Mostrando entradas con la etiqueta Frasier. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Frasier. Mostrar todas las entradas

Thank you, Linus. Un repaso al running gag

0 comentarios
Me llama la atención que la última temporada de How I Met Your Mother introduzca, de manera tan hábil, un running gag, que por desgracia terminará con la serie. A lo largo de sus nueve temporadas esta comedia de la CBS ha creado varios chistes recurrentes como las bofetadas de Marshall a Barney, los videoclips de Robin Sparkles o los "bocadillos" que sus protagonistas fuman de cuando en cuando. 
Un running gag es un chiste recurrente que se repite una y otra vez, de manera idéntica o con variaciones mínimas, a lo largo de una película, serie, cómic. Su comicidad se cimenta en la complicidad que se crea con el televidente pues muchas veces esperas el chiste, lo ves venir.  

El "Thank you, Linus" que Lily repite como un mantra cada vez que el camarero le da una copa es un running gag de lo más llamativo  que casa perfectamente con la situación en la que están envueltos los personajes y con la personalidad agresiva y obsesiva de la gran Lily Aldrin, un personaje a reivindicar dentro de una comedia que durante años solo tenía ojos para Barney Stinson. 



En el capítulo 'Bass Player Wanter' que se emitió el 16 de diciembre, el running gag se amplía incluyendo a la Madre (Cristin Milioti). Un detalle que me ha gustado mucho y que no hace más que reforzar mi creencia de que la última temporada de la serie está volando muy alto. 

El running gag, bien utilizado, siempre se agradece. En Seinfeld los protagonistas iban al cine o hablaban de películas que habían visto o querían ver, pero todos los títulos de esas películas eran falsos. Por desgracia nunca veremos en el cine 'Prognosis Negative,' 'Chunnel' o 'Cry, Cry Again'. En este enlace os dejo una recopilación de posibles pósters de esas falsas películas. También los "Hello, Newman" que el protagonista le escupía a su némesis

Arrested Development, gran serie, tenía una enorme cantidad de chistes recurrentes: las lecciones -terribles- de J. Walter Weatherman, el baile del pollo, Ann o el no-desnudo de Tobías. 

En mi siempre adorada Frasier había varios como las menciones despectivas/jocosas hacia Maris, la siempre ausente mujer de Niles; o Eddie mirando fijamente a Frasier cosa que ponía al protagonista de los nervios o el intenso flechazo de Niles por Daphne. 

No podemos olvidar de los nombres de chica que le ponían a JD en Scrubs. Y en Community los pop-pop, los disfraces del decano o los desprecios a Leonard.  Ah, y en The Big Bang Theory hay un buen puñado de ellos como el Knock, knock, knock, Penny!, los "Bazinga", la canción de Soft Kitty o los gritos de Howard y su madre. 

Friends. ¿Hace falta qué los ponga? 








En 'Allo, 'Allo (muy recomendable para los amantes de las comedias británicas) surgieron varios a lo largo de la serie pero el que recuerdo más vivamente es el del cuadro 'La Vírgen caída de los grandes melones'. 

Series más dramáticas como House también incorporan running gags en sus guiones como el famoso: It's not lupus!

Y claro que hay mucho más pero no los voy a poner todos :)

Share/Bookmark

El club de la pajarita

1 comentarios

Undécimo Doctor - Matt Smith - Doctor Who


Gil Chesterton - Edward Hibbert - Frasier


Hércules Poirot - David Suchet - Poirot


Richard Gilmore - Edward Hermann - Gilmore Girls


Carlton Banks - Antonio Ribeiro - The Fresh Prince of Bel-Air


Blaine Devon - Darren Criss - Glee


Charlie Skinner - Sam Waterston - The Newsroom


Chuck Bass - Ed Westwick - Gossip Girl



En The Simpsons: Krusty, Moe y Smithers.


Bert Cooper - Robert Morse - Mad Men


Share/Bookmark

Halloween: Room Full of Heroes, un capítulo de Frasier

2 comentarios
Jane Leeves, Kelsey Grammer, David Hyde Pierce, John Mahoney, Peri Gilpin Room full of heroes
Frasier me apasiona, sin duda es la mejor sitcom que he visto en mi vida y dudo mucho que vuelva a existir una comedia tan inteligente, irresistible, divertida y snob como esta. Como estamos en Halloween quiero aprovechar para escribir sobre un episodio de la serie que se desarrolla durante la festividad del 31 de octubre. Se trata de Room Full of Heroes, el sexto episodio de la novena temporada. 

Todo se desarrolla entre el piso de Frasier y el hall del edificio en el que vive. El prestigioso psiquiatra organiza una fiesta de disfraces para la noche de Halloween, los invitados deben ir disfrazados como su héroe personal. Frasier irá de Freud, Martin Crane de Joe DiMaggio, Daphne de Elton John, Roz de Wonder Woman y Niles se disfraza de su padre, con perro incluido. 

Sólo ellos estarán en la fiesta ya que el resto de los invitados declinan asistir por culpa de una misteriosa fiebre. Frasier insiste en jugar a un juego de preguntas que ha inventado pero se siente molesto por el éxito del disfraz de su hermano y por la atención que está teniendo. Ya sabemos que Frasier y Niles siempre compiten por todo y que no pueden dejar de analizar cada detalle, cada palabra, cada gesto. Se obsesionan, se enfrentan y se ofuscan. Frasier, después de discutir con Niles en la cocina, escapa de su propia fiesta. 

En el hall se encuentra con un niño y tras una breve conversación se da cuenta de su comportamiento infantil y caprichoso. Así pues, regresa a su fiesta y se disculpa con sus amigos. Deciden continuar con el juego y le pregunta a Niles, que es Martin, cual es la mayor decepción de su vida. Niles que ha bebido varias cervezas, empieza a hablar sobre sus dos hijos, dejando caer que ellos son sus mayores decepciones. Martin se enfada y se marcha a su habitación. Roz ante lo incómodo de la situación se marcha a su casa. Frasier aconseja a su hermano que vaya a hablar con su padre. 

Este capítulo es interesante porque se explora la relación de Niles y Martin. La serie se centró mayormente en la relación entre Frasier y su padre, ya que vivían juntos, y Niles estaba un poco de lado. Es evidente que el pequeño de los Crane sentía celos de esa unión y además siempre había pensado que su padre no se sentía orgulloso de él porque no  era fuerte, no era deportista, no era un hombre común. Niles y Martín no tienen cosas en común y por eso el hijo cree que ha fallado porque no ha sabido relacionarse con su padre al mismo nivel. Martin, que no suele hablar de sus emociones, deja claro que está orgulloso de él pero la relación entre ellos es complicada. En este capítulo se ve que entre el padre y el menor de sus hijos hay muchos asuntos por resolver. 

Me hubiese gustado que hubieran explorado un poco más el problema entre Martin y Niles, que pudiésemos ver como hablar tras la discusión y que opina Martin sobre lo que ha pasado. A pesar del drama paterno-filial el capítulo tiene varios momentos divertidos. Los niños del edifico, por ejemplo, creen que Frasier comen cerebros y hasta tienen una canción sobre él:

Del viejo Crane te debes esconder porque el cerebro te va a comer

Niles actuando como Martin, la conversación sobre Marilyn y la princesa Diana y el final del capítulo con Eddie atacando a su doppelgänger de peluche. 

Room Full of Heroes se emitió el 30 de octubre de 2001, hace ya diez años. El guión fue escrito por Eric Zicklin y el capítulo lo dirigió Wil Shriner. Un gran capítulo de una gran serie. Feliz Halloween. 


Share/Bookmark

Los inolvidables secundarios de Frasier

4 comentarios
Hace unos meses mi pareja decidió ver Frasier enterita. Yo hacía varios años que la había visto, algunos capítulos incluso los revisité varias veces sencillamente porque eran geniales y porque el humor de esta serie es intemporal, inteligente y muy sano. No os aburriré hablando de las virtudes y maravillas que esconde esta longeva comedia. Los que ya la habéis visto sabed que sois afortunados, los que no, seguiréis caminando por el oscuro valle de lágrimas. Ahora en serio, creo que todo buen seriéfilo debe ver LA SERIE al menos una vez en su vida, o si no una selección de los mejores capítulos de la misma.

Hoy me apetece hacer un pequeño repaso a los personajes secundarios que pasaron por la serie. Todos ellos aportaron su granito de arena, nos hicieron reír y es justo recordarlos. Aquí elijo a mis favoritos, seguro que vosotros también tenéis los vuestros pero yo me quedo con:

Bob "Bulldog" Briscoe (Dan Butler). El rabioso locutor del programa de deportes de la KACL. Un bravucón, bromista, mujeriego y grosero. Todo lo opuesto a Frasier. Bulldog mantuvo una breve relación con Roz, la productora del programa de Frasier, pero cortaron. Además él fue despedido de la emisora y durante mucho tiempo no se supo de él. En un capítulo apareció como repartidor de pizza y aprovechó para declararle su amor a Roz, pero ella no sentía lo mismo. Más tarde regresó a la emisora para trabajar en el almacén. Algunos de los mejores momentos de Bulldog venían dados por su incapacidad de controlar su ira, sus constantes comentarios malintencionados y bromas hacia Frasier, y su forma de tratar a las mujeres.

Gil Chesterton (Edward Hibbert). Locutor del programa culinario de la KACL. Gil estuvo en las once temporadas de Frasier. Siempre como compañero de trabajo de Frasier. Gil es bastante pomposo, cursi, refinado, algo cotilla y muy afeminado. Todos creen que es gay pero él siempre niega su sexualidad, en la KACL se sorprenden muchísimo cuando dice que está casado. Gil siempre está ahí para criticar o mofarse de la gente, su sexualidad será blanco de frecuentes bromas. Viste de manera algo anticuada y usa pajarita.

Lilith Sternin (Bebe Neuwirth).  Ex-mujer de Frasier. Tienen un hijo en común, Frederick, que aparece en varios capítulos de la serie. Al igual que el personaje de Frasier, Lilith apareció por primera vez en Cheers, fue allí donde ambos personajes iniciaron su relación. Así que no es extraño que a pesar de la separación, Lilith reapareciese de vez en cuando en Seattle, o Frasier la visitase en Boston. La relación entre ambos después del divorcio es bastante cordial, sin embargo Frasier nunca puede resistirse a sus encantos y siempre terminá acostándose con ella. Incluso Nails caerá en las garras de Lilith. A la familia y a los conocidos de Frasier, esta mujer pálida y con escaso sentido del humor, no les gusta. Incluso Eddie, el perro, huye aterrorizado cuando la ve. Los chistes a cargo de Lilith se centran en su frialdad, su impasividad y su nula capacidad de expresar emociones. Personalmente me gusta mucho la despedida que le dan al personaje cuando visita a Frasier por última vez en la undécima temporada.

Frasier: She's back! The scourge of my existence!
Niles: Strange, I usually get some sign when Lilith is in town: dogs forming into packs, blood weeping down the wall…

[image]
Simon Moon (Anthony LaPaglia) El australiano LaPlagia participó en nuevo capítulos de la serie. Apostó por un acento cockney de Londres, bastante logrado aunque el personaje es de Manchester. Esta interpretación le valió un Emmy. Simon es vago, bebedor, insufrible, desconsiderado, algo asqueroso y a pesar de todo tiene bastante éxito con las mujeres. Daphne no lo soporta porque es un egoísta y siempre molesta con su presencia. Frasier y Niles desean tenerlo lo más lejos posible pero siempre acaba colándose en sus casas. A Martin le cae bien porque comparten aficiones como el deporte y la cerveza. Simon era divertidísimo, su forma de hablar, de moverse, su continua borrachera y su falta de tacto hacían de él un personaje incontrolable que siempre sorprendía.

Bebe Glazer (Harriet Sansom Harris). Durante muchos años fue la representante de Frasier, aunque sus métodos hicieron que la despidiese. Bebe sería capaz de vender a su madre por un trato o de despellejar a la tuya para conseguir sus propósitos. Era manipuladora, mentirosa y ambiciosa, una combinación que Frasier detestaba pero que a la vez necesitaba porque Bebe podía conseguirle los mejores acuerdos. Siempre que aparecía se hacía referencia a los vampiros, el diablo y lo maligno; algo con lo que ella estaba encantada. En la décima temporada hay un capítulo que recrea, a su manera, Fausto. Es brillante.

Share/Bookmark

Descubriendo cosas: Rashomon Style

6 comentarios
Rashomon, es una película japonesa del 1950 dirigida por el genial Kurosawa. La acción nos traslada al Japón del siglo XII, a un lugar llamado Rashomon donde tres personajes: un sacerdote, un peregrino y un leñador esperan a que se termine una tormenta. Durante el tiempo que pasan juntos hablan sobre un macabro suceso, la violación de una mujer y el asesinato de un hombre.

En la película el crimen es descrito a través de varios testimonios diferentes. La esposa violada, el asesino, el muerto (a través de una médium) y un testigo. Así pues tendremos cuatro relatos sobre el mismo hecho que nos ayudarán a comprender lo que realmente sucedió. 

Esta película ganó el Oscar a la mejor película extranjera y un sin fin de premios internacionales. 

Os cuento esto porque he descubierto que existe un estilo narrativo denominado Rashomon. Este estilo se basa en la narración de un evento a través de varios personajes. Generalmente cada personaje tiene una visión única y particular de lo que sucedió, lo cual viene a demostrar lo que ya sabemos, que cada uno ve e interpreta la realidad a su manera.  

En las series este tipo de episodios dan mucho juego porque podemos conocer más a los personajes gracias a su visión de lo que les rodea. Además suele ser divertido porque siempre hay aspectos de la historia que se contradicen y los personajes se empeñan en mantener su versión de lo sucedido. No siempre tener varias apreciaciones de un hecho consigue darnos una respuesta definitiva sobre el suceso en cuestión. Pero por norma general al final del capítulo alguno de los personajes nos ofrecerá el relato definitivo cogiendo partes de las historias de los demás. 

Conocía este tipo de capítulos desde hace tiempo y suelen ser episodios que se agradecen mucho. Divertidos, dinámicos y sorprendentes. La verdad es que no tenía ni idea de que esta forma de narrar se llamase como la película de Kurosawa. 

Me di cuenta de ello viendo el capítulo once de la tercera temporada de Leverage, titulado "The Rashomon Job". En este episodio cada miembro del grupo de ladrones cuenta como cinco años antes robó una daga del museo de Boston. Cada uno afirma haber robado la antigüedad y cada uno cuenta la historia tal y como la recuerdan. Es un episodio muy divertido, sobretodo cuando se meten con el acento británico de Sophie. 

Y hay más ejemplos:

Los chicos de Grissom nos deleitaron con el capítulo "Rashomama" en su sexta temporada. Tras ir a procesar el escenario de un crimen, una boda, los chicos del laboratorio paran a tomar algo pero el coche de Nick es robado y allí se encontraban todas las evidencias que habían recogido en el escenario. Tendrán que recordar lo que vieron en la escena para intentar resolver el caso.  Sara, Nick, Greg, Grissom y Brass tienen visiones particulares y diferentes del suceso. Cada uno aplica su forma de ver el mundo al acontecimiento y da lugar a ideas muy dispares sobre la boda, la forma de resolver el crimen, los invitados y la vida en general.

Frasier tenía un maravilloso capítulo navideño "Perspectives On Christmas" donde tanto Martin como Daphne, Niles y Roz contaban su versión de los días previos a Navidad. Aprovechando el regalo de Navidad de Frasier, una sesión de masaje, los personajes se relajan y cuentan como han terminado sobre la mesa de masajes y porque están tan estresados. 

En Expediente X podemos hablar de "Jose Chung's From Outer Space" un capítulo de la tercera temporada o del ya mítico "Bad Blood" de la quinta. 

El capítulo trece de la segunda temporada de mi añorada My Name Is Earl se titulaba "Buried Treasure". Earl siguiendo su lista de malas acciones decide desenterrar y devolver una cubertería de plata que robó de un museo-biblioteca. Sin embargo cuando va a desenterrarla descubre que no está allí. A partir de ese momento el resto de personajes nos muestran su relación con la cubertería y qué pasó, o creen que pasó, con ella. Tanto Joy como Darnell y Randy están relacionados con la desaparición de la cubertería.

Estos son solo algunos ejemplos para mostraros bien la idea del Rashomon. La verdad es que a mí me ha resultado muy curioso y aleccionador. La de cosas que se aprenden viendo la televisión. Para que luego digan.

Share/Bookmark

¿Qué es un Bottle Episode?

9 comentarios
Hoy voy a hablaros de un término del cual desconocía el nombre pero que había visto multitud de veces en las series de televisión. Se trata de Bottle Episode. Este término hace referencia a aquellos capítulos que suceden totalmente o en su mayor parte en una misma localización. Están caracterizados por tener largos diálogos y generalmente no hay estrellas invitadas en ese capítulo.Este tipo de capítulos abaratan costes de producción. Suele suceder que en estos episodios los actores tienden a dar lo mejor de si mismos y muy a menudo son de los capítulos más recordados.

Creo que el ejemplo de Bottle Episode más conocido es el capítulo de Friends titulado The One Where No One´s Ready. Toda la acción se desarrolla en el salón del apartamento de Rachel y Mónica. El grupo se está preparando para ir a una fiesta en el museo donde trabaja Ross. Phoebe llega con un traje precioso pero se le mancha. Chandler y Joey tienen una absurda pelea por sentarse en un sofá. ¿Recordáis el momento comando? Monica está obsesionada con dejarle un mensaje perfecto a Richard, su ex, en el contestador. Rachel por su parte se cambia una y otra vez de ropa. Ross intenta que todos estén vestidos y listos para salir a tiempo perdiendo los nervios en el transcurso del capítulo.

En la nueva época de Doctor Who hubo un magistral Bottle Episode. Se trata de Midnight, capítulo de la cuarta temporada donde el Docta (David Tennant) queda atrapado en un pequeño transporte durante una excursión. Él y el grupo de personas se tendrán que enfrentar a una extraña y desquiciante situación cuando una de las pasajeras empieza a repetir todo lo que dicen. Toda la acción se desarrolla dentro de ese pequeño menos el final donde el Doctor se reune de nuevo con Donna, su compañera. Uno de los mejores capítulos de la serie y tanto David Tennant como Leslie Sharp, la pasajera que repite todo, están soberbios.

Chris Carter afirma que el capítulo veinte de la primera temporada de Expediente X es un Bottle Episode. Se trata del capítulo Darkness Falls. En un bosque del estado de Washington desaparece un grupo de leñadores. Mulder se interesa por el caso porque otro grupo desapareció de la misma manera 50 años atrás. Cuando acuden a investigar Mulder y Scully acaban atrapados en una cabaña asediados por unos insectos que atacan en la oscuridad y temen la luz.


Uno de los capítulos más míticos de Seinfeld es el de The Chinese Restaurant. Todo sucede en un restaurante chino donde Jerry, George y Elaine esperan mesa para poder cenar. El grupo tiene prisa porque quieren ir al cine a ver Plan 9 From Outer Space pero nada saldrá como ellos esperan. No hay mesa, el tiempo se agota, se suceden las situaciones surrealistas y finalmente ni cenan ni ven la película.

Durante la sexta temporada de Buffy, The Vampire Slayer, disfrutamos de un Bottle Episode titulado Older And Far Away. Gran parte del capítulo se desarrolla en el interior de la casa de las Summers. Es el cumpleaños de Buffy y se celebra una fiesta, Dawn desea que nadie se vaya porque se siente sola y abandonada, así que un demonio le concede ese deseo y nadie puede salir de la casa. Por desgracia un monstruo está encerrado con ellos en el interior de la casa y ataca cuando nadie se lo espera. A mayores los personajes deberán enfrentarse a situaciones personales complicadas. Buffy acaba de romper su relación con Spike, Willow se reencuentra con Tara tras su separación, todos descubren que Dawn roba. La situación se descontrola cuando el monstruo hiere de gravedad a uno de los invitados y no pueden acudir al hospital.

La serie Frasier tiene un divertidísimo Bottle Episode en su sexta temporada titulado The Dinner Party. Todos los miembros del reparto aparecen en el mismo, además la acción se sucede en tiempo real. Frasier y Niles quieren organizar una cena para un grupo de amigos. Durante el capítulo se suceden las llamadas tanto a los invitados como al catering, el cambio de fechas, de invitados y un comentario inoportuno por teléfono tirarán por tierra los planes de los Crane.

Otro Bottle Episode de esta serie, es uno de mis capítulos favoritos, el último de la primera temporada titulado My Coffee With Niles. La acción tiene lugar en el Café Nervosa. Allí los dos hermanos hablan sobre el primer año de Frasier en Seattle. La pregunta clave es si Frasier es feliz. La conversación se sucede mientras los demás personajes entran y salen del lugar y la camarera intenta en vano llevarle a Frasier el café deseado. Además es la primera vez que Niles admite que siente algo por Daphne.

La rareza que es Psychoville hizo un capítulo homenaje a La Soga de Alfred Hitchcok. Se trata del capítulo cuarto de su primera temporada. La historia se desarrollaba en el salón de una casa donde David y su madre (que raritos que son) cometían un asesinato.

Y por si alguien se pregunta a que viene todo esto. Deciros que la culpa es de la gran Community porque su capítulo Cooperative Calligraphy es un Bottle Episode. Annie pierde un boli y cree que alguien del grupo se lo ha robado. Para poder llevar a cabo una investigación rigurosa se encierran en la sala de estudio. Abed y Jeff en algún momento hablarán del concepto de Bottle Episode. QUE GRANDE ES ESTA SERIE POR DIOS SANTO.

¿Recordáis algún Bottle Episode? Seguro que me dejo muchos olvidados.

Share/Bookmark

Personajes fantasma en la pequeña pantalla

3 comentarios
En algunas series, de vez en cuando, aparecen los denominados personajes fantasma. Este tipo de personaje se caracteriza porque aún siendo un recurso de la historia narrada no aparecen en la misma y no se les ve. La información que tenemos acerca de ellos nos llega a través de los demás personajes de la historia. Por lo tanto los personajes fantasma pueden estar vivos o haber muerto. ¿Y por qué os cuento esto? Porque nunca me cansaré de decir lo buena que es The big bang theory.

En esta serie tenemos un personaje fantasma. Muchos de estos personajes suelen ser concebidos o con el tiempo se transforman en una broma recurrente en las series. Pues en TBBT la madre de Wollowitz es uno de esos personajes que a pesar de que nunca vemos (en este caso oímos) aporta dinamismo y comicidad a la trama. Su forma de comunicarse con su hijo, a grito pelado, es buenísima. Y de ella sabemos, gracias a los demás, que hace un buen asado. Nada más. Tampoco hace falta. Supongo que con el tiempo irá adquiriendo mayor entidad a través de comentarios de los chicos pero por ahora con lo que sabemos es suficiente.

Wilson tras la valla

Los personajes fantasmas por lo general nunca aparecen pero hay varios, llamémosle grados en esto de los P.F. Por un lado tenemos a aquellos que jamás vemos u oímos, solo son mentados por el reparto. Es la forma más pura. .La mujer de Colombo era un P.F absoluto. Nunca la vimos ni la escuchamos pero la jodía estaba siempre presente en los soliloquios del teniente. Aunque allá por 1979 la Universal preparó un spin-off de Colombo donde ella era la protagonista. La señora Colombo era una periodista que ayudaba a resolver crímenes pero no funcionó a pesar de que la retiraron un par de veces para hacerla regresar con diferente título pero ni aún así.

Otros pueden ser oídos como la madre de Wollowitz o Newman (Seinfeld) en un principio aunque luego le dieron un cuerpo con la forma del actor Wayne Knight. Debo admitir que este hombre me da muchísimo miedo y repelús y que casi dejo de ver Seinfeld porque aparecía de vez en cuando en escena. Charlie era también un P.F, a este le escuchábamos dando órdenes y ánimos a sus ángeles

Otros pueden ser vistos de refilón de vez en cuando. Por ejemplo en los dibujos animados de Tom y Jerry la dueña de Tom siempre aparecía de rodilla o cintura para abajo, nunca llegamos a ver la cara de esa buena mujer. O uno de los más recordados Wilson, el vecino de Un chapuzas en casa. A Wilson solo le veíamos de la nariz para arriba y solía llevar sombrero de pescador. Era el psicólogo-asesor-colega-confesor de Tim Allen en la serie.

Los P.F al estar concebidos como bromas recurrentes suelen ser seres estereotipados o extravagantes cuyos hábitos o acciones provocan la risa y entran en contraste con el reparto de la serie.

Veamos más ejemplos de P.F:

En Friends hay dos. Yo conocía el del tío gordo desnudo del piso de enfrente. ¿Recordáis el episodio en el que creen que está muerto y construyen una vara larga para pincharle? El otro P.F parece ser un tal Kip, antiguo compañero de piso de Chandler antes de la era Joey. Sobre un tal Kip también se hablaba en De repente, Susan pues era el prometido al que Brooke Shields abandona en el altar. Parece que a pesar de que nadie identifique a ambos Kip como el mismo se supone que así es porque las dos series se desarrollan en el mismo universo ficticio. A mi personalmente esto no me cuela y me quedo con el tío gordo desnudo.

Vera, la mujer de Norm en Cheers. Escuchamos mil y una historias de este hombre y su mujer pero solo llegamos a verle las piernas por la famosa escalera de entrada al bar y la cara cubierta de tarta en un episodio creo que de navidad.

Aunque sin duda alguna el mejor P.F es Maris de Frasier. Mujer de Niles hasta que se divorcian. Rica, muy extravagante, delicada, despilfarradora. Nunca la vemos y creo que una vez se le vio el recogido que llevaba en una fiesta pero nada más. Maris era una constante en la serie, incluso tras la separación de su amado Niles nos seguían llegando datos sobre ella.

Hasta hace nada podíamos considerar a Jacob de Lost un P.F, aunque ahora ya nos ha chafado el plan. Gossip Girl, está narrada por un P.F del que no sabemos nada pero que está siempre presente.

En España tuvimos en la serie 7 vidas al Johnatan hijo de Aída. Las anécdotas e historias que largaba Aída sobre su hijo eran buenísimas. En el spin-off Aída, Johnatan se convirtió en un personaje real.

Seguro que me dejo alguno en el tintero pero ahí queda eso.

Share/Bookmark

Genial, siempre genial

0 comentarios
Viendo este video de Youtube te das cuenta de porque Niles era sencillamente genial. Atención a Eddie, el perro.



Share/Bookmark

Estábamos tomándonos un descanso!!!!!!!

5 comentarios
Esta es mi respuesta al meme sobre las cinco parejas que más me gustan. Y la verdad es que se me ha hecho muy difícil decidirme, he tachado, añadido, vuelto a tachar, añadido de nuevo y soy incapaz de bajar de seis. En serio, no puedo descartar ninguna de mi lista de seis. Así que a joderse to Cristo porque aquí van mis seis parejas favoritas:

Mis seis parejas:

Ross y Rachel de Friends. Son casi una referencia cultural, su historia de amor y desamor se desarrolló a lo largo de diez temporadas. Se amaron, se odiaron, se casaron, se divorciaron y tuvieron un hijo. Hasta que un viaje a París se interpuso entre ellos no fueron capaces de admitir lo que ya todos sabíamos, que se amaban. Me encantaban hasta lloré con aquel episodio doble donde Ross intentaba ser perdonado por su desliz con Cloe la de la fotocopiadora.


Buffy y Spike. Al principio fue pro Angel, lo admito, aunque siempre me gustó el punto malote y demente de Spike. Cuando regresó a Sunnydale en la cuarta temporada y poco a poco se fue involucrando con el grupo hasta enamorarse perdidamente de Buffy (que grandes momentos cuando intenta acercarse a ella) tengo que admitir que me encantó. El vampiro malvado enamorado de su enemiga más mortal, que aún por encima lo trataba como un despojo humano. Por amor Spike recuperó su alma, por amor dio su vida para salvar el mundo y aunque ella no le amaba como él hubiese deseado su historia fue increíble porque estaba plagada de pasión, de lujuria y de una cierta y extraña ternura que de vez en cuando salía a flote.




Mulder y Scully de Expediente X. La tensión sexual no resuelta más larga que he visto en toda mi vida. Llegó un momento en que me daba igual si se liaban o no, pero ambos eran el complemento ideal para el otro. Mulder comería carbón si le dijeran que gracias a ello vería extraterrestres, Scully lo sacaría de su error con sesudos argumentos científicos, aún así al final él se comería el carbón. A pesar de ser tan dispares se entendían a la perfección y se procesaban una profunda lealtad y respeto.

Joel y Maggie de Doctor en Alaska. Joooooo eran tan monos. Allí en Cicely con sus caras de frío, tapados hasta las orejas, discutiendo por todo a cada momento. Me dio mucha penita que no terminasen juntos. Fue la primera pareja de una serie que me emocionó. Que recuerdos. Que condenadamente buena era Doctor en Alaska.

Marshall y Lily de Como conocí a vuestra a madre. Adorables, excéntricos, totalmente enamorados. Maravillosos en su idiosincrasia. Sólo por esto ya se merecen estar en los altares.



Niles y Daphne de Frasier. Durante siete temporadas el amor de Niles por Daphne fue una constante perfectamente encajada en el humor de la serie. Por fin cuando Daphne descubre lo que Niles siente por ella se da cuenta de que ella también está enamorada de él. La hemos liado parda pero mereció la pena. Como pareja geniales. Una de las relaciones más bonitas y especiales que he visto en la pantalla y una de las que he seguido con más alegría.

Otras: Charlotte y el calvo en Sexo en Nueva York, Runkle y esposa en Californication, Joy y Darnell en Me llamo Earl, los de Luz de Luna, Keith y David en A dos metros bajo tierra, Brennan y Booth en Bones, Cuddy y House, Desmond y Penny de Lost, Brian y Justin de Queer as folk, Izzie y Denny de Anatomía de Grey.

Share/Bookmark

Una de mascotas

1 comentarios


Son multitud las series en las que aparecen mascotas y el número de animales de compañía crece exponencialmente si en la serie hay niños. Parece que cualquier niño que se precie debe tener una mascota y la mascota por antonomasia es un perro. Aunque hay casos de mascotas mucho más extravagantes que un perro. Personalmente tengo debilidad por esos cuadrúpedos peludos además la televisión ha dado algunas mascotas realmente memorables.

Una mascota en la serie sirve para muchas cosas:
  • momento vamos a tener una mascota, evaluan si son lo suficientemente responsables para hacerse cargo de un animal. El animal llega a casa, se dan cuenta tras un desgraciado incidente de que son unos inmaduros y prometen ser mejores para que el animal en cuestión sea feliz.

  • momento la mascota enferma. Tensión, lloros de los niños, adultos compungidos y un veterinario de por medio. Casi nunca mueren, ojo casi nunca, se han dado casos en los que la mascota ha perecido. Aquí recordemos un episodio de Punky Brewster donde el precioso golden retriever de la niña llamado Brandon, tras ser expulsado de la casa por Henry dado que no hacía más que destrozarlo todo, al pobre animal en la calle lo atropellan. El veterinario le dice a Henry (homicida de cánidos) que morirá pero cuando Punky está allí a su lado despidiéndose MILAGRO se recupera.

  • momento la mascota desaparece y reprimenda al niño (que suele ser el dueño de la mascotas aunque sean sus padres los que realmente la cuiden), el niño y todos salen a la búsqueda del animal. Unión familiar ante el drama, la mascota siempre aparece y resulta que estaba con el vecino o en la perrera. Es lo más habitual menos el caso de Reggie Lars (hermana de la difunta de Dead like me) que tiene un perro precioso que su hermana dejó un día a la entrada de su casa. El animalillo en cuestión fue atropellado por un coche, un momento muy triste.

  • momento la mascota es un puto desastre que todo lo destroza y ensucia. Tensión familiar porque no te preocupas de la educación del animal con lo cual eres un irresponsable. Solución adiestrar al animal en cuestión. En el caso de los perros es fácil pero no veo yo a Selma enseñándole a dar la patita a su iguana. Este ejemplo lo hemos visto mil y una veces en Los Simpson cuando el pequeño ayudante de Santa Claus hace alguna barbaridad.
  • momento la mascota, generalmente un perro, se convierte en un héroe al salvar a alguien. Veáse Lassie.

Algunas de las mascotas más entrañables que nos ha dado la pequeña pantalla son seres tan curiosos como Dino, el bueno nunca sé muy bien como definir a Dino porque está claro que un perro no es aunque se comporte como tal, así que me arriesgaré a decir perro aunque todos sabemos que es una especie rara de fusión sacrílega entre especies. Dino pues, el perro (ejem) de la familia Picapiedra, más en detalle el perro de Pedro Picapiedra al que siempre recibe a lametazos y tumbándolo en el suelo. Aunque a mi el que me gustaba era el parsimonioso Niebla de Heidi, enorme, tranquilo, fiel... un encanto de mascota.

Pero hablemos de mascotas más reales como Vincent el perro de Walt en Lost (aunque parece que en realidad Vincent es hembra) bueno, un animalillo que campa a sus anchas por la isla de nuestros losties sin que nada parezca afectarle. ¿Tendrá alguna relevancia el animalillo en cuestión?. Murray de Mad about you, peculiar donde los haya pero rematadamente divertido. Eddie, no hay palabras para definir al perro del Martin Crane en Frasier así que mirad aquí. Paul Anka el perro de las desquiciadas Gilmore que llegó en las últimas temporadas y dio pie a múltiples y delirantes situaciones propias de Lorelai y Rory. También pululaban por Stars Hollow los chows chows de Michelle. Otra mascota a recordar es Backup el perro de Veronica Mars. Al principio si recordáis el perro era blanco y negro y luego lo cambiaron por uno marrón, no sólo eso, eran razas distintas. Backup no se dejaba ver mucho aunque siempre estaba ahí cuando a Vero le podía ocurrir algo, sin embargo un día desapareció ¿sería el primer síntoma de que se iban a cargar la serie? En fin Backup donde quieras que estés espero que sea un lugar mejor que Neptune. Y no olvidemos a Comet de Padres Forzosos o Happy de Siete en el paraiso (este incluso aparecía en la cabecera de la serie) o el precioso Digby de Pushing Daisies (un perro realmente especial).


Hay vida más allá de los perros y si no que se lo digan a los gatos. Ahora mismo recuerdo a tres que merecen estar en los altares de este post sobre mascotas. Lucky el gato de Alf, un animal que para el visitante de Melmack sería un manjar delicioso; pululando siempre por la casa al alcance de su mano pero nunca, nunca se lo pudo comer. En un episodio Lucky desaparecía y todos le echaban la culpa a Alf pues creían que se lo había zampado. Así pues Alf partió en busca del gatito. Buenísimo aquel episodio. Salem el gato maldito de la serie Sabrina. Bueno gato y muñeco feo y deforme que intentaba ser un gato. Aunque me divertía muchísimo. Si, si veía Sabrina ¿qué pasa?. Y gato, el animalillo que le llevaba todos los días el periódico a Gary Hobson en Edición Anterior. Un ser misteriso ligado al aún más misterioso periódico que recibía el héroe.

En la extravagancia podemos añadir a la mascota de Ross, Marcel el mono capuchino que llegó a convertirse en una estrella después de que Ross tuviera que enviarlo a vivir a un zoo de San Diego. Marcel estuvo presente en la primera temporada de la serie y luego tuvo un cameo en el mismo episodio que Jean Claude Van Damme. Siguiendo dentro del universo Friends podemos mencionar a las mascotas de Joey y Chandler: el pollito y el pato. Que grandes momentos nos hicieron pasar estas dos mascotas.


En Miami Vice estaba Elvis el cocodrilo del personaje de Don Johnson. En fin nunca me gustó ese bicho, en mi casa había uno disecado y me daba muchísimo miedo cuando era pequeña. Y una de las mascotas que más me gusta el Señor Tortuga de Darnell en Me llamo Earl, es muy tierno ver a Darnell preocupado por ella. Bueno y ahora que recuerdo en Granjero último modelo tenían como mascota a un pequeño cerdo ya que el prota era incapaz de sacrificar al animal.

Hasta aquí este pequeño informe sobre las mascotas con las cuales hemos disfrutado en la TV. Hay muchas más pero no las recuerdo a todas.


Share/Bookmark

Buenas noches, Seattle

0 comentarios

Una día te plantas delante de tu televisor, es un día normal. Todo bien en el trabajo, todo bien con tu pareja, has hecho la compra, limpiado un poco el caos de tu cuarto, tomado algo con unos amigos y regresado a tu casa para ver una de tus series de televisión favoritas. Sin embargo, en cuanto empieza el episodio te das cuenta de algo horrible que no deja de rondarte la cabeza: es el último episodio.

Tras once temporadas (son muchas), 264 episodios cargados de humor, ironía, saber hacer, romanticismo, pedantería, patetismo y amor. Frasier se despidió de nosotros dejándonos una sonrisa en los labios y un amargo poso de tristeza. Frasier llegó a la televisión en 1993 para dejarnos en el 2004 con ganas de más. Ha sido el spin-off más longevo y famoso de la TV. Desde que el personaje de Frasier Crane apareciera por primera vez en Cheers han pasado más de veinte años.

La serie se inicia cuando el Dr. Frasier Crane, tras divorciarse de la "diabólica" Lilith (Bebe Neuwirth) decide regresar a Seattle para empezar a trabajar como psiquiatra radiofónico. En esta nueva etapa de su vida Frasier se reencontrará con su padre Martin Crane un policía retirado aquejado de cojera con el que terminará compartiendo piso; también se reencuentra con su estirado y pomposo hermano, Niles Crane, otro psiquiatra. A ellos se les unirá la fisioterapeuta de Martin, una inglesa que vivirá en la casa de Frasier llamada Daphne Moon. Y para completar el grupo Roz Doyle, la productora del programa radiofónico de Frasier. No debemos olvidar a Eddie el perro de Martin que establece una curiosa relación de amor-odio con Frasier.

Frasier es una sitcom al uso pero con la capacidad de superar a todas las demás, ya sea por los ingeniosos diálogos, por el insuperable plantel de actores y secundarios, por tener a Marys. Era un reloj de altísima precisión que siempre te sorprendía gratamente. En ningún momento de sus once temporadas decayó el ritmo, la gracia ni el humor. Siempre se mantuvo en lo más alto primando siempre la calidad de un grandísimo producto sobre las modas o tendencias televisivas del momento. Hay muchos momentos de la serie que pasan por derecho propio a la historia de la televisión.

Gran parte del éxito de Frasier se debe a la perfecta elección de los actores y a su gran aportación y magnífico trabajo. Ninguno de ellos desmerece al conjunto y tras tanto tiempo juntos se adivina una relación profesional muy estrecha y un gran conocimiento de la persona junto a la que trabajan, eso facilita la fluidez del grupo, de los gags, de las tensiones dramáticas.

Hablemos del alma de la serie, del Dr. Frasier Crane. Nacido en Seattle en 1952, hijo de Hester y Martin Crane. Debe su nombre a uno de los ratones de laboratorio de su madre. Fue un niño inteligente, debido a ello sufrió el abuso de muchos de los matones del colegio. Su mejor amigo y compañero era Niles.

Frasier es aficionado a la ópera, el teatro y el arte. Detesta los espectaculos deportivos. Estudió psiquiatría en Harvard y Oxford. No se sabe cuando Frasier se estableció en Boston, ahí es donde empieza su participación en Cheers, año 1984. Tras muchas charlas de taberna y un plantón en el altar Frasier se casa con Lilith, que también es psiquiatra. Tuvieron un hijo, Fredrick. Y se divorciaron porque Lilith le engaña. Esto fue en 1993. A partir de aquí Frasier deja Boston para regresar a Seattle. Émpieza a trabajar para la emisora KACL. En un principio no le hace mucha gracia ocuparse de su padre, el perro y tener que contratar a Daphne pero cede. Martin y Frasier discuten frecuentemente y no se parecen en nada, pero a medida que los años pasan la relación entre ambos se va haciendo más y más estrecha. Casi lloro en el episodio final cuando el padre le da las gracias al hijo por todo lo que ha hecho por él.


Frasier es un hombre culto, exquisito y refinado. Elegante y con unas ideas sobre los valores y la moralidad muy elevadas. Adora la ópera e ir al sastre. Le gusta disfrutar de una buena comida en los mejores restaurantes de Seattle, incluso monta un restaurante con Niles. Conduce un BMW que adora. Es egocéntrico y pomposo y bastante cotilla. Suele meterse donde no le llaman siempre creyéndose en posesión de la verdad porque como estudió en Harvard y Oxford... bueno. Su padre tiende a pasar de él cuando se obceca. Cree firmemente que el subconsciente nos domina por eso nada es fortuito, los accidentes no existen y todo sucede por algún motivo. Aunque muchas veces no es así. Se obsesiona con detalles pequeños y absurdos y le da mucha importancia a los sueños. Esa manía por analizar todo conlleva que arruine muchas relaciones y momentos.

No todo son defectos, Frasier es un hombre amable, educado y agradable. En el fondo es una persona insegura que se escuda tras su esnobismo y elegancia para no mostrar la crisis de un hombre de mediana edad que se siente solo y fracasado. Está siempre dispuesto a ayudar a los demás, aunque éstos no lo quieran. Y haría cualquier cosa por su familia y amigos.

Niles Crane es el hermano menor de Frasier, aunque nunca se sabe cual es su diferencia de edad. También sufrió el abuso de los matones del colegio por ser un niño extremadamente sensible y quejica. Desde pequeño desarrolló una fiebre competidora para con Frasier. Sus aficiones son casi idénticas a las de su hermano mayor: la ópera, los buenos restaurantes, la música clásica, los buenos vinos, el arte. Está casado con la nunca vista Maris, un personaje que jamas aparece pero que siempre está en las conversaciones proporcionando mucha información sobre su carácter y dando lugar a muchos de los gags de la serie. Niles y Maris estuvieron casados 15 años pero terminaron divorciándose.


Niles está secretamente enamorado de Daphne y siempre que puede aprovecha para olerle el pelo. Esta pasión por la cuidadora inglesa es una de las fuentes de humor más frecuentes de la serie, hasta que finalmente Niles le declara su amor a Daphne.

Niles tienen muchas fobias, es débil, manático y sangra por la nariz cuando miente. Niles también es psiquiatra y siempre que puede menosprecia el trabajo de Frasier en la radio, en el fondo lo hace porque envidia la popularidad de su hermano. La rivalidad entre ambos da pie a muchos enfrentamientos dialécticos realmente hilarantes.

Martin Crane es el padre de estos dos hombrecillos. Un ex policía de Seattle que recibió un tiro en la cadera, de ahí la cojera. El gran amor de su vida fue la madre de sus hijos, Hester. Aunque no fue un matrimonio perfecto y tuvieron problemas que consiguieron solucionar. Hester muere unos seis años antes del inicio de Frasier. A Martin le gusta la cerveza, los deportes, jugar al póker con sus amigos, es mucho más mundano que sus hijos. Pero también es mucho más sensato que los dos juntos. Suele ayudar a sus hijos en los proyectos sin sentido en los que se embarcan aunque ellos nunca admitirán que la solución se la dio su padre. Quiere a Frasier y Niles con locura, aunque le cuesta expresar sus sentimientos. Es más fácil verle decirle a Eddie te quiero que a sus propios hijos. Suele estar de mal humor y dar voces. Al final de la serie encuentra el amor y vuelve a casarse abandonando así la casa de Frasier y llevándose con él su horrible sofá verde.

Daphne Moon es la fisioterapeuta de Martin, vive en el piso de Frasier. También se ocupa de las labores del hogar. Es inglesa, tiene muchos hermanos. Es bastante rarita, cree en lo paranormal y dice que algunas de las cosas que sueña se cumplen. Suele contar historias familiares bastante perturbadoras. Aunque ella no lo sabe Niles está loco por ella desde que la conoce, es obvio para todos menos para Daphne. Así que para ella el doctor Crane (Niles) sólo es un buen amigo. Aunque cuando descubre que él la ama planta a su novio en el altar (que obsesión tienen los americanos con los plantones en el altar) y se va con Niles, se casan y tienen un hijo.


Una de las anécdotas que más me gustan de este personaje es que durante una temporada la actriz se quedó embarazada así que para justificar su aumento de peso los guionistas decidieron que la ansiedad que le provocó dejar a su novio en el altar le pesa en la conciencia y no para de comer. Delicadamente un día los Crane deciden decirle que esta un poco pasada de peso así que le regalan unas vacaciones en una clínica de adelgazamiento.

Roz Doyle es la productora de Frasier en la KACL. Roz es una mujer atractiva y promiscua. Cada día sale con un hombre distinto. Suele preocuparse mucho por su aspecto. Es una mujer muy profesional y solvente en su trabajo. Aunque en principio ella y Frasier creyeron que no llegarían a simpatizar con el paso del tiempo entre ambos nace una fuerte amistad. Una vez se acostaron pero se dieron cuenta de que era mejor ser sólo amigos. También mantuvo un breve rollo con Bulldog, uno de los compañeros de la radio. Ella y Niles siempre se están lanzando insultos y burlándose el uno del otro. Se queda embaraza de un chico mucho más joven que ella pero decide seguir adelante con el embarazo y tiene una niña. En la última temporada Roz se convierte en la directora de la emisora.


Al final del episodio Frasier se despide de su familia, sus amigos y de sus oyentes con este poema:

Tal vez la corriente nos arrastre
tal vez acariciemos las islas de la felicidad
y si bien, ya no tenemos la fuerza que teníamos para mover cielo y tierra
lo que somos lo somos
debilitados por el tiempo y el destino,
pero fuertes de voluntad
luchar, buscar, encontrar y disfrutar



Buenas noches, Seattle


* más adelante hablaré de los secundarios y de Eddie.

Share/Bookmark
Related Posts with Thumbnails
Copyright © Como un fénix