lunes, 27 de abril de 2009

Mofly, el último koala

Mofli, el último koala. Esta serie es del año 1986, es decir, más de 20 años. Yo vi Mofli siendo muy pequeña pero la recuerdo con nitidez. Recuerdo la canción, el pueblo de Rivermint en Australia, a Mofli con sus orejas marrones y blancas, a Corina... en fin todo.

La serie fue una producción de TVE que duró trece episodios, pensaba que tenía más la verdad. Que destacó porque tuvo un amplio calado entre los más jóvenes y por su crítica hacia los males de la sociedad y su defensa de la naturaleza, todo ello tratado desde la visión infantil de una niña que lo único que quiere es salvar a su amigo de una atroz muerte. Aunque el final para mi fue una tortura.

La serie se sitúa en nuestra época, principios del temido siglo XXI. En el pequeño pueblo de Rivermint, Australia. En la vida real rivermint es una planta de menta que crece en el sureste de Australia y forma parte de la dieta de los koalas. Mofli es el último de su especie, por él se inicia una carrera endiablada para conseguir al último koala pero por razones equivocadas, muchos lo codician para explotarlo comercialmente, otros buscan fines científicos, otros para cazarlo y colgar su peluda cabeza de una pared, otros para llevarlo a un zoo.

Solo Corina, una niña del pueblo, lucha por mantener a salvo al pequeño koala.
Corina lo tendrá muy dificil. Mantener a Mofli a salvo es casi imposible y el final es... bueno bastante horrible, Mofli se ve atrapado por sus perseguidores y le disparan. Ese episodio número 13 (coincidencia) salió al aire a finales de 1987 causando un trauma a los niños y niñas que seguían la serie. Pero hacia el final del mismo nos dieron la sorpresa de que el pequeño animal no estaba muerto, todo había sido un engaño para mantener a salvo a Mofli y que pudiera seguir viviendo en libertad.

La canción de la serie se hizo bastante famosa y es uno de esos clásicos infantiles que casi todos recordamos en algún que otro momento. Aquí podéis verlo.

Hoy en día esta serie puede parecer una memez pero para nada. Transmitía una profunda ternura y respeto por los demás y por el medio ambiente. Te enseñaba la importancia de la tolerancia, el respeto y el amor a la naturaleza. Que nada es eterno y que debemos intentar preservar el mundo que nos rodea. Hoy en día no se hacen dibujos como estos. Cuando yo era más joven los koalas eran la imagen de la preservación. A punto estuvieron estos pequeños marsupiales de la extinción. Hoy en día ya no y la población de koalas en Australia ha crecido bastante pero gracias a un intervencionismo brutal y muy caro por parte del gobierno Australiano.

Como curiosidad deciros que al personaje de Bob Detroit, el presentador de televisión que daba la noticia de que existía un último koala le ponía la voz Jordi Estadella, presentador de No te rías que es peor o Un, Dos, Tres.

Este enlace lleva a un blog donde tratan la serie con más profundidad.

5 comentarios:

Renaissance dijo...

Hombre, ya me has solucionado una duda: estuve un montón de tiempo intentando recordar cómo se llamaba el presentador que salía en esa serie.

Anónimo dijo...

A mí el final que me traumatizó fue el de los gnomos. Me harté de llorar.
Montse

Nico dijo...

Siempre odie al puto bicho ese...

Sunne dijo...

que fuerte! solo 13 capítulos?

Por cierto menuda comida de olla para los niños ahora que lo veo.

Aplaude Paolo""

Rebeca dijo...

el final de los gnomos tb es de juzgado de guardia, menudo trauma para toda una generación. Y la muerte de los padres de alfred j, cuack, horrible. O candy, cualquier episodio de candy era un drama.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails