domingo, 30 de noviembre de 2008

La segunda vez tampoco se olvida

Ya dije que en Nueva York tuve la suerte de ir a ver dos musicales, del primero ya os comenté algunas cosas. Ahora voy a hablaros del segundo, que aunque no me dejó tan impresionada como El jovencito Frankenstein, resultó muy divertido y de muy buena calidad. Se trata de Spamalot( web ). Una versión musical y colorista de Los caballeros de la mesa cuadrada de los Monthy Python. Fuimos a verla porque mi ahora marido (joer como suena eso) es un gran fan de los ingleses y le encantan. Yo nunca he sido una ferviente seguidora de los Python, es más no me gustan, he visto las películas y su programa de televisión pero no, no me llegan, no me hacen gracia. En cambio los miembros del grupo por separado me resultaron siempre muy interesantes en casi todo lo que han hecho, sobre todo Terry Gilliam y Michael Palin.

En fin volviendo al musical, en principio fue estrenado en el 2005 más o menos y ganó varios premios Tony. No me extraña porque en el reparto original figuraban nombres como Tim Curry, adorado desde que vi The Rocky horror picture Show, un hombre con una gran voz. También estaban Hank Azaria, siempre magnífico, y el gran David Hyde Pierce (Niles forever) y como colofón, cosa que me chocó al principio Sara Ramírez, si amigos nuestra querida Callie Torres del Seattle Grace. Desconocía el pasado musical de esta actriz y me ha dejado sorprendidísima saber que posee un Tony, por Spamalot, y que es dueña de una voz potente, preciosa y grandiosa que sabe usar a la perfección.


Aquí el reparto de la obra, a la izquierda el original y a la derecha los nuevos.

Por desgracia para mí no pude disfrutar de ese increíble reparto, aunque los actores que están ahora no lo hacen nada mal. Bueno, el que hace de Rey Arturo, papel que interpretaba Tim Curry, era bastante chungo porque no se le entendía nada cuando hablaba y además lanzaba escupitajos a diestro y siniestro bastante amenazadores. En teoría el más famoso del nuevo reparto es un tal Clay Aiken, salido de American Idol. Este chaval coge el testigo del papel interpretado por David Hyde Pierce y no lo hace mal vale y tiene buena voz pero seamos serios Niles es muy grande, mucho y lleva años haciendo esto; cambiarlo por un niño salido de un programa de televisión cutre donde no prima la calidad sino la simpatía del público no me parece muy justo.

El musical fue idea del Monthy Eric Idle. La voz de Dios está cedida por John Cleese y el conjunto dirigido por Mike Nichols, si a eso unimos el reparto original es como para darnos un infarto. No sé que opinarían el resto de los Monthy de este musical. La obra está bien. No es para lanzar cohetes pero uno se pasa dos horas riendo y disfrutando del espectáculo. Me gustó mucho la puesta en escena, simple, sin mucho artificio. Y el momento del asalto al castillo de los franceses, eso de lanzarles vacas a los ingleses fue divertidísimo.

Sara Ramírez como la dama del lago y Clay Aiken como Sir Robin

En enero ya será imposible disfrutar de este espectáculo en Broadway, aunque sé que en España se ha hecho un montaje de la mano de Tricicle. Al parecer en Broadway se están notando los efectos de la crisis y son varios los musicales que han cerrado sus puertas. Una lástima la verdad.

Si podéis verla en España decirme que tal está. Tal vez me anime a ver como ha quedado aquí la propuesta de Spamalot.

A
quí el reparto original y aquí otro momento, impresionante.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails