viernes, 25 de septiembre de 2009

Dog Soldiers, digna de verse

Dog Soldiers no es una reinvención de un género que tiene bien asentadas sus bases sino que es una digna revisitación de todo lo que se conoce sobre los licántropos que consigue enganchar por su frescura y por ser bastante entretenida. Todo ello aderezado con mucha sangre y mala leche, y ya tenemos una película digna sobre hombres lobo.

Dirigida por Neil Marshall, que debutó con esta película, tuvo muy buena acogida en los diferentes certámenes de ciencia ficción por los que pasó y creo que ganó algún que otro premio. Es una cinta de clara vocación de serie B que homenajea a míticas como Posesión Infernal. Efectos especiales clásicos que para el año 2002 le sientan muy bien y son bastante buenos, mucha crítica y referencia a los clásicos del género y una sólida historia que no por simple deja de ser efectiva. Tal vez sea su falta de pretensiones lo que más me gusta de la película.

Un grupo de soldados acaban cercados por una manada de hombres lobo en una cabaña del bosque escocés donde estaban realizando su entrenamiento. Simple y directo. No hay nada más y no necesitamos nada menos para disfrutar. Mucha acción, hombres duros haciéndose los valientes, diálogos desternillantes con ese toque inglés amante del absurdo, vísceras, hombres lobo de una belleza espectral y superglu. Atentos al superglu.

Es la típica película para ver una noche de sábado que no te apetece salir, pillar pizza y echarte unas risas sólo o bien acompañado. Para mi fue una experiencia muy divertida descubrir esta película. Y si os gustan los hombres lobos, la sangre a mares y el humor british... bueno pues ya sabéis.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails