martes, 10 de mayo de 2011

El futuro gris de Fringe

FRINGE / 2011 / FOX / Warner ALERTA SPOILERS

La tercera temporada de Fringe se despidió el pasado viernes con el episodio número veintidós. Con la renovación asegurada para una cuarta temporada y ya acomodada en el horario maldito de la FOX, la noche de los viernes; Fringe ha finalizado una temporada que hubiese podido ser redonda pero que ha patinado un poco a partir del décimo capítulo.

Durante la primera parte de la temporada, entre el primer y el noveno capítulo, asistimos a un baile entre los dos universos. Se nos iban alternando las historias y podíamos ver a Bolivia en nuestro universo haciéndose pasar por Olivia; y en el otro lado a Olivia creyéndose Bolivia y descubriendo lentamente que ese no es su mundo. Fue un juego de espejos de lo más apasionante, donde además Anna Torv pudo demostrar lo buena actriz que ya sabíamos que era. Es increíble como el trabajo físico de la actriz, a través de sonrisas, miradas, gestos, actitudes.. diferenciaba a nuestra Olivia de la otra. 

De esta parte de la temporada destaco dos capítulos: Do Shapeshifters Dream of Electric Sheep? y Amber 31422. El primero sucedía en nuestro universo y se centraba en los cambiaformas, mostrando el lado más humano de estos seres. El segundo era un caso en el otro lado, muy emotivo, en el que un hombre intenta liberar a su hermano del ámbar.

El décimo capítulo supuso el regreso de Olivia a su lugar, a Peter y a una realidad que había sido "usada" por su doble. Aunque intenta asimilar lo ocurrido y racionalizarlo, no puede, los acontecimientos la sobrepasan, levantando un muro entre ella y Peter. Durante varios capítulos se jugó con la quiebra de la relación. Finalmente, parece superar el trauma y le da una oportunidad a Peter. Olivia, la hermética y reservada Olivia, se abre y muestra sus emociones. Recuerdo que cuando la serie comenzó muchos decían que el personaje era plano y poco interesante y que Anna Torv era una mala actriz. Aquí rompo una lanza en favor de la australiana y su interpretación. Olivia es una mujer que ha sufrido y por ello se ha encerrado dentro de si misma, se ha hecho fuerte, ha aprendido a controlarse para poder controlar lo que sucede a su alrededor. Tras su experiencia en el otro lado y su relación con el joven Bishop, vemos a una Olivia que empieza a mostrarse, a dejar que alguien entre en su mundo. Sin duda esta ha sido la temporada de la agente Dunham, a todos los niveles.

FRINGE / 2011 / FOX / WarnerSubject 13, el decimoquinto capítulo, nos traslada de nuevo al pasado. El capítulo Peter de la segunda temporada hacía lo mismo. Ahora han pasado seis meses desde que Walter cruzó la barrera entre universos para salvar a Peter. Un capítulo que responde a varias cuestiones sobre Peter y Walternativo, y que nos trae a una joven y torturada Olivia. Todo un acierto. La recta final fue un tanto desigual y además tuvimos un capítulo de lo más extraño, en la línea de Brown Betty. El capítulo LSD, donde William Bell abandonaba el cuerpo de Olivia (una de las jugadas más arriesgadas de la serie) pero para poder hacerlo debían introducirse en la mente de ella. Walter, Belly y Peter buscaban a Olivia, en un mundo de dibujos animados bastante peligroso. La trama del alma de William Bell fue extraña. En principio me gustó pero luego se salieron con este capítulo extraño y la muerte ¿definitiva? de Belly, así que ¿para qué traerlo de vuelta? ¿Por qué hacer pasar a Olivia por todo eso? No le veo sentido.

Antes de hablaros del final: Walter, ese grandísimo actor que es John Noble, que durante toda la temporada ha seguido al mismo nivel, en lo más alto. Entre Walter y Walternativo, entre la genialidad y la locura. Entre lo entrañable y lo odioso. Si habéis visto el último capítulo, donde come regaliz, ya sólo por esa escena merece todos los premios del mundo. Nunca un personaje me había hecho reír y llorar tanto en un mismo capítulo. 

Astrid. La fiel, comprensiva, eficaz y, casi siempre, ignorada Astrid. Me ha gustado mucho verla en el mundo alternativo, donde es tan eficaz como fría. La prefiero en este lado. Sigue teniendo muchísima química con Walter, y tiene una de las miradas más tiernas de la televisión. 

Bueno el final. Después de hablarnos durante tanto tiempo de la máquina, las primeras personas, los manuscritos, de descubrir quien era Sam Weiss (una pequeña decepción) y de pronosticar el fin de los universos hemos visto el futuro. Y el futuro es un lugar oscuro, gris (magnífico el detalle de los títulos de crédito), donde Peter destruyó el otro universo, se casó con Olivia, la división Fringe intenta parchear los desastres y Walter está en prisión. Un futuro devastador que sólo Peter, gracias a la prodigiosa mente de su padre, puede cambiar. 

Llegó el momento de jugar la carta de los viajes en el tiempo. Todo puede suceder pero todo puede ser cambiado. Algo que intentó Lost pero que no salió bien, algo que en Doctor Who tienen muy controlado pero que si te paras a pensar provoca dolor de cabeza. El final no me ha gustado, me he quedado con la misma sensación que tuve cuando vi la cuarta temporada de Lost, esto va cuesta abajo y sin frenos. La carta de los viajes en el tiempo soluciona muchas cosas pero provoca muchos problemas, es difícil hacerlo bien y aunque lo hagas bien siempre hay paradojas. Detesto las paradojas. ¿Quién construyó la máquina? ¿cuántas veces puedes intentar arreglarlo? ¿Si Peter no es recordado su bebé con Bolivia sigue existiendo? ¿Si la guerra empezó por el rapto de Peter como es posible no recordarlo? ¿Quiénes son los observadores realmente? Y este sólo es el principio de las preguntas porque puedes seguir así durante varios minutos. 

A pesar de ese final, la tercera temporada en conjunto, me ha gustado. Tengo ganas de ver la cuarta temporada, eso significa que la decepción por el final no ha sido tan grande. Ya veremos lo que nos depara la serie. Supongo que será su última temporada, no estaría nada mal que lo fuese, todos sabemos que sucede cuando estiras una historia y Fringe no merece eso.

2 comentarios:

LiPooh dijo...

A mí me ha gustado mucho en su conjunto, aunque la segunda parte se despistase un poco (aunque el cap de LSD sí me gusto).

El final es muy inteligente y veremos sobre todo como lo desarrollan en la 4. Ganas de septiembre!

Saludicos.

Rebeca Sánchez dijo...

Yo también tengo ganas de saber como nos van a arreglar esto. Ha sido una temporada con un grandísimo arranque. El capítulo del LSD es muy original pero no lo creo necesario...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails