viernes, 2 de mayo de 2008

El club de los cinco y el Brat Pack

Viendo "Dogma" por enésima vez, es que me encanta. Recordé que hace mucho tiempo que no veo "El club de los cinco". Vale, es una línea de pensamiento un poco disparatada pero aquellos que hayan visto "Dogma" y conozcan bien el mundo de Kevin Smith sabrán como he llegado yo a esa asociación de ideas.

Recuerdo "El club de los cinco" con mucho cariño. La vi hace ya muchos años y solo una vez pero es una película que marca una época y que con el tiempo se ha vuelto (no diré culto) pero si muy conocida, imitada, satirizada y forma parte ya de la cultura popular. Vamos que es un clásico.

Hay que ponerse un poco en situación. Los ochenta no sólo fue la época de la laca, el pelo cardado, los calentadores, las hombreras y las baladas de rock. No. También fue la época del cine de adolescentes en Hollywood. Películas interpretadas por jóvenes promesas que salían como churros de la fábrica de sueños. Algunas aquellas jóvenes promesas aún hoy en día continúan en activo, otras muchas se perdieron por el camino. Triunfaban sobretodo las películas de
John Hugues. Se considera que "El club de los cinco" es la obra cumbre de este género y fue dirigida por él. Y sin duda alguna es una de las películas más recordadas de la década de los 80.

Durante esta época a aquellas jóvenes y prometedoras estrellas se las unificó bajo el nombre de "Brat Pack" (pandilla de mocosos) haciendo alusión a aquel otro grupo de actores que conformaban el "Rat Pack" cuyo cabecilla era Frank Sinatra.

El "Brat Pack", termino acuñado por el periodista del New Yorker, David Blum en el año 1985; estaba formado por los siguientes actores y actrices:
Emilio Estevez, Rob Lowe, Andrew McCarthy, Anthony Michael Hall, Demi Moore, Judd Nelson, Molly Ringwald y Ally Sheed. También se consideraban que formaban parte del "Brat Pack": Tom Cruise, Matthew Brodderick, Timothy Hutton, Sean Penn o Matt Dillon, sin embargo no pertenecían al original. Para poder ser considerado miembro de este grupo de pleno derecho tienes que haber aparecido en las dos películas representativas de este grupo: la ya mencionada "El club de los cinco" y "St. Elmo, punto de encuento". Estas son las dos películas que marcaron el punto de inflexión pero hay muchas otras donde participaron los miembros del grupo, en algunas varios de ellos, como por ejemplo: "Rebeldes", "Class", "Dieciséis velas", "La chica de rosa"...

El ya mencionado John Hughes fue el director tanto de "El club de los cinco" como de "Dieciséis velas" y de la inolvidable y siempre recomendable "Todo en un día". Ahora, por desgracia, ya nadie se acuerda de él. !Mentira! Kevin Smith siempre lo nombra y en "Family Guy" hay continuas referencias a sus películas. Al menos sabemos que una parte del mundo recuerda lo que hiciste John.

Ahora investiguemos un poquito sobre aquellos jóvenes actores que conformaron el "Brat Pack" y en especial de aquellos que intervinieron en "El club de los cinco".

Molly Ringwald. Siempre recordada como "la chica de rosa" fue él icono de aquel grupo y en cierto modo de los años 80. Más bien feucha, pelirroja y con pecas. Era la prota, la chica a la que todo el mundo ignora, pero de buen corazón que al final consigue que el chico más guapo del instituto se fije en ella, que logra su sueño de entrar en la mejor universidad de USA, que finalmente consigue el respeto y la admiración que se merece. Tras ser la estrella de los 80 participando en muchas películas del Brat Pack pasó a ser totalmente olvidada en los 90, aunque al final de la década y comienzo del siglo XXI su figura fue reivindicada en multitud de películas para adolescentes donde solía aparecer haciendo un cameo.


Emilio Estevez. Hijísimo de Martin Sheen y por lo tanto hermanísimo de Charlie Shenn. En los ochenta no había película juvenil que no contase con él, y al igual que Molly aparecía en las dos películas capitales del Brat Pack. También estaba en rebeldes y Arma joven. Su estrella en los 90 decayó de forma vertiginosa. Ahora hace sus pinitos como director, recomiendo ver "Bobby".


Anthony Michael Hall. Era el más joven del grupo. En sus inicio sus papeles eran el de chico listo de buen corazón que es maltratado por sus compañeros. Evolucionó poco a poco. En los noventa apareció como secundario en alguna peli "Eduardo Manostijeras" pero ahí se perdió. Años más tarde reapareció en la pequeña pantalla interpretando al protagonista de "La zona muerta".



Judd Nelson. Era John Bender en "El club de los cinco" con ese papel se convirtió en un icono y de ahí a la leyenda. Era el más mayor de la película. Tras eso varios fracasos de taquilla, problemas con el alcohol. Trató de volver al cine en los 90 pero sin éxito, así que se refugió en la TV. Participó en varias temporadas de "De repente... Susan". Para la gente que vivimos los ochenta Judd Nelson es lo más.


Ally Sheedy. Hizo de todo en los ochenta, aunque teniendo en cuenta como era el cine entonces siempre hacía de la novia de... o en todo caso de la rara. Estuvo en las dos películas del Brat Pack, también en "Juegos de guerra" (que mítica es esta peli) y en "Cortocircuito". Tras eso no he vuelto a saber nada de ella. Alguna TV-movie de tarde pero nada más.


El meollo de la cuestión. La película.

"El club de los cinco". Apareció en el año 1985 y narraba como cinco jóvenes de un instituto eran castigados a pasar la mañana de un sábado castigados. Cada uno de los cinco jóvenes representa a uno de los estereotipos marcados de la juventud. A medida que pasan el día juntos, entre conversación y discusión van descubriendo poco a poco que cada uno de ellos es mucho más de lo que parece y que a veces una imagen no es representativa de lo que es una persona.

1. Molly Ringwald, era Claire Standish, la princesa, una chica popular, rica y egocéntrica que es castiga por faltar a clases para ir de compras.

2. Emilio Estévez, era Andrew Clark, el deportista, estaba en el grupo de lucha de la escuela, es castigado por pegar cinta adhesiva en el culo de un compañero.

3. Anthony Michael Hall, era Brian Johnson, el nerd, castigado por meter una pistola de bengalas en la escuela que estalló en su casillero destrozándolo.

4. Judd Nelson, era John Bender, el problemático, castigado por activar la alarma de incendios.

5. Ally Sheedy, era Allison Reynolds, la rara, castigada por, según ella, no tener nada mejor que hacer.

Al inicio de la película queda muy claro quien es quien. Cada uno de estos chicos viven encasillados en la imagen que los demás tienen de si mismos. Además no pueden permitirse romper las reglas del grupo social en el que están porque saben que serán rechazados y abandonados. Entonces ¿qué sería de ellos?.

Los personajes actúan como deben actuar, se visten como deben vestirse, todo en ellos está medido: sus comentarios, sus movimientos. En principio ninguno de ellos desea estar allí y tener que compartir su espacio y su tiempo con seres que consideran inferiores y que desprecian, debido a que no pertenecen a su mismo status. Durante las horas que pasan juntos, todos y cada uno de ellos, se va despojando de su imagen para mostrar lo que realmente son. Así vemos como los individuos fuera de su grupo original, el que les da apoyo y seguridad, se sienten perdidos y no tan seguros de lo que realmente son o lo que realmente quieren llegar a ser. En el fondo todos estos jóvenes estaban desorientados, se sentían solos y aislados y no comprendían muy bien el mundo que les rodeaba. Lo único que ansiaban era la atención de unos progenitores y unos profesores que les culpaban por ser como eran sin percatarse de que habían llegado a aquello debido a la incomunicación y el abandono de las relaciones afectivas.

En la película vemos como es la relación de los chicos con sus familiares. Cuando llegan al colegio son dejados en la puerta por su progenitores, son apenas unos segundos pero sirven para mostrar como son las relaciones familiares de estos jóvenes. Así llegamos a comprender por qué son como son.

Cuando desnudan sus corazones y dejan caer sus corazas para descubrir que en el fondo no son tan distintos llega un momento en el que se dan cuenta de que este pequeño universo que han creado no va a durar para siempre. Saben que cuando el lunes llegue y tengan que regresar a sus papeles sociales no podrán mostrar afecto los unos por los otros, porque no estaría bien visto. Porque a pesar de su juventud ya no pueden escapar del camino que el mundo les ha impuesto. Es un momento triste de verdad.



El final de la película es una de los momentos más míticos que recuerdo del cine ochentero. Al ritomo de Simple Minds y con voz en off. Magnífico.



1 comentario:

Anónimo dijo...

QUE GRANDE ES ESTA PELÍCULA!,SIENDO ADOLESCENTE PUEDE QUE LA GRABARA UNAS 10 VECES Y SIEMPRE QUE LA PONIAN EN LA 1 LA VEÍA DE NUEVO, GRACIAS AL GRAN INVENTO DEL DVD SIGUE EN MI ESTANTERIA.... Y COMO UN RITUAL Y MINIMO UNA VEZ POR AÑO LA VEO DE NUEVO CON UN GRAN BOL DE PALOMITAS. ¿QUIÉN NO SE ENAMORÓ DE
JOHN BENDER?....

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails