viernes, 24 de enero de 2014

Comedias, ¿cualquier tiempo pasado fue mejor?

De las comedias que se han estrenado en los últimos tres años pocas han conseguido atraer mi atención. No he logrado conectar con la mayoría de ellas y las que me gustaron fueron canceladas (Go OnDon't Trust the Bitch in Apartment 23). Lejanos en el tiempo los recuerdos de las grandes comedias (Friends, Frasier, Seinfeld, Roseanne, The Golden Girls, Malcolm in the Middle...) que me hacían reír, con las que conecté a las primeras de cambio y que, además de ser ingeniosas y divertidas, eran capaces de introducir en sus tramas aspectos dramáticos, abordando temáticas sociales, políticas o religiosas con sensatez y sencillez, demostrando aún más cuán brillantes eran. 

Revistar esas comedias siempre es un placer, no sólo porque son amenas y entretenidas, sino porque son la base en las que se asienta la comedia moderna, y nunca está de más conocer esos orígenes para descubrir que (casi) todo ya está hecho. Ver Soap es una delicia, una loca y absurda comedia en la que podía pasaba de todo. Conocer a Lucy, de I Love Lucy, es disfrutar de la actuación de una de las mejores actrices de comedia que se ha puesto delante de una cámara (Lucille Ball). 

Actualmente estoy visionando 18 comedias, algunas de ellas terminarán este año, otras son unas recién llegadas que puede que no sobrevivan a su primera temporada. Salvo dos o tres ninguna de ellas está al nivel de las series antes mencionadas, no hay un Friends ni un Frasier en esta lista, y mucho menos un The Golden Girls pero hay otras cosas que, aunque no tan redondas, resultan igualmente fascinantes por su manera de aproximarse al género y la reconversión que hacen del mismo.  Hagamos un pequeño repaso: 

- Alpha House (1º temporada. Amazon). Cuatro senadores republicanos comparten la misma casa de alquiler en en Washington. Empecé a verla por John Goodman y me quedé con ella. Por ahora voy en el cuarto capítulo de los once que tiene la primera temporada. Humor incómodo y la aparición de Bill Murray. ¿Qué más se puede pedir?

- Modern Family (5º temporada. ABC). Durante mucho tiempo la vi por simple inercia hasta que, el año pasado, llegué a apreciarla y entusiasmarme con sus episodios y con sus tramas. Reconozco que siempre he sido muy fan de Phil y Luke pero este año la niña de mis ojos es esa pequeña bitch llamada Lily. 

- The Middle (5º temporada. ABC). La familia Heck, que por momentos me recuerda mucho a la de Malcolm in the Middle, es cercana y realista. Los esfuerzos de unos padres trabajadores por llegar a fin de mes están repletos de ingenio, resignación y momentos de puro agotamiento. Sus tres hijos, a cada cual más especial, son distorsiones de los arquetipos juveniles y, precisamente por eso, resultan verosímiles. Desde el primer capítulo me encariñé de los Heck y me alegro de que hayan logrado llegar a la quinta temporada. 

- The Big Bang Theory (7ª temporada. CBS). Mucho ha cambiado la serie desde aquel piloto en el que una rubia cañón se duchaba en el baño de dos nerds. Se han incorporado personajes femeninos (gran acierto) y el peso de la comedia recae en las rarezas de Sheldon. Aunque ha perdido gran parte del factor friki sigue gustándome por esos escasos momentos. 

- How I Met Your Mother (9 temporada. CBS). Una serie que empezó a arrastrarse por el fango a partir de la cuarta temporada, aunque ofreció píldoras de genialidad entre la quinta y la octava. Seguí con ella por pura inercia y por el cariño que siempre he sentido por Lily y Robin. Me sorprende la calidad de la novena y última temporada. En su despedida nos están regalando capítulos perfectos, cargados de nostalgia, humor y referencias. ¿Ha valido la pena esperar? Sí, pero fue duro y en más de una ocasión estuve a punto de dejar la serie. 

- Awkward (3ª temporada. MTV). El giro de la tercera temporada no fue bocado de mi agrado, pero en los últimos compases de la misma lograron recuperar los puntos fuertes de una serie que parecía navegar a la deriva. Jenna y compañía han brillado con fuerza gracias a la mafia china, la muerte de Ricky o el "You're welcome" de Sadie. 

- A Touch of Cloth (2ª temporada. Sky1). La serie me conquistó, vale que apuesta por un humor poco sutil pero es disfrutable y acierta de lleno en la exposición de las tramas y en el tratamiento de personajes. Dos temporadas de dos capítulos cada una, en un día puedes visionarla y pasar a otra cosa. John Hannah y Suranne Jones están impecables. 

- Brooklyn Nine-Nine (1ª temporada. Fox) Que conste que Andy Samberg no me gusta, nunca lo ha hecho y nunca lo hará. Sin embargo, esta serie apuesta por la coralidad y aunque Samberg es el protagonista hay espacio para los demás personajes y tramas que nada tienen que ver con su detective Peralta. No esperaba que fuese a gustarme pero así ha sido, así que para el saco. 

- The Crazy Ones (1ª temporada. CBS). Mi amor incondicional por Sarísima me impulsaba a ver esta serie pero había tres aspectos de ella que me daban mucho miedo: Robin Williams desatado, James Wolk y Hamiss Linklater. Por culpa de eso no he comenzado la serie hasta esta semana. Llevo cinco capítulos y lo que he visto hasta el momento me ha gustado. Sarah Michelle está encantadora y divierte, mientras que los tres puntos negros que me daban miedo están bastante controlados y hasta he llegado a cogerle algo de aprecio a Wolk. 

- Californication (6ª temporada. Showtime). Muchos dirán que no es una comedia, que es más drama, o le aplicarán ese palabro "dramedia". Pues no, las aventuras y desventuras de Hank y su compinche Runkle siempre han sido, y serán, una comedia, aunque en la trama se intercalen momentos dramáticos. Si alguien no está convencido que le eche un ojo a la sexta temporada, una locura absoluta. 

- Community (5ª temporada. NBC). Papi ha vuelto y Community sigue en plena forma. El #sixseasonsandamovie parece cada vez más plausible y a pesar de que falta Pierce han reemplazado al viejo trastornado por un viejo cascarrabias. Nunca tiraré piedras contra la cuarta temporada porque me gustó. Es cierto que no era tan arriesgada narrativamente y que no supo ser tan meta como en "la era Harmon" pero fue una etapa de transición muy digna. 

- Episodes (3ª temporada. Showtime). En la segunda temporada la serie explotó al máximo todo su potencial, Carol se desveló como un personaje tan dinámico como divertido, y las locuras de Matt alcanzaron nuevas cuotas de patetismo. Veremos como evoluciona la tercera temporada pero si mantienen ese nivel estaré más que satisfecha. 

- Louie (3ª temporada. FX). La espera hasta la cuarta temporada se está haciendo insoportable. Puede que sea la mejor comedia en emisión. ¿Puede? Lo es!!!! Pegas? No es una serie accesible y es comprensible que a la gente le cueste acercarse a un humor tan desarmante. 

- The Michael J. Fox Show (1ª temporada. NBC). La curiosidad pudo conmigo, eso y saber que la serie tenía la primera temporada asegurada. No es una gran comedia pero disfruto con la química de la Michael y su mujer. Me sorprendió gratamente el tratamiento de la enfermedad y el buenrollismo en general del producto. 

- NTSF:SD:SUV (3ª temporada. Adult Swin). Capítulos cortos, homenajes a toda película/serie de acción/policías, humor grueso y mucha irreverencia. Fácil de ver y bastante recomendable, aglutina una colección de estrella invitadas magnífica: J.K. Simmons, Adam Scott, Mark Hamill, Jeff Goldblum, Alison Brie, Ray Liotta, Summer Glau, incluso Lorenzo Lamas. 

- Psych (8ª temporada. USA Network). Tras un portentoso capítulo musical de hora y media, Psych regresó con la que posiblemente sea su última temporada. Desde que se estrenó en 2006 ha sido una de mis series favoritas y si termina este año la echaré mucho de menos. 

- South Park (17ª temporada. Comedy Central). La veo a mi ritmo pero siempre la tengo presente. 17 temporadas y 247 capítulos de genio. Una de las imprescindibles. 

- Wilfred (3ª temporada. FX). Tiene asegurada una cuarta temporada de diez capítulos que pondrá punto y final a la historia de Ryan y el perro cabrón. Tengo que ponerme al día con la tercera temporada porque me quede estancada en el segundo capítulo y quiero saber cómo terminará la historia. 


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails