viernes, 5 de diciembre de 2008

Mis personajes favoritos: vampiros

Este año afilamos bien los colmillos. Tras la pérdida (menos mal) de Moonlight, apareció True Blood, el fenómeno literario de Crepúsculo y ahora su película. Los vampiros vuelven a estar de moda, aunque realmente nunca dejarán de estarlo.

¿Cúal es tu vampiro favorito? A bote pronto y sin pensármelo mucho la respuesta que doy es: Spike. No, no me dicen tomátelo con calma, piensa, no digas el primero que te venga a la cabeza. Bien vale, me lo pienso, un rato largo. Y la conclusión a la que llego me sorprende a mi misma.

Hay muchísimos personajes vampíricos que me gustan, ya sea en libros, cómics, series o cine. Entre mis predilectos están...

Spike. El más chulo entre los chulos, el malo con un corazón tierno. Excesivo, egocéntrico, sarcástico. Un look inconfundible, pelo rubio platino, ropas negras, abrigo de cuero largo. Luchador, matacazadoras (tiene el honor de haberse cargado a dos), romántico (su gran historia de amor con Drusila me encantaba, lo mismo que su cuelgue por Buffy). Uno de los personajes más carismáticos de todo el buffyverso.

Angelus. También salido del buffyverso. Angel era un ñoño pero cuando su lado malo salía a flote nos encontrábamos con Angelus un vampiro de lo más retorcido y juguetón. Tremendamente sexy, tremendamente arrogante. No se conforma con intentar matar a Buffy sino que quiere verla sufrir atacando a aquellos que quiere. Cuando se obsesiona con Drusila la lleva a la locura para después transformarla.


Kiefer Sutherland en Jóvenes Ocultos. Kiefer molaba ya en los ochenta y esta película de Joel Schumacher lo demuestra. Divertida y gamberra. Jóvenes ocultos es una de las mejores películas de vampiros que he visto y el personaje de Kiefer, lider de la banda juvenil vampírica, es muy atrayente. Un rebelde eternamente joven, inmortal, que gusta de las motos y de salir de fiesta.

Marie (Anne Parillaud) en Sangre Fresca. Película del 92 de John Landis. La película era mala con ganas pero sólo por el polvo entre la sensual vampiresa y el policía honrado (Anthony LaPlagia) vale la pena.

Por supuesto el Drácula de Coppola. A parte del hecho de que siempre me encantó Gary Oldman, la película es sublime, perfecta, llena de oscuridad, sensualidad y romanticismo. Drácula nunca me había fascinado tanto, ni siquiera en las películas antiguas de Christopher Lee. Lo único que sobraba en esa película era Keanu Reeves.

Rudiguer, el pequeño vampiro. De niña leía las aventuras de Anton y su amigo el pequeño vampiro. Le tengo mucho cariño a ese personaje. Incluso hubo una serie basada en las libros, aunque casi no la vi. Era muy pequeña y no poseía el control del mando a distancia.

Lestat, el del libro de Anne Rice. Aunque tengo que admitir que lo mejor de Entrevista con el vampiro era la interpretación de Tom Cruise. Leí en alguna parte que cuando Anne Rice escribía el libro imaginaba que Rutger Hauer sería ideal para interpretar a Lestat. En la primera novela no me interesaba mucho pero cuando leí la segunda donde se narra toda la historia de este inmortal tengo que admitir que me enganchó. Con el tiempo he dejado los libros de Rice, llegué hasta Marius y no pude más pero de vez en cuando releo algunos capítulos de Lestat, el impredecible y siempre arriesgado vampiro.

Deacon Frost. Sexy muy sexy. Stephen Dorff era la némesis de Blade en una película que resultó una grata sorpresa. La escena del inicio con la lluvia de sangre a ritmo chunda chunda ya nos preparaba para una película sin pretensiones que parió a uno de los vampiros más seductores que he visto. Malo, malísimo. La cutrez de la peli es cómo Blade se carga al, en teoría, vampiro más poderoso de todos.

Satánico Pandemonium (Salma Hayek) la vampiresa de Abierto hasta el amanecer. Bailarina, encantadora de serpientes y psicópatas. Con un par de movimientos de sus caderas todos los hombres caen rendidos ante ella. Lástima que no le sacaran más provecho.

Los vampiros del anuncio de Ray-Ban ¿os acordais?



Y por último mis vampiros favoritos, los que me hicieron adorar el género vampírico y con los que disfruté muchísimo: Vampiros en La Habana.

Coproducción de dibujos animados, dirigida por Juan Padrón. Dos grandes bandas de vampiros, la Capa Nostra de América y el Grupo Vampiro de Europa rivalizan por el control de una fórmula creada para que los vampiros resistan el sol. Unos quieren destruirla porque arruinaría su negocio de playas para vampiros y los otros quieren comercializarla para forrarse. El creador quería que fuese distribuida entre todos los vampiros de manera gratuita. El protagonista es el sobrino del creador de la fórmula que lleva tomándola desde pequeño y se ha vuelto inmune al sol a pesar de ser vampiro, cosa que él desconoce.

Me encantaba esa película, en serio y debería ser de visionado obligado para todos los amantes de los vampiros. Aquí os dejo los primeros minutos de esta pequeña joya de la animación.


PD: Durante el viaje a Nueva York encontramos una tienda de cómics, Fobidden Planet y allí me compré esto jejejejejej

5 comentarios:

Rosa dijo...

Yo siempre disfrutaré con Carmilla, de Le Fanu,Varney, el vampiro culebrónico del XIX y Lucy, la amiga de Mina en Drácula. Y, por supuesto (y aunque sea una recomendación interesada), con Bruno, el pequeño semivampiro de Bruno Dhampiro

sergio minia dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=PcOX_DNkOdA

qué hay de true Blood?

Rebeca Sánchez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rebeca Sánchez dijo...

La verdad es que aún no he tenido oportunidad de ver True Blood, tengo muchas ganas, he oido cosas muy buenas de esa serie. Y adoro a Alan Ball desde American Beauty, a ver si estas navidades me pongo con ella.

sergio minia dijo...

acabo de ver o primeiro de tru blood. non o din acabado. no gusta
probo co 2?

LinkWithin



Related Posts with Thumbnails