viernes, 30 de abril de 2010

Entrañables Freaks and Geeks

Creo que Freaks and Geeks es una de las series que mejor han sa
Creo que Freaks and Geeks es una de las series que mejor han sabido retratar el difícil mundo de los adolescentes y lo dura que puede llegar a ser la vida en un instituto americano. Nuestros protagonistas no son sonrientes cheerleders ni quaterbacks de pelo rubio. Son chicos y chicas que intentan encontrar su lugar en el mundo, definiendo su identidad conforme maduran y adquieren experiencia a base de humillaciones, decepciones y equívocos. Pero eso no significa que en esta serie no halla humor, lo hay y del bueno, no es gratuíto ni simplón, es natural y cercano.

La adolescencia es difícil, sobretodo cuando no encajas o cuando eres un inconformista. El realismo y el cariño con el que están tratadas las situaciones y los personajes de esta serie le ganó el favor de la crítica pero no del público. Por desgracia un producto televisivo tan maravilloso y de tanta calidad como este fue cancelado por la NBC. Su final no es cerrado. 18 capítulos que todos deberíamos ver, por lo menos una vez. Os remito a la página Seres de Televisión donde se está haciendo un análisis capítulo a capítulo de esta joya.

Producida por Jud Appatow y creada por Paul Feig la serie se emitió en 1999 y sirvió para dar a conocer a varios actores jóvenes. Linda Cardellini (Lindsay) estuvo mucho tiempo en ER y John Francis Daley (Sam) está desde la tercera temporada en Bones interpretando al doctor Sweets. James Franco (Daniel) participó en Spiderman. Jason Segel (Nick) es Marshall en Como conocí a vuestra madre y ha hecho varias películas de moderado éxito. Seth Rogen (Ken) en breve será el Avispón Verde, se ha curtido en películas de la factoría Appatow. Martin Starr (Bill) está en Party Down.

Durante los 18 capítulos también podremos ver a Tom Wilson de Regreso al Futuro como el entrenador del instituto. Y si eres observador/a a un añiñado Shia Labeouf. También a Lizzy Caplan y Samaire Armstron. Incluso veremos aparecer a Ben Stiller. 
 
Una de las cosas que más me ha gustado de esta serie son sus personajes, todos y cada uno de ellos transmiten humanidad y ternura. Siguiendo las andanzas de los hermanos Weir, Lindsay (freek) y Sam (geek), entraremos en el instituto McKinley y conoceremos a una serie de personajes que serán muy difíciles de olvidar. 
 
Principios de los 80. Chippewa cerca de Detroit. Lindsay, la protagonista, tiene 17 años y Sam 14. Lindsay siempre ha sido una chica ejemplar pero tras la muerte de su abuela (que triste cuando le cuenta a Sam como fue) se une al grupo de los freaks, una pandilla en la que se encuentran: Nick Andopolis (Jason Segel) enamorado de Lindsay y de su batería de 29 piezas. Le encanta la música y fumar maría. Tiene una relación muy tensa con su padre. Daniel Desario (James Franco), el guay y líder del grupo. Un pasota, guapo y carismático que no sabe que hacer con su futuro porque su presente es un asco. No le gusta estudiar y la única cosa que le interesa parece ser su novia intermitente Kim (Busy Philips). Ken Miller (Seth Rogen), sarcástico, bastante callado y antisocial. Cuesta pillarle el punto a este personaje porque no es hasta casi el final de la serie cuando empieza a despuntar su potencial al enamorarse de una chica de la banda. 

Los freaks les gusta meterse en líos, beber, fumar hierba, meterse con los deportistas, los mojigatos y las normas establecidas. Pasan mucho tiempo en la sala de castigo y visitando al consejero del instituto, el señor Rosso, un personaje imprescindible de la serie que siempre intenta encauzar a Lindsay. Cuando conocemos a Lindsay empieza a tantear al grupo de los freaks, le costará un poco entrar y adaptarse a ellos pero les cogerá cariño y con el tiempo se sentirá aceptada y querida por el grupo a pesar de sus evidentes diferencias. Hasta entonces Lindsay siempre había sido una chica ejemplar, recatada, educada, con buenas notas, pertenecía al equipo de matemáticas... pero ahora ya no, eso no la llena, necesita experimentar y por eso acude a la llamada del lado salvaje. 

Sam es un geek, es su primer año de instituto y tanto él como sus amigos están bastante confusos. Aún no son hombres pero tampoco niños. Son bastante inocentes y demasiado buenos, por eso son presa fácil de los abusones y los deportistas. El grupo está formado por los dos mejores amigos de Sam, Bill (es imposible no enamorarse de este personaje) y Neil (Samm Levine) . Este grupo se ampliará con Gordon y Harris, un geek bastante interesante que de cuando en cuando aparece, una especie de líder espiritual para estos jóvenes que no comprenden muy bien las cosas que suceden a su alrededor ni saben cómo enfrentarse a ellas. La discusión sobre los besos con o sin lengua es memorable. 

Este grupo es el más divertido de la serie, estos tres hombrecitos lidiarán con abusones, películas porno, duchas y amores no correspondidos de las más diversas formas y con unas ideas un tanto peculiares.
 
Hay momentos realmente grandiosos en esta serie como cuando los geeks son acribillados a balonazos en el gimnasio o la humillación que supone ser escogido siempre el último cuando se hacen los equipos. Situaciones que creo que muchos hemos vivido como intentar liar el primer porro (como me reí con Lindsay aquí), enfadarte con tus amigos, detestar al nuevo novio de tu madre o incomodarte cuando tus padres se muestran afectuosos contigo. 
 
Los padres de Lindsay y Sam también son unos personajes llenos de humanidad y matices. Las frases lapidarias de su padre, la comprensión y amor de su madre, la relación entre ambos. Son una familia media, normal y afectuosa.

Hacía mucho que tenía pendiente ver Freaks and Geeks y no me arrepiento para nada, una vez visionada la única pega que le puedo poner es que sufriera una cancelación tan a traición. Sin un final digno. Quedarnos sin saber que será de esos chicos y chicas que empiezan a descubrir el mundo y como adaptarse a él. 
 
A pesar de que Lindsay era la protagonista de la historia, y creo que la actriz borda su papel además de ser tremendamente guapa, mi personaje favorito será por siempre Bill, un personaje que se merece un post aparte. Algún día os hablaré con calma de él. Lo merece.

6 comentarios:

Yorch dijo...

Grande esta serie. Como dices, Haverchuck es genial y las historias están muy bien.
Quizás con más temporadas no la valoraríamos tanto.

A la madre de Sam y Lindsay creo que la vi en un capítulo de Kings que hacía de madre del protagonista.

Saludos!

Akane dijo...

También sale Ben Foster, haciendo de Eli en un par de episodios (el chico con minusvalía mental), más conocido luego por su Rusell de A dos metros bajo tierra.

Yo disfruté esta serie en verano, y con qué pena me despedí de ella... se les coge mucho cariño y te acostumbras a compartir sus experiencias, tan normales y realistas, tan fácilmente comprensibles.
El pobre de mi hermano me cogió la serie sin saber nada de ella, se enganchó y casi se muere al descubrir que no había más temporadas :P

Otra cosa que me encantó de ella es su selección musical. Suenan muchas joyitas en todos sus capítulos :)

Rebeca Sánchez dijo...

Yorch, ojalá le hubiesen dado una temporada completa y un final digno, ya no digo que durase tres o cuatro pero al menos saber que pasará con ellos.

Akane, cierto,me encanta ben foster me parece un muy buen actor con una carrera bastante interesante por ahora.

Las canciones estupendas, tiene un gran banda sonora.

Yo ya sabía que iba a ver una serie sin final y a pesar de ello me quedé toda cabreada.

Mina Harker dijo...

Esta serie es simplemente enorme. Yo ya la cogí sabiendo que se quedaba sin final, así que iba sobre aviso y tanto disgusto no me llevé, porque ya iba mentalizada. Pero sigue dando rabia, porque es de lo mejorcito que he visto en cuanto a series de instituto (yo es que a los quince era muy Lindsay :P).

Por cierto, uno de mis personajes favoritos desde el principio fue Ken, me mataban sus respuestas a todo xD.

Iba a decir que Eli era el chico que hacía de Russel en Six Feet Under, pero ya lo han dicho... Como curiosidad, otro de los que sale por ahí (aunque solo en un episodio y de muy muy pequeño; me parece que era el crío al que tenía que cuidar Lindsay en un episodio) es Alexander Gould (Shane en Weeds).

Rebeca Sánchez dijo...

Mina HArker, a mi ken hasta que sale con la del trombón no me decía nada, hasta me parecía mal que el saliese en la intro pero busy phillips no ya que tiene más relevancia en la trama.

El crío que cuida toda fumada, jejejej que bueno es eso

WATANABE dijo...

Mi gran descubrimiento del año pasado. Emociona y te hace reír a partes iguales. Una joya absoluta que poca gente conoce. Como en este caso, me gusta encontrármela por la blogosfera y leer tan bien de ella. Me trae recuerdos de esos que te ponen una sonrisa sincera en la cara.

LinkWithin



Related Posts with Thumbnails