lunes, 11 de julio de 2011

The Sunset Limited

Dos hombres, una habitación. No es necesario nada más para realizar una buena película y contar una historia sincera y emocionante. Dos extraños que por circunstancias de la vida se han encontrado y que mantienen una apasionante, vibrante y profunda conversación sobre la vida, la muerte, Dios y la sociedad actual. 

La cadena HBO hace grandes series, todos lo sabemos, pero también hace grandes TV Movies y The Sunset Limited es una de ellas. Se trata de una adaptación de la obra homónima de Cormac McCarthy, el reconocido autor de No es País para Viejos. Tommy Lee Jones, además de interpretar a Blanco, se encarga de dirigir y producir la película. 

Negro y Blanco. Samuel L. Jackson y Tommy Lee Jones, son dos seres opuestos que sienten y padecen, que gritan y lloran, que sufren y que buscan un significado a ese vodevil que llamamos vida. En la novela ambos personajes carecen de nombre, porque podrían ser cualquiera, son Negro y Blanco. Son Luz y Oscuridad. Son Optimismo y Pesimismo.

Blanco es un profesor que, como averiguaremos a lo largo de la conversación, ha intentado suicidarse lanzándose a las vías del Sunset Limited, un tren. Sin embargo, no consigue su objetivo debido a la intervención de Negro. Un trabajador de mantenimiento que lo saca del lugar y lo lleva a su casa donde le invita a tomar un café y charlar. En la casa de Negro, es donde se desarrolla la película. Negro, es un ex-convicto que encontró a Dios en la cárcel y que pretende hacer entrar en razón a Blanco. Blanco es un misántropo y un nihilista, Negro un hombre de fe.

Negro intentará razonar con Blanco, hacerle ver que Dios existe y que siempre hay algo por lo que vivir. Blanco no está de acuerdo con las teorías de Negro. Así se establece un duelo dialéctico e intelectual soberbio.

Tengamos en cuenta que toda la película depende de los intérpretes y el diálogo. No hay nada más. Puede decirse que The Sunset Limited es demasiado teatral, es cierto, y puede hacerse aburrida si esperas otra cosa. Así que debe quedar claro que estamos ante un profundo, ambicioso e inspirador debate filosófico entre dos personalidades opuestas. Mantenemos la esperanza hasta el último momento. Esperamos que Negro sea capaz de convencer a Blanco. ¿Lo logrará? Os recomiendo ver la película.
 
Una película brillante, a mi parecer, con dos monstruos de la interpretación midiéndose. Una película sencilla formalmente, pocos movimientos de cámara, planos largos y sostenidos. Sin música, casi sin ruidos. Muy minimalista. Un drama efectivo que no efectivista. Una película para disfrutar y pensar.

3 comentarios:

LiPooh dijo...

La desconocía. Me la apunto para vacaciones porque son dos actores que me gustan mucho.

Saludicos.

satrian dijo...

A mí me gustan estas series, películas o miniseries teatrales, como Ángeles en América.
Esta es muy dura, se reflexiona sobre muchos temas de manera amarga a pesar del contrapunto optimista de Samuel L. Jackson, me gustó pero desde luego no es para todos los paladares, ni para cualquier momento.

Rebeca Sánchez dijo...

LiPooh, póntela un día que estés inspirada porque hay que estar concentrados.

Satrian, a mi también. Y si es dura pero te hace pensar. Yo no la recomendaría a todo el mundo, hay que estar muy predispuesto y apreciar realmente el trabajo de esta película

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails