miércoles, 30 de marzo de 2011

Outcasts, no volveremos a vernos

 ALERTA SPOILERS


Outcasts se fue sin hacer ruido. 8 capítulos de cincuenta y pocos minutos de duración que nos trasladaron al planeta Carpathia, un lugar en donde la raza humana intenta empezar de nuevo. Por algún motivo que no se nos aclara, la tierra ya no es un lugar habitable. La situación se volvió tan crítica en el planeta azul que se buscó por todos los medios una alternativa para los seres humanos. Encontraron Carpathia, un planeta con las condiciones ideales para el desarrollo de la vida humana, un planeta aparentemente vacío. Allí se instaló la colonia de Forthaven y es en ese asentamiento donde se desarrolla casi toda la historia. 

La serie arranca con la llegada de un nuevo transporte desde la Tierra. Hace tiempo que no hay noticias del "hogar" así que la cercanía de nuevos habitantes para el asentamiento y de información supone un alivio para los dirigentes de Forthaven, sin embargo ese transporte no consigue su propósito y estalla. Algunas cápsulas de salvamento consiguen evitar el desastre y llegar al planeta.

Desde el primer capítulo, que tuvo un sorprendente giro final, la serie intentó aunar elementos propios de la ciencia-ficción con elementos del drama, algo que resultó muy bien en BG. Hay retrato de personajes, misterio, lucha de razas, amor, conflictos paterno-filiales, intriga política; demasiadas cosas. Los guionistas nunca se decidieron claramente por ninguna de ellas y eso supuso un lastre para la serie. La ralentizó, la llevó a la deriva argumental, la hizo aburrida y poco interesante. La mató. Outcasts no convenció y por eso fue cancelada.

Tenía elementos, a priori, de lo más llamativos, curiosa fusión de Battlestar Galactica y Lost, a la inglesa; buenos actores, algún personaje interesante, un misterio relacionado con la vida en Carpathia que podía dar para mucho pero que tardaron en plantear y que no quedó cerrado. . Ya me pasó con Paradox, serie inglesa de ciencia ficción que tras su primera temporada fue cancelada casi por los mismos motivos que Outcasts: deriva argumental, aburrimiento, reiteración... Tenía muchas esperanzas puestas en Outcasts, sin embargo, tras el primer episodio, supe que me iban a dar gato por liebre..  Y si sumamos a todos sus defectos la muerte del personaje de Jamie Bamber, el motivo principal de mi interés por la serie,  podemos hablar de una bofetada en toda regla.

Cass y Fleur, personajes que en el piloto parecían destinados a ser meros secundarios, cobraron protagonismo. Un protagonismo, a mi parecer, innecesario. Ella nunca llegó a caerme bien debido a su supuesta superioridad moral, lo pesada que se ponía, que se creyese toda una mujer de acción,  que siempre fuese el centro de atención... me reventaba. Y aún por encima, al final descubrimos que ella era fundamental para la historia que su existencia era clave para Carpathia y para Tate. 

Cass, el perrito faldero tanto de Fleur como de Tate, aunque su lealtad hacia el presidente era comprensible; me aburría, su cara de amargado, de corazón partido. Lo misteriosos que fueron con su pasado, que al final no era para tanto. Un soso, un tonto y un cargante. El capítulo centrado en él fue, de lejos, el peor de todos. Y ya no me pongo a hablar de Jack, el líder de los expedicionarios, el hombre de acción. Lo más bonito que se le puede llamar es gilipollas. ¿Y Berger, Julius Berger? Estuve ocho capítulos esperando a que su promesa de ser un personaje interesante se cumpliese, sigo esperando.

Creo que si Outcasts hubiese sabido equilibrar las tramas, desarrollar las historias, si no se hubiese parado tanto a contar cosas que no eran relevantes, si algún personaje hubiese muerto en vez de Jamie Bamber hubiese sido mucho mejor. Pero hay que admitir que fue una propuesta fallida, era demasiado ambiciosa pero sin un plan. A veces los ingleses no hacen las cosas tan bien.  Sin embargo a mi me gustaba, a pesar de sus muchos fallos me conquistó, fui viéndola semana a semana y ciertos aspectos de la serie era muy interesantes. Tal vez una segunda temporada hubiese propiciado que mejorasen y la serie sacase todo su potencial adelante. Nunca lo sabremos.


PD: En TVlia fui haciendo los resúmenes de los capítulos de la serie.

3 comentarios:

satrian dijo...

Proponía muchos temas interesantes, la redención de una raza, su manía de jugar a dioses y desechar sus proyectos como errores, el planeta que peleaba contra ellos, pero al intentar contar el caso de turno solo se quedaron en intentos, además el reparto no me gustó nada de nada, una pena porque prometía.

Cordelia Naismith dijo...

La verdad es que leo tu crítica y voy diciéndo que sí con la cabeza, tienes razón en todo, y aun así a mi también me gustaba, quizás más por lo que prometía que por lo que nos dió. Le faltaron personajes con carisma y una trama central de la que luego desgranar las ramificaciones que quisieran. Y los AC estuvieron absolutamente desaprovechados, eran "Rudi el cara pan y los figurantes", que bien podían haber llevado camisas rojas para lo que duraban. A mi su historia me interesaba muchísimo más que la de los de Fortheaven, pero ahí quedó, nunca la sabremos.

Rebeca Sánchez dijo...

satrian, el tema de redención de una raza es muy interesante pero muy ambicioso, difícil de hacerlo de manera correcta. Del reparto yo me quedo con Stella y Tate, los demás muerte lenta y dolorosa

Cordelia Naismith: tienes razón con la falta de carisma de los personajes y el desaprovechamiento de los AC. Rudi era un peñazo con cara de palo que no hacía nada más que amenazar y aparecer cubierto de polvo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails