sábado, 29 de octubre de 2011

The Field of Blood, el cinismo del periodista


The Field of Blood es una miniserie inglesa de dos capítulos basada en la obra homónima de Denise Mina. La protagonista es una joven inteligente y ambiciosa llamada Patricia “Paddy” Meehan (Jayd Johnson) que vive y trabaja en un periódico en Glasgow a principios de la década de los ochenta. Paddy tiene el pelo negro, unos ojos preciosos y sobrepeso, en la redacción siempre la atacan por ser mujer, por ser gorda y por ser joven, sin embargo ella tiene el carácter decidido e impertérrito de un bulldog, la fuerza necesaria para defenderse por si misma y el empuje para no dejar que nadie la avasalle. La joven que proviene de una familia católica y que posee agudo instinto investigador trabaja en el The Daily News como chica para todo de Devlin (David Morrisey), carismático y cínico editor que se las sabe todas y que puede oler una buena historia a tres kilómetros de distancia.

Todo comieza con la desaparición de un niño pequeño en un parque delante de las narices de su madre. Poco después el niño aparece muerto y el principal acusado del crimen resulta ser un chaval de diez años primo de Paddy. Cuando la noticia se filtra a la prensa la familia cree que ella ha aprovechado su situación para ascender en el periódico vendiendo la historia familiar del chico, hijo de padres separados. Paddy no parará hasta demostrar que su primo Callum no es el culpable, que un asesino anda suelto y que no es la primera vez que acaba con la vida de un niño.
Paddy investiga, lee artículos, pregunta a la gente, se enfrenta a policías, a su jefe y a sus compañeros. Es testaruda y sabe que la verdad está siendo sepultada. Está dispuesta a descubrir lo que sucedió a cualquier precio; su sentido de la justicia y su ambición la empujan siempre hacia adelante. Devlin, su jefe, un hijo de puta en el sentido más amplio de la palabra, le explica una y otra vez que los periodistas son unos carroñeros, unos cínicos sin corazón, personas que han perdido su humanidad; pero Paddy tiene el corazón y el cerebro necesarios para ser mejor que ellos y no perderse por el camino.
Es evidente que la joven no es como los periodistas del Daily, no fuma y casi no bebe, quiere contar la vedad, quiere provocar a sus lectores, quiere hacer algo bueno, quiere que su trabajo marque la diferencia, que ayude a la gente. Devlin, en algún lugar de su interior, aún recuerda lo que es eso , así que le dará vía libre para que siga adelante con su artículo de investigación.
The Field of Blood trata sobre la inocencia y la búsqueda de la verdad, sobre las trampas de la ley, el silencio de una ciudad llena de miedo y el resquemor de unos profesionales que por el camino han perdido la fe y los ideales. Tenemos cuestiones sobre ética periodística, problemática familiar, creencias religiosas, pobreza, asesinato, corrupción policial y amor. Uno de los fallos de esta miniserie es que quiere abarcar demasiado y no hay tiempo suficiente para tratar todos estos temas adecuadamente.
Paddy lucha con uñas y dientes para conseguir convertirse en una periodista de investigación, lucha contra el machismo de la oficina, contra su jefe, contra su compañera, contra su inexperiencia y contra su familia. No es fácil pero ella es mucho más fuerte de lo que aparenta y ella es lo más importante de The Field of Blood, porque más que una investigación de asesinato estamos asistiendo a la maduración y reafirmación de una joven que ha elegido su camino en la vida y que no va a parar hasta conseguir lo que se propone. 


David Morrisey está estupendo dando vida a Devlin, el malhumorado y malhablado jefe de Paddy. Peter Capaldi sorprende nuevamente como ya lo hiciera en Torchwood: Children of the Earth y es una lástima que salga tan poco, aún así, el actor sabe sacarle provecho a sus escasos minutos en pantalla dejando un huella imborrable en el espectador. El resto del reparto también están a un nivel muy bueno como en casi todas las producciones inglesas de este tipo. Recomendable para fans de Morrisey, periodistas y amantes de las producciones británicas con buena factura y actuaciones memorables. 

2 comentarios:

missmole dijo...

Me ha gustado mucho y es cierto que es una lástima que sea tan cortita, salían bien bien 3 o 4 capitulillos más para explicarlo todo con más detalle

Rebeca Sánchez dijo...

no sé si daría para un par de capítulos más pero no me importaría ver como le va a Paddy en el periódico, como crece como persona, como discute con su jefe... estaría muy bien y además podría ver a Morrisey en acción

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails