domingo, 12 de febrero de 2017

Too many Wells on the dance floor


Que Tom Cavanagh es un actor estupendo ya lo sabíamos desde hace años, su trabajo en series como Scrubs, Ed, Eli Stone o Trust me evidencia su versatilidad y capacidad para pasar de la comedia al drama sin perder ni un ápice de credibilidad. Desde hace tres temporadas participa en The Flash, exitosa adaptación a la pequeña pantalla de las aventuras del velocista escarlata, donde interpreta a Harrison Wells, un científico que forma parte del equipo del superhéroe. Los que seguimos la serie sabemos que Wells es un personaje de esencial en la génesis y desarrollo de Barry Allen, sin Harrison Wells no existiría Flash y sin él, Barry no se convertiría en la clase de héroe que ahora es. 

Hasta este momento hemos visto cuatro encarnaciones diferentes de Wells. El personaje no ha parado de renovarse, tanto es así que hemos tenido un Harrison Wells distinto cada año. Esto supone todo un reto para Cavanagh, cada temporada su personaje se redefine porque, en un mundo donde los viajes en el tiempo son posibles y donde los saltos entre dimensiones son el pan nuestro de cada día, no es de extrañar que encontremos doppelgangers por doquier. 

Aunque he hablado de cuatro Harrison Wells, los realmente importantes son tres:

El de Tierra 1 que en realidad era la tapadera del Eobard Thawne, el Reverse Flash que vino del futuro para matar a Nora Allen. Al quedarse atrapado en nuestro tiempo, mata al Wells original y se apropia de su aspecto y de su vida. Él dispone las piezas para que Barry Allen se convierta en Flash, él lo entrena, lo apoya y se convierte en su mentor. Claro que todo formaba parte de su plan para regresar a su tiempo pero sin sus enseñanzas, sin su guía, sin su traición, Barry Allen no sería el velocista que es. 

El Wells de Tierra 2 es un brillante científico que llega a nuestro mundo en busca de ayuda para derrotar a Zoom, un temible velocista que asola su ciudad y que ha secuestrado a su hija, Jesse Quick. Este Harry trabajará con el equipo ayudando a Barry a aumentar su velocidad y acabará convirtiéndose en un pieza valiosa del equipo. Su temperamento y su sentimiento de culpa lo hacen un personaje más atormentado y complejo de lo que a priori parecía. 

HR o el Wells de Tierra 19, el último en llegar y el más diferente a sus predecesores. H.R llega a Tierra 1 para sustituir al Harry de Tierra 2. Esta versión de Wells no es un genio como sus predecesores, es un novelista, imagen de los laboratorios STAR de su mundo y, en sus propias palabras, un pensador y potenciador del talento. 

Cada versión de Wells es diferente a la anterior, la primera era un hombre pausado y calculador que, para más inri, resultó ser el villano de la historia. En la segunda temporada era un personaje torturado por la culpa, por todo el daño causado y por no poder proteger a su hija. Y este año tenemos a una especie de hipster de mediana edad que no para de hablar, beber café y meter la pata.

El primer Wells se relacionaba con sus compañeros, hablaba, les inspiraba y se preocupaba por ellos. Esta escena de muestra que, a pesar de ser un villano, Eobarn también tenía sentimientos y que llegó a apreciar a Caitlin y Cisco. 

El segundo Wells era un hombre encerrado en sí mismo, poco hablador. Este Harry era una persona solitaria, malhumorada y sarcástica. En definitiva, no era un personaje agradable. Llegó a Tierra 1 con su propia hoja de ruta y sus intereses prevalecían sobre los del equipo. Aún así, se convirtió en un importante aliado del equipo.

Y la tercera versión de Wells es un hombre alegre, parlanchín y entusiasta. Un alivio cómico para una serie que ha visto a sus personajes madurar y perder esa inocencia e inconsciencia con la que se iniciaron en esto de ser héroes. Cisco ha sufrido demasiado, Caitlin está a punto de convertirse en Killer Frost y Barry, bueno lo suyo es un tour del sufrimiento con paradas obligatorias. 

Cavanagh interpreta versiones ligeramente diferentes del mismo personaje y logra que cada una de ellas se sienta única y auténtica. Por ejemplo, el primer Harrison Wells era aterrador y fantástico en su maldad. Fue uno de los mejores villanos de la serie y un personaje que siempre merece la pena rescatar como hicieron en este episodio de la segunda temporada (Flash Back) donde Barry viaja al pasado para buscar su ayuda. Esta es una de las mejores escenas de la serie y demuestra lo bien dominado que Cavanagh tiene al personaje. 

¿Vale la pena el esfuerzo?

Crear y desarrollar un personaje totalmente nuevo, aunque con una base preestablecida, es un esfuerzo enorme que obliga a la audiencia a reajustarse al cambio. A algunos les gustará el cambio, otros lo odiarán. Puedo entender estos cambios de personajes, hasta cierto punto tienen su lógica pero, a otro nivel, el cambio continuo interfiere en el desarrollo narrativo de la historia porque parece que los Wells son temporales en un juego de largo recorrido. ¿Sería mala idea encariñarse con HR porque al final de temporada nos lo van a cambiar? Es posible. 

El Harry de Tierra 2 era un personaje muy bien construido y desarrollado y ahora ya no está. Me hubiese gustado que continuase en laboratorios STAR porque era un miembro valioso del grupo y porque funcionaba estupendamente con todos los demás personajes. Personalmente, de todos los Wells que ha tenido la serie, era mi favorito. Cierto que pueden recuperarlo en cualquier momento pero es una lástima perderse sus duelos con Cisco y sus charlas con Joe.

Este año, en la porra de personajes prescindibles, H.R y Julian tienen todas las papeletas para salir mal parados. Harry siempre puede regresar de Tierra 2 y Julian, bueno, podría ser el Eddie Thawne de este año. Y por si fuera poco, quieren emparejarlo con Caitlin, la mujer más gafe de la historia.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails