sábado, 2 de abril de 2016

El viaje de Barry a National City


Aunque no soy una seguidora fiel de Supergirl hay aspectos de la serie que me hacen seguir con interés su evolución a través de las redes sociales y de artículos en medios especializados. Las aventuras de Kara se me hacen demasiado “simples” a pesar de que la serie empieza a dar muestras de madurez con capítulos como Falling, donde la heroína de National City pierde el control al entrar en contacto con la kryptonita roja. Tengo que reconocer que el pequeño homenaje que le hacen a Superman III en este capítulo me gustó mucho. Y aunque la serie no se incluya entre mis favoritas, admito que Cat Grant – el hieratismo de Calista Flockhart es digno de estudio- es un personaje muy a tener en cuenta, que siempre sabe qué decir y cómo decirlo. 

Lo cierto es que me inclino más por las aventuras del velocista escarlata y el arquero esmeralda, por los juegos de espionaje de Agents of Shield o por las duras batallas -físicas y mentales- de Daredevil o Jessica Jones. Sin embargo, no iba a permitir que mis prejuicios contra Supergirl me impidiesen disfrutar de la reunión de Barry Allen y Kara Danvers. 

Aunque se emiten en cadenas diferentes, The Flash está en The CW y Supergirl en CBS, ambas series están producidas por Warner Brothers y comparten creador (Greg Berlanti), así que nunca existió ningún impedimento para el crossover y menos teniendo en cuenta el éxito que tienen los que reúnen al Team Arrow con el Team Flash. Además, después de ver lo bien que lucían juntos Grant Gustin y Melissa Benoist en los Golden Globes de este año, el fandom reclamaba una reunión de superhéroes con urgencia. 
Hi, I'm Barry Allen. I'm the fastest man alive. I also think I'm on the wrong Earth and I'm gonna need your help.
Hace unos días, el velocista escarlata llegó al universo de Kara y el resultado ha sido World Finest, un capítulo que reunió a 7,1 millones de espectadores y que sumó 1,7 en los demográficos. Un crossover que parece diseñado para que los espectadores de The Flash le den una oportunidad a Supergirl porque es posible ver el capítulo aunque nunca te hayas interesado por la serie. 

En su obsesión por aumentar su velocidad, Barry acaba saltando a otro universo, el de Kara, justo a tiempo de rescatar a una mujer que cae por la ventana de un rascacielos. Así se conocen los dos superhéroes, Flash cree que ha salvado a una persona normal pero acto seguido descubre que esa persona es capaz de volar y que en realidad es una extraterrestre con superpoderes de un planeta llamado Krypton. 

La trama del capítulo no es muy relevante, solo deciros que nuestros superhéroes tendrán que enfrentarse a Silver Banshee y a Livewire, en un dos contra dos que deja grandes momentos como este: 
What do you say we step away from the nice lady? Let's settlethis like women. ... There's more of you guys here, than me. 


Supergirl es una serie con una heroína bondadosa, empática, inspiradora y socialmente torpe; y The Flash basó el éxito de su primera temporada implementando esa noción de ligereza y diversión en sus tramas. Por lo tanto, es sencillo establecer un vínculo entre National City y Central City, aunque son universos diferentes comparten una misma esencia. Además, es interesante ver a Barry ejerciendo como mentor, se confirma así la madurez de un personaje que ha avanzado mucho desde el día en que fue alcanzado por un rayo. Barry es un héroe carismático y luminoso, que ya sabe lo que significa sufrir y perder por el bien mayor; pero Supergirl todavía está aprendiendo a ser una heroína y, durante ese proceso, siempre está bien que alguien con más experiencia te ofrezca dos o tres consejos. 

Además, Kara sigue intentando recuperar la confianza de los habitantes de National City tras su traspiés en Falling. En World Finest tiene la oportunidad de ganarse a la gente de nuevo. Tanto es así que están dispuestos a enfrentarse a Livewire para defender a Supergirl, en una esta escena que me recordó a aquel momento  de Spiderman (2002) en el que los neoyorquinos se enfrentan a Green Goblin.

Grant Gustin y Melissa Benoist son tan encantadores juntos que es imposible no ver todo el capítulo con una sonrisa en los labios. Barry tiene mucho más en común con Kara que con Oliver; ambos son personas optimistas, alegres, abiertas y que disfrutan con sus poderes a pesar de la enorme responsabilidad que tienen como defensores de sus respectivas ciudades. Sinceramente espero que estos dos estén destinados a compartir más aventuras porque la visita de Flash a Supergirl ha sido uno de los crossovers más amenos y entrañables de los últimos años. 


Continuidad o independencia 

Resulta muy interesante ver cómo DC y Marvel enfocan su expansión en cine y televisión. En el caso de Marvel, con Agents of Shield o Daredevil, se apuesta por dar cierta continuidad al universo cinematográfico en televisión aprovechando eventos mayores como la invasión extraterrestre (The Avengers) o el ascenso de Hydra en SHIELD (Capitán América: El Soldado de Invierno) como fuente de inspiración o para modelar tramas de largo alcance.

DC opta por separar el cine y la televisión, las películas son una cosa y las series otra distinta. No hay correlación ni cercanía entre la gran y la pequeña pantalla. Eso provoca que tengamos dos Flash en activo, el televisivo Grant Gustin y Ezra Miller, el cinematográfico. También sucede que los acontecimientos vistos en las películas de Zack Snyder no afectan a Kara, prima de Superman. 


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails