domingo, 18 de septiembre de 2016

Salvar la galaxia es harto complicado

SPOILERS DE LA SEGUNDA TEMPORADA DE DARK MATTER 

Reconozco que me costó entrar en el universo propuesto por Dark Matter, no fue hasta el quinto capítulo de la primera temporada cuando esta space opera logró captar mi atención, desde entonces me declaro fan incondicional de la tripulación de la Raza. La serie, creada por Joseph Mallozzi y Paul Mullie, se basa en el cómico homónimo publicado por Dark Horse Comiscs. La premisa es simple, seis personas se despiertan en una nave especial sin saber cómo han llegado hasta allí ni quiénes son. Sus recuerdos han sido borrados y tienen por delante la difícil tarea de averiguar quienes son y quién es el responsable de su amnesia. La nave en la que despiertan es la Raza que cuenta con un androide de apoyo que poco a poco se va desvelando como algo más que un amasijo de circuitos de lógica matemática. 

La serie juega con estilo y soltura con tropos familiares para los amantes de la ciencia ficción y del western; además, cuenta con un reparto estupendo que ya le ha cogido el tono a sus personajes. Desde el piloto, el viaje emocional de todos ellos ha estado bien construido siendo coherente con sus personalidades subyacentes y con las relaciones que han entablado con el resto de sus compañeros de aventura. Una vez descubiertas sus identidades pasadas, cada uno de ellos empezó a construir su nuevo yo, sabiendo que ciertos actos les perseguirían siempre. El cambio operado en los tripulantes de la Raza es evidente; aunque en principio todos ellos representan un arquetipo reconocible han acabado siendo algo mucho más complejo e interesante que el típico matón amante de las armas o la joven con habilidades tecnológicas. 

La apuesta de Syfy por regresar al espacio, lugar abandonado por la cadena desde los finales de Stargate Universe y Battlestar Galactica, ha dado como resultado una de las series más entretenidas de la época estival. La segunda temporada acaba de finalizar con un capítulo de infarto (menos mal que la tercera entrega está asegurada) que confirma que las buenas sensaciones que ha dejado la serie a lo largo de sus 26 capítulos no han sido un espejismo. Dark Matter ha apuntalado sus puntos fuertes convirtiéndose en una propuesta muy a tener en cuenta, es entretenida, vibrante, divertida y emocionante. 

La temporada de la Androide

De cara a la tercera temporada espero que den un poco de cancha a ciertas tramas que se han quedado en stand by debido al gran número de frentes abiertos este año. ¿Quién asesinó a Uno y a su esposa? ¿Qué pasa con el pasado de Cinco? ¿Quién vino del otro universo? ¿Qué pasa con los creadores de Dos?

La temporada comenzó con fuerza, con una evasión carcelaria y la incorporación de nuevas caras entre la tripulación. Uno de los cambios mejor trabajados ha sido el de Cuatro. A lo largo de la temporada hemos visto como intentaba equilibrar su lealtad hacia la Raza con su sentido de la responsabilidad para con Zairon. Finalmente, decidió rescatar los recuerdos de Ryo y reclamar su imperio. Su transformación es evidente pero se siente un tanto precipitada, me hubiese gustado ver un poco más la corte del Emperador para ver cómo se amolda al cargo y a sus recuperados recuerdos. 

La incorporación de Nyx a la tripulación me pareció un acierto aunque su trama, con esa comunidad de personas clarividentes, podría haber sido mucho más interesante. Creo que ahí los creadores desaprovecharon una historia de largo recorrido que podría ser de lo más jugosa. Nyx se ganó su puesto en la Raza y la confianza de Dos, quien la dejó al cargo de la nave en el último capítulo. Sin embargo, está por ver si Nyx sobrevivirá al ataque de Misaki y si podremos contar con su presencia en la tercera temporada. Personalmente, me gustaría verla en la nave más tiempo pero la cara de la Androide presagia el peor desenlace para el personaje. 

La trama más interesante de este año recayó en la Androide y su evolución emocional. La escena final, con la Androide arrodillada junto a Nyx me pareció muy triste. La historia de la Androide ha sido una grata sorpresa dentro de una temporada casi perfecta. Los guionistas parecen tener muy claro hacia donde quieren empujar al personaje y Zoie Palmer está más que perfecta en el papel. El capítulo en el que se infiltra en la estación espacial intentando ser detenida es uno de los más divertidos de la serie y sus escenas haciéndose pasar por humana muy simpáticas. La Androide, que tiene una conexión muy especial tanto con Dos como Cinco, empieza a manejarse con las emociones, a sentir miedo, duda y preocupación. Sus sentimientos hacia los tripulantes de la Raza son genuinos, por eso resulta tan conmovedor verla en los compases finales del capítulo intentando contactar con ellos y descubriendo a Nyx en el suelo. 

El universo de Dark Matter sigue creciendo, la inminente guerra entre corporaciones (esta trama me recuerda a Continuum) y la traición del emperador de Zairon crean un escenario poco favorable para nuestros héroes pero de lo más estimulante. ¿Estará Cuatro destinado a convertirse en el gran villano de la historia? ¿Qué ha pasado con los demás miembros de la tripulación? ¿Cuáles son las intenciones de Truffault? ¿Qué será de Nyx? ¿Podrá la Androide solucionar la difícil situación?.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails