domingo, 29 de junio de 2014

El velocista escarlata llega a The CW


Una de las series más esperadas de cara a la temporada 2014-2015 es The Flash, adaptación televisiva de las aventuras del hombre más rápido sobre la tierra. A Barry Allen le conocimos gracias a dos capítulos de la muy recomendable segunda temporada de Arrow, serie con la que comparte cadena y con la que es muy probable que cruce personajes. Es más, durante el piloto de The Flash, tenemos una escena que afianza la relación entre el relámpago humano y el arquero esmeralda.

El piloto es un bueno ya que sirve para presentar el entorno de Allen - a él ya le conocíamos y sabíamos algo de su traumático pasado-; establecer sus relaciones personales previas al incidente del rayo y dar a conocer a las personas que le apoyarán en esta nueva etapa de su vida: los jóvenes científicos Caitlin Snow y Cisco Ramírez; y el multimillonario, y también científico, Harrison Wells. Ellos ayudarán al nuevo superhéroe de Central City. 

Durante los cuarenta minutos del capítulo, se abre una puerta al pasado de Barry mostrando la traumática muerte de su madre y presentado a su padre, que está en prisión desde que Allen tenía once años. Esta trama promete ser el gran misterio a resolver dado que es evidente que alguien estaba en la habitación la noche del asesinato y que ese alguien tenía un don similar al de Barry. Debo decir que la escena en la que visita a su padre, interpretado por el otro Flash - el de los noventa-, me pareció muy lograda a nivel emocional y sirve para explicar perfectamente qué es lo que impulsa a Barry. 

El accidente que transformó al joven en Flash también creó otros metahumanos con capacidades increíbles. Gente que usará sus poderes, algunos para el bien y otros para el mal. Barry, convertido ahora en protector de su ciudad y moralmente comprometido con su cruzada, se dedicará a perseguir a estos poderosos adversarios mientras busca respuestas a su propia singularidad y al asesinato de su madre. 

Hay guiños que los fans del cómic agradecerán como Grodd, y las identidades de Caitlin y Cisco. Mucho se está especulando sobre la verdadera identidad de Harrison Wells, y hay dos grandes teorías hasta el momento. Ya veremos los derroteros por los que llevan la historia los guionistas pero hay que dejar claro desde el primer momento que jugar con viajes en el tiempo siempre es un asunto peliagudo. 

The Flash es más juvenil, desenfadada y luminosa que Arrow, al menos eso es lo que parece indicar su piloto. Sin embargo, conforme vaya evolucionando la serie puede que adquiera un tono más oscuro, algo que a Arrow le ha funcionado muy bien. Aún así, creo que The Flash busca ser menos seria y más optimista. El futuro de Barry en la cadena parece prometedor y esperamos grandes cosas de The Flash viendo la buena evolución y el crecimiento narrativo que ha tenido Arrow. 

Barry es ahora un chico con poderes que deberá lidiar con la responsabilidad de los mismos y que, en algún punto, se enfrentará a dilemas similares a los que afrontó Oliver Queen. Barry terminará convertido en un gran héroe, un proceso que se forjará capítulo a capítulo, batalla a batalla. Por ahora, Barry corre convencido de que podrá enfrentarse a lo imposible, veremos que pruebas le tiene reservado el destino. 

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails