100 razones por las que veo series

9 comentarios
  1. Por Buffy
  2. Por  "Buenas noches y buena salud mental".  Frasier, no hay otra igual
  3. Por Home, capítulo de Expediente X que me pone los pelos de punta
  4. Por las bromas, chascarrillos y comentarios sarcásticos de Chandler Bing
  5. Por el corte de pelo de Felicity
  6. Por los ojos azules de Benedict Cumberbatch
  7. Por las referencias frikis de Spaced
  8. Por la sintonía de El Gran Héroe Americano
  9. Por el final de Luz de Luna
  10. Por el capítulo dirigido por Tarantino en CSI
  11. Por "Estábamos tomándonos un descanso". Ross tenía su punto.
  12. Por los discursos de Jeff Winger en Community
  13. Por las múltiples personalidades de Tara, todas memorables
  14. Por las miradas de Dexter Morgan
  15. Por Niles Crane, el más grande de los secundarios cómicos
  16. Por los vascos mejicanos de McGyver
  17. Por todas las obsesiones y fobias de Adrian Monk
  18. Por David Tennat viajando en la TARDIS
  19. Por la pequeña librería de Black Books con su malhumorado y borrachín Bernard al mando
  20. Por la inocencia de Bill y su disfraz de la Mujer Biónica en Freaks and Geeks
  21. Por el matrimonio DuBois
  22. Por el entusiasmo de Sue Heck y su sudadera de Cross-country
  23. Por el detective Goren de Ley y Orden: Acción Criminal
  24. Por las trastadas de Malcolm, Reese y Dewey
  25. Por Bryan Cranston en Malcolm in the Middle, IM-PRE-SIO-NAN-TE
  26. Por Tobías, el hombre azul de Arrested Development
  27. Por el reparto coral de Band of Brothers
  28. Por el decadente y pernicioso estilo de vida de Hank Moody
  29. Por la sonrisa de Zachary Levi, echaré de menos Chuck
  30. Por los bocadillos que se toman en How I Met Your Mother
  31. Por Cicely, Alaska
  32. Por Joss Whedon
  33. Por los capítulos homenaje a Star Wars de Family Guy
  34. Por el capitán Malcolm Reynolds de Firefly
  35. "Eso decimos todos" por eso
  36. Por la cojera de Gregory House
  37. Por Gaius Baltar
  38. Por Seymour, el perro de Fry
  39. Por Baelor y el final de Ned Stark
  40. Por Phoebe gritando: My eyes
  41. Por el bañador rojo de Baywatch
  42. Por Once More, With Feeling.
  43. Por los bailes de Carlton Banks
  44. Por el  café y la tarta de cerezas que tanto gustaban al agente Dale Cooper
  45. Por la intro juguetona de Psych
  46. Por las miradas y los silencios entre Peter y Olivia
  47. Por ver a Kalinda derrumbarse dentro de un ascensor
  48. Por las Manolo Blahnik de Carrie
  49. "Sicilia, 1929, una joven y bella campesina se enamora..." porque nadie contaba historias como Sofía Petrillo
  50. Por Maggs Bennett, una matriarca de cuidado
  51. Por Spike y Drusilla
  52. Por la canción de Terriers
  53. Por la química del reparto de Leverage
  54. Por el nuevo número de emergencias de The IT Crowd
  55. Por los estilismos de Christina Hendricks en Mad Men
  56. Por la lista de Earl
  57. Por Toby Ziegler, Josh Lyman y Sam Seaborn
  58. Por C.J. Cregg, Donna Moss y Abby Bartlet
  59. Por el whisky y los puros que Alan y Deny disfrutaban al final de cada capítulo de Boston Legal
  60. Por los primeros minutos de Studio 60
  61. Por los one-liners de Pam en True Blood
  62. Por los Fisher y el magnífico final de Six Feet Under
  63. Por Cary hablándole al león
  64. Por el surrelismo de Bored to Death
  65. Por los Jump the Shark
  66. Por todas la veces que Sheldon llama a la puerta.  Knock kock "penny" knock knock "penny" knock knock "penny"
  67. Por South Park, la gran sátira contemporánea
  68. Por esa llamada telefónica entre Desmond y Penny en Lost
  69. Por la sonrisa de Veronica Mars
  70. Por el bigote de Tom Selleck
  71. Por Angela Channing
  72. Porque Parker Lewis nunca pierde
  73. Por la gabardina de Colombo
  74. Porque me gusta que los planes salgan bien
  75. Por todas las horas de dibujos animados que he visto
  76. Por There's No Place Like Home
  77. Por las marioneta vampiro de The Middleman
  78. Por el encuentro entre Donna y el Doctor en la cuarta temporada de Doctor Who
  79. Por todos los blogs que sigo
  80. Por las horas y horas de discusiones que he tenido por culpa de ellas
  81. Por la gente que he conocido que comparte mi afición
  82. Por el humor incómodo de Ricky Gervais
  83. Porque "Sin tele y sin cerveza Homer pierde la cabeza"
  84. Por la trepidante quinta temporada de 24
  85. Por Trinity y su "Hello, Dexter Morgan".
  86. Por las noches en vela que me pasé viendo Queer as Folk
  87. Por la esperanza de que regrese Firefly
  88. Por el baile de la alegría de Balky
  89. Por las series malas, que también tienen derecho a vivir
  90. Por el inexplicable caso de Dos hombres y medio
  91. Porque "La verdad está ahí fuera"
  92. Por los chicos guapos
  93. Y por las chicas guapas
  94. Por los capítulos ¿Y si?
  95. Por la música que me ayudan a descubrir
  96. Por Romano y su problema con los helicópteros
  97. Por el año 2004
  98. Por el gran discurso de Nathan en Misfits
  99. Por las neuras de George Costanza
  100. Por el piloto de Mujeres Desesperadas




Share/Bookmark

Free Agents, la peor cara de Hank Azaria

0 comentarios
Adoro desde hace muchos años a Hank Azaria. Ya me gustaba en La Cabeza de Herman, aquella serie que la" programaba a horas intempestivas y sin orden ni concierto. En ella coincidió con Yeardly Smith, compañera de profesión con la que lleva más de 20 años trabajando en el doblaje de The Simpsons. Tras la mentada serie llegaron las películas Una Jaula de Grillos donde daba vida a un mayordomo gay de lo más memorable; Quiz Show, Godzilla,  Mystery Men , Run Fatboy Run... todos esos títulos demostraban que era capaz de dar lo mejor de si tanto en comedias como dramas, en películas de acción y romances. Azaria es un actor de lo más versátil, nunca sabes con que te puede sorprender. 

Dentro de la pequeña pantalla quiero destacar su participación en Friends donde interpretó a David, el novio de Phoebe que se va a Minsk. Fueron sólo cinco capítulos, más que suficientes para que nunca olvidara a ese personaje. Apareció también en Mad About You, serie protagonizada por su entonces pareja sentimental Helen Hunt. En el terreno del drama recomiendo ver Huff, serie de Showtime que se emitió durante dos temporadas donde le vemos como un psicólogo y padre de familia que sufre una profunda crisis personal cuando un paciente se suicida en su presencia. También ha hecho teatro en obras de lo más variado como The Farnsworth Invention o el musical Spamalot

Hank Azaria es un secundario de lujo, una cara conocida y muy querida por los amantes del cine y las series. Yo tenía muchas ganas de ver su regreso a la pequeña pantalla pero Free Agents ha resultado ser una absoluta decepción. Esta comedia de la NBC, en la que también se ha visto envuelto mi querido Giles (Anthony Head), y que es un remake de una serie inglesa fue una de los grandes fiascos de la temporada televisiva. 

Mi decepción ha sido mayúscula. Free Agents pretende ser una comedia pero le falta gracia, humor, chispa, vida. No hay nada en este producto que merezca la pena, e incluso parece hecho con desgana y sin cariño. Azaria resulta deprimente en la piel de un personaje que parece vivir dentro de una botella de humo, sin carácter, sin fuerza, sin alma. Dos capítulos, poco más duró la serie, y no es de extrañar que la NBC la cancelase, me pregunto ¿cómo es posible que llegase a prosperar y emitirse semejante despropósito?. Creí, por un momento, que el nombre de Azaria ayudaría a levantar la serie y otorgarle una temporada completa. GRACIAS A DIOS, ESO NO SUCEDIÓ. 

Share/Bookmark

Colaborando en Alt1040: Pratchett, Sutherland y pilotos

0 comentarios
En Alt1040 he escrito algunos post que tienen relación con el cine y las series de televisión. Por si alguno de ellos os interesa, aquí os dejo los enlaces. 


  1. El piloto de Green Arrow recibe luz verde
  2. P.J. Hogan dirigirá la adaptación de Bone
  3. Russell T. Davies desarrolla una serie titulada Aliens vs Wizards
  4. Dinero a mansalva, la nueva novela de Terry Pratchett
  5. Touch, el regreso televisivo de Kiefer Sutherland
  6. Time lapse de la bicicleta abandonada

Share/Bookmark

Amazing Grace, la canción que me persigue

0 comentarios
Amazing Grace es una canción que me encanta, por culpa del anuncio de la DGT llevo varias semanas con ella metida en mi cabeza, cuando por fin creía que me había deshecho de ella volvió a aparecer. Yo estaba tan tranquila viendo un capítulo repetido de El Mentalista en LaSexta, el capítulo His Red Right Hand 2x08 cuando muere Bosco. Al final del episodio el equipo se reune en la oficina y mientras comparten un whisky empiezan a cantar esta preciosa canción. 

Al escucharla en la serie me di cuenta de que no era la primera vez que se usaba en una serie de televisión. Así que empecé a buscar información sobre la canción para ver si conseguía saber en que series o películas se escucha. La verdad es que está por todas partes y se usa mucho en escenas de funerales, entierros o muertes. 

Sin ir más lejos podemos encontrarla en Star Trek II: La Ira de Khan. La canción es interpretada por una gaita durante el entierro del señor Spock.


En la serie Mysterious Ways, el primer capítulo se titulaba precisamente Amazing Grace, pero lo interesante es ver a Adrian Pasdar, marido de Natalie Maines la voz que canta, explicar el origen de la canción a sus alumnos. No conocía esta serie pero ahora me ha picado la curiosidad y la pondré en mi lista de pendientes.


¿Alguien se acuerda de Speedle de CSI Miami? Yo lo había olvidado totalmente, Tim fue uno de los chicos de Horatio Cane, un CSI que murió cumpliendo con su deber y cuyo entierro presenciamos en el primer capítulo de la tercera temporada titulado Lost Son. 



En Firefly también se escuchaban los acordes de Amazing Grace durante un funeral en el capítulo Heart of Gold. En un capítulo de la serie Touched by an Angel podemos ver a la cantante country Wynonna Judd (familia de Ashley) cantando. También pudimos ver al reparto de Judging Amy entonando la canción en el entierro de un colega de Amy, la jueza realmente no quería ir porque no le caía bien el muerto, cuando llega al funeral con su pareja solo hay tres personas y un silencio sepulcral, el acompañante de Amy empieza a cantar la canción y todos se emocionan. Nunca entenderé que me impulsaba a ver esa serie. 

Otras series en las que se oye Amazing Grace: durante la segunda temporada de Cheers Diane la canta para calmar a un grupo de gente. En The Adventures of Brisco County Jr. escuchamos a Lord Bowler cantarle a Brisco; en Law and Order: Criminal Intent es la música de fondo de un acto por tres adolescentes asesinados y en Criminal Minds suena durante un funeral en el episodio A Real Rain. 

En Cry Your Name, capítulo de la segunda temporada de Roswell, Maria la canta durante el entierro de Alex. 


Reese, de Malcolm in the Middle cantó una versión un tanto desentonada mientras ascendía al cielo en globo. Para ir terminando, en mi adorada Wonderfalls se hace una versión india de la canción, el capítulo es Totem Mole (minuto siete del vídeo). Extraño mucho esta serie. 


Y para cerrar este especial sobre Amazing Grace os dejo una escena de la película American Gangster. 




Share/Bookmark

La política y la corrupción de Chicago

2 comentarios
Chicago es la tercera ciudad más importante de los Estados Unidos. Un crisol cultural a la orilla del lago Michigan que se alza orgullosa, desafiante y hermosa. Chicago recuerda a los gangsters, a la ley seca, a Eliot Ness y Al Capone. Chicago es un lugar con sus propias normas, con su propia ley. Un microcosmos que funciona y que en los últimos meses está muy presente en la televisión gracias a series como The Good Wife, Boss y The Chicago Code. Series que dejan muestran como funciona esta gran metrópolis. La política, la justicia y la ley juegan con cartas marcadas, la corrupción está a la orden del día, y todo el mundo le debe un favor a todo el mundo. 

The Good Wife nos muestra los entresijos políticos y legales de la ciudad. Peter Florrick fue Fiscal General, cayó en desgracia por un asunto de prostitución, volvió a su puesto y ahora parece aspirar a algo más grande. El condado de Cook, que se encuentra dentro del área metropolitana de Chicago, es el segundo más poblado de los Estados Unidos, y el centro de mando de Peter Florrick, un lugar privilegiado para la política y para aspirar al poder. Según he leído en la Wikipedia: " El condado es el que tiene el mayor número de partidarios del partido Demócrata que cualquier otro condado de Illinois, y es uno de los más demócratas de los Estados Unidos".  

Cinco de las mujeres más poderosas de los Estados Unidas son de Chicago, eso mencionan en The Gold Coin Kid, un capítulo de la magnífica The Chicago Code. ¿Y quienes son esas mujeres? La primera dama Michelle Obama, Hillary Clinton, Oprah Winfrey,  Irene Rosenfeld y Christine Lagarde. En The Chicago Code vemos como un puñado de héroes solitarios se unen para poner fin a la corrupción endémica de la ciudad. Su mayor oponente será el concejal Gibbons, un hombre que entiende Chicago porque es parte de si mismo. 

Boss, centrada en el alcalde Tom Kane (Kelsey Grammer) es la que mejor muestra, hasta el momento, el lado más oscuro de la corrupción política y moral de la ciudad. Kane es un emperador que ve tambalearse su poder, un dios con pies de barro que lucha contra lo inevitable. Chicago es su corazón y su alma, su razón de ser, su vida, su amor, su familia. Chicago está en su mente cuando se levanta, aparece en sus sueños y pesadillas, murmura su nombre antes de acostarse. No es fácil dirigirla pero es imposible abandonarla porque hay algo en el aire, algo en el agua, algo en sus árboles, sus edificios, sus calles que engancha. Es una droga muy dura, muy adictiva. 

Viendo estas tres series llego a comprender la fascinación y orgullo de los habitantes de la ciudad del viento. Por desgracia hemos perdido a The Chicago Code en el camino, aunque sus trece capítulos son magníficos y nos permiten llegar a sumergirnos en la complicada red de sobornos y chantajes que  mantienen funcionando Chicago. Por fortuna, veamos el lado positivo, seguimos teniendo The Good Wife y Boss. 

Para mi, la  Second City, siempre será el telón de fondo donde se desarrollaba mi queridísima Edición Anterior, donde los médicos de ER hacían turnos dobles, donde la familia Gallagher se las apaña para sobrevivir. Chicago nos ha regalado grandes historias, grandes momentos televisivos y un marco incomparable en el que desarrollar series. Puede que con el tiempo aparezca otra serie que ocupe el lugar dejado por la serie de Shawn Ryan, crucemos los dedos. 

Share/Bookmark

Colaborando en Alt1040: drogas, deportes y Futurama

0 comentarios
En Alt1040 he escrito algunos post que tienen relación con el cine y las series de televisión. Por si alguno de ellos os interesa, aquí os dejo los enlaces. 


  1. The Walking Dead: pasado, presente y futuro
  2. Spaced, la serie que el buen geek debería ver
  3. Los mejores capítulos de Futurama II
  4. Los mejores capítulos de Futurama
  5. 7 drogas de ciencia ficción
  6. 5 deportes de ficción para disfrutar en la realidad

Share/Bookmark

Los ¿Y si?

8 comentarios

Me encantan los capítulos que te ofrecen una realidad alternativa a la habitual, capítulos que juegan con la premisa de ¿Y si...?. En esencia la serie Sliders era un gigantesco ¿Y si...? la serie fundamentaba su ser en eso: ¿Y si los nazis hubiesen ganado la guerra? ¿Y si la penicilina nunca se hubiese inventado? ¿Y si la magia sustituyese a la ciencia? Cada salto llevaba a Quinn Mallory y su grupo a otro universo donde las cosas habían sido ligeramente diferentes. 


En la cuarta temporada de Doctor Who pudimos disfrutar de un capítulo basado en la cuestión de ¿Y si Donna Noble nunca hubiese conocido al Doctor? Turn Left mostraba una realidad muy triste, Donna viviendo una vida miserable y aburrida; el Doctor muriendo y el mundo sufriendo ataques alienigenas al no tener nadie que lo proteja. Un giro a la izquierda cambia por entero el devenir de los acontecimientos. Para salvaguardar el futuro y poner las cosas en su sitio Donna se sacrificará, con su muerte, los acontecimientos se suceden tal y como deberían. 

Joss Whedon mostró en Buffy the Vampire Slayer que pasaría si Buffy Summers nunca hubiese recalado en Sunnydale. Una Cordelia despechada por el engaño de Xander pide, sin saberlo, un deseo a Anyanka, y la demonio de la venganza se lo concede. En un Sunnydale sin Buffy quedan pocos estudiantes, Xander y Willow son una terrorífica pareja vampírica, el Maestro se ha hecho con el control del lugar, Angel vive encarcelado y torturado por los vampiros y todo es un caos. The Wish es el noveno capítulo de la tercera temporada de la serie y es uno de los más recordados por los fans de la Cazadora. 

Tanto le debió gustar a Whedon la idea de los ¿Y si...? que volvió a usarla, esta vez, en la tercera temporada de Angel, en el capítulo Birthday. Por su veintiún aniversario Cordelia recibe de un demonio la oportunidad de vivir en un mundo donde no tiene las visiones que la están matando. En un mundo donde ella no tiene visiones, Cordy ha logrado ser una gran estrella, ganadora de un Emmy y con su propio programa de televisión. Sin embargo sus amigos no tienen su suerte, Wesley ha perdido un brazo y Angel tiene las visiones de Doyle y está al borde de la locura. Al final Cordelia acepta su mundo, su realidad y sigue con sus visiones. 

En la satírica y divertida Malcolm in the Middle Lois se imagina como sería su vida si hubiese tenido niñas en vez de niños. Lo que parece una familia perfecta resulta ser un auténtico desastre, la hija mayor trabaja en Hooters y está casada con un hombre muy mayor, la niña que sería Reese está embarazada, Mallory (Malcolm) está enamorada de un imbécil y manipula a su padre y la pequeña no sirve para nada. Debido a la manipulación de las niñas Hal come mucho y está inmenso. El capítulo se titula If Boys Were Girls



El episodio 100 de Party of Five se titula "What If", en él Bailey está en coma y se imagina una realidad donde sus padres nunca murieron en el accidente de coche. En ese escenario la pequeña Claudia es una adolescente bastante putilla; Bailey está teñido de rubio y es un irresponsable y un inmaduro que toca en un grupo punk y ha dejado la universidad; Julia un ratón de biblioteca y Charlie trabaja como arquitecto y sale con muchas mujeres, su vida cambia cuando una de sus muchas novias le informa de que está embarazada. 

En Friends hay dos grandes ¿Y si?  Uno de los capítulos de la serie termina con un mundo donde Joey se casa con Mónica. Se ve como él ha ganado mucho peso debido a la comida que le prepara Mónica, es más, ella le sirve muchísima comida para cenar y Joey mirando el plato de pollo dice su frase para ligar, el mítico How you doing?

Y luego está el mitiquísimo capítulo doble titulado The One That Could Have Been que muestra un universo donde Rachel sigue casada, Ross no sabe que su mujer es lesbiana, Joey sigue trabajando en la telenovela, Chandler dejó la seguridad de su trabajo para dedicarse al humor, Mónica sigue siendo gorda y Phoebe es una broker adicta al trabajo y a los cigarrillos. 

Esto ha sido un pequeño repaso, existen muchos más ejemplos pero, a nivel personal, estos son los que más me gustan. 

Share/Bookmark

Colaborando en Alt1040: espejos negros, casas encantadas y nuestro buen Doctah

0 comentarios
En Alt1040 he escrito algunos post que tienen relación con el cine y las series de televisión. Por si alguno de ellos os interesa, aquí os dejo los enlaces.

  1. Black Mirror, la gran sorpresa de 2011
  2. American Horror Story, la casa del terror convence
  3. Calendario para la midseason 2012: los estrenos que vienen
  4. 17th Precinct, la serie de Ronald D. Moore que no convenció a la NBC
  5. Matt Smith dice que se queda en Doctor Who
  6. La frustante primera temporada de Terra Nova
  7. El especial navideño de Doctor Who: The Doctor, The Widow and the Wardrobe
  8. Las diez mejores nuevas series de 2011 II
  9. Las diez mejores nuevas series de 2011 I
  10. El guión para la película de Buffy es rechazado
  11. Los mejores dramas de 2011
  12. Las tres mejores interpretaciones de Tom Cruise

Share/Bookmark

Adiós Ray, adiós George, adiós Jonathan. Yo te maldigo HBO

0 comentarios

El día que la HBO anunció que cancelaba Bored to Death dejé de sonreír. Me dieron ganas de coger plantarme en las oficinas de la cadena y gritarle cuatro cosas a los responsables de semejante decisión. Más tarde, ya por la noche, me calmé y me di cuenta de que era algo que no debería haberme cogido por sorpresa. Bored to Death era una serie con poca audiencia, para sibaritas y amantes de lo excéntrico, una propuesta con un público muy reducido que tampoco es que levantase pasiones ni se llevase a los críticos de la mano. Lo cierto es que ha tenido tres temporadas, a cada cual mejor, y aunque nos ha dejado con un cliffhanger, la historia de estos tres amigos de Brooklyn, que le den a Manhattan, puede considerarse cerrada.

Tres temporadas, 24 capítulos, tres protagonistas, multitud de momentos surrealistas, mucha marihuana y vino blanco. El humor de la serie no es para todo el mundo, es un humor absurdo nacido de la extravagancia de lo cotidiano y de las complejas y maravillosas personalidades complementarias de George, Jonathan y Ray. Lo cierto es que la química entre Ted Danson, Zach Galifianakis y Jason Schwartzman es enorme y Bored to Death no sería lo mismo sin ellos porque tanto por separado como en grupo logran despertar la complicidad y la imaginación del espectador, deseando que sus aventuras y conversaciones nunca tengan fin.

Desde el principio caí rendida ante el encanto noir, infantil y pretendidamente insustancial de Bored to Death; la serie parecía no tener rumbo ni trama ni fin en si misma pero había algo allí dentro, solo había que darle tiempo; y pasados unos cuantos capítulos descubrí una radiografía perfectamente perfilada de la amistad, un vistazo a las angustias existenciales de tres hombres en diferentes momentos de su vida, un estudio sobre el miedo a la soledad, sobre la alegría de vivir, sobre la vejez, el amor, el tedio, Brooklyn, una entrada a los sueños y fantasías de tres amigos que nunca se dan por vencidos.

Este tercer año la serie se volvió más madura, más auténtica sin perder un ápice de comicidad ni de frescura. Es verdad que el hecho de crear un misterio para toda la temporada mejoró muchísimo el ritmo de Bored to Death e hizo que Jonathan tuviese, por primera vez en mucho tiempo, un objetivo a largo plazo. El doble capítulo del inicio y el doble episodio final ayudan a resolver el misterio de Jonathan pero también abría la puerta a una interesante propuesta de cara a la cuarta temporada.

Esta tercera y última temporada ha estado plagado de cameos de lujo y de momentos inolvidables: Sarah Silverman como la terapeuta de Jonathan y George que se encarga de sus problemas mientras ellos le masajean los pies; Mary Steenburgen  tocando el ukelele, Olimpia Dukakis seduciendo y enamorando a Ray y el barbudo dibujante explicando como era hacer el amor con una mujer mayor, el trío gay disfrazado, el Quijote corriendo por las calles de la Gran Manzana, Jonathan colgando de un reloj, la resolutiva presencia de Isla Fisher, el ataque de los Super-Ray en el campo de beisball... y todo esto y mucho más en ocho capítulos de veinte y algo minutos.
Lo mejor de la serie son sus tres protagonistas, Ray y su relación con Leah, su cómic con superpolla incluida, su infantilismo selectivo, su gusto por las mujeres mayores, su relación con su hijo y todas las pequeñas idiosincrasias que lo convierten en uno de los mejores personajes de la pequeña pantalla. 

Jonathan por su parte sigue siendo dependiente, romántico, torpe y encantador. Se mete en líos casi sin pretenderlo y siempre, con la ayuda de sus amigos, consigue salir airoso y sin un rasguño. A lo largo de estas tres temporadas ha sido secuestrado varias veces, teniendo que acudir en su rescate sus dos grandes amigos. Además me encanta su relación paterno-filial con George y como ambos se complementan a la perfección, incluso cuando se pelean.
Y por último, pero no menos importante, está George, y aquí hay que quitarse el sombrero ante Ted Danson porque compone a un dandy intelectual que se ha pasado con la maría pero que sigue siendo un hombre encantador, educado y elegante que a sus sesenta años cuenta con una vida sexual de lo más activa. George actúa, conscientemente y encantado, como padre tanto para Jonathan (más marcado) como para Ray; su edad y su experiencia vital lo colocan en esa posición pero también es infantil, alocado e irresponsable cuando toca y su momento quijotesco ha sido lo más grande que he visto en meses.
Voy a echar mucho de menos a estos tres amigos y a toda la caterva de personajes surrealistas que han pasado por Bored to Death. Voy a añorar sus absurdos, sus disertaciones sobre la vida, el universo y todo lo demás, su ritmo, su intro … maldita seas HBO. 

Share/Bookmark

¿Quién soy?

2 comentarios
Empezamos el 2012 con un ¿Quién soy? Ya sabéis como funciona: actriz, serie y personaje. 

Aprovecho para desearos a todos unas felices fiestas y un maravilloso 2012. Espero que esto se publique bien porque lo dejé programado. Así que si tardo en responder es porque voy a estar unos días desconectada :) nos leemos en breve. 



Share/Bookmark
Related Posts with Thumbnails
Copyright © Como un fénix