miércoles, 5 de mayo de 2010

Brian y Stewie, el capítulo que Family Guy necesitaba

Mucha gente cree, opina, dice que Family Guy empezó a perder frescura después de aquel capítulo homenaje a Star Wars titulado Blue Harvest. No les falta razón. Es difícil estar siempre en lo más alto después de tanto tiempo, ya vemos como les va a Los Simpson. Sin embargo la serie de MacFarlane siempre consigue sorprender, tal vez no tanto como antes pero sigue teniendo esos momentos de puro bizarrismo y culto friki que son marca de la casa. Lo más cacareado en los últimos tiempos ha sido ese Road to Multiverse, el fragmento Disney es pura magia

Yo sigo la serie religiosamente y si he notado esa bajada de calidad y contenidos, da mucha rabia admitirlo pero es cierto. Ni siquiera la segunda parte de Star Wars, Something something something dark side, estuvo a la altura de lo que se esperaba.

LLegamos así al episodio 150, una cifra importante. Y nos damos de bruces con un episodio de esos que amas  u odias. El capítulo 8x17, Brian and Stewie, es totalmente diferente a lo que la serie ha estado ofreciendo hasta este momento. Un capítulo de unos cuarenta minutos de duración, dividido en dos partes claramente diferenciables. La primera parte, unos 20 minutos, se centra en los personajes del título, Brian el perro y Stewie el bebé. Todo empieza cuando están en la cámara de seguridad de un banco y se quedan encerrados allí durante un día y medio. Estos 20 minutos dan para que los personajes hablen entre ellos, en ningún momento tendremos referencias off-topic tan habituales en esta serie ni referencias a los demás personajes, simplemente los tendremos a ellos dos. La segunda parte, otros 20 minutos, es una recopilación de momentos musicales, algunos inéditos, otros tan conocidos como el Shipoopi o el You´ve got a lot to see. Estos musicales están presentados por Brian y Stewie.

Sin duda lo mejor y lo más arriesgado del capítulo es esa primera parte donde los dos personajes con más profundidad de la serie se explayan a gusto. Brian siempre ha sido la voz de la razón dentro de la familia, a pesar de sus momentos de debilidad y sus instintos caninos. Stewie ha evolucionado mucho desde aquel infante terrible con ansias matricidas. La relación entre ambos siempre ha sido uno de los recursos que más juego han dado dentro de la serie y en este capítulo se explora esa extraña amistad entre un perro alcohólico y depresivo y un bebé gay y egocéntrico. Revelándonos un final obvio pero magnífico.Brian, el escritor frustrado y fracasado, leyendo David Copperfield a Stewie es una imagen poderosa. 

No diré más porque creo que debéis ver sin falta este capítulo.Por cosas así sigue mereciendo la pena ver esta serie. Me gusta que innoven y arriesguen, pero no sólo por decir "podemos hacerlo" sino por decir "lo hacemos de puta madre".

5 comentarios:

WATANABE dijo...

Aunque siempre me ha divertido nunca he sido muy fan de la serie. Las adaptaciones de Star Wars me decepcionaron bastante, dos o tres puntos muy graciosos y para de contar.

Rebeca Sánchez dijo...

a mi la primera me gustó y me reí bastante pero la segunda resultó un chasco, ni siquiera la recuerdo bien... no sé si harán una tercera, espero que si pero al mismo nivel que blue harvest.

Alejandro A dijo...

se nota muchísimo que ya tiene que no la veo, es que aquí en México la veía por la tele abierta pero la quitaron de repente que me quedé sin Family Guy, después la regresaron y le cambiaron la voz a Peter y como que no me gustó, pero quisiera retomarla a ver si puedo, por cierto Stewie es gay?, no sabía

Saludos!

Nico Hernandez dijo...

Me gustaría saber si éste tipo de tramas tiene nombre... Es decir, si existe una forma de denominar aquellos capítulos en donde dejan de lado la dinámica usual para adentrarse en reflexiones mas profundas, concretamente entre dos o más personajes que para bien o para mal constituye la química esencial de dicha serie, todo eso visto desde un foco mas teatral y "unplugged" por así decirlo... Hay muchas series de las que se pueden sacar ejemplos parecidos; Evangelion, Dr House, Rugrats (si, Rugrats), Alf entre muchísimos otros que presentan capítulos un poco más elaborados a nivel psicológico y reflexivo...

Rebeca Sánchez dijo...

Bueno tendrías por ejemplo los bottle episode que es cuando un capítulo sucede en un mismo espacio o los capítulos que se centran en un personaje secundario para dar otra perspectiva de la serie.

LinkWithin



Related Posts with Thumbnails