salud, sé que estás bien. Estoy más bien preocupada por tu trabajo. Sé que no te falta, casi cada año apareces por las carteleras. Pero la verdad es que veo que te has abandonado bastante, acomodado más bien.

Recuerdo perfectamente la primera película en la que te vi. Estabas gordo y genial. Los intocables de Elliot Ness (1987), por aquella época ya eras una leyenda viva. Tenías dos Oscar en casa y una sólida carrera avalada por brillantes papeles y grandiosas interpretaciones.

En mi casa se veía mucho cine así que en los siguientes años pude acceder a tus grandes películas, las que forjaron el mito: El Padrino II, Toro Salvaje, Malas Calles, Taxi Driver, Érase una vez en América... también me atreví a ver El corazón del ángel, aunque no he vuelto a verla, me causó una gran impresión.

A principios de los noventa yo te tenía en un pedestal. Buscaba tus películas con ansia, las vi casi todas; Enamorarse, El cazador (ambas con Meryl Streep), Nunca fuimos ángeles, Huida a medianoche... estas últimas no eran muy buenas pero yo te lo perdonaba. Entonces llegaron los grandes gánsters de Scorsese. Dios, aún tiemblo recordando Uno de los nuestros o Casino. Hay cinco años entre estas dos películas, entremedias participaste en algún proyecto interesante, incluso a veces como secundario.

Creo que en el 95 tocaste techo, no podías hacerlo mejor. A partir del 95 noté que empezabas a elegir algún que otro papel bastante... malo. ¿Fanático? Entiendo que tuvieses que ganar dinero y trabajar pero mira que la película era mala, además estabas pasadísimo en el papel. Te especializaste en apariciones pequeñas. Tú eras un grande y tenerte en una película le daba más prestigio, aunque tus aportaciones fuesen nimias, en ocasiones anecdóticas.

Entrando en el nuevo milenio quisiste probar la comedia. Vale, Una terapia peligrosa y Los padres de ella pueden pasar, me reí pero sus secuelas sobraban. Además te especializaste en el papel del cascarrabias de buen fondo. Creías que con estar en el set ya todo vendría rodado. Un par de gestos marca de la casa y ya. Te me encasillaste en ti mismo. Ya no eras Robert de Niro, el gran actor. Eras Robert de Niro a secas. Una tras otra las películas de la última década resultaban penosas y tú muchas veces lamentable. ¿dónde estaba el gran Corleone? ¿dónde el actor clave de los ochenta y principios de los noventa? En teoría un buen actor debería seguir siéndolo para toda la vida y conforme va envejeciendo volviéndose mejor, más astuto, con más recursos... tú no. Decidiste tomar el camino fácil y vivir de tus años de gloria. Ser más una marca que una persona.

Hay quien me dice que claro como dirigiste en 2006 El Buen Pastor andabas ocupada. Venga ya. Bobby dirigió dos películas. Dos. Mirad Eastwood o Allen que cada año sorprenden con una nueva joya.El Buen Pastor es una película buena. Ni más ni menos. Pero no es razón ni motivo para que su carrera actoral vaya por caminos como Showtime.

Bobby ¿por qué no reaccionas? Despide a tu manager. Busca proyectos de verdad, no chorradas como El escondite. Regálanos una buena actuación cuanto antes porque sino creo que tendré que darte por perdido. Cierto que no eres el único de tu generación al que esto le ha pasado. Al otro grande, Al Pacino, le ha sucedido exactamente lo mismo. En cambio a Meryl Streep esto no le ha pasado. Está continuamente reinventándose como actriz, arriesgando y recibiendo premios y críticas buenísimas por sus interpretaciones. Toma ejemplo vago.

En fin Bobby, te lo digo en serio, o haces algo bueno en breve o nuestra relación terminará. No quiero verte en cosas como Todos están bien he dicho.

Share/Bookmark

Había una vez un hombre-lobo, un vampiro y un fantasma... Being Human

4 comentarios

En Bristol, una ciudad fría, desolada, de almacenes abandonados, casas encantados, hospitales terroríficos, hay una casa rosa. Está situada en un barrio obrero. En apariencia es una casa más pero las apariencias engañan. Los inquilinos son monstruos, aberraciones de la naturaleza... aunque lo cierto es que son más humanos que cualquiera de nosotros porque aspiran a poder ser uno más dentro del rebaño.Ellos son Mitchell, George y Annie. Nombres comunes para seres poco comunes.

http://www.koinovacance.org/blog/wp-content/uploads/2009/08/being_human_00.jpg

Mitchell es un vampiro. Fue transformado durante la I Guerra Mundial en el campo de batalla. Ha vivido mucho desde entonces, aunque hace un tiempo sufrió un cambio y desde entonces es abstemio, no toma sangre humana. Le cuesta mucho controlarse, sobretodo porque los de su especie no dejan de tentarle y molestarle. Pero Mitchell quiere cambiar, sin embargo es muy difícil luchar contra la sed de sangre.

Los vampiros de la serie (Mitchell no será el único que conozcamos) están perfectamente insertados en la sociedad, viven entre nosotros sin levantar sospechas. Soportan la luz del sol, aunque no son como los de Crepúsculo que brillan como gusiluz, pero no las estacas y los símbolos religiosos. Son poderosos, herméticos, sectarios, con una gran carga sexual, juguetones y seductores.

George es un hombre lobo desde hace relativamente poco, unos dos años cuando fue atacado por uno durante unas vacaciones en Escocia. Desde entonces ha dejado atrás su vida para no hacer daño a los que quiere por culpa de su maldición. Aunque en principio los vampiros y los hombres lobos no se soportan, Mitchell ayudó a George cuando éste recibió una paliza por parte de un grupo de vampiros. Luego en algún momento se fueron a vivir juntos a la casa.

George es un personaje maravilloso, mi preferido sin duda alguna. Es un ser tímido, lleno de manías, inteligente (habla un montón de idiomas), cariñoso y decidido a integrarse de nuevo en la humanidad. Su condición de hombre lobo le ha arruinado la vida, él sólo aspira a ser normal, a no tener que transformarse una vez al mes en una bestia, a no despertarse en el bosque desnudo, a no ser controlado por el animal que lleva dentro. George durante la primera temporada llegará a conocer al licántropo que lo transformó, se enamorará, y luchará por sus amigos demostrando ser el más valiente y el más sacrificado del grupo. El actor que interpreta a este personaje es Russell Tovey, para los amantes de Doctor Who Alonso Allons-y.

Y Annie, un fantasma. Annie ya estaba en la casa cuando Mitchell y George se mudaron ¿Por qué? Pues porque murió allí, así que está ligada al lugar. Annie en principio sólo es visible para ellos pero con el tiempo aprenderá a controlar sus poderes y podrá aparecerse ante más gente. Annie murió joven, con apenas 22 años, vivía con su prometido en la casa. No sabe porque sigue aquí pero está decidida a averiguarlo. Mientras se pasa el día haciendo té y suspirando por Owen, su prometido, que además es el casero. Los chicos intentarán ayudarla, sacarla de casa. Annie llegará a saber por qué murió y perseguirá al culpable. Es un arco argumental que me gusta mucho pues la persona en cuestión actúa de forma totalmente inesperada. Annie es en principio la menos interesante, dado que está restringida a la casa pero poco a poco eso cambiará dotándola de más entidad dentro de la historia. Gracias a los chicos Annie reune el coraje suficiente para enfrentarse a sus demonios y aceptar su situación.

Cuando hablas sobre la serie y te preguntan de qué va dices: “Esto es un hombre lobo, un vampiro y un fantasma que viven juntos...” parece un chiste. La serie contiene humor, detalles que te hacen sonreír pero es también una serie fantástica, de terror y drama.

Los protagonistas despojados por diversas circunstancias de su humanidad intentan recuperarla, buscarla, interpretarla si es necesario. Aunque la cuestión viene a ser ¿qué define a un ser humano? ¿su capacidad para amar? ¿su sacrificio? ¿su pasión? Porque nuestros tres protagonistas demuestran ser más humanos que muchos de nosotros. Tal vez nunca perdieron esa cualidad, es una cuestión de semántica. Deben aceptar lo que son pero sin perder lo que fueron, fusionar ambos mundos lo mejor posible y vivir. Los personajes están muy logrados, no son planos, ni predecibles. No resultan tontos ni poco creíbles. Hay mucha emoción en la serie, momentos dramáticos, momentos divertidos, sexo, sangre, muerte y amistad.

La fachada de normalidad de Mitchell y George se completa con un trabajo como celadores en un hospital (siniestro lugar) donde se sucede gran parte de la acción de la serie. Mitchell tendrá que lidiar con el jefe de los vampiros de la ciudad, un policía, que además fue su sire. George se enamorará de una enfermera con la que iniciará una particular relación debido a los miedos del chico y al fuerte carácter de la mujer.

Hacía tiempo que tenía la serie pendiente, pero no tenía tiempo para ponerme con ella, y eso que son sólo siete capítulos en su primera temporada. Aunque uno de ellos para mi sobra, el piloto. Ahora la segunda temporada ya ha empezado y me pondré con ella en breve porque debo admitir que Being Human me ha cautivado. Me gusta la historia, los personajes, la fantasía, el humor, el drama, me gusta la casa rosa y Bristol. Las transformaciones de George (brutal cuando explican como es el cambio), las miradas de Mitchell, la ingenuidad de Annie.

Si os gustan las historias de fantasía, terror, vampiros, hombres lobo y fantasmas. Si os van las series inglesas de calidad, originales y nada pretenciosas. Probad suerte con Being Human, tal vez os sorprenda, tal vez no, pero no creo que deje indiferente a nadie.


Share/Bookmark

El último héroe de Terry Pratchett

4 comentarios
El Mundodisco me fascina, me hace reír, me hace pensar... y ahora viene con ilustraciones, enormes ilustraciones a todo color, sin perder detalle, que hacen de este libro uno de los más maravillosos de los de Pratchett.

Esta es la novela número 27, una de las más cortas, pero eso no importa porque los dibujos ayudan a la historia que ya de por si es vibrante, divertida, original y cien por cien Mundodisco.

El ilustrador en este caso es Paul Kidby que ha recogido el testigo del fallecido Josh Kirby. El formato del libro no llega a las doscientas páginas, ilustraciones a doble cara llenas de vida, de color, de magia. A veces las ilustraciones mantienen parte de la información de la historia, la complementan perfectamente y sorprenden en algunos casos (la de la muerte y el gato me encanta).

En esta nueva historia aparecen personajes cruzados de diversas sagas del Mundodisco. Tendremos ración de Rincewind y magos de la Universidad Invisible, veremos al Capitán Zanahoria en acción, aparecerá Vetinari, LA MUERTE POR SUPUESTO, y sobretodos ellos destacarán los causantes de esta nueva aventura, La Horda de Plata conducida por Cohen el Bárbaro, una auténtica leyenda viva. Sólo faltaba meter a las brujas y tendríamos pleno pero bueno no se puede tener todo.

La última vez que habíamos visto a la horda estaban dándose la gran vida en el Imperio Ágata, el cual habían conquistado en Tiempos Interesantes. Cohen y su grupo son de lo más simpático y desastrado que he conocido. Una pandilla de viejos héroes de los de siempre, de los que saqueaban templos, raptaban doncellas, mataban enemigos y vestían taparrabos... vamos unos Conan. Este grupo de héroes no es para nada inútil. Que va. A pesar de la edad, los achaques, la enfermedad y el paso del tiempo siguen enfrentándose a la vida siguiendo el Código de los héroes, las cosas son simples para ellos aunque ahora vivan en una época más complicada y que ha olvidado por completo a los héroes.

Así pues estos cinco "muchachitos" capitaneados por Cohen, el más grande de todos los héroes, han decidido devolver a los Dioses lo que les robó el primer héroe, es decir, el fuego. Aunque claro, el fuego multiplicado por diez mil y convertido en un barril de pólvora con la sana intención de cargarse la ciudad celestial. Esta ciudad está situada en lo alto de Cori Celesti, la más alta montaña del Mundodisco. Los héroes desean tener una muerte gloriosa, una muerte épica, una muerte digna; para asegurarse de que todos conocerán su última proeza han raptado a un bardo para que escriba una saga. Por el camino se les unirá Harry el Malvado Señor Oscuro, uno de los muchos hombres que se enfrentaron a los héroes hace años. Es tronchante ver como hablan de los viejos tiempos, del Código a seguir, de las costumbres entre héroes y malvados... también se unirá al grupo Vena, Cabellera de Cuervo una antigua heroína que ha vivido tiempos mejores y quiere recordarlos aunque ahora ya sea abuela.

Lo malo es que destruir Dunmanifestin, la ciudad de los dioses, repercutirá negativamente en el Disco. Vamos, que se cargarán todo porque romperán el equilibrio mágico que permite que un mundo a lomos de cuatro elefantes que se elevan sobre el gigantesco caparazón de una tortuga exista. Los magos de la Universidad Invisible lo saben y avisan a Vetinari, lord Vetinari, el patricio de Ankh-Morpork. Tras pensarlo mucho se decide que un grupo vaya hacia Cori Celesti usando una máquina invento del más grande inventor del MundoDisco, Leonardo da Quirm.

Leonardo crea una máquina voladora que será lanzada por el borde del Disco. Le acompañarán en esta hazaña el capitán Zanahoria, Rincewind, un montón de dragones del pantano y un invitado inesperado. Los cuatro se embarcarán en un viaje alucinante por el espacio en el que Rincewind demostrará su capacidad innata para la cobardía, Zanahoria será como siempre un héroe llamado a hacer lo correcto y Leonardo inventará mil y una cosas en el transcurso de un minuto.

Un libro muy divertido, de los que más me han gustado de Pratchett, por la historia, por unir a varios personajes que hasta ahora habían circulado por el MundoDisco sin cruzarse, por la sátira al género fantástico, por los inventos de Leonardo da Quirm y el humor, el siempre agudo e irreverente humor que el autor es capaz de imprimir a todas sus obras.

Una auténtica gozada que deberíais comprar. Aquí os dejo un fragmento de la historia.

Share/Bookmark

Numb de Sia

0 comentarios
Estoy muy musical estos días. Aquí os dejo la canción que llevo escuchando toda la mañana.

h


I saw you cry today
The pain may fill you
I saw you shy away
The pain will not kill you

You made me smile today
You spoke with many voices
We travelled miles today
Shared expressions voiceless

It has to end
Living in your head
Without anything to numb you
Living on the edge
Without anything to numb you

It has to end to begin

Began an end today
Gave and got given
You made a friend today
Kindred soul cracked spirit

It has to end to begin

Living in your head
Without anything to numb you
Living on the edge
Without anything to numb you

It had to end to begin

Living in your head
Without anything to numb you
Living on the edge
Without anything to numb you

Living in your head
Without anything to numb you
Living on the edge
Without anything to numb you

It has begun

Share/Bookmark

Archienemigos

1 comentarios

Share/Bookmark

Único, el pequeño unicornio

2 comentarios

Andaba navegando yo por Internet cuando de repente me encontré con el Unicornio Rosa Invisible, esto ya lo abordaré con calma otro día, porque en cuanto vi la palabra unicornio empecé a pensar en eses animales mitológicos de extraordinaria belleza y entonces me acordé. Vino a mi mente la siguiente imagen

No se puede mostrar la imagen “http://www.mercurycinema.org.au/screenings/tezuka/Unicol.jpg” porque contiene errores.

¿Os suena? Se trata de Único, el pequeño unicornio. Este dibujo animado es obra de Osamu Tezuka y recuerdo perfectamente una película que vi cuando tenía seis años The fantastic adventure of Unico (Japón 1981).

En aquella película Único nacía con el don de hacer feliz a todos aquellos que estuviesen a su alrededor. Es un ser cariñoso y entrañable, pero a los dioses no les hace mucha gracia que exista un ser como el pequeño unicornio así que ordenan al Viento del Oeste que lo destierre. El Viento del Oeste deja a Único en una isla que se supone deshabitada, aunque allí si que vive alguien, el pequeño diablillo azul conocido como Beezle. Pronto se harán amigos pero esa amistad provoca cambios más que evidentes en ese peñasco olvidado y los dioses se percatan de que el pequeño Único es el causante. Así que el Viento del Oeste regresa para llevárselo de nuevo ya que esta vez los dioses han encargado la misión al malvado Viento de la Noche.

En su huida Único conocerá a Katy, una gata, que ansía con todas sus fuerzas ser humana y busca la ayuda de una bruja para conseguirlo. Con la ayuda de Único Katy se transformará en humana y ambos deberán enfrentarse al temible Barón Ghost, que en realidad es un demonio. El pequeño unicornio tiene el poder de cambiar y convertirse en un espléndido unicornio adulto cuando el peligro acecha.


Recuerdo lo mucho que me gustó la película cuando era pequeña, y lo mucho que lloré con su final. Desde luego que es una película infantil y que seguramente si la vuelvo a ver me parecerá horrible (he vivido hace poco esta experiencia con Taron y el Caldero Mágico) pero a pesar de eso voy a darle un vistazo dentro de poco. Me puede la nostalgia.


Share/Bookmark

Radio Encubierta

2 comentarios
Radio Encubierta es una película dirigida por Richard Curtis que vi hace no mucho y que me encantó. En ella un joven llamado Carl es enviado a finales de los años sesenta con su padrino Quentin (un siempre genial Bill Nighy). Carl (Tom Sturridge) aterriza así en un barco en el mar del Norte desde el cual se emite Radio Rock, una emisora pirata, de la cual Quentin es jefe.

De la mano del joven Carl nos introducimos en la vida y las aventuras de los pobladores del barco. Aquí debo decir que el grupo de actores elegidos es sensacional y que transmiten un buen rollo tremendo al espectador. Personaje y actor se desdibujan un poco y más que una película parece que asistimos a una reunión de colegas en alta mar. Este gran casting hace que la película sea mucho más entretenida y dinámica de lo esperado.

En el barco conviven un puñado de pinchadiscos, un grupo muy variado y peculiar. Los pinchadiscos están, mas o menos, encabezados por “El Conde” (Philip Seymour Hoffman), un locutor mordaz y gamberro, un enamorado de la música y de las mujeres que destaca por su carácter y buen hacer sobre todos los demás. Otro de los pinchadiscos es Simon (Chris O´Dowd) un joven tierno, amable que cree en el amor y al que le rompen el corazón. También conoceremos a Dave (Nick Frost) un capullo arrogante que siempre se burla de los demás y que pasa ampliamente de las convenciones sociales. Mark Medianoche (Tom Wisdon) un joven atractivo y silencioso capaz de ligar con cualquier mujer con solo proponérselo. A este grupo de locutores se les unirá más tarde la rutilante estrella de las ondas Gavin (Rhys Ifans), el mejor pinchadiscos de las islas británicas, que regresa tras triunfar en Estados Unidos. Gavin y El Conde, establecerán una rivalidad/camaradería que alterará de forma significativa la vida en el barco.

Pero las radios piratas como Radio Rock suponen un peligro para la moral y la decencia. Bueno, eso cree el gobierno. Así que emprenden una campaña para terminar y cerrar la emisora. El hombre deseoso de silenciar las ondas es Dormandy (Kenneth Branagh) un ser estirado y temible que deriva a Dominic Julai (Jack Davenport) la tarea de eliminar la emisora.

La verdad es que la película peca un poco de inconsistente porque la línea argumental no está muy bien trazada y es más bien una sucesión de gags, de pequeñas historias en el barco, aderezada con los intentos burocráticos de cerrar la radio y la imagen de los radioyentes. Además la duración de la película se hace un poco pesada, creo que le sobran perfectamente 30 minutos a sus dos horas de duración.

En el fondo estamos ante una película que con mucho cariño y nostalgia recrea una época donde las cosas eran mucho más sencillas y el momento en el que se empezaron a complicar. Los habitantes del barco viven en un mundo perfecto con su música, sus drogas, la bebida, las mujeres, la falta de objetivos, de pretensiones... viven para la música. Mientras en tierra firme lo que interesa es el orden, la burocracia, la contención. Es obvio que los pinchadiscos no pueden llevar ese tipo de vida para siempre, es el fin de una era, pero asumirlo es difícil y la música siempre suena aunque los barcos se hundan.

Además de los impresionantes actores y su buen saber hacer la película tiene otro punto a favor, una banda sonora estupenda y maravillosa que recomiendo a todos/as. A mi sirvió para rescatar tres o cuatro canciones del olvido y volver a disfrutarlas. En resumen película entretenida y nostálgica, buenas actuaciones, buena música, excesivo metraje (algo que en los últimos años se da cada vez con mayor frecuencia) y algo inconsistente en la narración pero efectiva y divertida. Echadle un vistazo.


Share/Bookmark

Alice 2009

1 comentarios
Acabo de terminar de ver Alice, la miniserie que el año pasado el canal SyFy estrenó. ¿Por qué me decidí a verla? Múltiples son los motivos; porque Tin Man me había gustado, porque el reparto me llamaba la atención, porque la historia de Alicia en el país de las maravillas me gusta mucho, porque la miniserie no es muy larga y tenía la tarde libre... así que me puse a ello.

La historia nos presenta a una joven llamada Alice, profesora de karate, judo o algo así, que va a presentar a su madre a su nuevo novio. El novio acude a la cena, es un joven guapo, amable pero algo oculta, además resulta extremadamente extraño que tras la cena le entregue un antiguo anillo a Alice y la invite a conocer a su familia esa misma noche. La joven se asusta ante el ímpetu de Jack, su novio, así que le dice que lo dejen por un tiempo.

Jack se deja el anillo en la casa de Alice. Así que ella sale tras él para devolvérselo y ve como unos hombres lo secuestran. Persigue a uno de ellos y sin querer cruza un gran espejo, un espejo que la lleva a otro mundo, un espejo que nos adentra en el País de las Maravillas.

Alice intentará rescatar a su novio y para ello contará con la ayuda de los diversos personajes que pueblan este mágico mundo. Sus mayores aliados a la hora de adaptarse y sobrevivir serán el Sombrerero y el Caballero Blanco. Su mayor enemiga, la Reina de Corazones, por supuesto, y su asesino más peligroso la Liebre de Marzo. El País de las Maravillas está sometido a la voluntad caprichosa de la Reina, los seres humanos son usados como cobayas para conseguir bebidas que produzcan emociones, y parace ser que Alice es la única que puede hacer algo para detener esa situación.

El País de las Maravillas me gustó mucho con sus ciudades construidas hacia arriba, su aire decadente, sus casinos, la tecnología que usan (sobretodo las moto-flamenco voladoras). Y me resultaba curioso ver como iban apareciendo uno tras otros los personajes de la obra. Desde ese conejo blanco que da bastante grimilla hasta la Oruga que resulta ser el líder de la resistencia contra la reina, el Dodo que es uno de los de la resistencia interpretado por Tim Curry, los gemelos que trabajan para la reina y que se dedican a torturar para sonsacar información. El Carpintero que es el químico de la Reina y el que diseñó la fórmula para sacar las emociones a los humanos, el Sombrerero que resulta ser un oportunista encantador....

La historia empezaba bien, la resistencia, la venta de los elixires emocionales (drogas vamos), el que los humanos fuesen tratados como ganado para conseguir esa droga, la identidad del novio de Alice y el encantador Sombrerero. Pero luego se les fue de las manos y no supieron como continuar la historia haciéndola lenta, previsible y aburrida. Alice corriendo de un lado para otro con el Caballero Blanco (muy desaprovechado este personaje) y el Sombrerero. El ir y venir sin sentido, la lucha final con la Reina que no emociona ni está bien resuelta.

Aún así a pesar de sus fallos, la miniserie me gustó. Para pasar el rato y entretener un poco merece la pena, además es interesante ver la reinterpretación de Alice y el País de las Maravillas; tal vez no tal lograda como en Tin Man, pero aún así bastante atractiva.

Algo que si me gustó fue el casting, me gustó ver a Tim Curry aunque fuese brevemente, Matt Frewer como el Caballero Blanco (como le echo de menos en Eureka), Kathy Bates como la malvadísima Reina de Corazones. Y por supuestísimo Andrew Lee Potts como el Sombrerero, el mejor personaje de toda la serie. Aquí toda la objetividad que tengo se va a paseo, me encanta este niño desde que lo veía en Primeval. Y es el motivo por el cual se me hizo más soportable la miniserie.El personaje de Alice podría haber resultado algo más interesante. Alice en el fondo debe superar su miedo, su dolor y frustración, debe aprender a confiar en los demás, en si misma y tener fe. Debe creer en la magia, en el amor... pero claro es muy difícil hacerlo cuando todo tu mundo se derrumbó al desaparecer tu padre.

Esperaba más de la miniserie la verdad. Si tuviese que darle una nota le daría un 6, aunque tened en cuenta que estoy siendo benévola porque el Sombrerero. Una pena porque la premisa era interesante. Ahora toca esperar a Tim Burton y Johnny Deep, sé que ellos no me defraudarán.


Share/Bookmark

The Verve - The Drugs Don´t Work

1 comentarios


All this talk of getting old
It's getting me down my love
Like a cat in a bag, waiting to drown
This time I'm comin' down

And I hope you're thinking of me
As you lay down on your side
Now the drugs don't work
They just make you worse
But I know I'll see your face again

Now the drugs don't work
They just make you worse
But I know I'll see your face again

But I know I'm on a losing streak
'Cause I passed down my old street
And if you wanna show, then just let me know
And I'll sing in your ear again

Now the drugs don't work
They just make you worse
But I know I'll see your face again

'Cause baby, ooh, if heaven calls, I'm coming, too
Just like you said, you leave my life, I'm better off dead

All this talk of getting old
It's getting me down my love
Like a cat in a bag, waiting to drown
This time I'm comin' down

Now the drugs don't work
They just make you worse
But I know I'll see your face again

'Cause baby, ooh, if heaven calls, I'm coming, too
Just like you said, you leave my life, I'm better off dead

But if you wanna show, just let me know
And I'll sing in your ear again

Now the drugs don't work
They just make you worse
But I know I'll see your face again

Yeah, I know I'll see your face again
Yeah, I know I'll see your face again
Yeah, I know I'll see your face again
Yeah, I know I'll see your face again

I'm never going down, I'm never coming down
No more, no more, no more, no more, no more
I'm never coming down, I'm never going down
No more, no more, no more, no more, no more
(Repeat and Fade Out)

Share/Bookmark

Difícil decisión: Eccleston o Tennant

14 comentarios

A lo largo de los años han sido varios los actores que han dado vida al Doctor. Desde el 2005, cuando la serie fue rescata y actualizada por Russell T. Davies, dos han sido los actores que se han encargado de protagonizar la serie. La encarnación del noveno Doctor corrió a cargo de Christopher Eccleston; el décimo fue interpretado por David Tennant.

El Doctor es un gran personaje, eso es indiscutible, pero el ser un personaje que cambia de apariencia da lugar a la controversia. ¿Quién es el mejor Doctor? Comparaciones, discusiones, favoritismos, odios... algo comparable a lo que pasa con el personaje de James Bond.

A mi me ha tocado en este día tan señalado hablar de las dos actores que desde el 2005 y hasta el 2009 han interpretado este jugoso papel. Intentaré ser imparcial y me remitiré sólo a los hechos. El duelo está servido.

Eccleston vs Tennant

Christopher Eccleston. Interpretó al personaje durante la primera temporada de la nueva era, año 2005. Un total de 13 capítulos, de ellos son imprescindibles: Dalek y el capítulo doble The Empty Child/ The Doctor Dances. Su compañera fue Rose Tyler, a la que encontró en el primer capítulo de la temporada. También tuvo el honor de ser la encarnación del personaje que conoció a Jack Harkness, con el que viajo algún tiempo, y a Harriet Jones.

Eccleston tuvo la difícil tarea de abrir el camino, de iniciar una nueva era para una serie y un personaje muy querido por los ingleses. Su Doctor es un ser de extremos tremendamente juguetón y divertido pero también es un ser herido en lo más profundo que intenta desesperadamente huir de un pasado que lo atormenta. Al principio parece que prefiere estar sólo, es bastante borde tanto con Rose como con Jackie (madre de Rose) o Mickey (novio o algo de Rose). Aunque el trato con la joven dulcifica su carácter y lo hace más abierto, más cercano.

Físicamente Eccleston se aleja de la imagen clásica que se tiene del personaje, hasta la ropa que usa este Doctor difiere mucho de la que solían usar las antiguas encarnaciones del Doctor. Este Doctor es expresivo, gesticula mucho, es curioso, impetuoso y divertido. Es un Doctor impulsivo, que se equivoca, que se enfada, que se deja llevar por las emociones y eso lo hace imperfecto, más humano, más comprensible.

El Doctor de Eccleston es capaz de pasar de la sonrisa más radiante y sincera a la más cruel de las miradas. Capaz de hacerte reir con un gesto de su expresiva cara o de llenarte de desazón viéndole llorar. Una de las mayores habilidades de Eccleston era esa capacidad de pasar de la risa al llanto en un gesto, de transmitirlo todo con una mirada, con una sonrisa.

Por desgracia no pudimos disfrutar de Eccleston durante mucho tiempo. Al final del último capítulo de la temporada se regenera pero sus últimas palabras son un perfecto resumen de lo que fue el Doctor de este actor.

Doctor: Rose, antes de irme quiero decirte que has sido fantástica. Absolutamente fantástica. ¿Y sabes una cosa? Yo también.

Y es cierto, fue fantástico. Creo sinceramente que Eccleston le pilló el punto al personaje en seguida y que si hubiese seguido con el papel nos hubiese ofrecido algo increíble. Sin embargo dejó la serie. Los motivos no están muy claros aún. Para los más curiosos podéis ver que tras el Doctor interpretó un pequeño papel en Héroes como Claud, el hombre invisible.



David Tennant. Fue el Doctor durante la segunda, tercera y cuarta temporada. Amén de los especiales del año 2009. Un total de 48 episodios, de los cuales debemos destacar: The Girl in the Fireplace, Blink, y el capítulo doble Silence in the Library/Forest of the Dead.

Este décimo Doctor tuvo como compañeras a Rose Tyler durante la segunda temporada, Martha Jones durante la tercera y Donna Noble en la cuarta. Aunque las perdió a todas porque en el fondo el destino del Doctor es estar sólo. Compartió aventuras con Charles Dickens, Agatha Christie o Shakespeare. Se reencontró con su vieja acompañante Sarah Jane Smith, y visitó el spin-off de este personaje el año pasado. Esta encarnación se ha enfrentado a Daleks, Cibermen y al mejor villano de la serie, The Master.

Tennant siempre se ha declarado un fan del Doctor, así que este ha sido sin duda el papel de su vida. Ya no sólo a nivel personal, que lo ha tenido que disfrutar mucho, sino que a nivel profesional le ha abierto un mundo de posibilidades y le ha dado a conocer. La inmensa mayoría de seguidores de la serie considera a Tennant el mejor Doctor hasta la fecha, por encima incluso del mítico Tom Baker.

Son muchos los motivos por los cuales el actor ha obtenido este reconocimiento por parte de los fans y no tan fans de Doctor Who. Tennant ha creado un Doctor realmente tremendo. Un ser vivaz, luchador, espontáneo. Un chiquillo con el poder del tiempo y el espacio en sus manos. Su Doctor es brillante, palabra que utiliza mucho a lo largo de la serie.

Ha dotado a su Doctor de una gran carga emotiva. Su interpretación estaba llena de matices. Su sonrisa se queda grabada en la retina, su mirada triste es capaz de emocionarnos, sus lágrimas nos acongojan, su furia traspasa la pantalla. Además está la cantidad de pequeñas cosas que le han ido añadiendo al personaje: los Allons-y, su tremenda capacidad seductora, su inquebrantable fe en la especie humana, su negativa a usar armas...

Tennant ha tenido la fortuna de tener que interpretar capítulos realmente increíbles y ha vivido momentos tremendos que todo seguidor de la serie recordará para siempre. La separación de su más querida acompañante, su enfrentamiento con The Master, vivir como un ser humano, su reencuentro con Donna Noble, Midnight. Y por si no fuera bastante ha creado un estilo propio dentro del personaje, ese pelo, la gabardina, el traje, las deportivas son elementos fácilmente reconocibles que se asociarán al personaje para siempre.

La despedida del actor de la serie ha sido uno de los momentos más llorados por los seguidores de la serie. Tennant abandonó Doctor Who el año pasado. Su última aparición fue el especial The End of Time, donde daba paso a un nuevo y joven Doctor. Sus últimas palabras son un eco de lo que muchos fans de la serie pensaban.

Doctor: I don´t want to go


Ahora le toca el turno a Matt Smith y tiene un trabajo muy duro por delante, tanto Eccleston como Tennant hicieron un trabajo absolutamente maravilloso con el Doctor y superarlos va a ser muy complicado.

Espero que después de este pequeño post tengáis claro cual de los dos es vuestro favorito.


Otros blogs que participan en el Doctor Who Bloggers Day:

elblogdesunne.com "Doctor Who para dummies"
basuraandtv.com "Las cosas del Doctor que quizá no sabías (o quizá si)"
noibloc.blogspot.com Las compañeras del Doctor
juanmasincriterio.blogspot.com/ "Literatura en Doctor Who"
brianedwardhyde.blogspot.com/ "Drama en Doctor Who"
alfinaldelaescapada.com/2010/01/moffat-who / Moffat Who? Doctor Who por Steven Moffat
llamameromario.blogspot.com "Podcast, episodio sobre Torchwood" (durante esta semana)

Share/Bookmark

Barbas

4 comentarios
¿Recordáis la canción Mi Barba Tiene Tres Pelos? La detesto con toda mi alma, tal vez por los campamentos de verano, los campamentos urbanos, las actividades para niños en las que participé... esa canción siempre estuvo fuera de mi repertorio y no podía soportar a los demás monitores que la cantaba.

En el momento mismo que alguien se ponía con la dichosa cancioncilla nacía en mi un desprecio profundo hacia la persona en cuestión.
El otro día la oí de nuevo. Debo admitir que me sorprendió que un niño "de los de ahora" cantase esta cancioncilla infantil. La canción me llevó a pensar en gente con barba, luego pasé a actores con barba y de ahí a personajes de serie que tengan barba. No son muchos. Generalmente en las series se suele usar la barba para dos cosas:

A) plasmar la depresión/desesperación de un personaje o su descenso a los infiernos. Un ejemplo reciente sería Jack Shepard, en aquel capítulo final de la tercera temporada donde le vemos con barba y muy desnortado.

B) como elemento cómico, por ejemplo en The Big Bang Theory los chicos regresaban de su viaje al Polo Norte.
Así que he decidido hacer una pequeña recopilación de ilustres personajes barbudos. Algunos son más conocidos que otros pero a todos les une su amor por los pelos en la cara.

Este es uno de los que más recuerdo, el comandante Riker del Enterprise. Estaba mucho mejor con barba que sin ella.

Saul Rubinek interpreta a Artie en Warehouse 13. Barba y gafas, una combinación que me encanta.

Una ilustre barba es la que posee el Ranger más famoso de la pequeña pantalla: Walker. Interpretado por Chuck Norris.

Ricky Gervais interpretó en The Office a uno de los personajes más patéticos y entrañables de la historia de la pequeña pantalla. David Brent lucía barba. Creo que era el único de la oficina.

En Modern Family, Mitchell tiene una cuidada y perfecta barba rubicunda. No abundan los chicos rubios con barba.

House y su barba de tres días. Me encanta.

Treat Williams lucía barba en Everwood. Serie que tengo pendiente pero de lo poco que he visto su Dr. Brown me encanta.

Eric Dane, Dr. Mark Sloan, en este caso cirujano del Seattle Grace en Anatomía de Grey. Buff, hace años que no sigo esa serie, y lo cierto es que no la echo en falta.

Jordan Collier en Los 4400. Malo y con barba. Combinación habitual.

Zach Galifianakis es Ray en Bored to Death. Hombre orondo con barba abundante. Me encanta este personaje.

Tyler Labine, a este creo que nunca lo he visto sin barba. En Reaper la lucía con orgullo.

T. J. Thyne, en Bones. Hodgins está más guapo con barba que sin ella. Hace poco vi su intervención en Friends, era un crío y sin barba aún tiene más cara de niño.

Richard Karn era Al en Un chapuzas en casa. El personaje de Tim Allen siempre se metía con él por su barba. Yo le hubiese matado en el segundo capítulo para hacerme con la serie.



William Petersen es Grissom y Grissom está mucho mejor con barba que sin ella. Indiscutible.



Share/Bookmark

Monk, al final todo se resuelve

3 comentarios
Después de varios meses por fin he terminado de ver Monk. Han sido ocho las temporadas de esta magnífica serie de la cadena USA Network. Un total de 125 capítulos durante los cuales hemos acompañado al detective Adrian Monk en un sin fin de aventuras.

A pesar de todas sus fobias, más de 300, Monk ha logrado resolver todos y cada uno de los casos que se le han presentado. Y por fin, en el final de la octava temporada, resolver el caso más importante de todos, el asesinato de su mujer Trudy. La brutal muerte de su mujer fue lo que convirtió a Adrian en un ser encerrado en si mismo, prisionero de sus miedos. El no saber lo que realmente ocurrió era algo que le carcomía por dentro y que exacerbó hasta el límite su trastorno obsesivo compulsivo.

En estos ocho años Monk ha estado en un psiquiátrico, se ha ido México, ha estado en la cárcel y ha sido perseguido por asesinato. Ha visitado Nueva York y Las Vegas, adoptó a un niño pequeño, tomó medicinas que lo hicieron cambiar, perdió la memoria, se enamoró, hizo amigos y enemigos, se hizo pasar por un asesino a sueldo, se compró una casa. Arregló las cosas con su hermano, coincidió con su padre y conoció a su medio-hermano. Le dispararon en las piernas, estuvo ciego, vivió una huelga de basureros, padeció insomnio.... y mil historias más.

También cabe destacar la cantidad de caras conocidas que han pasado por la serie a lo largo de estos años: John Turturro como Ambrose hermano de Monk, Steven Zahn como Jack Jr. el medio hermano, Casper Van Dien como el novio de Natalie, Gena Rowlands, Stanley Tucci, Tim Curry, Pamela Adlon, Snoop Dog, Jay Mohr, Sarah Silverman.... Sin duda alguna los tres momentos más relevantes de todas las aventuras de Monk son:
  • sus enfrentamientos con Dale, la ballena. Este hombre rico mantiene un pulso con Adrian Monk desde años. Encarcelado gracias a él, le pondrá en la pista hacia el asesinato de Trudy y más tarde intentará inculparlo de asesinato para llevarlo a prisión. Es el enemigo más temible de todos los que ha tenido Monk.
  • el cambio de cuidadora. Durante tres temporadas fue Sharona (Bitty Schram) la encargada de cuidar del señor Monk. Casi al finalizar la tercera temporada la actriz abandonó la serie. Aunque regresó en un capítulo de la octava temporada. Fue sustituida por Natalie Teeger (Traylor Howard) que permaneció hasta el final de la serie como la cuidadora de Adrian. Este cambio suscitó una controversia entre los fans sobre cual había sido la mejor de las dos. Personalmente me decanto por Natalie aunque Sharona era muy especial. Evidentemente la forma de tratar a Monk de ambas es diferente, y cada una es muy buena en lo que hace a su manera. Esto se pone de manifiesto en el capítulo diez de la octava temporada cuando Sharona regresa y ambas mujeres compiten sobre cual de las dos era mejor para Adrian Monk.
  • la muerte de su psiquiatra, el doctor Kroeger. Durante seis temporadas fue el apoyo de Monk. Su última intervención fue en la sexta temporada. El actor que interpretaba al personaje murió repentinamente de un paro cardíaco. Esto se incorporó a la trama haciendo un episodio donde recordaban sentidamente al compañero perdido. Después de eso Monk buscó a un nuevo psiquiatra, el doctor Bell (Hector Elizondo).
Una de las cosas que más me gustan de la serie es el profundo amor que siente el personaje de Monk por su esposa. Los momentos más tiernos y más tristes de la serie son aquellos en los que Monk recuerda a Trudy. Claro ejemplo es capítulo Mr. Monk is Up All Night, de la sexta temporada y doble episodio final. Ha sido toda una aventura, una divertida aventura, ver toda la serie. Lo cierto es que la tenía pendiente desde hacía muchísimo tiempo pero tantas temporadas me echaban para atrás. Pero una vez que empecé me fue imposible parar. Voy a extrañar las manías de Monk, su forma de mover la manos, su voz pausada y sus "esto es lo que ocurrió". Todo debe tener un final, el de esta serie me ha gustado muchísimo y me ha hecho llorar otro tanto. Adiós señor Monk, ha sido un auténtico placer.

Este es un video homenaje de la cadena en la última temporada de Monk.

Share/Bookmark

B de Boda

1 comentarios
Bien esto no es estrictamente una boda pero las tres están geniales, uno de los grandes momentos de Friends.


Share/Bookmark

The End of Time, la era Tennant-Davies llega a su fin

3 comentarios
Ya ha pasado, el momento final, el largo adiós. Tennant deja paso a un jovencísimo Matt Smith, Russell T. Davies le da el puesto a Stephen Moffat.

El año 2009 significó una larga despedida para este décimo Doctor. Cuatro especiales de diversa calidad que gustaron más o menos a los fans de la serie. Hasta llegar al último, este The End of Time, dividido en dos capítulos de una hora de duración. Siendo honesta he de admitir que este último especial no fue ninguna maravilla y que ha sido una mera excusa para mostrar una emotiva y duradera despedida al mejor Doctor hasta la fecha. Aunque no sólo a él, sino a todos los personajes y al universo que Davies creó desde el 2005.

Así que en este post simplemente voy a destacar las cosas que me gustaron, como fan irremediablemente rendida del Doctor.

The Master

Su regreso, aunque un poco cogido por los pelos, era algo muy esperado. A pesar de ello creo que no se aprovecha bien a este grandioso personaje. El mejor antagonista de nuestro Doctor. Gracias a este especial por fin sabremos el por qué de su locura, de donde vienen esos tambores que resuenan en su cabeza. El Maestro, al fin y al cabo no es más que un instrumento, una brújula que permitirá el regreso de Los Señores del Tiempo. Mientras él juega a dominar un mundo donde todos son él (divertidísimo verle ser cualquiera) una antigua profecía de Gallifrey lo transforma en el detonante de la vuelta de los Señores del Tiempo. Algo que el Doctor tratará de impedir.


Siempre he sentido que la cargada del Doctor por ser el último de los suyos era demasiado pesada. Pero claro, no era simplemente el último, con permiso del Maestro, sino que fue el responsable directo de la aniquilación de su pueblo. Él mismo lo dice cuando afirma que sólo recordaba lo bueno pero que hacia el final de la Guerra del Tiempo (esa cruel guerra) su gente estaba decidida a aniquilarlo todo, como los Daleks a los que se enfrentaban, así que tuvo que hacerlo. Tuvo que eliminarlos porque eran la mayor amenaza que existía en el universo.

El momento decisivo es ese triángulo donde el Doctor deberá decidir que sacrifica, si a Los Señores del Tiempo o al Maestro. Y es aquí donde nuestro rubio oxigenado se redime vengándose de aquellos que lo volvieron loco y salvando así el universo.

Me encanta el personaje de el Maestro, no sólo es la cara perversa del Doctor, sino que, como buenos antagonistas, en un tiempo fueron amigos. Y en el fondo su relación aún transpira camaradería, son dos viejos enfrentados que han visto y sufrido demasiado.

Fue un gusto volver a ver a John Simm, pero admito que la historia era tramposa y estaba mal narrada, además la historia avanza a trompicones como si no supieran muy bien que contar.

Wilfred.

Este anciano, abuelo de Donna Noble (la mejor compañera del Doctor), es lo mejor del especial, y los momentos que comparten él y el Doctor son abrumadores.

El primer momento. En la cafetería donde el Doctor le confiesa que va a morir y llora viendo a su Donna vivir en un mundo donde él no tiene cabida. El pobre Wilfred le pide, le suplica que le devuelva la memoria a Donna, pero el Doctor no puede.

El Doctor también le cuenta a Wilfred que la regeneración en el fondo es una muerte, porque él ya no será igual, sino otro que vivirá y experimentará el tiempo y el espacio. Triste verlo de ese modo.

El segundo gran momento con Wilfred y el Doctor se da en la nave de los cactos verdes en la que escapan del Maestro. El peor rescate de la historia. Allí Wilfred le pide al Doctor que coja un arma para matar al Maestro, para librarse de la profecía y sobrevivir. El Doctor le mira abatido, él no es así, él no puede hacer eso. Si aceptara esa salida sería como el Maestro. Wilfred llora y el Doctor triste le dice que le gustaría que él fuese su padre. Especial también cuando el Doctor admite que ve a los humanos como gigantes, que a pesar de tener una vidas tan breves poseemos un inmenso potencial. El amor del Doctor por la raza humana siempre ha sido patente pero creo que en este Doctor más que en ningún otro.

Al igual que Donna, Wilfred es mucho más de lo que parece. En esencia, él es la pieza clave de la historia porque será el causante último de la muerte del Doctor.

Tras vencer a los Señores del Tiempo y la desaparición de el Maestro, el Doctor se levanta magullado del suelo sin poder creerse aún que siga vivo. Y es entonces, y sólo entonces, cuando suenan los cuatro golpes. La cara del Doctor lo dice todo al descubrir a Wilfred atrapado dentro de una cámara de radiación.

El Doctor lo sabe, ahora lo comprende todo. Se enfada, se resiste, no puede dejar morir a Wilfred y el único modo de salvar al anciano es sacrificarse, morir. Su vida por la del abuelo de Donna. Pudiendo hacer tanto, ver tanto... y todo por culpa de un humano, esos humanos a los que tanto ama el Doctor.

Es terrible darse cuenta de eso. Siempre creímos que el Doctor moriría por culpa del Maestro o de Los Señores del Tiempo. Craso error. Fue su sentido del deber, su amor por la humanidad lo que acaba con él. No podría seguir viviendo con la muerte de Wilfred sobre su conciencia.


La larga despedida

La muerte del Doctor, bueno su regeneración, tarda en llegar, así que nuestro héroe aprovecha ese tiempo para cobrarse su recompensa. Y aquí empieza la grandiosa despedida del Doctor.

Veremos al Doctor salvar a Mickey y a Martha Jones (ahora pareja) de un santoran. Después evita que el hijo de Sarah Jane Smith, Luke, sea atropellado por un coche. Sarah Jane ve como el Doctor entra en la Tardis tras hacerle un gesto de despedida. Ella sonríe con los ojos llenos de lágrimas, sabe lo que va a pasar. En algún bar, en una galaxia lejana, presenta a Alonso (Allons-y) al Capitán Jack Harkness. En ese bar veremos a varias de las especies alienígenas que se han paseado por la serie en los últimos años.

Asiste a la boda de Donna Noble y allí se despide oficialmente de Wilfred. El anciano lo despide con lágrimas en los ojos. También visita a la nieta de la mujer que amó cuando fue humano, durante la tercera temporada, le pregunta si aquella mujer con la que él pudo formar una familia fue feliz.

Y al final, la despedida más importante de todas, Rose Tyler. Una joven Rose, poco antes de conocer al Doctor. Aunque vi un poco desmejorada a Billie Piper.

Tras esto el Doctor se queda solo en una calle nevada, se arrastra hasta su Tardis acompañado por la canción de los Ood. Entra en la Tardis y con lágrimas en los ojos empieza la regeneración. "No quiero irme" son sus últimas palabras....pero es tarde, su tiempo ha terminado y al menos ha tenido la suerte de poder despedirse, de hacer cosas buenas por los que más quiere. Fue un largo adiós, y cada visita era más triste más importante que la anterior.

Tennant nos ha dejado, y aunque no fue un gran capítulo, estos tres punto me encantaron y lloré mucho con toda la parte final.


Añoraré mucho a Tennant como el Doctor pero confío mucho en Moffat como guionista y estoy segura de que será una gran aventura seguir disfrutando de esta serie.

Share/Bookmark

El Fénix

5 comentarios
El año pasado por estas fechas hice un pequeño post titulado El Fénix. En aquella ocasión hablaba sobre un actor/fénix, es decir, un intérprete al que casi todos daban por perdido que tras varios años olvidado por el gran público volvía por la puerta grande para quedarse de nuevo en lo más alto. El año pasado dediqué el post a Jason Bateman. Este año tenemos un nuevo actor/fénix se trata ni más ni menos que de Robert Downey Jr.

Un poco de historia

Robert Downey Jr. empezó su carrera a principios de los ochenta y a finales de esa misma década su nombre ya ese asociaba al de una joven estrella emergente de gran talento. El reconocimiento le llegó en 1992 cuando ganó el BAFTA y se quedó a las puertas del Oscar por su brillante interpretación en Chaplin.

de la interpretación.A partir de ese momento tuvo la suerte de trabajar en películas como Asesinos Natos, Solo tú, Vidas Cruzadas, U.S. Marshall, Ricardo III ... al lado de grandes maestros y auténticos monstruos. Downey era capaz de trabajar tanto en comedias como dramas siempre dando lo mejor de si mismo.

Sin embargo durante esa década sus problemas con las drogas eran cada vez mayores y los productores poco a poco fueron apartándolo y relegándolo a papeles pequeños. Sus adicciones lo llevaron a la cárcel en más de una ocasión a lo largo de esos años.


Con el nuevo milenio los altibajos del actor continuaron, a pesar de trabajar en alguna que otra producción interesante como Wonder Boys, no tuvo ningún papel destacado. Pero parecía que la vida le volvía a sonreír porque lo ficharon para la serie Ally McBeal interpretando a Larry, un abogado que empieza a salir con la protagonista. La química de la pareja era innegable, y Downey hizo un trabajo magnífico, tanto que le dieron un Globo de Oro al mejor actor de reparto en el 2000. A pesar de eso en el 2001 tras ser arrestado de nuevo por un asunto relacionado con las drogas lo despidieron de la serie y acabó en un centro de rehabilitación.

En el 2002 reapareció desintoxicado, o al menos eso decía. Los productores no se fiaban pero él perseveró, volvió a trabajar, aceptó todo lo que se le puso por delante y poco a poco desde ese año, fue reconstruyendo su carrera. El detective cantante, Gothica, Kiss kiss bang bang, Buenas noches y buena suerte... cada vez participaba en más proyectos, cada vez más interesantes. La gente volvía a tener confianza en su trabajo, y seamos claros, Robert Downey Jr. es un buen actor, así que sólo tenía que encontrar de nuevo su camino.

Siguiendo por ahí participó en la excelente Zodiac, su papel fue muy aclamado por la crítica pero sin duda, lo mejor estaba aún por llegar.
Tras ganarse a la crítica necesitaba ganarse al público, arriesgó y lo logró, el trío de reinas formado por Iron Man, Tropic Thunder (con nominación al Oscar incluída) y Sherlock Holmes; lo situaron en lo más alto. Películas taquilleras y entretenidas. Dos de ellas con secuelas confirmadas. Ser Tony Stark fue el espaldarazo definitivo.


Me alegro un montón por él, creo que después de todos los problemas es genial que se haya rehabilitado, más que nada porque así podemos disfrutar de sus actuaciones y de su presencia de nuevo en la gran pantalla. Sería muy difícil, mucho, que perdiera el norte de nuevo, aunque nunca se sabe, pero en estos 8 años ha demostrado que con tesón y esfuerzo una carrera abocada al desastre puede encauzarse de nuevo. Por eso, este año él es mi actor/fénix.

Share/Bookmark

¿Quién soy?

5 comentarios

Actriz, personaje y serie :)
Share/Bookmark

Paradox, los británicos saben hacer las cosas bien

4 comentarios
Paradox ha sido mi último descubrimiento del año 2009. Una miniserie inglesa de cinco capítulos aunque después del final creo que tendremos continuación. Mucha gente la ha comparado con FlashForward ya que en la serie inglesa también se trata sobre el futuro y las consecuencias de nuestros actos, pero lo cierto es que más allá de estas dos cosas las dos series son tan diferentes como el día y la noche.

En Paradox un grupo formado por tres detectives de la policía de Manchester capitaneados por Rebecca Flint (Tamzin Outhwaite) es requerido en las instalaciones de los laboratorios Prometheus, que suele trabajar para el Ministerio de Defensa. Allí conocerán al físico Christian King, una joven eminencia que estudia las tormentas solares y sus efectos en la tierra. Al ordenador de King han llegado una serie de imágenes inconexas que auguran un accidente pasadas 18 horas. Los tres detectives deberán investigar que son esas imágenes y si realmente se va a producir alguna muerte o accidente en el futuro.

Las imágenes suelen ser fragmentos pequeños de la vida cotidiana, difíciles de descifrar o rastrear, un puzzle que pone al límite a los agentes tanto mental como físicamente. Mientras el doctor King intentará averiguar quién envía esas imágenes y si realmente pertenecen al futuro.

El efecto de esta investigación sobre los personajes es brutal. Incredulidad inicial, pasando por el miedo a lo inexplicable, la búsqueda de respuestas en la fe y en la ciencia, la incertidumbre ante lo desconocido o la rabia. Los tres investigadores intentarán hacer frente a esta situación como buenamente pueden mientras los casos van llegando y cada vez se ven más involucrados en los hechos, mucho más de lo que les gustaría.

Una interesante muestra de ciencia ficción sin efectos donde lo importante son los brillantes diálogos, las buenas interpretaciones y el saber hacer de los realizadores británicos, a años luz de las patético pseudointenciones de cosas como FlashForward. La tensión es palpable en cada uno de los planos y todo está magistralmente orquestrado llevándonos de la mano hacia el final del caso sin que sepamos muy bien que va a suceder ni si nuestros chicos van a conseguirlo. La verdad es que el primer capítulo terminó de manera brutal pero muy acertada.

Uno de los grandes aciertos de la serie es el casting.

La detective Rebecca Flint ( Tazmin Outhwaite) es una mujer fuerte e independiente. Lidera el grupo con mano de hierro, tiene madera de líder, es directa, profesional y autosuficiente. No ha llegado a donde está porque sí, nadie le ha regalado nada, se nota que es una luchadora y que no está dispuesta a ser pisoteada. Mantiene una relación tensa y pasional con su subordinado Ben Holt (Mark Bonnar), el cual fue en un tiempo su mentor pero al que ya ha superado. Desde el principio se involucra en la nueva misión y cree que realmente las imágenes muestran el futuro, aunque también le asusta lo que ello conlleva. Con el paso del tiempo comienza a respetar y apreciar a Christian.

Detective Ben Holt (Mark Bonnar), subordinado de Rebecca, un hombre directo, bastante visceral e impulsivo que ante lo que no entiende reacciona con ira. Choca bastantes veces con su jefa y discute su autoridad, sin embargo la respeta. Tiene dos hijos y está divorciado dado que mantenía una relación con Rebecca que su mujer descubrió. Siguen manteniendo esa relación en la actualidad aunque ambos son bastante orgullosos como para llamarlo amor. En uno de los casos estuvo a punto de perder la vida, ese hecho le puso al borde de una crisis y casi abandona el grupo. En otro de los casos su hija estuvo involucrada, es una de las mejores muestras de que las imágenes cada vez se relacionan más con el equipo. Es un buen policía aunque algo rudo, a veces le pierde su mala leche. Su máxima sería “el fin justifica los medios”.

Callum Gada (Chiké Okonkwo), detective a las órdenes de Rebecca. Callado, reservado y observador. A veces hasta te olvidas de él pero su personaje es al que personalmente más afecta la aparición de las imágenes. Ferviente católico cree que hay una razón última por la cual reciben esa información y que están destinados a detener los sucesos. Esa creencia lo volverá irracional e irresponsable. Se involucrará mucho en el caso de un violador y llegará hasta las últimas consecuencias en la creencia de que Dios lo ha elegido como instrumento de su justicia. Me da mucha lástima Callum porque está perdido. Su fe lo ha trastornado.

Christian King (Emmun Elliot), un joven científico, bastante pagado de si mismo que intenta buscar lógica a lo que sucede a su alrededor sin perder la perspectiva. Bastante racional y áspero a la hora de tratar con las personas. Resulta muy inquietante porque suele ser silencioso y mirar fijamente. Es un solitario que usa su trabajo para apartarse cada vez más de la humanidad y de las interacciones sociales. Christian vive en su torre de cristal pero poco a poco se dará cuenta de que hay que tener en cuenta otras muchas cosas a parte de la ciencia, la muerte de una persona durante un caso le afectará profundamente. Se involucrará cada vez más en los casos, pasando de aportar algunas ideas sueltas en el laboratorio a salir con los detectives para evitar la catástrofe. Incluso intentará detener una masacre él sólo.


En definitiva una buena opción para los amantes de la ciencia ficción y de las historias sólidas. Espero que la continuación salga pronto porque el último capítulo fue de infarto y estoy deseando saber que sucede.

Si comparamos Paradox con FlashForward nos daremos cuenta de varias cosas:

  1. No necesitas un piloto carísimo para enganchar a la gentes

  2. Una buena historia es capaz por si sola de captar espectadores

  3. No hace falta caer en la reiteración (como los cansinos flashforwards) para narrar una historia

  4. La saturación de personajes no es sinónimo de éxito

  5. Una buena realización es mejor que miles de efectos especiales

  6. Es normal que la gente muera pero hay que saber cuando es necesario matar un personaje, ojito FlashForward que mataron al único del elenco que parecía medionormal.


Share/Bookmark
Related Posts with Thumbnails
Copyright © Como un fénix