Mostrando entradas con la etiqueta Lost. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Lost. Mostrar todas las entradas

Descubrimientos musicales

3 comentarios
 Supongo que a todos los seriéfilos y seriéfilas os ha pasado esto en alguna ocasión. Estás viendo una serie, tranquilamente, y en un momento dado suena una canción. Una canción que no conoces pero que te gusta. Así que te metes en Internet y buscas. Y lo que te encuentras es un grupo de música nuevo y te pica la curiosidad. Posiblemente te descargues la canción y si te gusta mucho, también te descargas algún disco del grupo en cuestión. Y lo que descubres casi por casualidad termina gustándote mucho. Seguro que os ha pasado. 

Yo he descubierto varios grupos de esa manera. Sia, la cantante australiana, fue uno de los mejores descubrimientos que hice. Fue gracias al final de Six Feet Under, su canción Breath Me sonaba durante los seis minutos del último episodio de la serie. Tanto me gustó que me descargué toda la discografía de esa mujer y desde entonces la sigo con pasión.

 
Mumford & Sons, grupo inglés de flock rock con el que me topé visionando Stargate Universe. La canción After The Storm sonaba en el capítulo Intervention, el primero de la segunda temporada y literalmente me enamoré de ella. Estuve días escuchándola y acabé teniendo a este grupo como música de cabecera. 


 Durante el final de la cuarta temporada de Psych se escuchaba una canción preciosa. Me llevó un tiempo encontrarla, se trataba de I Go To The Barn Because I Like del grupo Band Of Horses. Grupo americano de indie rock que después escuché en más series como por ejemplo Fringe.



Glasvegas. A estos escoceses los conocí gracias a Chuck. En el capítulo 19 de la segunda temporada Chuck Vs the Dream Job podíamos escuchar la canción Daddy's Gone que con el tiempo se ha convertida en mi favorita de este grupo. Esta era la época en la que la serie molaba.

Chasing Cars es una canción que aún me emociona cuando la escucho. Siempre la asociaré a Grey's Anatomy y a la muerte de Denny. El grupo era Snow Patrol y aunque nunca me emocionó mucho su música tienen un par de canciones que me encantan.


The Fray. La canción How to Save a Life sonó en un capítulo de la segunda temporada de Grey's Anatomy. Al igual que Snow Patrol no me gusta todo de este grupo pero sí unas cuantas canciones, que además me recuerdan muchísimo a la serie. Aunque creo que la que más me gusta es You Found Me, canción que se usó para la promoción de la quinta temporada de Lost.

Gangstagrass mi descubrimiento musical más reciente y todo gracias a Justified. La canción que suena durante la intro es suya y es realmente buena. El disco no tiene desperdicio.


Share/Bookmark

Un año sin Lost

0 comentarios
Os enlazo al post que escribí en TVlia con motivo del aniversario del final de Lost.

Estos días el blog estará un poco parado, los exámenes me tienen muy ocupada pero en TVlia si que estaré al pie del cañón. Nos leemos.

Share/Bookmark

La Última Cena, promocionando series

8 comentarios
Estoy viendo el último tramo de Battlestar Galactica. Creo que por fin podré terminar la serie y quitarla de mi lista negra. Yo iba siendo hora. Buscando un poco de información sobre la última temporada de la serie me tope con esta imagen del reparto emulando La Última Cena. Es sin duda una imagen poderosa cargada de intención que dejó contentos a los seguidores de la serie.  

  
La última cena de Leonardo Da Vinci es uno de los cuadros más conocidos del mundo. Una pintura que muestra a Jesús con sus discípulos. Esta representación ha sido estudiada una y mil veces y ha dado origen a muchas teorías sobre lo que Leonardo muestra y no muestra en su obra.  Recordemos el infumable Código Da Vinci.

He visto muchas variantes de este cuadro, algunas buscaban el efecto del contraste, otras la parodia pura y dura, muchas la desmitificación de la figura de Jesucristo, otras una nueve interpretación del concepto de arte, otras eran puro delirio, algunas eran obras recargadas, las había conceptuales, expresionistas, realistas, relativistas, rupturistas y un largo largo etcétera. En el mundo de las series se ha usado muchas veces esta composición en campañas de promoción. Veamos algunos ejemplos. 

That´s 70 Show. Los chicos de Wisconsin, con Eric en el centro, parodiaron la escena en una mesa de instituto, con hamburguesas y refrescos. 


Lost. La serie que más teorías ha desatado en los últimos años nos ofreció dos magníficas composiciones de la escena con casi todo su reparto.  Estas dos imágenes mantuvieron entretenidos a los fans durante mucho tiempo. 



Barrio Sésamo. No podía faltar en la lista. Me resulta una imagen de lo más entrañable y siempre que la veo sonrío.


Bones. Brennan en el centro destacando con su ropa de color rojo sobre todos los demás. Sin duda ella es el alma de la serie y del grupo. Me gustan como los botes de kepchup y mostaza destacan en la mesa.


House. Gregory es Dios en el hospital y eso nadie puede discutirlo. Un dios egocéntrico, caprichoso y visceral, un poco como los Olímpicos griegos pero un dios al fin y al cabo. Esta composición en el quirófano, sobre un paciente a punto de ser operado es soberbia.


Shameless. Esta serie británica, que no veo pero que me está picando la curiosidad, montó su particular cena para las navidades.


Doctor en Alaska. En un capítulo de la cuarta temporada, el locutor Chris sueña que está en La Última Cena y que él es Jesucristo.

 
South Park. Los niños de este pueblo de Colorado también montaron su cena. Kyle, el judío, está en el centro, así que es Jesucristo y Cartman es Judas. 


M.A.S.H. Apenas recuerdo esta serie. Era muy pequeña pero he encontrado esta imagen donde el reparto emula la imagen en su hospital de campaña.  


Los Soprano. Tony rodeado de familiares y colaboradores. Imponente imagen en la que el creador también quiso salir. Es el de la izquierda. Esta serie también está en mi lista negra. Tendré que ponerme con ella en breve porque imágenes como esta hacen que me pique mucho la curiosidad. 

 
Expediente X. Esta imagen tal vez no es tan evidente pero a mí si me lo parece.


Los Simpson. Los dibujos amarillos están en todas partes y hacen de todo De las dos imágenes que he encontrado me quedo con la segunda porque Homer es el nuevo Jesús y el bar la nueva iglesia. Amen. 



Share/Bookmark

The End. Lost se despide

14 comentarios
http://www.comicbookmovie.com/images/uploads/jack.jpgYo fui una de esas personas que vio el capítulo final de Lost en Cuatro. Eran las seis y media de la mañana y sentada en el sofá con mi pareja me dispuse a despedirme de una serie que ya ha pasado a la historia. No hace mucho hablaba en el blog de mi relación con Lost. Ahora sólo voy a centrarme en este doble capítulo final.

Mucho se ha escrito y se escribirá acerca del final de Lost. Hay gente que ha quedado satisfecha y gente que cree que es básicamente una mierda. Dos bandos irreconciliables. Personalmente cuando el capítulo terminó me quedé un segundo mirando la pantalla con incredulidad y luego miré a mi pareja. Atónita, esa es la palabra. No podía creer lo que había pasado. Me habían timado, tangado, engatusado, engañado... como queráis llamarlo. Así me sentí yo. Lost ha sido una enorme y bien orquestrada tomadura de pelo.

The End no me ha facilitado las respuestas a todas esas incógnitas que la serie ha ido planteando durante tanto tiempo. Nadie se ha dignado en explicar qué son los números o por qué Walt era especialito. ¿A qué venía el templo y el Fu Manchú aquel? ¿Quién era Eloise en el fondo? Saber cómo Widmore llegó a la isla o cómo lo hicieron los de Dharma. ¿Por qué no nacían niños en la isla? Y un montón de cosas más que no han sido aclaradas.

He esperado seis años a que me explicasen que era la isla y que la hacía tan especial. No puedes montarte toda una trama basada en el misterio para al final dejar al público sin respuestas. No es justo. No soy una crédula, en el fondo Lost no era más que un negocio y mientras pudieron nos sacaron el dinero. Nosotros tan contentos pero podrían haber tenido la deferencia de decirme algo. Algo sólido a lo que agarrarme porque estoy harta de las conjeturas y las medias verdades.

The End fue un paseo hacia lo inevitable, un paseo por otra parte muy mal planificado. No me gustó el episodio. Hubo momentos en los que me reí porque resultaba penoso. Casi todo lo que pasó en la isla me importó más bien poco. Ya estaba cansada y me lo veía venir. No iban a contarme nada nuevo, iban a tirar por el camino fácil. Un camino que me negaba a reconocer pero que estuvo en la mente de todos desde el primer capítulo. Al menos no fue un sueño, es algo que he leído por ahí. Estoy de acuerdo con eso, pero lo que ha sido también es del manual de los tontos. Pongamos una especie de punto de encuentro para las almas perdidas y todos tan contentos. Pues no señores míos, yo no estoy contenta. Rabia me da cada vez que lo pienso y me siento bastante idiota por haber caído y defendido esta serie a capa y espada. No quise ver algo que era obvio desde hace tiempo. Nunca podré creer que hubiese un plan, porque todo parece creado a las prisas. El final más sencillo y menos trabajado de todos. A parte de la opción del sueño claro está.

Lo que sucedió en la antesala al cielo fue lo más interesante y emocionante. El reencuentro y reconocimiento de los personajes estuvo bien, precipitado en algunos casos (Sayid y Shannon), emotivo en otros (Juliet y Sawyer). Me quedo con Benjamin Linus sentado fuera de la iglesia y su conversación con Locke. Ben ha sido grande hasta el final. Y admito que aunque previsible y sensiblera la escena final con Jack entre el bambú me emocionó. Pero no ha sido suficiente para sacarme la frustración de encima.

Siempre se ha dicho que Lost era una serie de personajes y que eso era lo fundamental de la misma. Y estoy de acuerdo pero la isla para mi era un personaje más y debería haber sido tratado como tal. Siempre supimos que Jack era el héroe, murió por sus amigos pero al menos no lo hizo solo. Hurley se convirtió en el guardián de una nueva isla libre ya de demonios, una nueva era en la que tendría como mano derecha a Ben. Sawyer y Kate y Claire escaparon en el avión pilotado por Lapidus, el mejor piloto de la histora. Acompañados por dos secundarios como Miles y un ya mortal Richard Alpert. Y Desmond sobrevivió y seguramente en algún momento consiguió reunirse de nuevo con su adorada Penny y su hijo. Los demás murieron, sacrificaron sus vidas por sus amigos, por su pareja o por la isla. Al final Lost resulta que fue una serie sobre el amor, la capacidad de sacrificio, la fe. La ciencia y la mitología poco tuvieron que decir en este anodino y pésimo final. Decepcionante. A mi me gustan las historias cerradas, detesto los cabos sueltos y han dejado muchísimos.

http://www.fusedfilm.com/wp-content/uploads/2010/05/6x17_Church.jpgVolveré a ver el capítulo y seguramente al final lloraré. Soy una sentimental incurable y la imagen de Jack tirado junto a un perro (Ja ja ja ja) es conmovedora. Pero no es un final digno para una serie que prometía tanto, que se envolvió a si misma en acertijos, misterios, mitología, historias cruzadas, referencias y números.

Seis años para ver eso. Para darme cuenta de que nada tenía sentido y de que no iba a encontrar una explicación aceptable a los misterios. Los personajes si tuvieron un final. Lógicamente al final todos murieron, en algún momento en algún lugar, y una vez todos reunidos en el punto de encuentro avanzaron. Que todo el mundo muere es un hecho y algo que todos sabíamos. Ese cumbayá pseudoreligioso del final me tocó mucho las narices.

Adiós Lost. Fuiste una bonita historia pero con un horrible final. Te lo perdono pero no lo olvidaré. Tal vez aprenda de esto a no dejarme engatusar por el brillo y la música.

Share/Bookmark

Lost y yo

6 comentarios

http://www.cs.mun.ca/~csmith/images/dharma.gifSPOILERS
Cuando en el año 2004 vi el piloto de Lost no podía saber que aquella nueva propuesta de la ABC estaba destinada a revolucionar el panorama catódico. No podía imaginar que aquella primera imagen, un ojo abriéndose, iba a dar paso a una de las series más adictivas y revolucionarias de los últimos años. Una serie destinada a cambiarlo todo.A formar parte de la cultura popular como antes lo hicieron Star Trek o Expediente X. Lost ha mutado, es más grande que ella misma, más grande de lo que esperaba llegar a ser. Nadie hubiese podido imaginar en el 2004 en lo que se iba a convertir. 

En aquel primer contacto con la serie desconocía la existencia del humo negro o de Los Otros, no sabía lo que era la Iniciativa Dharma ni lo que eran las estaciones, los nombres de Cisne o Hydra estaban asociados a otras imágenes. No me preocupaban los números ni las constantes. No me imaginaba que los viajes en el tiempo o las realidades alternativas se convertirían en algo “normal”. Nombres como Oceanic, Widmore o Ajira no me decían nada. Aún no había sufrido la tensión creciente de los finales de temporada ni había llorado a lágrima viva con la muerte de Charlie, la agonía de Libby o el final de Juliet.

No podía saber que el propietario de aquel primer ojo (Matthew Fox) se convertiría en el líder no deseado de un grupo de supervivientes. No conocía la valentía de Sayid, la voluntad de Locke, la adicción de Charlie. Hugo no era más que un tipo gordo con el pelo rizado, Sawyer se descubrió como un cabrón atrayente y Kate como la mujer más deseada de una isla con una densidad de población en constante crecimiento.La escena de Jack al descubrir el accidente de avión, no hacía presagiar que estábamos ante el nacimiento de un mito. Y aquel que no quiera ver que Lost es mucho más que una serie de televisión es que no tiene ojos en la cara.

Poco a poco vimos como la serie iba creciendo, y fue algo realmente emocionante. Había osos polares, apariciones fantasmagóricas, susurros en la jungla. Antorchas por todas partes. En aquella isla había un parapléjico que volvía a caminar, un hombre con su hijo y su perro, una avioneta en la cima de un árbol. Conocimos los secretos de Boom, de Kate, de Sun. Y cuando te hacías una idea de lo que era la serie llegaba la siguiente temporada y cambiaba, a mejor. Entonces llegaron Desmond y Benjamin Linus, los Otros y Juliet. Establecimos conexiones entre los flashbacks, gente que conocía gente que conocía gente. El misterio era tan atrayente, el envoltorio tan vistoso que era imposible resistirse. Tuvimos nacimientos y muertes, la confirmación de que el amor es una constante en el universo, viajes en el tiempo, submarinos, estatuas gigantescas y un barco de esclavos en el medio de la jungla.

http://mm.todoseries.com/%2FEspa%C3%B1ol%2FOcio%2FSeries%2FActualidad%2F38103/lost-cast.jpgA cuenta gotas se nos fueron revelando cosas pero no era suficiente, queríamos saber más y más. Aparecían teorías por doquier, algunas con más sentido que otras. Y el mito de Lost crecía cada día más. Creo que su punto álgido fue el final de la tercera temporada. Aquel “We've Got To Go Back” de Jack a Kate nos dejó a todos pálidos y con una sonrisa enloquecida.

Lost tiene muchas cosas buenas. Una historia que atrapa, un buen uso de los recursos narrativos, unos personajes sólidos y atrayentes con los que todo el mundo puede sentirse identificado, una mitología rica y variable, misterio, adrenalina, unos actores que siempre han dado lo mejor, unos paisajes increíbles, un música perfectamente coordinada con la acción... pero también ha tenido cosas malas. Deriva argumental, pérdida de interés en algunos personajes y algunos directamente sobrantes, demasiados cabos sueltos en la historia, una mitología cada vez más retorcida y vaga...

Ninguna serie es perfecta, todas tienen sus cosas buenas y malas, y a pesar de las malas Lost sigue en lo más alto suscitando interés, controversia, desatando pasiones, debates, teorías. Y lo seguirá haciendo una vez termine. Todos sabemos que el final de Lost no gustará a todo el mundo. Como pasó con Battlestar Galactica o Los Soprano. No se puede contentar a todos. Incluso hay muchas voces que se han quejado de esta última temporada. No se están cumpliendo las expectativas y eso cabrea a los seguidores. Algo inevitable y que dará lugar a dos bandos irreconciliables. 
 
Lost nos ha proporcionado momentos que pasarán a la historia de la pequeña pantalla, nos ha regalado una mitología que puede ser discutida durante décadas, ha parido personajes inolvidables y ha hecho un uso increíble tanto del flashback como del cliffhanger. Ha usado como nadie internet para difundirse. Es la serie más descargada de la red. El número de blogs, foros, podcast, etc que hablan sobre ella es inmenso. Todo el mundo conoce Lost.

Si pudiese volver al 2004 volvería a empezar con ella. Es algo que todo buen seriéfilo tiene que vivir. Volvería a morderme las uñas con la luz de la escotilla, volvería a ver 6 capítulos de golpe y no dormir en toda la noche. De nuevo odiaría a Michael y a Walt, desearía que Kate eligiese a Jack por encima de Sawyer y me enamoraría perdidamente de Sayid, una vez más. Esperaría impaciente delante de mi ordenador a que saliesen los subtítulos. Lost fue la primera serie que vi en versión original y fue empezar con ella y seguir con todas las demás. Lost fue la culpable de que empezara a escribir mi blog aunque nunca he escrito mucho sobre ella porque siempre me quedo sin palabras. Y no puedo dar forma escrita a todos los sentimientos que ha suscitado en mi. Tampoco creo ser capaz de hablar adecuadamente de la grandiosidad de esta serie ni de todo lo que ha significado.

En breve, en nada, Lost se acaba, tras seis temporadas. La echaré de menos y sé que pasará mucho tiempo antes de que vuelva a aparecer una serie que se le pueda comparar. Un nuevo fenómeno de masas, un nuevo mito. Se echará en falta un serie como ésta en la televisión.

De Lost se pueden destacar muchas cosas, yo voy a hacer una pequeña lista. 

Elijo

Un personaje: Sin duda Desmond Hume. Me atrapó desde el primer momento y su historia hasta ahora es la mejor de toda la serie.

Una escena: La llamada en The Constant 4x05. Desmond y Penny, mágico.

Una frase: En el capítulo 6x03, El sustituto. Bejamin Linus, un personaje impresionante.

Ilana: [at Locke's grave] Does anyone want to say anything? Didn't any of you know him?
Ben Linus: Alright, I know him. John Locke was a... A believer, he was a man of faith, he was... A much better man than I will ever be.
[pause]
Ben Linus: And I'm very sorry I murdered him.
Frank Lapidus: [to himself] Weirdest damn funeral I've ever been to...

Una imagen:

http://4.bp.blogspot.com/_6xFTlObh7h8/R8zZI7F2MNI/AAAAAAAAANE/hR2m6yivJPY/s320/800px-4x01_HurleyBernardBeach.jpg

Me reí con: Hugo y Miles en el pasado

Capítulo 5x11

Miles Straume: This conversation already happened, we just don't remember it.
Miles Straume: Any of us can die because this is our present.
Hugo 'Hurley' Reyes: But you said Ben couldn't die because he still has to grow up and become the leader of the Others.
Miles Straume: Because this is his past.
Hugo 'Hurley' Reyes: When we first captured Ben and Sayid just tortured him, then why wouldn't he remember getting shot by that same guy when he was a kid.
Miles Straume: Huh... I hadn't thought of that.
Hugo 'Hurley' Reyes: Huh!

Capítulo 5x13
Hugo 'Hurley' Reyes: I'm writing "Empire Strikes Back." 
Miles Straume: Uh, I'm sorry. What? 
Hugo 'Hurley' Reyes: It's 1977, right? So "Star Wars" just came out. And pretty soon, George Lucas is gonna look for a sequel. I've seen "Empire" 200 times, so I figured I'd made life easier and send him the script... with a couple improvements. 

Me harté de llorar con: la muerte de Charlie, porque fue una muerte estúpida e innecesaria

No soportaba: a Iliana, me alegré mucho mucho de su muerte.

No me gusto lo que hicieron: con los supervividentes de la cola del vuelo de Oceanic, para deshacerse de casi todos ellos mejor que no hubiesen aparecido.

La mejor estrella invitada: Katey Sagal como Helen el amor de John Lock

El WTF: El inicio de la tercera temporada. Los Otros viven en chalets perfectamente equipados y se reunen para el club de lectura. Inesperado.

Share/Bookmark

Lágrima fácil

5 comentarios
Hoy he visto el último capítulo de Ugly Betty, no he seguido la serie. Vi la primera temporada malamente y después nunca más volví a echarle el ojo. Aunque siempre leía la información que aparecía sobre la serie en la blogosfera.

Me ha gustado el final, sencillo, sin estridencias. Debo admitir que he llorado. Ese momento en el que Betty se despide de su familia en la calle, abrazos, lágrimas y un taxi. Betty diciendo adiós desde el interior de ese taxi viendo su antiguo reflejo. Aquella chica con aparato, gafas enormes, sin maquillaje, mal vestida y torpe. Betty sigue siendo esa chica pero ha evolucionado muchísimo en estos cuatro años. Ha ganado en confianza. 

Esa despedida es uno de esos momentos que te hacen llorar fijo, por lo menos a mi. Hay muchos otros momentos, en las series, que me hacen soltar una lagrimita. No voy a hablar de las muertes porque en esos momentos siempre siempre lloro. Aquí os dejo una pequeña lista de momentos que por mucho que visione me hacen llorar. 

Doctor Who. Esta serie se lleva la palma en cuestión de momentos lacrimógenos. El final de la primera temporada cuando Eccleston da paso a Tennant o cuando el Doctor (Tennant) lee la carta que le deja Madame de Pompadur en el cuarto capítulo de la segunda temporada y él se queda hecho polvo. El Doctor apoyado en aquella gran pared blanca sabiendo que nunca volverá a ver a Rose Tyler o despidiéndose de ella al final de Doomsday. Cuando el Doctor le borra la mente a Donna para salvarla, una separación que siempre me ha dolido profundamente. Y por supuesto, la gran despedida de Tennant diciendo adiós uno por uno a todos aquellos que le han acompañado durante su etapa.

Lost. Siempre lloro cuando Desmond hace esa llamada desde el carguero a su Penny. El capítulo quinto de la cuarta temporada, La Constante,  siempre consigue hacerme llorar. Hay tanto amor y tanta ternura capturado en ese momento, me parece tan maravilloso  y aunténtico que es inevitable que me emocione. Y ambos actores están increíbles en esta escena.

Cuando vi el último episodio de A dos metros bajo tierra me pasé llorando todo el rato. El momento álgido de kleenex y ojos enrojecidos fue el final. Cuando Claire hace la foto a su familia en el porche, coge el coche, pone un cd y se va. En su retrovisor ve correr a Nathan y ella se aleja en busca de su futuro. Poco a poco vamos viendo que pasará con los protagonistas de esta gran serie. Como serán sus vidas, como será su muerte, incluída la propia Claire. Además la música que escogieron para ese final me parece magnífica, una canción preciosa de Sia.

Buffy está plagada de momentos lacrimógenos. Cuando Oz se va, las dos veces dejando a Willow destrozada o aquel momento de la quinta temporada donde Buffy llora mientras friega los platos con la música muy alta para no escuchar las divagaciones de su madre. Angel marchándose de manera silenciosa al final de la tercera temporada. Willow gritando perdón tras el accidente de coche con Dawn en la sexta temporada (brutal este momento).

Futurama. A pesar de ser una comedia tiene algunos momentos muy tristes. Y aquí me retracto, si voy a hablar de una muerte, la de Seymour, el perro de Fry. Si habéis visto la serie sabréis de que estoy hablando. Hay que ser una piedra por dentro para no llorar viendo a ese animalito esperar durante años y años por su amo y muriendo en su puesto, esperando a Fry. Tristísimo.

Friends. Mónica y Chandler fueron novios durante bastante tiempo y él quería pedirle matrimonio a ella pero una serie de circunstancias y equívocos provocan que al final sea Mónica la que hace la petición. Me encanta ese momento. Chandler llega al piso destrozado, Joey le dice que Monica se ha ido a pensar y enconces entra en casa y todo está lleno de velas (un auténtico peligro). Mónica está allí, de pie, esperándolo y se le declara (bueno, lo intenta). Fue precioso.

Adrian Monk se pasó ocho temporadas intentando recuperarse de la muerte de su mujer Trudy. Durante este tiempo me hizo reír un montón de veces pero en el fondo Monk es una serie bastante triste, hay algunos capítulos que me resultaron desoladores. Como cuando Adrian se hace cargo de un niño mientras investiga un caso  y al final debe dejar al niño en los servicios sociales, la despedida de ambos es tristísima. Hay otro capítulo donde Monk busca a una mujer que no conoce, por culpa de esto no puede dormir. Cuando por fin la encuentra descubren que tiene relación con Trudy. Es un momento muy emotivo. Aunque el que más me hizo llorar fue el doble capítulo final, donde por fin Adrian descubre lo que le pasó a Trudy gracias a una cinta de vídeo que ella le dejó. Adrian (grandísima actuación de Tony Shalhoub) sufre mucho cuando la ve y yo con él. 

En el anime Trigun, su protagonista Vash a pesar de vivir rodeado de violencia y llevar siempre armas consigo, nunca mata a nadie porque cree que la vida es sagrada. Debido a las maquinaciones del malo de la serie debe matar a un ser humano. Cuando despierta un par de días más tarde y se da cuenta de lo que ha hecho, de lo que le han obligado a hacer llora y llora sin consuelo alguno. Verlo en ese estado fue muy triste.

Share/Bookmark

Lo único que se salva

5 comentarios

Share/Bookmark

Tú sobras (personajes que no aportan nada)

12 comentarios
Hay personajes que no tienen razón de ser, que están ahí por sabe Dios que motivos ocultos. Son personajes que personalmente no me aportan nada y que creo firmemente que entorpecen la evolución de las historias. Además suelen ser particularmente odiosos.

Un pequeño ejemplo:


Mark Bendford de Flashforward. Toda la serie sería mejor sin él. Este hombre no aporta nada, en serio nada a la serie. Hasta su flashforward es innecesario, seguramente las agencias se pondrían a investigar lo sucedido si Mark no diera la brasa. Además es incapaz de interactuar correctamente con los demás personajes ni de hacer nada creíble o lógico dentro del desarrollo de la historia.

Claire en Perdidos. Su misión en la isla era parir a Aaron, una vez hecho deberían habérsela cargado porque no aportó absolutamente nada nuevo a la serie más allá de un par de grititos y una mirada vacía cuando le dijeron que Charlie había muerto. Es más durante la quinta temporada me importó un rábano no verle el pelo durante varios capítulos, me hacía la vida más fácil. Ahora nos la han puesto en plan Rousseau... y... en fin, que para mi estaba mejor muerta.


Trece en House. No vale para nada. Al menos Cameron le daba caña a House a nivel moral pero esta mujer lo único que hace es poner cara de intensa, muy mal por cierto, y lucir palmito. Ni siquiera es buena médico. Aún recuerdo cuando por su culpa murió un paciente por no haberse tomado unas pastillas y a pesar de eso House la contrata. ¡Tongo, tongo y mil veces tongo!. Y desde que la liaron con Foreman peor. Que se muera de una vez y que deje la serie a los que realmente valen, a saber, House, Wilson y Cuddy.

Angela en Bones. Puede llegar a entender que la tuvieran hasta la cuarta temporada, su lío con Hodgins no estuvo mal pero una vez rota la relación podrían enviarla a un viaje alrededor del mundo de carácter indefinido. Esta mujer, a parte de estar para liarse con todos los que pasen por el Jeffersonian, no hace nada digno de mención en la serie. Además no soporto ese rollito de estupenda mística liberal que se trae. Ni siquiera entiendo como puede ser amiga de Brennan siendo ella tan racional y Angela tan petarda.

Cualquiera de CSI Miami, Horatio puede con todo. Es más, que despidan a todos los actores de las otras franquicias que él solito puede triangular asesinatos entre Miami, New York y Las Vegas.

Quinn en Dexter. Soy grande y tonto. Parece el lema de este hombre. En teoría vendría a suplir el hueco dejado por Doakes pero... al menos aquel era listo porque Quinn deja bastante que desear. No es buen poli, no sabe elegir a sus novias, no sabe controlar su carácter y la serie sin él podría seguir funcionando perfectamente.

Dawson en Dawson Crece. Lo de este chico fue grave. Tenía una serie con su nombre pero en realidad a todos nos importaba bien poco lo que le pasara. Era un plomizo y con el tiempo la serie se convirtió en Pacey madura, Dawson perdió protagonismo, adeptos e iniciativa. Su personaje se limitaba a ir y venir gimiendo por las esquinas y rezando a Spielberg. Sin él todo hubiese sido mucho más interesante.


Harriet Hayes de Studio 60. Insulsa, cansina y ególatra. Lo tenía todo la pava para ser odiada pero es que ni siquiera eso, era como un fantasma, daba igual, la veías pasar de aquí para allá diciendo cosas que no importaban, intentando ligarse a Matthew Perry mientras este hacía lo imposible por sacar a flote el programa. Era la menos relevante de todo el elenco, secundarios incluidos.

Pitz en Verónica Mars. ¿ A alguien le importaba este personaje? Es más este hombre no debió pasar de ser un tipo anecdótico al que le robaban las cosas, Veronica resuelve el caso y nunca más se lo vuelve a cruzar. Si es que no hacía nada, absolutamente nada. Vale, miraba a Verónica pero para eso ya estaba Logan. Un auténtico sin sentido de personaje.

Share/Bookmark

Batman y Robin discuten sobre Lost

0 comentarios

Id al Generador de Viñetas de Batman
Share/Bookmark

Los chicos malos: parte uno

6 comentarios
Me gustan los chicos malos, no puedo evitarlo. Supongo que para un actor/actriz es mucho más interesante interpretar a un malvado que a uno de los buenos. Los personajes malos suelen ser mucho más profundos, tener más matices, ser más redondos... en las series muchas veces es más importante el personaje cruel, despótico, tiránico, borde que el protagonista bueno, soso y previsible.

Recordemos las series de los ochenta donde los malos eran los grandes alicientes de la trama, teníamos a Diana en V, a J.R en Dallas (me encantaba su sombrero de cowboy), la mujer más malvada del universo era la propietaria de Falcon Crest, una inquietante Angela Channing y en Dinastia lo más interesante era Alexis, lo mejor de la serie.

Aquí os dejo una pequeña lista con mis malos favoritos;

El fumador de Expediente X. Solo viéndole fumar ya sabías que el tipo no era trigo limpio. Sin duda una genial composición de personaje a partir de un detalle, como sujeta el cigarrillo, como deja escapar el humo fatal entre sus labios. Un tío que manejaba el cotarro desde las sombras y que en más de una ocasión puso en aprietos a nuestros amigos del F.B.I.

Benjamin Linus de Lost, ¿qué se puede decir de este hombre? Maestro de la mentira, emperador del engaño, embustero profesional, titiritero, engatusador.... hombre frío y calculador que siempre se salía con la suya. Nunca sabías por donde iba a salir pero sabías a ciencia cierta que siempre tenía un plan. Nada de lo que hacía era algo al azar, todo estaba perfectamente medido, contrastado y analizado. Es inquietante cada vez que sonríe, cada vez que te mira con esos ojos azules desprovistos de emoción pero que son capaces de decirlo todo. Un enorme personaje.

Spike y Drusila de Buffy. De toda la caterva de malos que tuvo la serie los que más me gustaron fueron estos dos. Aunque les sigue muy de cerca el Alcalde. Spike y Drusila, vampiros de más de cien años, amantes, él un niño grande con ganas de destruirlo todo y provocar sufrimiento, ella una loca con poderes precognitivos que no sabía muy bien en que realidad parar. De lo mejor que ha creado Whedon.

Lex Luthor de Smallville. El antagonista de Superman. Un hombre brillante con mucho poder que ansía conocerlo todo, saberlo todo, dominarlo todo. Ese es el mayor pecado de Lex, su codicia, su ansia continua de conocimiento. El mejor personaje de esa chufla que es Smallville. Es muy interesante ver como comienza siendo un chico medianamente bueno hasta convertirse en el ser obsesionado con la destrucción de Superman y el control absoluto.

Doctor Horrible. Vale, aquí tuve mis serias dudas porque en el fondo el malo es Captain Hammer pero... el Doctor Horrible es un malo tan bueno, tan entrañable, tan.... que dan ganas de cogerlo y darle un abrazo vamos. Con su rayo paralizador, sus canciones, su blog... si, se supone que es el malo y por eso lo incluyo en la lista pero es que está tan mono cantando y comportándose como un tonto cuando está con Penny. Whedon de nuevo.

The Master de Doctor Who. Esto es un malo y lo demás son tonterías. Todo el conocimiento y el poder de un señor del tiempo concentrados en la destrucción y la conquista del universo. Doctor encontraste la horma de tu zapato. El Maestro es un tipo divertido, creativo y paciente capaz de crear un ejército con los restos de la humanidad y usarlo para conquistar el pasado. Un tipo que prefiere herir a su enemigo emocionalmente mostrándole una y otra vez lo que ha logrado mientras aniquila poco a poco a la humanidad. Elegante, entusiasta y un poco chiflado, el Maestro es sin duda el mejor malo de la serie Doctor Who, seguido muy de cerca por los Dalek.

Alpha de Dollhouse. Te pasas toda la primera temporada oyendo hablar de Alpha, que si es un asesino, que si está loco, que si es megaultrapeligroso y cuando aparece te quedas de piedra porque su entrada es brutal. Su infiltración en la Dollhouse es de lo más inesperada y la interpretación del actor (Alan Tudyk) sencillamente genial. Alpha tiene muchas personalidades, más de cuarenta creo recordar, por lo que su cabeza es una olla express a punto de estallar, pero él se considera la evolución lógica del ser humano y por eso resulta tan peligroso, por creer estar en posesión de la verdad y ser capaz de llevar su visión del mundo a cabo.

Dexter. Es malo, vamos mata gente, la despedaza y los tira al mar. Eso no lo hace la buena gente. Pero es un malo al que se le coge mucho cariño, con el que simpatizas y del que te preocupas. Que ha sufrido mucho y que por ello es como es, y se le perdona. Además solo mata a los malos así que tiene un poco de cancha. Adorable y siempre sorprendente Dexter es un chico malo al que queremos sin poder remediarlo.

¿Y vuestros malos favoritos?

Share/Bookmark

Lost, una quinta temporada bastante decepcionante

1 comentarios
Recién terminada la ver la quinta temporada de Lost me ha dejado un regusto amargo. Ha estado bien pero... siempre hay un pero. No ha sido lo que me esperaba y no ha llegado a emocionarme tanto como lo hicieron las cuatro anteriores temporadas, ni siquiera durante el final.

No puedo asimilar que regresen a la isla tras las disputas, las alianzas, las intrigas, el miedo y la alegría compartidos en ese lugar, tras las muertes y el sufrimiento para salir de la maldita isla van y vuelven. No todos pudieron escapar y se dice que regresan para poder ayudar a aquellos que dejaron atrás, aunque en el fondo parece que vuelven para poder ayudarse a si mismos pues la vida fuera de la isla se ha convertido en un sinvivir para todos ellos.

Regresar para ayudar a los que quedaron. Bueno si tenemos en cuanta que quedan un puñado de aquellos supervivientes del vuelo Oceanic 815, tocan casi a uno por cabeza ¿no?. Mientras los que se quedaron han rehecho buenamente sus vidas, los que se fueron no supieron lidiar con la vida real, así que vuelven para joderles el plan a los demás. ¿Realmente era necesario volver? En ningún momento se me ha dado ninguna razón plausible para hacerlo. Además se creen a pies juntillas lo que les dice Ben ¡MADRE MIA!. ¿No habéis aprendido nada? No se puede confiar en Ben.

Bueno y regresan, alá nos despertamos en la isla. No entiendo por qué unos lo hacen en 1977 y otros en el presenta. ¿Quién se supone que hace esa elección? ¿La isla? ¿Jacob? ¿es fruto del azar?.



La quinta temporada nos la pasamos saltando de delante hacia atrás en el tiempo y viceversa. Hay que estar muy atento y conocer la serie para saber cuando están. La luz en la noche que proyecta la escotilla, la avioneta con la heroína estrellándose, los restos del avión de Ajira.

Y luego están los personajes. Locke ya no es Locke y da un miedito que flipas pues eso de que los muertos se levantesn de sus tumbas nunca trae nada bueno. Además siempre sonríe, analiza, mira... no mola. A Sun estoy deseando que alguien le pegue un tiro, que se la coma el humo negro, que la empalen o algo porque es una pelma. Kate está insufrible llorando y mirando a Sawyer todo el rato ¡Supéralo tía y deja de jugar con ellos!.

Jack es el peor de todos se ha puesto en plan fantoche quejica. Ya no es un líder capaz, ya no hará cualquier cosa por salir de la isla. Ahora parece que todo le da igual, que está por estar. Ojalá Sawyer le hubiese dejado en coma tras la paliza porque se lo merecía. Además ¿por qué narices su padre, el muerto, está en todas partes?. Sayid ha perdido el norte totalmente, tanta sangre, tanta muerte le ha hecho enloquecer.



Hurley y Miles se salvan porque me resultan simpáticos con sus rollos del tiempo y el guión de El imperio contraataca. Faraday también me gusta pero me da muchísima pena su historia y como termina muerto a manos de su propia madre que precisamente le envía a morir sabiéndolo ¿?¿?¿? A cuadros me he quedado. Es increíble lo bien que lo hace el actor Jeremy Davis porque me creo que realmente el pobrecillo está loco. A Desmond casi no se le ve el pelo pero parece feliz y que por fin ha tomado las riendas de su destino.

Los mejores Sawyer y Juliet, una estupenda pareja que se compenetraban perfectamente. Por fin él encuentra a una mujer de carácter capaz de domarlo y hacerle sentar la cabeza pero las cosas no son para siempre. Y luego tenemos a Ben, Ben el manipulador, el mentiroso, el titiritero que por primera vez no tiene un plan, que no sabe donde va ni lo que va a hacer, está totalmente a la deriva. Su mirada estupefacta ante todo lo que le sucede tras regresar a la isla es impresionante, este hombre lo transmite todo sin ni siquiera moverse.

Hubo un par de episodios y momentos que me hicieron gritar y pegar saltos en el sofá pero en general fue una temporada que no me llegó a gustar. Puede que estén respondiendo a cuestiones que siempre he tenido pero queda mucho por desvelar y todo parece complicarse perezosamente según avanza la historia.

Luego han cobrado importancia dos figuras que siempre han estado ahí, Richard Alpert el eternamente joven y Jacob, al que por fin conocemos. Y ha aparecido un grupo nuevo, así que yo me pregunto si realmente a estas alturas saben lo que están haciendo porque a mi me da que no.



Siento que en esta temporada el cambio de actitud de los personajes me ha afectado negativamente. No me gusta en lo que se han convertido la mayoría de ellos. Es lógico que un personaje cambie según los acontecimientos que le toquen vivir pero lo que les ha pasado a la mayoría de los losties lo veo un despropósito. Tampoco me gusta que me hagan tragarme las cosas por que sí como que Bernard y Rose viven tres años en la isla sin que nadie se entere, ni Dharma ni los otros. ¡Venga ya!

Queda una temporada para resolverlo todo. Lost ha pasado de ser una serie a ser un fenómeno, casi un culto. Quedarán muchas personas descontentas, otras no tanto y a otros les parecerá lo mejor que han visto jamás... nunca se sabe, las opiniones son muy subjetivas.

A mi esta temporada me ha decepcionado así que ya voy con los ojos cerrados hacia la recta final para no llevarme un chasco. Quiero conocer el final, aunque dudo mucho que sea un final que me guste.

Share/Bookmark

Personajes fantasma en la pequeña pantalla

3 comentarios
En algunas series, de vez en cuando, aparecen los denominados personajes fantasma. Este tipo de personaje se caracteriza porque aún siendo un recurso de la historia narrada no aparecen en la misma y no se les ve. La información que tenemos acerca de ellos nos llega a través de los demás personajes de la historia. Por lo tanto los personajes fantasma pueden estar vivos o haber muerto. ¿Y por qué os cuento esto? Porque nunca me cansaré de decir lo buena que es The big bang theory.

En esta serie tenemos un personaje fantasma. Muchos de estos personajes suelen ser concebidos o con el tiempo se transforman en una broma recurrente en las series. Pues en TBBT la madre de Wollowitz es uno de esos personajes que a pesar de que nunca vemos (en este caso oímos) aporta dinamismo y comicidad a la trama. Su forma de comunicarse con su hijo, a grito pelado, es buenísima. Y de ella sabemos, gracias a los demás, que hace un buen asado. Nada más. Tampoco hace falta. Supongo que con el tiempo irá adquiriendo mayor entidad a través de comentarios de los chicos pero por ahora con lo que sabemos es suficiente.

Wilson tras la valla

Los personajes fantasmas por lo general nunca aparecen pero hay varios, llamémosle grados en esto de los P.F. Por un lado tenemos a aquellos que jamás vemos u oímos, solo son mentados por el reparto. Es la forma más pura. .La mujer de Colombo era un P.F absoluto. Nunca la vimos ni la escuchamos pero la jodía estaba siempre presente en los soliloquios del teniente. Aunque allá por 1979 la Universal preparó un spin-off de Colombo donde ella era la protagonista. La señora Colombo era una periodista que ayudaba a resolver crímenes pero no funcionó a pesar de que la retiraron un par de veces para hacerla regresar con diferente título pero ni aún así.

Otros pueden ser oídos como la madre de Wollowitz o Newman (Seinfeld) en un principio aunque luego le dieron un cuerpo con la forma del actor Wayne Knight. Debo admitir que este hombre me da muchísimo miedo y repelús y que casi dejo de ver Seinfeld porque aparecía de vez en cuando en escena. Charlie era también un P.F, a este le escuchábamos dando órdenes y ánimos a sus ángeles

Otros pueden ser vistos de refilón de vez en cuando. Por ejemplo en los dibujos animados de Tom y Jerry la dueña de Tom siempre aparecía de rodilla o cintura para abajo, nunca llegamos a ver la cara de esa buena mujer. O uno de los más recordados Wilson, el vecino de Un chapuzas en casa. A Wilson solo le veíamos de la nariz para arriba y solía llevar sombrero de pescador. Era el psicólogo-asesor-colega-confesor de Tim Allen en la serie.

Los P.F al estar concebidos como bromas recurrentes suelen ser seres estereotipados o extravagantes cuyos hábitos o acciones provocan la risa y entran en contraste con el reparto de la serie.

Veamos más ejemplos de P.F:

En Friends hay dos. Yo conocía el del tío gordo desnudo del piso de enfrente. ¿Recordáis el episodio en el que creen que está muerto y construyen una vara larga para pincharle? El otro P.F parece ser un tal Kip, antiguo compañero de piso de Chandler antes de la era Joey. Sobre un tal Kip también se hablaba en De repente, Susan pues era el prometido al que Brooke Shields abandona en el altar. Parece que a pesar de que nadie identifique a ambos Kip como el mismo se supone que así es porque las dos series se desarrollan en el mismo universo ficticio. A mi personalmente esto no me cuela y me quedo con el tío gordo desnudo.

Vera, la mujer de Norm en Cheers. Escuchamos mil y una historias de este hombre y su mujer pero solo llegamos a verle las piernas por la famosa escalera de entrada al bar y la cara cubierta de tarta en un episodio creo que de navidad.

Aunque sin duda alguna el mejor P.F es Maris de Frasier. Mujer de Niles hasta que se divorcian. Rica, muy extravagante, delicada, despilfarradora. Nunca la vemos y creo que una vez se le vio el recogido que llevaba en una fiesta pero nada más. Maris era una constante en la serie, incluso tras la separación de su amado Niles nos seguían llegando datos sobre ella.

Hasta hace nada podíamos considerar a Jacob de Lost un P.F, aunque ahora ya nos ha chafado el plan. Gossip Girl, está narrada por un P.F del que no sabemos nada pero que está siempre presente.

En España tuvimos en la serie 7 vidas al Johnatan hijo de Aída. Las anécdotas e historias que largaba Aída sobre su hijo eran buenísimas. En el spin-off Aída, Johnatan se convirtió en un personaje real.

Seguro que me dejo alguno en el tintero pero ahí queda eso.

Share/Bookmark

Lost Promo

2 comentarios
Me encanta esta promo de la quinta temporada de Lost con música de The Fray. Se me pone la piel de gallina.


Share/Bookmark

Lost, lost, lost

2 comentarios















Share/Bookmark
Related Posts with Thumbnails
Copyright © Como un fénix