lunes, 5 de enero de 2009

El Fénix

Según la mitología griega el ave fénix poseía un hermoso plumaje rojo, amarillo y naranja incandescente. Se cree que vivía en el norte de África y que tras morir renacía de sus propias cenizas. Pero no es un simple renacimiento, es un renacer glorioso y luminoso digno de admiración.

Muchas fueron los pueblos y religiones que creyeron en el mito del Fénix; los griegos, los egipcios, los romanos, los cristianos, J.K. Rowling...

Hablemos ahora del actor/actriz fénix. ¿Qué es? alguien que en algún momento estuvo en la cumbre para caer en el más obtuso de los olvidos hasta que fue rescatado o redescubierto o reivindicado y desde entonces no ha parado. No hablo de gente como Pam Grier, rescatada del olvido profundo por Tarantino para su Jackie Brown para volver a perderse; sino de gente como John Travolta que supo ver la luz al final del túnel de Pulp Fiction, coger carrerilla y no parar desde entonces.

Hoy hablaremos, como es año nuevo, vida nueva, de uno de mis actores/fénix favoritos, y que me alegro mucho, muchísimo de que haya sido recuperado, tanto para la pequeña como para la gran pantalla. Con todos vosotros: Jason Bateman; un claro ejemplo de resurección gloriosa tras la muerte.



En los años 80 este tipo era un ídolo juvenil, no llegó a los extremos de paroxismo que alcanzaría Kirk Cameron pero tuvo bastante éxito. Participó en series durante los 80: La casa de la pradera, El coche fantástico. Aunque la fama le llegó interpretando a David en Valerie, luego llamada La familia Hogan, cuando la mentada Valerie abandonó la serie. La serie estuvo seis temporadas en el aire, entre 1986 y 1991. Incluso dirigió algún episodio de la serie convirtiéndose en uno de los directores más jóvenes de Directors Guild of America, tenía unos 18 años.

Tras la finalización de la serie que le dio fama Jason se perdió, pasa muchas veces. Lo intentó en la televisión de nuevo participando en unas cuantas series: Simon, Chicago Sons, George & Leo, y Some of My Best Friends pero ninguna de ellas permaneció en antena más de una temporada.

Así pasaron los años hasta que un día una chica llamada Cameron Díaz protagonizó una película llamada La cosa más dulce, corría el año 2002, y aquí aparecía Jason interpretando al hermano del chico que se enamora de la Díaz. Un papel pequeño en una producción grande. Este fue el primer paso hacia su recuperación.

Con Thomas Jane, su hermano en la peli


El 2003 fue su año de gracia tuvo la suerte de interpretar a Michael Bluth. ¿Cómo que no sabes quien es Michael Bluth? Ya estás viendo ahora mismo Arrested Development, un pedazo de serie por la que ganó un globo de oro en el 2005. La serie solo cuenta con tres temporadas, tres increíbles y divertidas temporadas que merecen ser vistas. Actualmente se prepara la película, en teoría este año está previsto que se estrene.

Durante el tiempo en el que interpretó a Michael Bluth apareció en varias películas como: Starsky y Hutch, Dodgeball: A True Underdog Story ambas del 2004 y ambas con Ben Stiller y Vince Vaughn. Coincidiría de nuevo con Vaughn en The Break-Up en el 2006, película donde también aparecía Jennifer Aniston y que fue un éxito de taquilla. Todo iba viento en popa a toda vela para Jason pero lo mejor estaba aún por llegar.

Su cara ya era conocida de nuevo, la gente le valoraba como actor por su trabajo en A.D; tenía por amiguitos a algunos de los actores mejor pagados de Hollywood, y de los que tienen tendencia de incluir en sus pelis a los amigos... todo iba de maravilla y entonces llegó el 2007. Tuvo dos papeles destacables este año: Mr. Magorium y la tienda mágica, un rollazo de película en la que vi patinar de nuevo su carrera hacia el olvido y Juno, ahí ya me tranquilicé. Ya estaba, lo había logrado. Estaba en la película indie del año, nominada a los Oscar, montones de premios, entrevistas, referencias a Juno en todas partes. Había vuelto a la cresta de la ola gracias a un personaje infantil y en plena crisis existencial que se niega a aceptar responsabilidades e intenta seducir a una jovencita preñada. Genial.

Bueno ¿a qué jugamos: Wii, Play3, Xbox?

En el 2008 no paró de trabajar: The promotion. Forgetting Sarah Marshall, como compañero de la vidente animal (que risas) y un blockbouster en toda regla Hancock.

Para este año 2009 le esperan 5 películas, entre ellas la de A.D. Parece que ya es imparable. Ha recuperado su antiguo estatus y está bien arropado, ya sea por sus amigos, como por un innegable talento.

1 comentario:

Moltisanti dijo...

Que bueno lo del actor Feenix y me parece normal que hays citado a Travolta porque pocos han desaparecido para volver a triunfar con el paso de los años como él.

De Bateman tampoco mucho aunque su papel en Juno me resultó toda una sorpresa. Haber si sigue in crescendo en este 2009...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails