lunes, 20 de octubre de 2008

La agonía y el éxtasis

Este es el título del primer episodio de la cuarta temporada de Sexo en NY. Serie de gran éxito y culto, mal que les pese a muchos, que no entienden la serie y la critican basándose en que es "una serie de chicas". !Me hierve la sangre cuando dicen eso! Aunque me dan pena, si hay que ser mujer para disfrutar de una serie como esta debo dar gracias a Monesvol por serlo y sentir lástima por aquellos que no llegarán a conocer a nuestras cuatro amigas de la gran manzana.

No voy a hablar aquí de la serie en términos de que va, cuanto dura, personajes, grandes momentos, etc. Todo el mundo debería conocer ya Sexo en NY, y si no es así el artículo de la wikipedia sobre la serie te puede ser muy útil.

La agonía y el éxtasis, así podría definirse mi vida en estos momentos. Pasar de lo más alto de la montaña rusa de la felicidad a la zona más profunda y oscura de la vida. Por eso mi hermana me dejó la serie completa de Sexo en NY para que me levantará un poco la moral. Hace años que terminé de ver la serie, y alguna temporada la vi hasta tres veces. Pero eso no importa, la serie siempre era genial. Aunque vea un episodio 15 veces me encanta.

Sexo en NY, es una serie fácil de ver, episodios cortos, ágiles, graciosos, bien estructurados. No se hace pesada, nunca pierde el ritmo, no cansa. Así que en menos de un mes ya voy por la cuarta temporada. Y es aquí donde me he encontrado con el alma de la serie, en ese episodio: la agonía y el éxtasis.

Las cuatro amigas, como siempre con sus vidas fabulosas, sus relaciones imposibles, su ropa increíble, sus fiestas elegantes. Charlotte está separada de su primer marido Trey y se pregunta dónde estará su alma gemela porque ella creía que Trey era la suya pero esta visto que se equivocaba. Miranda no cree en eso de las almas gemelas, Samantha y Carrie tampoco. Aunque en el fondo saben que todas ellas, incluida Samantha busca un alma gemela. Un hombre que la acompañe a las fiestas, que la lleve al cine, que le regale rosas, que la abrace por las noches, que la quiera. Un compañero para el resto de la vida.

En un momento del episodio Miranda, tan práctica como siempre, dice que tal vez no exista, que no todos encuentran a ese alguien que les complete, mucha gente se queda sola, y eso no debería ser terrible. Es un hecho, pura lógica matemática.

En otro orden de cosas, el 35 cumpleaños de Carrie está cerca y Samantha organiza una cena con amigos en un pequeño restaurante. Carrie llega al lugar pero tras una hora de espera nadie llega, sola y muy muy deprimida vuelve a su casa. Hasta allí la va a buscar Charlotte y las cuatro amigas se reunen en el café de siempre. Carrie les dice que se odia por decirlo pero que se sentía sola, que necesitaba un alma gemela. Las cuatro se miran y es entonces cuando Charlotte, la dulce y cándida Charlotte dice que tal vez ellas son su alma gemela y que ya se han encontrado, que nunca estarán solas.



Las cuatro amigas en el café de siempre. Carrie deprimida tras un horrible cumpleaños.


Aquí vemos a Charlotte explicando su teoría a las chicas


Y es ahí donde reside lo más maravilloso de esta serie, realmente no es una serie sobre sexo, algo que mucha gente cree. No señoras y señores, es una serie sobre la amistad, sobre las amigas. Y desde su principio hasta su final, incluida la película estamos ante la amistad en su estado más puro. Las amigas/os son aquellas personas que siempre están ahí, que siempre te apoyan, que siempre te ayudan, que te critican y te alaban, que te cuidan y te gritan, que te quieren a pesar de todos los errores y de todas la estupideces que puedas hacer o decir. Si hago un repaso rápido por la serie vemos como cumplen con todas esas funciones. Se quieren, se necesitan y se apoyan. Este es el motivo fundamental por el que la serie me gusta, porque por encima de todo, de las manolo, del sexo, de los cosmopolitan están las amigas.

5 comentarios:

Jack Crow dijo...

Es una serie para chicas!
Es una serie para chicas!
Es una serie para chicas!
Es una serie para chicas!
Es una serie para chicas!
Es una serie para chicas!

Bwah ha ha ha ha ha ha ha ha

Rebeca Sánchez dijo...

Ains! pero que tonto eres :P

Un telespectador más dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, además hace nada también vi ese episodio en Cosmo y esa frase de Charlotte me encanta.
Gran serie, pena qeu muchos se la pierdan por "ser para mujeres", en fin, no está echa la miel para la boca del asno xD

Saludos!

Crítico en Serie dijo...

A mí me molesta mucho más cuando la gente acusa esta serie de superficial: de acuerdo que la película era una chusta de publicidad y que las chicas visten con lo mejor de lo mejor... ¡pero realmente profundiza mucho en las relaciones de pareja y sobre todo la amistad!

Cuando empecé a verla decía: hay anécdotas de hombres que son imposibles... ¡Y con el tiempo te das cuenta que no!

Por suerte, siempre se tienen las unas a las otras. Incluso en ese momento que describes, desgarrador, con Carrie hundida en el café. Todos nos sentimos así de vez en cuando. Sobre todo cuando no hay nadie en el otro lado de la cama a la hora de ir a dormir. ;)

Rebeca Sánchez dijo...

Tienes razón crítico, mucha gente la acusa de superficial, y puede que a veces dé esa sensación, pero es que no todo en la vida es profundo y desgarrador.

A veces las personas somos superficiales y actuamos así, me gusta que de vez en cuando en la serie se muestre la superficialidad porque eso también ayuda a definir a las personas. Pero los personajes de Sexo en NY no son unas pijas descerebradas, son mujeres maduras, cultas e inteligentes y humana.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails