Psych: invitados, homenajes y piñas

1 comentarios
ALERTA SPOILERS SEXTA TEMPORADA

16 capítulos. Todas las temporadas de Psych excepto la primera han durado 16 capítulos, la sexta, que finalizó el pasado 11 de abril también. Es increíble la cantidad de referencias a la cultura popular, de cameos y de episodios homenaje que los creadores de Psych son capaces de condensar en 16 capítulos. No voy a hacer referencia a todas y cada una de las referencias porque quedaría un post muy, muy, muy largo pero si que hablar de las estrellas invitadas y de los homenajes. Ah, y recordad que hay que buscar la piña.

Esta temporada han pasado multitud de grandes nombres por la serie, empezando por Malcolm McDowell y siguiendo con Kristy SwansonDanny Glover, Michale Trucco, Brad Dourif, William Shatner, Jason Priestley, Tony Hale y French Stewart. Por su parte Cary Elwes, Jaleel White y Mekhi Phifer, los cuales ya habían visitado el plató de Psych, decidieron regresar para participar en un par de capítulos. 

En cuanto a los capítulos homenaje hemos podido disfrutar de:

- Last Nigh Gus, episodio cuya trama es similar a la de la película The Hangover.
This Episode Sucks, película de vampiros, True Blood y Buffy con Kristy Swanson, la primera Buffy, como invitada especial. 
-The Amazing Psych-Man & Tap Man, Issue #2, en plan cómic de superhéroes.
Shawn, Interrupted; la sombra de películas como Alguien voló sobre el nido del cuco e Inocencia Interrumpida planea sobre este episodio, Además la presencia de Brad Dourif como enfermo mental nos recuerda su nominación a mejor secundario por su papel en Alguién voló...
Indiana Shawn and the Temple of the Kinda Crappy, Rusty Old Dagger, el título lo dice todo.
Heeeeere's Lassie, películas clásicas de terror como La semilla del diablo, Amityville y El Resplandor. Momento genial: Gus y Shawn vestidos de cazafantasmas. 
Shawn and the Real Girl, parodia del programa televisivo The Bachelorette.
Santabarbaratown, películas de cine negro americano, L.A Confidential y Chinatown. Cierre de temporada.



Como siempre la serie se ha caracterizado por su tono ligero, sus casos autoconclusivos, el bromance entre Gus y Shawn, las conversaciones disparatadas, la obsesión por la comida y los tejemanejes del detective vidente de la policía de Santa Bárbara para resolver los casos. A este siempre efectivo cóctel debemos añadir la evolución de la pareja formada por Juliet y Shawn; y el cambio evidente, algo que viene gestándose desde la quinta temporada, en el trato entre Henry Spencer y su hijo. 

Psych siempre ha jugado bien sus cartas y tiende a repetir un esquema que le funciona, algo que la cadena USANetwork hace con todas sus series. Recuerdo como el señor Monk, que estuvo en antena ocho largas y maravillosas temporadas, resolvía uno por uno todos sus casos, casi siempre con las mismas armas, casi siempre con los mismos temores, sin variar apenas una coma en un discurso bien aprendido y ejecutado. Psych ha seguido ese mismo camino desde el principio aunque ha aprovechado los homenajes para desmarcarse un poco, recordemos el genial episodio Dual Spires o el Mr. Yin Presents... 

Por eso el cierre de esta sexta temporada, la séptima está asegurada desde hace meses, me parece un valiente paso adelante en el proceso de maduración de la serie. Santabarbaratown, magnífico capítulo con aire de cine negro, con femme fatales, traiciones y sobornos, tiene una profundidad y un tratamiento de personajes inusual. Aunque Shawn siempre se lleva el protagonismo el capítulo en realidad está centrado en Henry y en la visión que su hijo tiene sobre él. Shawn siempre creyó que era un buen poli, un gran poli y la trama de Santabarbaratown pone en entredicho esa creencia. Por primera vez en toda su vida, el hijo ve al padre y descubre al hombre detrás de la placa, al ser íntegro y tenaz que le enseño todo lo que sabe. Shawn se da cuenta del valor de Henry como ser humano, reconociendo su valía, apreciando su trabajo y, abriendo por fin, la puerta al entendimiento entre ambos. 

Así llegamos al final del episodio, con un padre y un hijo que, después de seis temporadas, quedan para tomar una cerveza ... algo que tendrá que esperar ya que Henry es tiroteado en una playa por un antiguo compañero del cuerpo de policía. Vemos a Shawn salir corriendo de la comisaría dándose cuenta del potencial peligro al que está expuesto su padre, y vemos a Henry descubrir la traición de su amigo, recibir un disparo en el pecho y caer sobre la arena. Así cierra Psych su sexta temporada, con un cliffhanger que quita el aliento. 

¿Sobrevivirá Henry? ¿Veremos a Shawn cargar con su ataúd? La muerte de su padre supondría un durísimo golpe para nuestro detective vidente. Ahora que todo parecía ir bien. Sorprende ese final tan frío y desgarrador en una serie caracterizada por su amabilidad y ligereza pero me gusta ese toque dramático para cerrar un año lleno de diversión, es inesperado, es arriesgado y es atrevido. Deja la puerta abierta a grandes posibilidades de cara a la séptima temporada. 

Bien por Psych. 


Share/Bookmark

¿Quién soy?

4 comentarios
Un nuevo reto. Como siempre actor, personaje y serie. 




Share/Bookmark
Related Posts with Thumbnails
Copyright © Como un fénix