Jesus Camp, documental de visionado obligatorio

8 comentarios
Últimamente en casa nos ha dado por ver documentales. Esta semana le tocó el turno a Jesus Camp, documental del año 2006 del que ya había tenido noticias gracias a este vídeo donde se les dice a los niños/as que Harry Potter es un enemigo de Dios. El documental trata sobre un campamento de verano para niños y niñas de familias cristianas que se lleva cabo en Devil´s Lake, Dakota del Norte. La persona que organiza estos campamentos es la pastora evangélica Becky Fischer, todo un personaje. Sus soliloquios no tienen desperdicio, esa mujer, esa supuesta educadora de niños/as tiene unas ideas radicales y peligrosas que no para de meter en la mente infantes impresionables.
Becky Fischer está convencida de que su campamento hará de los chavales mejores cristianos, personas que llegarán a puestos de importancia política y social. Gente que votará no al aborto, que estará firmemente convencida del creacionismo y que mantendrá una actitud beligerante contra otras religiones. Eso es en definitiva ser un buen cristiano.
Estos campamentos nacen con la idea de educar a los niños/as en la fe, prepararlos para ser soldados de Jesús y estar listos para la guerra que se está librando en América. Estos niños/as son adoctrinados desde la más tierna infancia para crear un potente grupo de presión social con unas ideas políticas y religiosas muy marcadas y por lo que se deja entrever en el documental bastante intolerantes. La guerra que supuestamente están librando es contra todos aquellos que no crean en Jesús, contra todos los pecadores el mundo.Hay un momento en el que uno de los niños dice que cuando se encuentra con alguien que no cree en Jesús se siente incómodo y prefiere no relacionarse con esa persona. Viva la tolerancia.
En algunos momentos del documental, que dura apenas hora y media, veremos el programa de radio de Mike Papantonio, un hombre conocido por su crítica a la derecha cristiana y que no puede menos que horrorizarse ante lo que está sucediendo a su alrededor. La única voz razonable dentro de este documental y que llega a hablar con Becky Fischer en una de esas conversaciones que le pone a una los pelos de punta.
Por otro lado podremos seguir la evolución de tres niños desde sus casas hasta que van al campamento. El grueso del documental se centra en el campamento donde además de las actividades de ocio habituales hay charlas religiosas centradas en el mal y el pecado, Satanás y la tentación, Jesús y su magna obra... Estos momentos me produjeron escalofríos porque se ve a los niños en pleno trance, llorando, arrepintiéndose de sus pecados, consagrándose a la causa. Niños a los que les dicen que leer Harry Potter es pecado. ¿Qué clase de personas serán en el futuro? Con deciros que en campamento hay un momento en el que los adultos rezan al Power Point para que el Diablo no lo estropeé. También les llevan una figura de George W. Bush para adorar a su amado presidente. Así así que los niños no piensen por ellos mismos, marcadles el camino desde el principio.
Tras la experiencia en el campamento los niños visitarán la iglesia de un predicador llamado Ted Haggard, un hombre con un sonrisa turbadora que no me daba buena espina. Más tarde le busqué en internet y descubrí que este hombre de Dios pagaba a jovencitos para mantener relaciones y abusaba de las drogas. Los niños/as también serán llevados a Washington para manifestarse frente al congreso de la mano de un antiabortista que les pega pegatinas en la boca con la palabra Life escrita.
Me gustó mucho el tacto que tuvieron las realizaras del documental de no exponer su punto de vista. No hay voces en off, no hay preguntas a los filmados. Ellos actúan tal cual son y tal vez por eso resulte más preocupante. Es difícil ver este documental sin sentir pena por los niños, sin enfadarte con esos adultos aprovechados y sin sentir miedo de esa horda de fundamentalistas. Deciros que la tal Becky Fischer tuvo que cerrar el campamento tras la exhibición de este documental pues recibió numerosas críticas de abuso.

Share/Bookmark

Comentarios que me enervan

8 comentarios
En el último número de la Cinemanía, agosto 2010, número 179, entrevistan a Chris Colfer, más conocido por ser Kurt en Glee. En un momento de la breve entrevista dice que sin no fuera actor "Estaría muerto". Este joven de 20 años que se encuentra en la cresta de la ola, en el culmen de su popularidad, cree firmemente que la actuación salvó su vida. Este tipo de comentarios siempre me ha sacado de quicio. ¿Qué pasa que si tuvieras un trabajo de ocho a tres en una oficina te suicidarías? ¿No crees que pudieras ser cocinero durante catorce horas pelando patatas? ¿Te mataría ser médico con turnos eternos? ¿La vida "normal" te parece tan insoportable como para tener que decirnos a los demás que tú morirías antes que limpiar el suelo de un instituto?

O tal vez me estoy equivocando y la actuación salvó tu vida porque antes estabas sumido en el alcohol  y las drogas. Cosa que pongo en duda pero nunca se sabe. Aún así no estamos hablando de gente como Ozzy Osbourne que se ha metido de todo y más y a pesar de ello sigue, malamente, en pie. Tampoco estamos hablando de Keith Richards que tampoco se ha privado de nada y ahí lo tenemos dando guerra por el mundo. Chris Colfer no es una estrella como Amy Winehouse, Lindsay Lohan, Whitney Houston o Robert Downey Jr. gente que ha estado o sigue al borde del abismo y que han pasado por un infierno personal y profesional, algunos aún siguen deambulando por el valle de lágrimas. El chico del coro tiene aún toda la vida por delante y me molesta que a sus 20 años diga cosas como esa. Hablemos cuando tengas 45 años, dos divorcios, un par de meses en centros de rehabilitación, unas cuantas detenciones y problemas con la ley. Hablemos cuando nadie recuerde el fenómeno Glee y sobrevivas trabajando como vigilante en un centro comercial, tengas problemas de sobrepeso, hayas sufrido un ataque al corazón y las deudas acumuladas no te dejen dormir.

Con lo dicho en el párrafo anterior tampoco quiero decir que me guste cuando gente como Christian Slater, Charlie Sheen o Fergie dicen que tienen suerte de haber sobrevivido a sus problemas con las drogas. En primer lugar no tomaras drogas o alcohol o lo que sea. En segundo lugar me da igual lo que hicieras con tu vida y tu salud. En tercer lugar me toca la moral que tengamos que sentir lástima por ti cuando dices que la recuperación fue muy dura y que lo pasaste muy mal. Era tu elección personal y seguramente tuviste más de una oportunidad para dejarlo. Además la ley es mucho más permisiva contigo que conmigo. Así que no me digas que fue duro y difícil porque tuviste más facilidades que las personas "normales".  

En definitiva, no soporto el "Estaría muerto". Me parece un cliché manido, una forma de hacerse notar, un intento de dar lástima. Me cabrea mucho esa frase. 

Share/Bookmark

El nuevo Sherlock

8 comentarios
Steven Moffat lo ha vuelto ha hacer. Ha cogido un clásico de la literatura inglesa y lo ha actualizado creando una serie moderna pero respetando el espíritu original del clásico. La primera vez fue con Jekyll y el resultado fue francamente impresionante. Ahora le ha tocado el turno a Sherlock Holmes. Hace bien poco pudimos ver la película de Guy Ritchie con Robert Downey Jr y Jude Law y ahora la BBC nos ofrece esta miniserie de tres capítulos sobre uno de los personajes más famosos de la literatura.

Moffat no está solo, le acompaña Mark Gatiss. Su versión de Sherlock es puro entretenimiento y aventura. El primer capítulo, Estudio en Rosa, es una versión del primer libro escrito por Conan Doyle, el ya mítico Estudio en Escarlata. En este primer capítulo una serie de suicidios traen de cabeza a la policía de Londres, sobretodo cuando se dan cuenta de que están tratando con un astuto asesino en serie y no tienen ni idea de como detenerlo. Mientras veremos como Sherlock y Watson se conocen y se van a vivir juntos. Este capítulo dura unos 90 minutos, los dos restantes también tendrán esta duración. A pesar de la duración el ritmo es trepidante y en ningún momento se me hace pesado o aburrido. El primer episodio está dirigido por Paul McGuigan y escrito por Steven Moffat. "The Blind Banker" el segundo lo dirige Euros Lyn y escribe Stephen Thompson, y el tercero, "The Great Game" dirige Paul McGuigan y escribe Mark Gatiss.

Este nuevo Sherlock está interpretado por Benedict Cumberbatch. Un hombre excéntrico, altivo, con escasas habilidades sociales, bastante egocéntrico y con una mente que no para de trabajar en ningún momento. Brillante, chispeante. Cuando se topa con un desafío vibra de pura emoción. En ciertos aspectos me ha recordado mucho al Doctor Who que hemos visto en la última temporada. Le gustan las nuevas tecnologías y es bastante hábil con ellas. Usa parches de nicotina. Viste de manera elegante. Conoce Londres al dedillo y no suele tener muy buenas relaciones con la policía.

Sherlock 1.03 - Dr John Watson (Martin Freeman) and Sherlock Holmes (Benedict Cumberbatch) © BBCSu inseparable compañero el doctor Watson corre a cargo de Martin Freeman (adoro a este hombre). Watson estuvo en Afganistán donde fue herido. Sufre cojera aunque su terapeuta cree que es psicosomática. Es un hombre callado, observador, que carga con un enorme peso pero no es capaz de librarse de él hasta que conoce a Sherlock y la vida vuelve a cobrar sentido para él. El comportamiento de su nuevo compañero de piso le causará más de un dolor de cabeza pero siempre estará a su lado y demostrará una gran fidelidad y valor.

También tendremos en la historia a otros personajes de la obra de Conan Doyle como son Mycroft, hermano de Sherlock; el inspector Lestrade y el misterioso Moriarty.

Estamos ante una historia dinámica, moderna y misteriosa. Veremos los pensamientos de Sherlock escritos en la pantalla, también los mensajes de los móviles; cosa que me parece un acierto y que dota de dinamismo a la serie. Disfruto mucho del equívoco continuo sobre la relación de Sherlock y Watson, casi todos los toman por pareja aunque me parece exagerado que siempre les pase.

Un Londres vibrante, tenebroso y letal. Misterio y emoción. Una grata sorpresa veraniega que se ve con una sonrisa en el rostro. Pura aventura. Termina la historia con un poderoso cliffhanger pero eso no me preocupa porque ya han confirmado una segunda temporada.

Share/Bookmark

Relic Hunter, cazatesoros cutres

7 comentarios

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/1/13/RelicHunterTitle.JPG
Sydney Fox (Tia Carrere) es una aventurera sexy, exótica e inteligente. Esta profesora de historia antigua es la protagonista de la serie Relic Hunter que aquí se rebautizó como Cazatesoros. Sydney se dedica a la búsqueda de tesoros acompañada por su asistente Nigel (Christien Anholt) y su secretaria Claudia (Lindy Booth). Aunque Claudia dejará la serie en la tercera temporada y será sustituida por Karen (Tanja Reichert). La serie guarda un gran parecido con Tomb Raider.

Relic Hunter es una producción canadiense que se emitió entre 1999 y el 2002. Es una versión femenina de Indiana Jones, igualmente entretenida y con una protagonista con gran facilidad para meterse en problemas. Sydney se enfrentará a criminales, ladrones, colegas y demás gentuza para recuperar los objetos más diversos. Esta mujer hermosa y decidida, experta en artes marciales no cejará jamás en su empeño. Nigel por su parte preferiría estar tranquilamente sentado en el despacho de la universidad. Muchas veces veremos a la sensual Sydney en situaciones embarazosas como estar desnuda en público o llevar trajes que dejan poco a la imaginación, cosa que ella lleva con la mayor naturalidad del mundo. No hace falta deciros que entre Sydney y su asistente Nigel existe una sana y divertida tensión sexual que deja en evidencia al pobre chaval en más de una ocasión. 
 
Sydney es el prototipo de personaje femenino fuerte. Culta, experta mundial en historia antigua, capaz de patearte el culo gracias a sus conocimientos de artes marciales, hermosa, intrépida y divertida. Una mujer de armas tomar a la que no combiene subestimar. Nigel por su parte era un inglés tímido, comedido y enamoradizo que no podía dejar de admirar las virtudes de su jefa. Claudia era la típica rubia tonta pero adorable a la que le sucedían de cuando en cuando cosas de lo más increíbles.
 
A mi la serie me entretenía mucho. El rollo de buscar tesoros, tumbas escondidas, misterios ancestrales,... la historia antigua siempre me ha gustado claro que aquí el rigor histórico es más que discutible, aún así me tenía totalmente enganchada. Recuerdo que Sydney encontró la guitarra perdida de Elvis, el libro del amor de Casanova o la caja de Pandora. Generalmente los artefactos recuperados iban a parar a la universidad donde Sydney imparte clases o terminaban en un museo para que la gente pudiese disfrutar de ellos. 
 
Siempre que digo que me gusta esta serie la gente pone cara rara. Ya sé que no era la mejor serie del mundo pero Xena tampoco lo era y la veía religiosamente. No todo en la vida va a ser Six Feet Under o cosas por el estilo. Entretenimientos facilones y simples como Relic Hunter pueden resultar de lo más estimulantes.


Share/Bookmark

¿Quién soy?

4 comentarios
Por culpa de las vacaciones esta sección se ha retrasado un poco pero aquí tenéis un nuevo desafío. Decidme el nombre de este actor, su serie y personaje. 


Share/Bookmark

Wallander, el detective que vino del norte

5 comentarios
Durante los noventa Kenneth Branagh era uno de mis actores/directores favoritos y el culmen de mi adoración por este hombre fue su Hamlet que vi varias veces. Después de eso le fui olvidando poco a poco y salvo su aparición en la saga de Harry Potter no volví a preocuparme por él. Hace bien poco descubrí la existencia de Wallander y Branagh ha regresado a mi vida por la puerta grande.

Wallander es una serie inglesa con el sello de la BBC. El protagonista de la misma es Kurt Wallander (Kenneth Branagh), inspector de policía en Ystad (sur de Suecia). Personaje creado por la imaginación del escritor sueco Henning Mankell y que es un auténtico fenómeno de ventas. La serie inglesa consta, por ahora, de dos temporadas de tres capítulos cada una. Cada capítulo dura alrededor de hora y media. Deciros que la serie se desarrolla en Suecia y está rodada allí. Los paisajes que se ven son realmente hermosos y con una luz luminosa pero gris, dura. Las historias son fáciles de seguir, nada de giros inesperados ni finales felices. Son historias muy reales, muy crudas. Bien contadas y mejor interpretadas.

http://www.randomhouse.com/vintage/screen/books/art/wallander/wallander6.jpgNos encontramos con un Branagh contenido y perfecto en su papel que lleva sobre sus hombros todo el peso de la historia con elegancia y maestría. Como la serie se centra en Wallander los demás personajes de la serie, sus compañeros de trabajo y su hija Linda, no están tan dibujados como él pero le complementan y apoyan perfectamente. 

Cada capítulo corresponde a un caso. Los casos nunca son de fácil solución y muchas veces Wallander no sabrá a ciencia cierta como llevar adelante la investigación pero nunca se rendirá ni se dará por vencido. Todos los casos le pasan factura a este hombre silencioso y reservado. Kurt rezuma tristeza y cansancio en cada mirada, en cada gesto. La vida es dura, su mujer le ha dejado y la relación con su padre es bastante compleja, además le han diagnosticado demencia senil y esto complica aún más la vida del protagonista. Kurt Wallander sufre viendo como el mundo se ha convertido en un lugar deshumanizado. Este hombre meticuloso en su trabajo, padre devoto, hijo angustiado, deprimido, solitario y observador ha sido uno de los mejores descubrimientos que he hecho. Sin duda uno de los mejores personajes que Branagh ha interpretado.

Una de las cosas que más me sorprenden de la serie es esa imagen sombría y oscura de Suecia. No se ve la sociedad ideal que siempre creemos tienen los suecos sino un lugar frío, lleno de secretos, donde el suicidio es algo totalmente normal, los asesinatos crueles y sangrientos y los adolescentes se sienten abandonados y desvalidos. Donde las mansiones ocultan abusos sexuales y los campos de flores son el escenario de horribles muertes. 

http://www.photobooth.net/movies_tv/img/wallander_02.jpgLa serie es muy nórdica por su ritmo lento, sus silencios, sus miradas. Puede parecer aburrida debido a ese desarrollo pausado pero esto no es CSI, esto es calidad. Tiene es su haber cuatro premios BAFTA y Branagh se hizo con el premio al Mejor Actor en los Broadcasting Press Guild Awards del 2009.

La intro de la serie me encanta y la música es preciosa. Yo compré la serie en DVD, las dos temporadas ya están editadas en España. Fue una compra impulsiva, sin saber mucho sobre la serie pero ha valido la pena.

Como curiosidad deciros que uno de los compañeros de trabajo de Wallander está interpretado por el actor Tom Hiddleston que será  Loki en la película Thor, dirigida por Kenneth Branagh.

Share/Bookmark
Related Posts with Thumbnails
Copyright © Como un fénix