viernes, 14 de agosto de 2009

Juego de tronos

Hace aproximadamente un mes que terminé de leer el primer libro de la saga de Juego de Tronos. Esta saga está escrita por George R. R. Martin y parece ser que constará de siete libros en total. A mi esto me dio un poco de miedo cuando me enteré. No sabía si iniciar la lectura del primero por miedo a engancharme, mi capacidad de enganche es realmente alta a practicamente cualquier cosa, y no quería pasarme meses leyendo una saga tan larga. Creo que los libros rondan casi todos las ochocientas páginas. Así que me echaba un poco para atrás. Y sin embargo empecé, poco a poco, pero a buen ritmo y ya no pude dejarlo. Ayer mismo fui a comprarme el segundo libro de la saga a la librería, eso sí, la edición de bolsillo que la otra es demasiado para mi economía.

La historia se desarrolla en los Siete Reinos, donde gobierna el Rey Robert. Un hombre que en su juventud fue un gran guerrero y el encargado de la rebelión contra el anterior monarca pero que ahora, y tras quince años de reinado, se ha acomodado en su puesto. Se ha dejado llevar y corromper por el poder.

Sabedor de las intrigas palaciegas para acabar con él, el rey Robert decide acudir a un amigo de juventud para que sea su mano derecha en la corte. Se trata de Eddard Stark, un noble que defiende el reino del norte, Invernalia, unas tierras inhóspitas. Stark es un hombre íntegro, de buen juicio, con un alto sentido del deber y la amistad. Así que acepta el ofrecimiento de su amigo y acompañado por buena parte de su familia emprende el viaje a la corte.

En la corte tendrá que hacer frente a deslealtades, rumones, conjeturas, traiciones mientras intenta proteger a los suyos y a si mismo de una situación que se le escapa completamente de las manos. Y es que para jugar el juego de tronos hay que tener el corazón y la mente frios.

A parte de esta historia también conoceremos a Jon Nieve, hijo bastardo de Stark que ha elegido convertirse en Guardia de Noche en el lejano norte, a los pies del Muro que delimitan los Siete Reinos con una zona oscura y llena de mitos.

Mientras en el este, sobreviven los dos últimos herederos del último rey, el que Robert depuso. Son descendientes de la sangre de dragón, un chico y una chica. Ella, es la que lleva el peso de la historia. Y parece que no se va a quedar en el desierto para siempre, sino que tiene pensado reclamar el trono de su familia.

Tras un largo verano parece que el invierno regresa de nuevo a los Siete Reinos y deben estar preparados para lo que trae consigo.

Lo que más me gustó de la novela es la forma en la que está contada la historia. No es soporífera, no se molesta en largas y sesudas descripciones, va directa al grano. Los perdonajes están magistralmente tratados y perfilados y puedes comprender sus acciones y sus emociones a la perfección. Los malos son malos pero atrayentes, muy inteligentes y suelen salirse con la suya, los buenos tampoco son perfectos y también se equivocan. Son seres humanos luchando por un trono, intentando hacerse con el poder.

Cada capítulo, suelen ser cortos, está dedicado a un personaje y veremos la historia desde el punto de vista de ese personaje. Así podremos entender sus motivaciones, sus miedos y conocer poco a poco la historia.

Todo esto se desarrolla en un mundo muy similar al medievo. La historia está llena de enfrentamientos entre nobles y familias, violencia, ajustes de cuentas, pactos, sexo, muerte... Según el propio autor se basó en la guerra de las Dos Rosas para crear la historia.

Una buena historia que te engancha desde el primer momento, unos personajes carismáticos y llenos de matices, todo esto bien escrito y sin florituras de ningún tipo hacen de la novela un entretenimiento de lo más excitante.

Actualmente la HBO está preparando una serie basada en la saga. Es algo que espero con impaciencia la verdad.

4 comentarios:

Hewl dijo...

Es genial, esta saga, de als mejores que he leido de fantasía.
Tengo unas ganas de ver la serie. Y más con los pedazo de actores que están cogiendo...

Rebeca Sánchez dijo...

Si, creo que es sean bean el que hará de Stark y la verdad es que le pega mucho.

Empezaré en breve el segundo libro, aunque es un tocho considerable

satrian dijo...

Ningun personaje es perfecto todos tienen sus defectos, son una perfecta gama de grises, ni buenos buenos, ni malos malos, me gusta mucho su manera de contar la historia dejando que cada capítulo relate la historia uno de los personajes, al principio creía que iba a ser confuso, pero todo lo contrario aumenta la tensión y la emoción.
Espero que le encante el piloto a la HBO y tengamos serie, pero con lo cara que se prevee, les va a tener que gustar mucho, llevo con los dedos cruzados desde que me enteré.
De momento estoy contento con el casting, aunque algunos como el joven que hará de Jon Nieve es practicamente un desconocido.
Y si piensas que el segundo es un tocho considerable, esperáte al tercero que está dividido en dos partes, pero siguen enganchando igual.

ALX dijo...

Lo mejor de esta saga son sus personajes y lo bien que los maneja George R.R. Martin. Es difícil quedarse con uno, Tyrion es genial, Cersei me encanta, Jon es el típico héroe y Arya también se las trae. Ya irás viendo, porque te quedan muchísimas cosas.

El segundo libro está igual de bien y para mi el tercero es el mejor de todos. Con el cuarto creo que ha patinado un poco, en parte debido a que la mitad de los personajes no salen y a que ha incluido a un buen montón de nuevos personajes, pero se nota que es un puente entre lo ocurrido y lo que queda por suceder.

Que ganas tengo de que salga el quinto y de que HBO de luz verde al piloto y la adapte como se merece.

LinkWithin



Related Posts with Thumbnails