sábado, 25 de julio de 2009

Dollhouse, no es lo que pensaba

Dollhouse suponía el regreso de uno de mis creadores televisivos favoritos. Joss Whedon se puso manos a la obra y sacó de su mente una nueva idea que la Fox aprobó. Desde ese momento todo fueron problemas, las noticias sobre la serie eran en su mayoría negativas; parones en el rodaje para poder reescribir los guiones, diferencias creativas con la cadena o que la Fox decidiese cambiar el piloto porque no veía apropiado el que tenían como presentación para la nueva serie. Todo eran problemas.Whedon ya debía saber donde se metía al trabajar para la Fox, esos mismos cabrones se cargaron Firefly, así que al menos sabía que terreno pisaba y cómo debía moverse por él.

Por si eso no fuera bastante la serie no tuvo unos índices de audiencia buenos, así que desde el primer momento se habló de su posible cancelación. Por otro lado, la calidad de la serie tampoco era buena, las historias eran pesadas, no aportaban nada, se hacían eternas y el publico no respondía. Incluso un episodio fue sacrificado, de los trece encargados fueron doce los emitidos. Aún así, milagrosamente, la serie consiguió renovar para una segunda temporada. A día de hoy no me explico como pudieron lograrlo.

La serie trata sobre Echo, una joven que vive en la llamada Dollhouse, donde su personalidad ha sido anulada para que pueda ser la receptora de cualquier otra personalidad y así asumir diferentes roles para los encargos que la empresa acepta. Encargos de lo más variado, desde robos, fantasías sexuales a profesionales de cualquier ámbito laboral o infiltrados. Echo es un Activo, nombre que se les da a estas personas dentro de la Dollhouse.

Pero Echo es un activo diferente por varios motivos. Uno, un agente del FBI la busca sin descanso. Dos, empieza a mostrar signos de que entiende lo que pasa en la Dollhouse. Tres, otro activo que se descarrió llamado Alpha la quiere.

El mayor problema que le veo a la serie es que soy incapaz de creerme nada porque me lo están contando tan mal que ya me da igual. Es como cuando te cuentan un chiste, hay gente que sabe hacerlo y otros que no, dependiendo de quien lo cuente te reirás o no. Así de simple. Pues bien, en Dollhouse todo está mal narrado, mal planteado y mal enfocado. Tiene un par de puntos interesantes como la idea del yo, el individuo, la tecnología al servicio de los poderosos y las implicaciones morales de su uso. Un par de personajes que me gustan como Topher y la Dra. Saunders (Amy Acker siempre será adorada en este blog) pero Echo, Ballard, Victor, Sierra, etc me importan un bledo porque no consigo encontrar nada en sus historias personales que me interese.

Otro de los males de la serie fue la expectación que se creo a su alrededor. Todos esperaban mucho de Whedon y le tenían simpatía tras la cancelación injusta, eso hay que recordarlo siempre, de Firefly. Así que nos tomamos Dollhouse como el regreso del hijo pródigo y estábamos tan ilusionados que se nos fue la conciencia crítica a Aruba por vacaciones. Y pasó lo que pasó, que el piloto gustó pero ainsss le faltaba algo, y después todo cuesta abajo y sin frenos. Descubrimos que nuestro idealizado Whedon había perpetrado una tontería sin pies ni cabeza pero nos costaba admitirlo, así que le echamos la culpa a la Fox. Era más fácil que admitir que la mente creadora de Joss nos había fallado.

Otro problema de la serie. La protagonista, Eliza Dushku. Está buena, a mi siempre me ha puesto mucho esta chavala pero no es buena actriz, solo tiene un registro: chica mala pero con buen fondo. Aquí no me la creo, en ningún momento. Cuando tiene que ser intensa frunce el ceño, cuando piensa frunce el ceño, cuando quiere algo de ti sonríe, cuando todo va bien sonríe, cuando está triste frunce el ceño... y así todo el tiempo.


Los primeros episodios se me hicieron eternos, y no pienso hablar jamás de aquel con la cantante y su seguidor desquiciado. Aún tiemblo al recordarlo. Seguí adelante repitiéndome una y otra vez que todos los inicios son duros, que no se puede juzgar a una serie por un par de episodios, que todo podía mejorar. Y si, lo hizo. A mediados de la temporada, a partir del capítulo seis, todo empezó a coger un rumbo más o menos, las historias eran más interesantes, los secundarios cobraron protagonismo y ahí fue cuando me enamoré de los dos que mencioné antes, las piezas del puzzle de Dollhouse empezaron a unirse. Fue una sensación efímera, al final todo se quedó en nada y el último episodio fue un jarro de agua fría para mi.

Y justo cuando se acaba la temporada me entero de que hay otro episodio, el 1x13 Epitaph One. Así que lo vi. Y me gustó lo que vi porque había una historia, un futuro, personajes que sufren, historias de supervivencia y tragedia, amor y muerte, culpa y redención.

No sé que me deparará la segunda temporada. No sé siquiera si la veré entera. Mucho tiene que mejorar la serie. Aunque nunca se sabe. Tal vez Whedon aprenda de sus errores y todo mejore. Lo único que sé es que ya no espero nada de Dollhouse, al menos así no me decepcionará y podré verla tranquilamente.

4 comentarios:

satrian dijo...

Solo he de decir que Eliza ha mejorado algo su actuación a lo largo de la temporada, todo un triunfo.
Imagino que la renovación era una deuda que contrajeron los de la FOX al cancelar la estupenda Firefly.
A mi me ha gustado la temporada a pesar de su inicio forzado por la cadena, y espero mucho más en la segunda tras epitaph one.

Un telespectador más dijo...

Ay! Las espectativas......

Coincido contigo en que lo mejor de la serie fue su parte intermedia, con un capitulo final muy pero que muy descafeinado, sobretodo viendo lo que prometían los anteriores.

Me quedo con Alpha, que puede darnos mucho de si, sobretodo por que el actor me encanta.
Aun tengo pendiente el 1x13 a ver si le echo un ojo esta noche...peor dicen que promete mucho ese horizonte apocaliptico que propone...

Saludos!

Brian Edward Hyde dijo...

Como todas las series WHedon, ésta necesita rodaje y rebajar las expectativas. Y tiempo y paciencia. ¿Es mucho pedir? No, es Joss Whedon

Saludos!!

Rebeca Sánchez dijo...

SAtrian, coincido contigo en creer que la renovación era algo pactado de antemano por lo de Firefly pero lo de que Eliza mejora a lo largo de la temporada para nada, es más creo que todos menos ella han dado un pasito hacia adelante, sobretodo Topher y Adelle.

Un telespectador más, a mi también me encanta Alan Tudyk, es un actor estupendo. ¿has visto un funeral de muerte? está sensacional en esa película. El capítulo final es muy pobre, muy mal llevado, esa persecución, Alpha desapareciendo así misteriosamente sin que nos digan nada, Ballard de repente trabajando para la Dollhouse. Todo muy precipitado. A ver si ese futuro apocalíptico se materializa y la serie empieza a dar algo de emoción.

Brian Edward Hyde, si si es Joss. Ese es el problema que tengo que espero mucho de él. Y también que la serie necesita rodaje pk tito Joss es un hombre que trabaja a la larga, asentando las bases para crear grandes personajes pero es que Dollhouse está tan vacía por dentro tan mal contada que me crispa.

LinkWithin



Related Posts with Thumbnails