Touching Evil, el descubrimiento del año

0 comentarios
Me sorprendo navegando por Internet en busca de información sobre Jeffrey Donovan "My name is Michael Westen I used to be a spy." ¿Por qué? Pues porque me gusta Burn Notice, y tras un par de años de abandono, he retomado con ganas esta serie del canal USA Network.

En IMDB descubro que Donovan se ha puesto a las órdenes de Clint Eastwood en dos ocasiones, en Changeling y en J. Edgard, que apareció en Sleepers y Hitch y que en el 2004 protagonizó Touching Evil. El título picó mi curiosidad y seguí investigando. Touching Evil (US) es la adaptación de una serie inglesa creada por Paul Abbott, responsable de Shameless, que se emitió en USA Network. Donovan interpreta al detective David Creegan, un agente del FBI que recibió un disparo en la cabeza y que estuvo clínicamente muerto durante casi diez minutos. Esa experiencia le cambió la vida, además la bala afectó a su cerebro de modo que es incapaz de controlar sus impulsos y de sentir vergüenza. Tras un tiempo alejado del trabajo regresa para incorporarse a una unidad especializada, la Organized and Serial Crime Unit (OSCU).

El resto del reparto se completa con la presencia de Vera Farmiga dando vida a la detective Susan Branca compañera habitual de David. El jefe de la unidad es Zach Grenier, el temible abogado David Lee de The Good Wife. Brian Markinson, Kevin Durand  y Bradley Cooper forman parte del equipo de la unidad. También aparece en la serie el inquietante Pruitt Taylor Vince, dando vida a un esquizofrénico que traba amistad con Creegan. Por Touching Evil veremos desfilar a ilustres trotaseries como Zeljko Ivanek, Callum Keith Rennie o David Eigenberg, 

Bruce Willis era uno de los productores de la serie, Ronald D. Moore fue consultor en varios episodios y Bruno Heller ejerció de co-productor ejecutivo. Aunque Touching Evil contó con el favor de la crítica, el público no respondió positivamente y tras doce capítulos la cadena decidió cancelar la serie.

Touching Evil es un procedimental nacido entre dos aguas, cuando los CSI y Law & Order estaban plenamente afianzados, y antes de la aparición del "cool procedimental" con Bones, The Mentalist, Life o Castle; esta serie demostró ser una avanzada propuesta de casos autoconclusivos, pareja contrapuesta y protagonista excéntrico que puede verse como el paso evolutivo necesario entre CSI y Bones, o Law & Order y The Closer. 

Por momentos sentí que estaba viendo el nacimiento de series como The Mentalist o Fringe, la primera puede considerarse como la heredera natural, aunque menos oscura, de Touching Evil. Y es que la historia de Creegan y la OSCU tiene un tono bastante trágico, malsano por momentos, turbador en general. me sorprendió porque estoy acostumbrada a las series de corte amable de USA Network como Psych, Monk, White Collar o Royal Pains. No me esperaba algo tan cercano a Twin Peaks o similar a Fringe.

Me gusta la interpretación de Jeffrey Donovan, un tanto alejada del disciplinado y sobrio espía de Burn Notice. David Creegan es un hombre sin dobleces, sin vergüenza, dotado de una visión del mundo de lo más particular y plenamente consciente de lo preciosa que es la vida. David padece insomnio y cada noche sale a correr para intentar agotarse, una tarea que parece imposible. 

El día que la bala le atravesó la cabeza su vida cambió, a raíz de ese accidente perdió su vida, casado y con dos preciosas hijas, David ya no es el que era pero tampoco lo pretende. Ahora vive en un motel pero nunca pierde el contacto con su antigua familia, y cuando todo parece derrumbarse a su alrededor, recurre a ellos para capear el temporal. Esa familia es su punto débil y su mayor bien, sus dos hijas son todo su mundo y para protegerlas sacrificará su propia felicidad. 

Los demás personajes no están tan definidos como David, pero a medida que avanzan los capítulos se van perfilando gracias a pequeños pero significativos detalles. Destaca, sobre todos ellos, Taylor Vince. Su personaje deambula por la serie siempre a merced de la locura y el delirio. No sabe lo que es real o lo que es un sueño, vive entre la bruma del desconocimiento y su único faro es David. 

Lástima que la serie no continuase, tenía muchas cosas buenas y resultaba un procedimental curioso con un protagonista con el que era imposible no empatizar. Se quedará en el recuerdo y siempre pensaré en lo que pudo haber sido y no fue. 

Sin embargo gracias a su cancelación, Donovan recaló en Burn Notice y el resto del reparto continúo adelante con buenos papeles tanto en cine como en televisión. 



Share/Bookmark

¿Quién soy?

4 comentarios
Un gustazo de serie. A ver si adivináis el personaje, la actriz y la serie. 




Share/Bookmark
Related Posts with Thumbnails
Copyright © Como un fénix