The Middle Bloggers Day

Yo me crié viendo series donde las familias eran, en la mayoría de los casos, perfectas. Series americanas que mostraban a la familia típica: clase media, padres trabajadores y con éxito pero con tiempo libre para dedicarlo a sus hijos. Por lo general eran tres hijos, todos con inquietudes, con ambiciones y con aptitudes para ir a la facultad (derecho o medicina). 

Los problemas de estas familias no eran dramáticos y solían solucionarse con una charla o el encuentro con un extraño que mostraba a los protagonistas la suerte que tenían. Y realmente la tenían, pues sus casas eran grandes, espaciosas y ordenadas; solían tener dos coches, dinero para vacaciones, regalos de navidad y cumpleaños; buenos amigos y vecinos, éxito en los negocios y en la escuela; pero por encima de todo tenían amor. Eran familias sin fisuras, más allá de la típica pelea entre hermanos por tonterías, no había duda de que se querían y apoyaban.

Con el tiempo las series evolucionaron y el modelo de familia también. Series como The Simpsons o Rosanne me hicieron darme cuenta de que la familia típica no es perfecta. La serie de Rosanne Barr mostraba una familia mucho más normal y cercana a la realidad que los modelos vistos en Los Problemas Crecen o 7th Heaven. 

La Fox estrenó en el año 2000 una comedia gamberra y crítica titulada Malcolm in the Middle. La familia Wilkerson desmontó totalmente el paradigma de familia típica americana, a la vez que afianzaba el nuevo modelo introducido por The Simpsons, Rosanne, Married...With Children. La familia no es esa unidad perfecta que nos habían intentado vender. La mayoría de las familias son disfuncionales, tienen problemas reales a los que a veces no son capaz de enfrentarse, sufren, tienen problemas económicos, discuten, gritan, se ocultan cosas y, acaban encontrando el modo de funcionar, a pesar de todo. Aunque a veces no, y los padres se divorcian o los hijos se van de casa. Esa es la realidad, y esa realidad se fue introduciendo en las sitcoms poco a poco, creando un nuevo tipo de comedias a medida que iban jugando con las nuevas posibilidades de la típica familia.

The Middle, serie que en breve estrena su tercera temporada, es una de esas comedias que muestran un modelo más realista y creíble de familia. Los Heck viven en Orson, Indiana. La madre, Frankie (Patricia Heaton) tiene un empleo mal pagado en un concesionario de coches y se ocupa de la casa y los hijos. No da abasto. Muchas veces la veremos con la ropa manchada y sin peinar por falta de tiempo y de energía. Hace lo que puede pero como todo ser humano se agota, se harta o enferma. El padre, Mike (Neil Flynn), trabaja en una cantera, le gustan los deportes y pocas veces ayuda en casa pero suele ser la voz de la razón cuando Frankie estalla. 

Sus preocupaciones son llegar a fin de mes, pagar la hipoteca, abastecer a sus hijos, conservar el trabajo... pues no es nada sencillo ser los padres de tres hijos y salir adelante. Axl (Charlie McDermott) es el hijo mayor. Popular en el instituto y deportista. Se pasa la vida holgazaneando y en calzoncillos. Sue (Eden Sher) nunca consigue nada de lo que se propone pero eso no empaña su entusiasmo. Es una chica muy dulce pero bastante neurótica, tiene dificultades para relacionarse socialmente y muchos no saben ni que existe. Brick  (Atticus Shaffer), muy inteligente, muy distraído y muy raro. El pequeño de la familia lee todo lo quepasa por sus manos, se susurra a si mismo para tranquilizarse y le tiene miedo a los puentes.

Muchos de los capítulos de The Middle giran en torno al hecho de que el dinero no les llega o que la casa está hecha un desastre, los problemas de adaptación de Brick y Sue o los esfuerzos de Frankie para conciliar su vida laboral con la familiar. 
Malcolm in The Middle trataba estas mismas cosas, sin embargo, la serie creada por Linwood Boomer, era mucho más gamberra y sarcástica. En cambio The Middle, serie de la ABC, es mucho más suave, su humor es más apto para todos los públicos y no llega a ser  tan hiriente ni malintecionada como podía llegar a serlo Malcolm. La gente que no ha visto The Middle la asocia, por culpa del nombre, a la serie protagonizada por Frankie Muniz. Y hay semejanzas pero son más numerosas las cosas que separan a estas dos series que las que las acercan.

- Malcolm in The Middle. Familia numerosa con cuatro hijos. Uno de los cuales está fuera de casa. Matrimonio con hiperactividad sexual. Narrador Malcolm. Rotura de la cuarta pared. Humor ácido, crítico y muy físico. El personaje de Francis vivía sus propias aventuras al margen de la familia. Los hijos tienen frecuentes problemas con la ley.

- The Middle. Familia con tres hijos. Una chica. Matrimonio agotado. Narradora Frankie. Humor más digerible, más familiar. Los hijos son bastante típicos y no suelen meterse en problemas graves. Hay una visión feminista ya que la narradora es la madre.

Ver una no tiene por qué ser excluyente para disfrutar de la otra. Ambas son dos buenas comedias, que se pueden disfrutar a cualquier hora y en cualquier lugar. Por desgracia para The Middle, el éxito y fama de Malcolm in The Middle, y la inevitable ,aunque innecesaria comparación con ella, provocan cierto rechazo entre la gente. No debería ser así. Prueben a darle una oportunidad a la familia Heck, de Orson, Indiana.



Share/Bookmark

6 comentarios:

Un telespectador más dijo...

Como bien dices, comparten algunos rasgos, pero son dos series bastante diferentes y muy grandes ambas.

Esperemos que esta iniciativa surta efecto y que al menos se le de la oportunidad que merece.

Saludos!

LiPooh dijo...

A pesar de esas similitudes, son muy diferentes. The Middle tiene personajes mucho más adorables y que les coges más cariño, en cambio Malcom es mucho más gamberra. Supongo que por eso me quedo con los Heck :)

Saludicos.

minuto47 dijo...

Genial post. Las similitudes son muchas, pero sobre todo vistas desde lejos. Es inevitable que con la cantidad de resposiciones de Malcolm que hicieron en la televisión todo el mundo la conozca y eche para atrás una serie con un pestillo a ser lo mismo.

Nada más lejos de la realidad y espero que la gente sepa verlo!

Renaissance dijo...

Ya ni me acuerdo a ver una serie de temática familiar...y sí, creo que las repeticiones de Malcolm in the Middle llegaron a quemarme. Claro que también ayuda que en las últimas temporadas, la serie se pasara demasiado de sarcástica y los personajes traspasaran las frontera de la hostiabilidad (no sé al resto, pero en los últimos episodios que ví, a la madre de Malcolm era como para echarle Tranxilium en la bebida). Se agradece que The Middle suavice un poco el tono.

Yorch dijo...

Me gustan las familias atípicas o imperfectas. Como dices, se tiende mucho a compararlas, pero más allá del nombre y del número de personas, no tienen mucho que ver.

Saludos!

Dids dijo...

Yo tampoco creo que tenga mucho que ver, cada una tiene su encanto, y he de reconcer que The Middle no tiene nada que envidiarle a Malcom ¡¡viva los Heck!

Un saludo^^

Related Posts with Thumbnails
Copyright © Como un fénix