martes, 10 de junio de 2008

Charlton Heston en Friends y demás divagaciones

En un episodio de Friends, el sin par Joey, tenía que ir a un rodaje. Ese finde se lo había pasado de pesca con su padre y apestaba, literalmente. Llega al rodaje pero el pobre no pudo ducharse porque se quedó dormido, así que entra en el camerino de la estrella (Charlton Heston) para usar su ducha. Poco después, Heston, regresa a su camerino y le pilla. La conversación no tiene desperdicio.


Hace bien poco Heston murió. Puede que en los últimos años de su vida fuera más conocido por su activismo en la Asociación Nacional del Rifle y su aparición en el documental de Michael Moore acerca de la matanza de Columbine. Pero no debemos olvidar que Heston participó en multitud de películas que forman parte de la gran historia del cine. En especial quiero recordar una de las que más me gustan; Soylent Green. Me niego a decir su título en español, al que se le ocurrió llamarla así había que matarlo.

Recuerdo que vi esta película una noche en La2 cuando era una cría y me quedé flipando durante días. A aquella tierna edad la película resultaba totalmente desgarradora y reveladora. Hoy por hoy viendo como está el mundo: contaminación, huelgas, escasez de alimentos... el mundo que reflejan en la película me parece demasiado cercano.

Soylent Green es una película americana del 1973 dirigida por Richard Fleischer. Está basada en la novela de Harry Harrison de 1966 titulada ¡Hagan sitio! ¡Hagan sitio! (Make Room! Make Room!).

Estamos en el año 2022. En New York viven apretujados 40 millones de personas. Hay una minoría muy muy rica y una mayoría muy muy pobre. Es mayoría viven hacinados y se alimentan a base de agua y de soylent. El mundo es un lugar terrible, devastado y carente de recursos suficientes como para abastecer a la humanidad.

El protagonista es el oficial Thorn (Charlton Heston) que con la ayuda de un anciano, Sol Roth, debe resolver el asesinato de un alto ejecutivo de la multinacional Alimentos Soylent, lo que le llevara a descubrir el terrible secreto que se esconde tras un nuevo producto de la compañía; las galletas Soylent Green.

Poco a poco el oficial se va acercando a la verdad, así es como descubrimos un mundo sin conciencia, sin cultura al borde del caos absoluto. Dominado por grandes corporaciones empeñadas en ganar dinero a cualquier precio, donde los seres humanos somos tratados como ganado. Donde el futuro no existe y sólo podemos añorar un pasado que hemos consumido.

El final de la película es bestial. Y recomiendo fervientemente su visión a cualquier persona. El mundo de hoy es demasiado similar al que refleja la película de Fleischer.

Recordando de este modo a Charlon Heston en Friends y su participación en esa joya de la ciencia-ficción de los setenta derivamos hacia las referencias a Soylent Green en los dibujos de Groening. Tanto en Los Simpson como en Futurama encontraremos alusiones al producto.

Hace unos meses mi novio me pasó esta imagen de una camiseta. Está llena de espoilers!!! Muy original. Uno de ellos es sobre la película Soylent Green.

3 comentarios:

ALX dijo...

Es genial la imagen de los spoiler, si encuentro una camiseta así me la compro sin pensarlo.

Crítico en Serie dijo...

Tela con la camiseta. Ya me he comido el spoiler de esta peli. Ya no la veré. Aunque parecía interesante...

Rebeca Sánchez dijo...

Vaya hombre!!! Aún así la película vale la pena, aunque te sepas el final. Espero que la camiseta no te arruinase ninguna peli más. Avisar avisé :)

LinkWithin



Related Posts with Thumbnails