sábado, 25 de febrero de 2017

Unforgotten se confirma como un gran drama policial


La primera tempora de Unforgotten, pese a sus fallos, me gustó mucho y esperaba con ganas la segunda entrega de este drama policial de ITV para ver si esos pequeños problemas se corregían. La espera ha merecido la pena y tengo que decir que ha sido un gustazo sumergirse en la nueva investigación de Cassie y su equipo.

Este año Unforgotten arranca con un cuerpo encontrado dentro de una maleta en el fondo de un río. La investigadora Cassie Stuart (Nicola Walker) y su equipo se enfrentan a la difícil tarea de averiguar quién era la víctima, cómo murió y quién es responsable de su muerte. La trama se despliega poco a poco, con ritmo y coherencia, presentando potenciales sospechosos. El caso se va complicando y ampliando a medida que aparecen nuevas pruebas y testimonios. Y, como en la primera temporada, parece que el pasado siempre vuelve para rendir cuentas afectando, irremediablemente, a las vidas de los sospechosos y sus familiares. 

Unforgotten se toma su tiempo para abordar y exponer las consecuencias que el crímen tiene sobre las personas y lo hace de manera pausada, concienzuda y reflexiva. Este año, el creador y guionista Chris Lang, presenta  a un grupo de sospechosos de lo más interesante, personajes a los que en los seis capítulos que dura la temporada acabas amando y odiando, a los que entiendes y por los que te preocupas. Todos ellos parecen tener un motivo pero también tienen coartadas sólidas. ¿Quién será el asesino? Tenemos a la esposa del fallecido, a Colin (Mark Bonnar), a Marion (Rosie Cavaliero) y a Sara (Badria Timimi); los tres últimos merecerían su propia serie. 

¿El pasado define tu futuro? ¿Eres capaz de vivir con lo que hiciste años atrás? ¿De conciliar lo hecho por aquella persona que una vez fuiste con los valores que ahora defiendes? ¿Es posible compensar una mala acción con una vida dedicada a los demás? Unforgotten sigue planteando interesantes cuestiones al espectador a través de la investigación de un asesinato cometido hace casi treinta años. Lang disecciona las vidas y elecciones de las personas relacionadas con el caso con precisión quirúrgica, dejando al descubierto los aspectos más oscuros y más recónditos del alma humana. 

Y aunque aparecen personajes nuevos, todos ellos estupendos, la serie no descuida a su mejor personaje y sigue profundizando en la maravillosa y efectiva Cassie, interpretada por ese portento actoral que es Nicola Walker, una actriz que lo transmite todo y más con una mirada o una media sonrisa. Cassie es dura pero también vulnerable -solo hay que verla interactuar con su padre-, es tenaz y contundente, minuciosa también. Además es una buena líder, justa, compasiva y empática. Este año Sunny (Sanjeev Bhaskar) tiene más protagonismo y peso en la trama, se explora más la magnífica relación que le une a Cassie, una amistad basada en el respeto, la admiración y el compañerismo. 

En su segunda temporada este drama policial se consagra como una de las mejores propuestas televisivas llegadas de Inglaterra. La laberíntica trama construída durante cinco capítulos nos lleva a un osado desenlace en el sexto que, personalmente, me pareció lo más honesto que podía hacer Unforgotten por sus personajes. Ese encuentro en el bar entre dos actores tan versátiles como Walker y Bonnar es fantástico por su dureza y contundencia. Bonnar resulta tan creíble en esta escena que es imposible pensar en otro final, cualquier otra alternativa hubiese sido injusta dejando a Cassie en la difícil posición de hacer algo que, a todas luces, va en contra de sus principios. 

Unforgotten está escrita sin caer en la exageración ni el morbo, lo hacen desde el respeto hacia los personajes y el espectador, con una narración sólida plagada de pequeños detalles que acrecentan la sensación de cercanía, de realidad. De nuevo me remito a la escena que comparten Walker y Bonnar al final, una escena en la que el personaje de Bonnar cuenta una historia que comienza con cenas de domingo y juegos; y termina con intentos de suicidio e internamiento en un psiquiátrico. Los detalles que componen su narración, tan humanos como dramáticos, también los encontramos en las vivencias de Marion y en el silencio estoico de Sara. 

Espero que Cassie vuelva el año que viene con un nuevo caso. Siempre está bien tener una serie como Unforgotten a mano para las tardes de sábado.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails