Espabila Bartowski

7 comentarios
Que la NBC está fatal lo sabemos todos. Que Chuck ha marcado sus peores datos durante esta temporada, también. Y aún así es más que posible que esta serie renueve para una quinta temporada, con un pedido inicial de 13 capítulos. La NBC anunciará su  decisión para los Upfronts que empiezan la semana que viene. La serie que siempre había sido renovada in extremis ha conseguido llegar hasta aquí para sorpresa de todos. Recuerdo que cada año me mordía las uñas esperando la noticia oficial de su renovación. Era un auténtico calvario. Sin embargo este año me da absolutamente igual. 

Chuck ha perdido frescura, ritmo, chispa y emoción. Esta cuarta temporada ha resultado aburrida hasta límites soporíferos, me ha costado muchísimo ponerme a ver los capítulos y era muy difícil centrarme en lo que estaba viendo, ya que aprovechaba para hacer otras cosas mientras. Tenía a Chuck de fondo cuando durante sus tres primeras temporadas saltaba emocionada en el sofá y disfrutaba enormemente con las aventuras de Bartowski. 

Las tres primeras temporadas de Chuck fueron muy entretenidas. Chuck era una buena serie, con puntos divertidísimos como el Buy More, Jeffster y el Capitán Pasada que aseguraban las risas. Además Chuck era un chico entrañable, su amor imposible por Sarah daba mucho juego y las tramas de las tres temporadas eran trepidantes, con finales de infarto y en la tercera temporada pusieron toda la carne en el asador y nos dieron una temporada redonda, emocionante y con un gran final. Y tras esa temporada vino el GRAN BAJÓN. Chuck se volvió predecible, repetitiva y cargante. El personaje principal, mi otrora querido Chuck, se volvió un cansino debido a su relación con Sarah. Ella perdió toda su fuerza, su misterio y su garra. Entre lo de la pedida y sus paranoias con las relaciones personales me daban ganas de que Casey les pegara un tiro a los dos. 

En la cuarta temporada tanto el Buy More como Jeffster como el Capitán Pasada casi han desaparecido y Big Mike, no quiero ni pensar en lo que le han hecho a este personaje. Y luego están Casey y Morgan, dos  personajes con una dinámica muy marcada y cuya relación, en principio divertida, ya me cansa porque es siempre igual, siempre. Y después de diez capítulos de gruñidos made in Casey y miradas de pánico de Morgan pues te aburres. ¿Cómo ha sucedido esto?

Nada me ha gustado esta temporada, ni siquiera las estrellas invitadas. Admito que Timothy Dalton ha estado sorprendente pero él no es la serie y aunque su delirante, megalómano y desequilibrado Volfoff, resulta de lo más interesante no ha servido para hacer que la serie se viniese arriba. 

Así que, o mucho cambian las cosas en Chuck, o por mi esta cuarta temporada podría dar carpetazo a las idas y venidas del agente Bartowski y su equipo.



Share/Bookmark

Vota por Nedna

1 comentarios
The Ned-Liest Catch, ha sido el capítulo final de la temporada número 22 de The Simpsons y nos ha dejado con un cliffhanger de lo más jugoso. Todo comienza cuando Edna Karapapel, la profesora de Bart y sufrida pareja de Skinner, y Ned Flanders, el puritano y amistoso vecino de Homer, inician una relación. Sin embargo, cuando Ned se entera del pasado amoroso de Edna (bastante completito) su moralidad le impide estar con la mujer que ama. Así que decide dejar la decisión en manos de los telespectadores. Aunque conociendo a Ned molaría que lo dejase en las manos de Dios. 

Bueno, a lo que iba, la Fox ha lanzado una campaña para que los espectadores votemos si somos pro Nedna o anti Nedna. El resultado se conocerá en el primer capítulo de la próxima temporada. ¿Dejará Ned de llorar la pérdida de su amada esposa? ¿Volverá Edna a los brazos de Skinner? Votad.

Share/Bookmark

Un año sin Lost

0 comentarios
Os enlazo al post que escribí en TVlia con motivo del aniversario del final de Lost.

Estos días el blog estará un poco parado, los exámenes me tienen muy ocupada pero en TVlia si que estaré al pie del cañón. Nos leemos.

Share/Bookmark

Mis personajes favoritos: Sam Seaborn - The West Wing

2 comentarios
Nunca creí que diría esto pero me postro ante Rob Lowe. Actualmente estoy visionando The West Wing, acabo de finalizar la cuarta temporada, cuando el personaje de Sam Seaborn (Lowe) deja de trabajar para la administración del presidente Barlett y se centra en ganar las elecciones en el distrito 47. Esto significa que debemos despedirnos del personaje. Sé que volveré a verle en el futuro pero el vacío que ha dejado Sam en mi corazón nadie podrá llenarlo. Ni siquiera el encantador Joshua Malina que ha venido a sustituirle. 

Sam ha sido durante cuatro temporadas el anclar moral y el idealista del equipo. Sam, un abogado de prestigio, un escritor de discursos excepcional, es un buen amigo, un jefe encantador, un hombre trabajador, creativo e inteligente. Es la estrella más brillante de la Casa Blanca. Es un monstruo como le dice Gianelli por escribir en el coche de camino a una cena un discurso magistral. Sam Seaborn es un genio de las palabras. Un genio con aire despistado, de boy scout, con gesto de eterno asombro. 


Los guiones hacen mucho pero Lowe consigue humanizar tanto a su personaje que es imposible no adorarlo. Viste siempre con camisa blanca y corbata. Sam se enamoró de una prostituta, flirteó con la hija de Leo, su jefe; se unió al equipo porque su amigo Josh veía algo en Barlett y Sam le creyó. Creo que fue el personaje que más sufrió, el que más engañado se sintió cuando supo de la enfermedad del presidente. No dejaba de repetir que Barlett no se había disculpado, porque moralmente él sabía, sentía que se merecían una disculpa. El día que Sam se enteró del engaño del presidente su idealismo y su confianza sufrieron un duro golpe.

Sam es un idealista, un soñador. Por eso siempre le tomaban el pelo, podía ser muy inocente aunque siempre se podía contar con él, siempre apoyaba al equipo. Es una apasionado de la democracia y ese amor se plasma en sus textos, capaces de emocionar a cualquiera. Me encantaban sus conversaciones con Toby. Entre los dos daban forma a las palabras que el Presidente dirigía a toda la nación y era algo que se tomaban muy en serio. La salida de Sam de la serie me gustó. Su idealismo y su sentido de la democracia lo empujan a aceptar representar al distrito 47, un lugar donde los demócratas nunca han ganado pero tras el trabajo del personaje de Joshua Malina, Will, no puede dejar que esa leve esperanza desaparezca.

Rob Lowe nunca ha sido un actor que me llamase la atención. Es más, menospreciaba bastante su trabajo y ahora me arrepiento. Lowe hace una grandísima aportación a la serie y se nota su ausencia. Una lástima. Aunque poco a poco había ido perdiendo protagonismo porque la serie se volvió más coral, seguía siendo un personaje importante y muy querido. 

Recientemente vi a Lowe en la cuarta temporada de Californication. Daba vida a Eddie Nero, un actor de Hollywood totalmente pasado, un purista de la interpretación. Consiguió sorprenderme con este registro.  En definitiva, nunca debería haber juzgado a este actor sin apenas haber visto su trabajo. Siempre se puede recibir una segunda impresión, en mi caso, positiva.



Share/Bookmark

El título fascinante: Sex, Lies and Videotapes.

0 comentarios
No sé por que pero siempre que hablo de esta película digo que es de principios de los años noventa cuando en realidad es de 1989. Es como si me pareciera imposible que la década de los ochenta, tan frívola y artificiosa ella,  pudiese parir una obra tan compleja, exquisita, dolorosa y desgarradora como Sex, Lies and Videotapes. Ópera prima de Steven Soderbergh, quien también escribió el guión, la película se estrenó en el Festival de Sundance donde triunfó llevándose el premio del público. En Cannes se hizo con la Palma de Oro, sorprendiendo a público y crítica. La película está protagonizada por un joven James Spader, Andie MacDowell, Peter Gallagher y Laura San Giacomo.

Si os gusta el cine seguramente os gustará esta película. Muchos la consideran una peli fundamental para entender el cine independiente americano que se dio en los noventa. Soderbergh tardaría años en volver a tener un éxito entre manos pero regresó por la puerta grande en el año 2000 gracias a Erin Brockovich y Traffic.

Una de las cosas que más me fascinan de esta película, a parte de James Spader, es su influencia en la cultura popular. El título de la película ha dado muchísimo juego, ya sea para titulares de artículos, libros y , sobre todo, títulos de capítulos de series de televisión. Sex, Lies and (Videotapes) es una combinación que funciona, muchas veces Videotapes se cambia por otra palabra pero la referencia está clara. Algunos ejemplos a lo largo de los años:


Y hay muchos más que podéis ver aquí. Hay mucha gente que desconoce la existencia de esta película pero reconoce la fórmula del título en multitud de series diferentes. En el cine porno hay una gran cantidad de películas que también juegan con este mismo título. 

A mi me parece curiosísimo lo sucedido con esta película y su título. Lo cierto es que no conozco ningún caso similar ¿alguien sabe de alguno?

Share/Bookmark

El futuro gris de Fringe

2 comentarios
FRINGE / 2011 / FOX / Warner ALERTA SPOILERS

La tercera temporada de Fringe se despidió el pasado viernes con el episodio número veintidós. Con la renovación asegurada para una cuarta temporada y ya acomodada en el horario maldito de la FOX, la noche de los viernes; Fringe ha finalizado una temporada que hubiese podido ser redonda pero que ha patinado un poco a partir del décimo capítulo.

Durante la primera parte de la temporada, entre el primer y el noveno capítulo, asistimos a un baile entre los dos universos. Se nos iban alternando las historias y podíamos ver a Bolivia en nuestro universo haciéndose pasar por Olivia; y en el otro lado a Olivia creyéndose Bolivia y descubriendo lentamente que ese no es su mundo. Fue un juego de espejos de lo más apasionante, donde además Anna Torv pudo demostrar lo buena actriz que ya sabíamos que era. Es increíble como el trabajo físico de la actriz, a través de sonrisas, miradas, gestos, actitudes.. diferenciaba a nuestra Olivia de la otra. 

De esta parte de la temporada destaco dos capítulos: Do Shapeshifters Dream of Electric Sheep? y Amber 31422. El primero sucedía en nuestro universo y se centraba en los cambiaformas, mostrando el lado más humano de estos seres. El segundo era un caso en el otro lado, muy emotivo, en el que un hombre intenta liberar a su hermano del ámbar.

El décimo capítulo supuso el regreso de Olivia a su lugar, a Peter y a una realidad que había sido "usada" por su doble. Aunque intenta asimilar lo ocurrido y racionalizarlo, no puede, los acontecimientos la sobrepasan, levantando un muro entre ella y Peter. Durante varios capítulos se jugó con la quiebra de la relación. Finalmente, parece superar el trauma y le da una oportunidad a Peter. Olivia, la hermética y reservada Olivia, se abre y muestra sus emociones. Recuerdo que cuando la serie comenzó muchos decían que el personaje era plano y poco interesante y que Anna Torv era una mala actriz. Aquí rompo una lanza en favor de la australiana y su interpretación. Olivia es una mujer que ha sufrido y por ello se ha encerrado dentro de si misma, se ha hecho fuerte, ha aprendido a controlarse para poder controlar lo que sucede a su alrededor. Tras su experiencia en el otro lado y su relación con el joven Bishop, vemos a una Olivia que empieza a mostrarse, a dejar que alguien entre en su mundo. Sin duda esta ha sido la temporada de la agente Dunham, a todos los niveles.

FRINGE / 2011 / FOX / WarnerSubject 13, el decimoquinto capítulo, nos traslada de nuevo al pasado. El capítulo Peter de la segunda temporada hacía lo mismo. Ahora han pasado seis meses desde que Walter cruzó la barrera entre universos para salvar a Peter. Un capítulo que responde a varias cuestiones sobre Peter y Walternativo, y que nos trae a una joven y torturada Olivia. Todo un acierto. La recta final fue un tanto desigual y además tuvimos un capítulo de lo más extraño, en la línea de Brown Betty. El capítulo LSD, donde William Bell abandonaba el cuerpo de Olivia (una de las jugadas más arriesgadas de la serie) pero para poder hacerlo debían introducirse en la mente de ella. Walter, Belly y Peter buscaban a Olivia, en un mundo de dibujos animados bastante peligroso. La trama del alma de William Bell fue extraña. En principio me gustó pero luego se salieron con este capítulo extraño y la muerte ¿definitiva? de Belly, así que ¿para qué traerlo de vuelta? ¿Por qué hacer pasar a Olivia por todo eso? No le veo sentido.

Antes de hablaros del final: Walter, ese grandísimo actor que es John Noble, que durante toda la temporada ha seguido al mismo nivel, en lo más alto. Entre Walter y Walternativo, entre la genialidad y la locura. Entre lo entrañable y lo odioso. Si habéis visto el último capítulo, donde come regaliz, ya sólo por esa escena merece todos los premios del mundo. Nunca un personaje me había hecho reír y llorar tanto en un mismo capítulo. 

Astrid. La fiel, comprensiva, eficaz y, casi siempre, ignorada Astrid. Me ha gustado mucho verla en el mundo alternativo, donde es tan eficaz como fría. La prefiero en este lado. Sigue teniendo muchísima química con Walter, y tiene una de las miradas más tiernas de la televisión. 

Bueno el final. Después de hablarnos durante tanto tiempo de la máquina, las primeras personas, los manuscritos, de descubrir quien era Sam Weiss (una pequeña decepción) y de pronosticar el fin de los universos hemos visto el futuro. Y el futuro es un lugar oscuro, gris (magnífico el detalle de los títulos de crédito), donde Peter destruyó el otro universo, se casó con Olivia, la división Fringe intenta parchear los desastres y Walter está en prisión. Un futuro devastador que sólo Peter, gracias a la prodigiosa mente de su padre, puede cambiar. 

Llegó el momento de jugar la carta de los viajes en el tiempo. Todo puede suceder pero todo puede ser cambiado. Algo que intentó Lost pero que no salió bien, algo que en Doctor Who tienen muy controlado pero que si te paras a pensar provoca dolor de cabeza. El final no me ha gustado, me he quedado con la misma sensación que tuve cuando vi la cuarta temporada de Lost, esto va cuesta abajo y sin frenos. La carta de los viajes en el tiempo soluciona muchas cosas pero provoca muchos problemas, es difícil hacerlo bien y aunque lo hagas bien siempre hay paradojas. Detesto las paradojas. ¿Quién construyó la máquina? ¿cuántas veces puedes intentar arreglarlo? ¿Si Peter no es recordado su bebé con Bolivia sigue existiendo? ¿Si la guerra empezó por el rapto de Peter como es posible no recordarlo? ¿Quiénes son los observadores realmente? Y este sólo es el principio de las preguntas porque puedes seguir así durante varios minutos. 

A pesar de ese final, la tercera temporada en conjunto, me ha gustado. Tengo ganas de ver la cuarta temporada, eso significa que la decepción por el final no ha sido tan grande. Ya veremos lo que nos depara la serie. Supongo que será su última temporada, no estaría nada mal que lo fuese, todos sabemos que sucede cuando estiras una historia y Fringe no merece eso.


Share/Bookmark

Breaking In, mal llamada comedia

1 comentarios
Es oficial, Christian Slater es gafe. Es más voy a empezar a ahorrar para poder entregarle un premio con toda la fanfarria, alfombra roja, invitados, actuaciones de Beyoncé y Shakira. Es un auténtico y genuino gafe televisivo. Antes ese honor lo poseían Christopher Gorham, pero con Covert Affairs ha mejorado. También estaba en la lista Nathan Fillion, aunque este hombre siempre me ha caído bien y además en Castle logró romper su maldición. No solo los hombres tienen el privilegio de ser gafes televisivos; el trío formado por Amy Acker, Summer Glau y Eliza Dushku es letal. Sin embargo en los últimos años Christian Slater ha despuntado como claro favorito y se ha llevado el gato al agua.

Slater acumula a sus espaldas dos sonados fracasos televisivos en los que era protagonista: My Own Worst Enemy y The Forgotten. Dramas malos como el ojo de Saurón. Ahora ha recalado en la cadena Fox, la cancela series por excelencia, con una comedia bastante pobre titulada Breaking In y creada por  Adam F. Goldberg y Seth Gordon (Parks & Recreation). Slater ejerce como productor ejecutivo de este engendro y es uno de los protagonistas. Él es Oz, el excéntrico y misterioso dueño de la empresa de seguridad Contra Securities que Michael Rosembaun se dedica a poner a prueba los sistemas de seguridad de sus clientes para mejorarlos en la medida de lo posible.

La serie arranca cuando Cameron (Bret Harrison) se une al grupo de Oz como hacker. Harrison es un actor que puede hacerse con el premio al tío más soso del planeta. Ya no me gustaba en Reaper, serie en la que lo único destacable era el diablo interpretado por Ray Wise. Sencillamente encantador. El resto del equipo está formado por Cash, un friki; Melanie, una experta en cerraduras y Josh, capaz de hacerse pasar por cualquiera. A ellos se les unirá poco después el novio de Melanie, Dutch, interpretado por .

Hasta ahora he visto cuatro capítulos de esta comedia y me he reído tres veces. Es mala, no engancha, no provoca ni la más mínima sonrisa. Sus personajes son planos, típicos y la trama es absurda, además Christian Slater intentado ser el amo de la pista da pena. No es gracioso y lo suyo es histrionismo en estado puro. De todo lo que llevo visto hasta ahora, sólo me ha gustado la referencia al papel de Slater en la película Robin Hood: El Príncipe de los Ladrones. Lo cierto es que Slater no sirve para este papel. Si alguna vez fue buen actor se ha olvidado de como hacerlo. Su capacidad actoral es inexistente, sobreactúa. Y su personaje es un antipático que no tiene gracia.

La serie pretende ser una comedia con algo de acción y situaciones disparatadas. Los casos apenas importan, lo que persiguen es el humor a través de la interacción de las diferentes personalidades. Pero no hay chispa. La supuesta trama romántica no interesa, el friki de Star Wars está muy visto, el chico de los disfraces apenas sale y Dutch, en pequeñas dosis no está mal pero es demasiado previsible. Y luego está Oz, el personaje de Slater, que es para darle de comer a parte.

No sé como le están funcionando las audiencias a Breaking In y  sinceramente no me importa. He decidido que no voy a seguir perdiendo el tiempo con esta serie insulsa y aburrida, me da pereza y me cabrea. Hay cosas muchos más divertidas e interesantes, como mi recién descubierta The Middle.

PD: ¿Soy yo la única o Michael Rosembaun con pelo da cosa?



Share/Bookmark

¿Quién soy?

2 comentarios
Hola :) Este personaje que traigo es uno de los que más quiero en el mundo. Algún día os explicaré por qué. Ya conocéis el funcionamiento de esta sección, averiguad el nombre de la actriz, personaje y serie. Ánimo.




Share/Bookmark
Related Posts with Thumbnails
Copyright © Como un fénix